Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Lope De Vega
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Lope De Vega 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este Quincuagésimo primer trabajo recopilatorio, está dedicado al gran escritor Lope de Vega. Es el autor teatral más influyente del siglo XVII. Su arte entusiasmó al público y guió la producción de muchos de los autores de su época, por lo que fue una de las figuras de la literatura más importantes del siglo de oro español, formando con Cervantes, Calderón de la Barca, Tirso de Molina, Baltasar Gracián, Luis de Góngora y Francisco de Quevedo el ramillete más ilustre del brillante siglo de oro español.

El Siglo de Oro se entiende la época clásica o de apogeo de la cultura española, esencialmente el Renacimiento del siglo XVI y el Barroco del siglo XVII. Ciñéndose a fechas concretas de acontecimientos clave, abarca desde la publicación de la Gramática castellana de Nebrija en 1492 hasta la muerte de Calderón de la Barca en 1681.

Lope de Vega, fue poeta, novelista y el más grande dramaturgo español, conocido como el Fénix de los ingenios. En 1583 participó como soldado en la expedición a las Azores que, al mando de don Álvaro de Bazán, sirvió para conquistar la Terceira, la última isla que faltaba por incorporar a la corona de Portugal, entonces en manos de Felipe II.


 00_1529423776_980717

Lope de Vega[/u]. (Félix Lope de Vega y Carpio, Madrid, 1562- id., 1635) Escritor español. Lope de Vega procedía de una familia humilde y su vida fue sumamente agitada y llena de lances amorosos. Estudió en los jesuitas de Madrid (1574) y cursó estudios universitarios en Alcalá (1576), aunque no consiguió el grado de bachiller.

Debido a la composición de unos libelos difamatorios contra la comedianta Elena Osorio (Filis) y su familia, por desengaños amorosos, Lope de Vega fue desterrado de la corte (1588-1595). No fue éste el único proceso en el que se vio envuelto: en 1596, después de ser indultado en 1595 del destierro, fue procesado por amancebamiento con Antonia de Trillo.

Estuvo enrolado, al menos, en dos expediciones militares, una la que conquistó la isla Terceira en las Azores (1583), al mando de don Álvaro de Bazán, y la otra, en la Armada Invencible. Fue secretario de varios personajes importantes, como el marqués de Malpica o el duque de Alba, y a partir de 1605 estuvo al servicio del duque de Sessa, relación sustentada en una amistad mutua.

Lope se casó dos veces: con Isabel de Urbina (Belisa), con la que contrajo matrimonio por poderes tras haberla raptado antes de salir desterrado de Madrid; y con Juana de Guardo en 1598. Aparte de estos dos matrimonios, su vida amorosa fue muy intensa, ya que mantuvo relaciones con numerosas mujeres, incluso después de haber sido ordenado sacerdote. Entre sus amantes se puede citar a Marina de Aragón, Micaela Luján (Camila Lucinda) con la que tuvo dos hijos, Marcela y Lope Félix, y Marta de Nevares (Amarilis y Marcia Leonarda), además de las ya citadas anteriormente.

La obra y la biografía de Lope de Vega presentan una gran trabazón, y ambas fueron de una exuberancia casi anormal. Como otros escritores de su tiempo, cultivó todos los géneros literarios.

La primera novela que escribió, La Arcadia (1598), es una obra pastoril en la que incluyó numerosos poemas. En Los pastores de Belén (1612), otra novela pastoril pero «a lo divino», incluyó, de nuevo, numerosos poemas sacros. Entre estas dos apareció la novela bizantina El peregrino en su patria (1604), que incluye cuatro autos sacramentales. La Filomena y La Circe contienen cuatro novelas cortas de tipo italianizante, dedicadas a Marta de Nevares. A la tradición de La Celestina, la comedia humanística en lengua vulgar, se adscribe La Dorotea, donde narra sus frustrados amores juveniles con Elena Osorio.

Su obra poética usó de todas las formas posibles y le atrajo por igual la lírica popular y la culterana de Góngora, aunque, en general, defendió el «verso claro». Por un lado están los poemas extensos y unitarios, de tono narrativo y asunto a menudo épico o mitológico, como, por ejemplo: La Dragontea (1598); La hermosura de Angélica (1602), inspirado en el Orlando de Ariosto; Jerusalén conquistada (1609), basada en Tasso; La Andrómeda (1621); La Circe (1624). De temática religiosa es El Isidro (1599) y también los Soliloquios amorosos (1626). La Gatomaquia (1634) es una parodia épica.

En cuanto a los poemas breves, su lírica usó de todos los metros y géneros. Se encuentra recogida en las Rimas (1602), Rimas sacras (1614), Romancero espiritual (1619), Triunfos divinos con otras rimas sacras (1625), Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos (1634) y la Vega del Parnaso (1637).

Donde realmente vemos al Lope renovador es en el género dramático. Después de una larga experiencia de muchos años escribiendo para la escena, Lope compuso, a petición de la Academia de Madrid, el Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo (1609). En él expone sus teorías dramáticas que vienen a ser un contrapunto a las teorías horacianas, expuestas en la Epístola a los Pisones.

De las tres unidades -acción, tiempo y lugar-, Lope sólo aconseja respetar la unidad de acción para mantener la verosimilitud, y rechaza las otras dos, sobre todo en las obras históricas, donde se comprende el absurdo de su observación; aconseja la mezcla de lo trágico y lo cómico (en consonancia con el autor de La Celestina), de ahí la enorme importancia de la figura del gracioso en su teatro y, en general, en todas las obras del Siglo de Oro; regulariza el uso de las estrofas de acuerdo con las situaciones y acude al acervo tradicional español para extraer de él sus argumentos (crónicas, romances, cancioncillas).

En general, las obras teatrales de Lope de Vega giran en torno a dos ejes temáticos, el amor y el honor, y su público es de lo más variado, desde el pueblo iletrado hasta el más culto y refinado. De su extensísima obra, más de «mil quinientas» según palabras del propio autor, se conservan unas trescientas de atribución segura.

La temática es tan variada que resulta de difícil clasificación. El grupo más numeroso es el de comedias de capa y espada, basadas en la intriga de acción amorosa: La dama boba, Los melindres de Belisa, El castigo del discreto, El caballero del milagro, La desdichada Estefanía, La discreta enamorada, El castigo sin venganza, Amar sin saber a quién y El acero de Madrid. De tema caballeresco: La mocedad de Roldán y El marqués de Mantua. De tema bíblico y vidas de santos: La creación del mundo y El robo de Dina. De historia clásica: Contra valor no hay desdicha. De sucesos históricos españoles: El bastardo Mudarra y El duque de Viseo.

Sus obras más conocidas son las que tratan los problemas de abusos por parte de los nobles, situaciones frecuentes en el caos político de la España del s. XV; entre ellas se encuentran: La Estrella de Sevilla, Fuente Ovejuna, El mejor alcalde, el rey, Peribáñez y el comendador de Ocaña y El caballero de Olmedo. De tema amoroso son La doncella Teodor, El perro del hortelano, El castigo del discreto, La hermosa fea y La moza de cántaro.

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes.





Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Resumen Biográfico:

Lope de Vega - Félix Lope de Vega y Carpio (Madrid, 25 de noviembre de 1562 – Madrid, 27 de agosto de 1635) es uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español y, por la extensión de su obra, uno de los más prolíficos autores de la literatura universal.

El llamado Fénix de los ingenios y Monstruo de la Naturaleza (por Miguel de Cervantes), renovó las fórmulas del teatro español en un momento en que el teatro comienza a ser un fenómeno cultural y de masas. Máximo exponente, junto a Tirso de Molina y Calderón de la Barca, del teatro barroco español, sus obras siguen representándose en la actualidad y constituyen una de las más altas cotas alcanzadas en la literatura y las artes españolas. Fue también uno de los grandes líricos de la lengua castellana y autor de unas cuantas novelas.

Se le atribuyen unos 3.000 sonetos, 3 novelas, 4 novelas cortas, 9 epopeyas, 3 poemas didácticos, y varios centenares de comedias (1.800 según Juan Pérez de Montalbán). Amigo de Quevedo y de Juan Ruiz de Alarcón, enemistado con Góngora y envidiado por Cervantes, su vida fue tan extremada como su obra.


 03_1529424033_153744

Lope de Vega por Francisco Pacheco. Libro de descripción de verdaderos retratos de ilustres y memorables varones, Madrid, Biblioteca de la Fundación Lázaro Galdiano.


Juventud

Félix Lope de Vega y Carpio, procedente de una familia humilde natural del Valle de Carriedo, en la montaña cántabra, fue hijo de Félix de Vega, bordador de profesión, y de Francisca Fernández Flórez. No hay datos precisos sobre su madre. Se sabe, en cambio, que tras una breve estancia en Valladolid, su padre se mudó a Madrid en 1561, atraído quizá por las posibilidades de la recién estrenada capitalidad de la Villa y Corte. Sin embargo, Lope de Vega afirmaría más tarde que su padre llegó a Madrid por una aventura amorosa de la que le rescataría su futura madre. Así, el escritor sería fruto de la reconciliación, y debería su existencia a los mismos celos que tanto analizaría en su obra dramática.

Niño muy precoz, leía latín y castellano ya a los cinco años. A la misma edad compone versos . Siempre de acuerdo con su testimonio, a los doce escribe comedias (Yo las componía de once y doce años / de a cuatro actos y de a cuatro pliegos / porque cada acto un pliego contenía). Es posible que su primera comedia, hoy perdida, se intitulase El verdadero amante. Su gran talento le lleva a la escuela del poeta y músico Vicente Espinel, en Madrid, a quien siempre citó con veneración. Así el soneto: Aquesta pluma, célebre maestro / que me pusisteis en las manos, cuando / los primeros caracteres firmando / estaba, temeroso y poco diestro... Continúa su formación en el Estudio de la Compañía de Jesús, que más tarde se convierte en Colegio Imperial (1574):

Los cartapacios de las liciones me servían de borradores para mis pensamientos, y muchas veces las escribía en versos latinos o castellanos. Comencé a juntar libros de todas letras y lenguas, que después de los principios de la griega y ejercicio grande de la latina, supe bien la toscana, y de la francesa tuve noticia... (La Dorotea, IV)

Cursa después cuatro años (1577-1581) en la Universidad de Alcalá de Henares, pero no logra ningún título. Quizá su conducta desordenada y mujeriega le hace poco apto para el sacerdocio. Sus altos protectores dejan de costearle los estudios. Así, Lope no consigue el grado de bachiller y para ganarse la vida tiene que trabajar como secretario de aristócratas y prohombres, o escribiendo comedias y piezas de circunstancias. En 1583 se alista en la marina y pelea en la batalla de la Isla Terceira a las órdenes de su futuro amigo don Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz de Mudela. Tiempo después dedicaría una comedia al hijo del marqués.


Destierro

Estudió por entonces gramática con los teatinos y matemáticas en la Academia Real y sirvió de secretario al Marqués de las Navas; pero de todas estas ocupaciones le distraían las continuas relaciones amorosas. Elena Osorio fue su primer gran amor, la "Filis" de sus versos, separada entonces de su marido, el actor Cristóbal Calderón; Lope pagaba sus favores con comedias para la compañía del padre de su amada, el empresario teatral o autor Jerónimo Velázquez. En 1587 Elena aceptó casarse por conveniencia con el noble Francisco Perrenot Granvela, sobrino del poderoso cardenal Granvela. Un despechado Lope de Vega hizo entonces circular contra ella y su familia unos libelos:

Una dama se vende a quien la quiera
en almoneda está. ¿Quieren compralla?
Su padre es quien la vende, que, aunque calla,
su madre la sirvió de pregonera...


Denunció la situación en su comedia Belardo furioso y en una serie de sonetos y romances pastoriles y moriscos, por lo que un dictamen judicial lo envió a la cárcel. Reincidió y un segundo proceso judicial fue más tajante: lo desterraron ocho años de la Corte y dos del reino de Castilla, con amenaza de pena de muerte si desobedecía la sentencia. Lope de Vega recordaría años más tarde sus amores con Elena Osorio en su novela dialogada ("acción en prosa" la llamó él) La Dorotea. Sin embargo, por entonces ya se había enamorado de Isabel de Alderete y Urbina, con quien se casó el 10 de mayo de 1588 tras raptarla con su consentimiento. En sus versos la llamó con el anagrama "Belisa".

El 29 de mayo del mismo año intentó reanudar su carrera militar alistándose en la Gran Armada, en el galeón San Juan. Por entonces escribió un poema épico en octavas reales al modo de Ludovico Ariosto: La hermosura de Angélica, que pasó desapercibido.

En diciembre de 1588 volvió después de la derrota de la Gran Armada y se dirigió a Valencia, la capital del Turia, tras quebrantar la condena pasando por Toledo. Con Isabel de Urbina vivió en Valencia y allí siguió perfeccionando su fórmula dramática, asistiendo a las representaciones de una serie de ingenios pertenecientes a la llamada Academia de los nocturnos, como el canónigo Francisco Agustín Tárrega, el secretario del Duque de Gandía Gaspar de Aguilar, Guillén de Castro, Carlos Boil y Ricardo de Turia. Aprendió a desobedecer la unidad de acción narrando dos historias en vez de una en la misma obra, el llamado imbroglio o embrollo italiano.

Tras cumplir los dos años de destierro del reino, Lope de Vega se trasladó a Toledo en 1590 y allí sirvió a don Francisco de Ribera Barroso, más tarde segundo marqués de Malpica y, algún tiempo después, al quinto duque de Alba, don Antonio de Toledo y Beamonte. Para esto se incorporó como gentilhombre de cámara a la corte ducal de Alba de Tormes, donde vivió entre 1592 y 1595. En este lugar leyó el teatro de Juan del Encina, del que tomó el personaje del gracioso o figura del donaire, perfeccionando aún más su fórmula dramática. En el otoño de 1594, murió Isabel de Urbina de sobreparto o puerperio. Escribió por entonces su novela pastoril La Arcadia, donde introdujo numerosos poemas.


 04_1529426204_354474

Estatua de Lope de Vega (1562–1635) en la entrada de la Biblioteca Nacional de España, en Madrid. Esculpida en mármol blanco de Italia por Manel Fuxà Leal (1850–1927) en 1892.


Vuelta a Castilla

En diciembre de 1595, cumplió los ocho años de destierro de las Cortes y regresó a Madrid. Al siguiente año, allí mismo, fue procesado por amancebamiento con la actriz viuda Antonia Trillo. En 1598 se casó con Juana de Guardo, hija de un adinerado abastecedor de carne de la Corte, lo que motivó las burlas de diversos ingenios (Luis de Góngora, por ejemplo), ya que al parecer era una mujer vulgar y todos pensaban que Lope se había casado por dinero ya que no era amor precisamente lo que le faltaba. Tuvo con ella, sin embargo, un hijo muy querido, Carlos Félix, y tres hijas.

Volvió a trabajar como secretario personal de Pedro Fernández de Castro y Andrade, en aquel momento Marqués de Sarria y futuro Conde de Lemos, al que escribió en una epístola; "Yo, que tantas veces a sus pies, cual perro fiel, he dormido", y allí permaneció hasta 1603, en que se encuentra en Sevilla. Se enamoró de Micaela de Luján, la "Celia" o "Camila Lucinda" de sus versos; mujer bella, pero inculta y casada, con la cual mantuvo relaciones hasta 1608 y de la que tuvo cinco hijos, entre ellos dos de sus predilectos: Marcela (1606) y Lope Félix (1607). A partir de 1608 se pierde el rastro literario y biográfico de Micaela de Luján, única entre las amantes mayores del Fénix cuya separación no dejó huella en su obra.

Durante bastantes años Lope se dividió entre los dos hogares y un número indeterminado de amantes, muchas de ellas actrices, como da fe el proceso legal que se le abrió por andar amancebado en 1596 con Antonia Trillo; también se conoce el nombre de otra amante, Marina de Aragón. Para sostener este tren de vida y sustentar tantas relaciones e hijos legítimos e ilegítimos, Lope de Vega hizo gala de una firmeza de voluntad poco común y tuvo que trabajar muchísimo, prodigando una obra torrencial consistente, sobre todo, en poesía lírica y comedias, impresas éstas muchas veces sin su venia, deturpadas y sin corregir.

A los treinta y ocho años pudo al fin corregir y editar parte de su obra sin los errores de otros. Como primer escritor profesional de la literatura española, pleiteó para conseguir derechos de autor sobre quienes imprimían sus comedias sin su permiso. Consiguió, al menos, el derecho a la corrección de su propia obra.

En 1605 entró al servicio de Luis Fernández de Córdoba y de Aragón, duque de Sessa. Esta relación le atormentaría años más tarde, cuando tomó las órdenes sagradas y el noble continuaba utilizándole como secretario y alcahuete, de forma que incluso su confesor llegaría a negarle la absolución.

En 1609 leyó y publicó su Arte nuevo de hacer comedias, obra teórica de carácter capital, contraria a los preceptos neoaristotélicos, e ingresó en la "Cofradía de Esclavos del Santísimo Sacramento" en el oratorio de Caballero de Gracia, a la que pertenecían casi todos los escritores relevantes de Madrid. Entre ellos estaban Francisco de Quevedo, que era amigo personal de Lope, y Miguel de Cervantes. Con éste último, tuvo unas relaciones tirantes a causa de las alusiones antilopescas de la primera parte del Don Quijote (1605). Al año siguiente, se adscribió al oratorio de la calle del Olivar.


Sacerdocio

Son fechas de una profunda crisis existencial, impulsada quizá por la muerte de parientes próximos y que le inclinaba cada vez más hacia el sacerdocio. A esta inspiración responden sus Rimas sacras y las numerosas obras devotas que empieza a componer, así como la inspiración filosófica que asoma en sus últimos versos. Doña Juana de Guardo sufría frecuentes enfermedades y en 1612 Carlos Félix murió de fiebres. El 13 de agosto del año siguiente, falleció Juana de Guardo, al dar a luz a Feliciana. Tantas desgracias afectaron emocionalmente a Lope, y el 24 de mayo de 1614 decidió al fin ordenarse de sacerdote. Lope medita profundamente sobre su vida y llega a algunas conclusiones inquietantes: "Yo he nacido en dos extremos, que son amar y aborrecer; no he tenido medio jamás... Yo estoy perdido, si en mi vida lo estuve, por alma y cuerpo de mujer, y Dios sabe con qué sentimiento mío, porque no sé cómo ha de ser ni durar esto, ni vivir sin gozarlo... (1616)

Se trata de la confesión de un Don Juan menos diabólico que el ser mítico pero más humano y atormentado. La expresión literaria de esta crisis y sus arrepentimientos son las Rimas sacras, publicadas en 1614; allí dice: "Si el cuerpo quiere ser tierra en la tierra / el alma quiere ser cielo en el cielo", dualismo irredento que constituye toda su esencia. Las Rimas sacras constituyen un libro a la vez introspectivo en los sonetos (utiliza la técnica de los ejercicios espirituales que aprendió en sus estudios con los jesuitas) como devoto por los poemas dedicados a diversos santos o inspirados en la iconografía sacra, entonces en pleno despliegue gracias a las recomendaciones emanadas del Concilio de Trento. Le sorprendió entonces la revolución estética provocada por las Soledades de Luis de Góngora y, si bien incrementó la tensión estética de su verso y empezaron a aparecer bimembraciones al final de sus estrofas, tomó distancia del culteranismo extremo y siguió cultivando su característica mezcla de conceptismo, culto casticismo castellano y elegancia italiana. Además, zahirió la nueva estética y se burló de ella cuando tuvo ocasión. Góngora reaccionó con sátiras a esta hostilidad, que el Fénix planteaba siempre de forma indirecta, aprovechando cualquier rincón de sus comedias para atacar, más que a Góngora mismo, a sus discípulos, modo inteligente de enfrentarse a la nueva estética y que tiene que ver con su famosa concepción de la sátira: "Pique sin odio, que si acaso infama / ni espere gloria ni pretenda fama". Por otra parte tuvo que luchar con los desprecios de los preceptistas aristotélicos que vituperaban su fórmula dramática como contraria a las tres unidades de acción, lugar y tiempo: los poetas Cristóbal de Mesa y Cristóbal Suárez de Figueroa y, sobre todo, Pedro Torres Rámila autor de una Spongia (1617), libelo destinado a denigrar no sólo el teatro de Lope, sino también toda su obra narrativa, épica y lírica. Contra este folleto respondieron furiosamente los amigos humanistas de Lope, encabezados por Francisco López de Aguilar, que redactó por junio de 1618 una Expostulatio Spongiae a Petro Hurriano Ramila nuper evulgatae. Pro Lupo a Vega Carpio, Poetarum Hispaniae Príncipe. La obra contenía elogios a Lope de nada menos que Tomás Tamayo de Vargas, Vicente Mariner, Luis Tribaldos de Toledo, Pedro de Padilla, Juan Luis de la Cerda, Hortensio Félix Paravicino, Bartolomé Jiménez Patón, Francisco de Quevedo, el Conde de Salinas, y Vicente Espinel, entre otros menos conocidos. Animado por estos apoyos, Lope, aunque asediado por las críticas de culteranos y aristotélicos, prosigue con sus intentos épicos. Tras el Polifemo de Góngora, ensaya la fábula mitológica extensa con cuatro poemas: La Filomena (1621; donde ataca a Torres Rámila), La Andrómeda (1621), La Circe (1624) y La rosa blanca (1624; blasón de la hija del conde-duque, cuyo complicado origen mítico expone). Vuelve a la épica histórica con La corona trágica (1627, en 600 octavas sobre la vida y muerte de María Estuardo).


 05_1529427084_912515

Monumento a Lope de Vega (1562–1635) Plaza de la Encarnación, en Madrid


Últimos años

En sus últimos años de vida Lope de Vega se enamoró de Marta de Nevares, en lo que puede considerarse "sacrilegio" dada su condición de sacerdote; era una mujer muy bella y de ojos verdes, como declara Lope en los poemas que le compuso llamándola "Amarilis" o "Marcia Leonarda", como en las Novelas que le destinó. En esta época de su vida cultivó especialmente la poesía cómica y filosófica, desdoblándose en el poeta heterónimo burlesco Tomé de Burguillos y meditando serenamente sobre la vejez y su alocada juventud en romances como las famosas "barquillas".

Los últimos años de Lope fueron infelices a pesar de los honores que recibió del rey y del papa. Sufrió que Marta se volviera ciega en 1626, y muriera loca, en 1628. Lope Félix, hijo suyo con Micaela de Luján y que también tenía vocación poética, se ahogó pescando perlas en 1634 en la isla Margarita. Su amada hija Antonia Clara, fue secuestrada por un hidalgo, novio suyo, para colmo apellidado Tenorio. Feliciana, su única hija legítima para ese entonces, había tenido dos hijos: una se hizo monja y el otro, el capitán Luis Antonio de Usategui y Vega, murió en Milán al servicio del rey. Sólo una hija natural suya, la monja Marcela, le sobrevivió.

Lope de Vega murió el 27 de agosto de 1635. Su muerte fue sentida por la mayoría de los españoles. Doscientos autores le escribieron elogios que fueron publicados en Madrid y Venecia. Durante su vida, sus obras obtuvieron una mítica reputación. "Es de Lope" fue una frase utilizada frecuentemente para indicar que algo era excelente, lo que no siempre ayudó a atribuir sus comedias correctamente. Al respecto cuenta su discípulo Juan Pérez de Montalbán en su Fama póstuma a la vida y muerte del doctor frey Lope de Vega Carpio (Madrid, 1636), impreso compuesto para enaltecer la memoria del Fénix, que un hombre vio pasar un entierro magnífico diciendo que "era de Lope", a lo cual apostilló Montalbán que "acertó dos veces". Cervantes, a pesar de su antipatía por Lope, lo llamó "el monstruo de la naturaleza" por su fecundidad literaria, aunque también por tratarse de alguien muy celoso y envidioso.


 06_1529427154_655954

Lope de Vega según un grabado de I. de Courbes (c. 1630).  Biblioteca Nacional. Madrid


OBRA NARRATIVA


La Arcadia

No se atrevió el autor a publicar un poemario desestructurado, ni tampoco quiso renunciar a presentar en sociedad sus versos amparados por su nombre. El expediente elegido fue –y es fórmula habitual en la época– engarzarlos en una novela pastoril: Arcadia, escrito a imitación de la obra homónima de Jacopo Sannazaro y de sus continuadores españoles. La novela lopesca vio la luz en Madrid en 1598. Tuvo un éxito considerable. Fue la obra del Fénix más veces reimpresa en el siglo XVII: Edwin S. Morby registra veinte ediciones entre 1598 y 1675, de ellas dieciséis en vida del autor. Osuna recordó «son cerca de 6.000 los [versos] que contiene la novela, más que líneas en prosa en la edición que manejamos». En efecto, hoy al lector se le hace cuesta arriba imaginar que una novela, por muy poética que sea, pueda contener más de 160 poemas, algunos breves, pero de considerable extensión. No parece que tal cantidad de versos sirven de ornato a la prosa. Más bien nos revelan que el relato viene a ser excusa para ofrecer al público una amplia producción poética anterior, a la que añadió probablemente numerosas composiciones líricas escritas ad hoc.


El peregrino en su patria

Esta nueva novela en la que Lope ensaya la novela bizantina o de aventuras –con la peculiaridad de que todas ellas se desarrollan dentro de España– vio la luz en Sevilla a principios de 1604. Tuvo un éxito inmediato (hay dos impresiones madrileñas y otras dos barcelonesas de 1604 y 1605, otra de Bruselas de 1608 y una nueva edición revisada de Madrid, 1618). El peregrino en su patria no presenta la riqueza poética de la Arcadia. No porque el número de versos intercalados sea menor, sino porque muchos de ellos son dramáticos: cuatro autos sacramentales, con sus loas, prólogos, canciones. Entre los treinta y tantos poemas que introdujo en el relato bizantino no hay mucho que destacar.


Pastores de Belén

Pastores de Belén. Prosas y versos divinos apareció en Madrid en 1612. La obra gozó de un notable éxito. En el mismo año vieron la luz nuevos impresos en Lérida y en Pamplona. En vida del poeta saldrían seis nuevas ediciones. Estamos ante un declarado contrafactum que vierte a materia sagrada aquella mezcla de prosas y versos amorosos de la Arcadia de 1598. El cañamazo de la novela pastoril se aprovecha aquí para narrar algunos episodios evangélicos relacionados con la Natividad del Señor. Al igual que la Arcadia, contiene una amplia antología poética. Se han catalogado un total de 167 poemas de las formas métricas más variadas.


La Dorotea

Como otros ciclos poéticos, este de vejez lo abrió Lope con un texto en prosa, en este caso dialogada, en el que insertó una variada antología poética. La Dorotea apareció en 1632. Probablemente no es casual que el primer poema que se oye en la acción en prosa sea «A mis soledades voy» y que aparezca expresamente atribuido a Lope. La penúltima de sus elegías, y la más celebrada, «Pobre barquilla mía», tiene como interlocutor al frágil barquichuelo.

Lope denomina a esta obra "acción en prosa", y su modelo más evidente es el género celestinesco. Evoca la historia de sus celosos amores por Elena Osorio desde la altura de su edad adulta.


 02_1529423738_625147

Monumento a Lope de Vega en Melilla. Lope polemizó con Góngora o Cervantes por literatura y también por política


 01_1529423620_884656

Retrato anónimo del célebre dramaturgo español Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635). Este lienzo procede de las colecciones del pintor Valentín Carderera, de quién pasó al general Romualdo Nogués, aunque entre ambos o antes de que perteneciera a Carderera era del poeta Manuel José Quintana, y fue adquirido por José Lázaro Galdiano antes del año 1902. Félix Lope de Vega aparece en traje talar y ostentando la cruz de caballero de la Orden de Malta. La atribución de este lienzo a la escuela del pintor Eugenio Cajes o al propio Cajes es debida a Valentín Carderera. Además, el rostro del dramaturgo es muy parecido al del retrato que se conserva en el Instituto Valencia de Don Juan, y en el que Lope de Vega aparece de más de medio cuerpo, y asímismo está estrechamente vinculado con el que grabó Juan de Courbes en la edición de 1630 del Laurel de Apolo, aunque también tiene cierto parecido con el que se conserva en el Museo del Ermitage de San Petersburgo, que ha sido atribuido a Luis Tristán sin argumentos concluyentes según algunos autores. La calidad mediocre de esta obra, que es «un tanto seca» a juicio de algunos historiadores, hacen dudar de que hubiera sido ejecutada por un destacado maestro, por lo que posiblemente sólo sea una de las multiples copias del retrato del dramaturgo «que se veían», ya en su tiempo, en casa de los hombres «curiosos» o de gusto.



CONTINUA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 19 Junio 2018, 17:53; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
... CONTINUACIÓN



lopedevegabibliotecanac

Detalle de la escultura de Lope de Vega en la Biblioteca Nacional de España en Madrid.



OBRA LIRICA


Los romances

Lope pertenece y encabeza, con su eterno rival el cordobés Luis de Góngora, una precoz generación poética que se da a conocer en la década que va de 1580 a 1590. Desde la temprana edad de dieciocho o veinte años estos poetas empiezan a ser conocidos y celebrados. Los autores –es obvio– no tuvieron mayor interés en controlar ni exigir nada a los impresores. Son, en general, poetas jóvenes (Lope, Góngora, Pedro Liñán de Riaza…), con menos de treinta años. Nadie se preocupó de reclamar su autoría, al menos directamente. La crítica moderna se ha ocupado de dilucidar la autoría de tal o cual romance, pero no ha hecho el esfuerzo necesario para intentar con seriedad establecer el corpus romanceril de los distintos poetas. El de Lope se ha quedado en vagas aproximaciones. Mucho se ha hablado sobre el sentido y el alcance de este romancero de la generación de 1580, en el que Lope impone unas pautas recreadas por otros muchos. El protagonismo de nuestro poeta fue reconocido desde el primer momento. El nuevo romancero fue una fórmula literaria que caló rápidamente en la sensibilidad social. Jóvenes que estaban llamados a ser genios creadores de larga trayectoria propusieron a sus lectores y oyentes un feliz híbrido de convencional fantasía y unas referencias en clave a amores y amoríos, favores y desdenes, gustos y disgutos de la actividad erótica. Pero el exhibicionismo sentimental no se presenta en ellos desnudo. Aparece, para mayor encanto, velado por la fantasía heroica de los romances moriscos o por la melancolía pastoril. La añeja tradición de los romances fronterizos, compuestos en su mayor parte en el siglo XV al hilo de los hechos históricos a que aluden, reverdece a finales del siglo XVI en este género de moda. Los moriscos fueron los primeros romances de moda compuestos por la generación de 1580 [vid. «Ensíllenme el asno rucio»; «Mira, Zaide, que te aviso»]. La moda del romancero morisco fue sustituida por la pastoril, aunque hubo un tiempo de convivencia de ambas [vid. «De pechos sobre una torre»; «Hortelano era Belardo»]». Cf. sobre este último aspecto Francisco de Quevedo: Historia de la vida del buscón. Edición de Ignacio Arellano. Madrid: Espasa, 2002, p. 129: «Item, advirtiendo que después que dejaron de ser moros (aunque todavía conservan algunas reliquias) [los poetas] se han metido a pastores, por lo cual andan los ganados flacos de beber sus lágrimas, chamuscados con sus ánimas encendidas, y tan embebecidos en su música que no pacen, mandamos que dejen el tal oficio, señalando ermitas a los amigos de soledad».

medallndelopedevegaplaz

Medallón de Lope de Vega. Plaza de España. Sevilla


Rimas

En noviembre de 1602, emparedada entre La hermosura de Angélica y La Dragontea, aparecía en la madrileña imprenta de Pedro Madrigal una colección de sonetos: el primer poemario, sin argamasa narrativa, que Lope publicaba a su nombre. El público debió de acoger favorablemente la colección de doscientos sonetos porque Lope se decidió a publicarlos, sin los poemas épicos, y acompañados de una «Segunda parte», compuesta por églogas, epístolas, epitafios. Esta nueva edición vio la luz en Sevilla en 1604. La edición de 1604 enmendaba en ciertos detalles los sonetos publicados en 1602 y reordenaba con buen tino algunos de ellos. Todavía no había acabado el proceso de acrecentamiento. En 1609 Lope vuelve a editarlas en Madrid, con la adición del Arte nuevo de hacer comedias. El impreso, aunque descuidado en grado sumo, tuvo buena acogida. El texto, que podemos considerar definitivo, con los doscientos sonetos, la Segunda parte y el Arte nuevo, se reimprimió en Milán, 1611; Barcelona, 1612; Madrid, 1613 y 1621; y Huesca, 1623. En el caso de las «Rimas» encontramos poemas que cabe datar entre 1578 y 1604. Los doscientos sonetos recorren, desordenadamente y con incrustaciones de otros asuntos, el itinerario obligado de los canzonieri petrarquistas. Los conflictos amorosos con [Elena] Osorio dieron origen a una celebrada serie sonetil de Lope: la de los mansos. El motivo pastoril se recrea en una trilogía formada por el soneto «Vireno, aquel mi manso regalado», conservado en el «Cartapacio Penagos» pero no impreso hasta que lo editó Entrambasaguas en 1934, y los sonetos 188 y 189 de las Rimas. El soneto 126, «Desmayarse, atreverse, estar furioso», se limita a anotar contrarias reacciones, sicológicamente verosímiles, del amante. Los trece primeros versos han acumulado el predicado de la definición, sin nombrar el sujeto. El segundo hemistiquio nos quiere convencer, nos convence de que no hemos oído una abstracta e impersonal definición escolástica, sino la expresión artística de una experiencia viva: «quien lo probó lo sabe». De entre todos los poemas que glosan estos asuntos, alcanzó pronta y perdurable fama el 61: «Ir y quedarse, y con quedar partirse». Los poemas añadidos en 1604, a pesar de su notable interés, apenas han despertado la curiosidad de críticos y lectores. Se inicia con tres églogas de distinta factura, interés y calado. El Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo, escrito a finales de 1608, es un poema didáctico, una charla o conferencia y, como tal, se escapa de los estrictos límites de la lírica o la épica.


Rimas sacras


0rimassacras

La primera edición es madrileña, de 1614, con el preciso título de Rimas sacras. Primera parte. Que sepamos, nunca hubo una segunda parte. Estamos ante uno de esos poemarios en los que el autor sintetiza toda una vena de su fértil musa. Su estructura corresponde a lo que venimos llamando cancionero lopesco. Lo integran un canzoniere petrarquista (los cien sonetos iniciales) y una variedad de composiciones en diversos metros y géneros: poesía narrativa en octavas, glosas, romances descriptivos, poemas en tercetos encadenados, liras y canciones. Las Rimas sacras van a desarrollar ampliamente la palinodia que exigía la tradición literaria del petrarquismo. No solo porque el soneto inicial sea una reescritura del de Garcilaso de la Vega («Cuando me paro a contemplar mi estado»), sino porque la idea esencial de ofrecer un ejemplo de arrepentimiento del amor mundano está aquí desarrollada, no en un soneto, sino en toda la serie inicial y en otros muchos poemas que pespuntean el «canzoniere» petrarquesco. La mayoría de los sonetos de las Rimas sacras están escritos en primera persona y dirigidos a un tú íntimo e inmediato. El más celebrado de todos, el XVIII, es un monólogo del alma, que habla con voces coloquiales y directas a un Jesús enamorado: «¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?». Frente a estos sonetos de la intimidad, se encuentran, en número menor pero relevante, los de carácter hagiográfico, litúrgico o conmemorativo. Sin embargo, algunos poemas narrativos, como «Las lágrimas de la Madalena», el de mayor extensión, son continuación del universo poético predominante en los sonetos. «Las lágrimas» pertenece a una especie de la épica.


La Filomena


0lafilomenadelopedevega

En julio de 1621 apareció en Madrid La Filomena con otras diversas rimas, prosas y versos. En ese mismo año conoció una nueva edición barcelonesa, obra del más apasionado lopista entre los impresores catalanes: Sebastián de Cormellas. Volumen, pues, misceláneo, en el que Lope ensaya, con esa permanente vocación experimental que venimos señalando, dos géneros que han irrumpido con fuerza en el panorama literario de su época: la novela y la fábula mitológica; y trata de dar la réplica a sus máximos creadores y perpetuos rivales: Góngora y Cervantes. El poema que da título al volumen se presenta en dos partes distintas en el metro (octavas frente a silvas), el género (narrativa frente a fábula simbólica de polémica literaria) y la intención. La primera parte, en tres cantos, narra la trágica historia de Filomena, violada y mutilada por su cuñado Tereo, según el conocido relato ovidiano del libro VI de las Metamorfosis. «Las fortunas de Diana», novela corta, no se halla exenta tampoco de afán polémico y espíritu de emulación. Estamos ante un coletazo, casi último, de la agria disputa que surgió a raíz de la publicación del Quijote. Primera parte (1605) y la respuesta del círculo de Lope en el apócrifo, firmado por Alonso Fernández de Avellaneda (1614). Pero no es nuestro objeto comentar el arte narrativo de las «Novelas a Marcia Leonarda», sino señalar su dimensión lírica. Su núcleo principal es una nueva entrega de romances pastoriles. «La Andrómeda» es un poema emparentado con «La Filomena» aunque algo más breve: 704 versos en un único canto. Narra con su habitual soltura, y con menos digresiones de las habituales, la historia de Perseo, la muerte de la Medusa, el nacimiento de Pegaso, el surgimiento de la fuente de Hipocrena. Mucho más interesantes son las epístolas poéticas que vienen a continuación, entre las que se incluyen dos que no son de Lope.


La Circe

La Circe con otros poemas y prosas aparece en Madrid en 1624. La Circe es un volumen misceláneo, gemelo de La Filomena, aunque con matices y diferencias. El poema que da título al volumen es una réplica y, en cierto modo, una superación del modelo de la fábula mitológica fijado por Góngora. En dos sentidos: en su extensión y complejidad (tres cantos con 1232, 848 y 1232 versos) y en su alcance moral. Un narrador omnisciente presenta al lector la trágica caída de Troya. El mismo narrador nos cuenta cómo los soldados de Ulises abren los odres de Eolo ha encerrado los vientos y, en medio de la tempestad llegan a la isla de Circe. Asistimos a la transformación de los soldados en animales. Vencida Circe, los amigos de Ulises recuperan su imagen originaria. Parte Ulises, pero aún ha de descender a los infiernos para consultar su porvenir con el adivino Tiresias. «La rosa blanca» es el segundo poema mitológico de este volumen, más breve y concentrado que La Circe, con 872 versos en octavas. Reúne en rápida sucesión una serie de episodios míticos vinculados a la diosa Venus. Como en La Filomena, Lope reservó las tres novelas «A la señora Marcia Leonarda» para insertar la aportación de versos castellanos que tenemos en todos sus poemarios. No abusa de ellos: tres o cuatro poemas originales acoge cada una de las narraciones. Las seis epístolas en verso de La Circe (hay tres más en prosa) son prolongación y depuración del género y del talante poético que vimos en La Filomena.


53216902


Triunfos divinos

A los diez años de sacerdocio, en medio de las polémicas literarias en torno al culteranismo, Lope volvió a la poesía sagrada como un instrumento más para acercarse al poder político y al eclesiástico. Estas circunstancias son evidentes en Triunfos divinos (Madrid, 1625), dedicado a la condesa de Olivares. El poema extenso que da título al volumen es una versión a lo divino de los Triomphi del Petrarca. La parte más viva del poemario son los sonetos que continúan la línea penitencial e introspectiva del volumen de 1614. Con portadilla propia, dirigido a la reina Isabel de Borbón, cierra el volumen un poema épico breve (tres cantos; 904 versos) titulado La Virgen de la Almudena.


Laurel de Apolo

Dentro de la campaña con la que Lope trata de proyectar su figura entre las altas esferas y en los círculos literarios debe incluirse la publicación del Laurel de Apolo (1630). El poema central, que da título al volumen, es el acta de unas cortes del Parnaso. Para esta transcripción emplea como estrofa la silva. Se propuso Lope elogiar a los poetas de su tiempo y así lo hizo. A lo largo de diez silvas, desfilan cerca de trescientos vates españoles y portugueses, treinta y seis italianos y franceses y diez pintores ilustres. Dentro del largo catálogo de poetas se insertan algunas fábulas mitológicas, dos de ellas con su propio título identificativo (El baño de Diana, El Narciso). Aprovecha además Lope para atacar indirectamente a su rival por el puesto de Cronista del Reino de Castilla y León, José Pellicer de Salas y Tovar, quien era, además, uno de los comentaristas de su gran enemigo, Luis de Góngora, cuyo estilo se critica también en el Laurel de Apolo a través de sus malos seguidores. El volumen del Laurel de Apolo, aunque ocupado en su mayor parte por el extenso poema que he descrito, tiene un apéndice que no carece de interés. Allí encontramos La selva sin amor, égloga pastoril, una silva, una epístola y un manojuelo de ocho sonetos, entre los que siempre se han destacado las sátiras anticulteranas: "Boscán, tarde llegamos. ¿Hay posada...?".

zmosaicodelopedevega

Mosaico de Lope de Vega


La vega del Parnaso

Entre los poemarios de Lope, este presenta una historia muy peculiar. Su núcleo está integrado por una serie de composiciones líricas de cierta extensión impresas como pliegos sueltos o folletos de escasas páginas en los últimos años de la vida del poeta. Lope pensó en dar a la imprenta El Parnaso, pero no llevó a efecto su propósito. El nuevo poemario no vio la luz hasta que, muerto el autor, sus amigos y herederos lo publicaron en 1637 en la Imprenta del Reino con el título de La vega del Parnaso. En La vega se reunieron obras de muy distinto calado, intención e importancia. Se incluyeron los impresos sueltos anteriores a 1633 que ya han sido mencionados. Se recuperaron textos antiguos. Se acumularon poemas de ocasión de la última etapa de Lope. Se agruparon también algunas obras escritas en los últimos meses de vida del poeta. Esta mezcla de dramas y poemas líricos es enteramente ajena a los hábitos editoriales de Lope. La vega del Parnaso constituye la penúltima revolución lírica de Lope. En varios poemas emplea dos tipos de lira de seis versos. Con este metro busca una expresión más escueta. Es un abandono momentáneo de su larga trayectoria de poeta petrarquista y amoroso para intentar una poesía volcada hacia lo social que le granjeara el respeto y el auxilio de la corte. Uno de los temas clave del poemario es la conciencia de la muerte.


Rimas humanas y divinas del licenciado Burguillos

En noviembre de 1634 acaba de imprimirse en la Imprenta del Reino, a costa de Alonso Pérez, el último poemario que Lope verá en vida: Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos. El libro tiene la estructura habitual de los cancioneros lopescos: un cancionero petrarquista (formado por 161 sonetos), más un conjunto de composiciones entre las que se cuenta una excepcional epopeya cómica: La gatomaquia, sin duda la más perfecta y acabada muestra del género épico que salió de la pluma de Lope. Como remate encontramos un puñadito de poemas sacros. El poemario aparece atribuido en la portada «al licenciado Tomé de Burguillos», cuyo retrato se ofrece en un grabado y cuya sintética biografía se nos da en el «Advertimiento al señor lector». Burguillos, paralelo en cierto sentido a la figura del donaire en la comedia, encarna la visión antiheroica, escéptica y desengañada del viejo Lope, que parodia en él su propia biografía y su creación literaria. Burguillos traza un «canzoniere» petrarquista en clave de parodia, de autoparodia. Parte sustancial de las Rimas de Tomé de Burguillos es La Gatomaquia, un poema épico burlesco que constituye, sin disputa, la cumbre de la poesía narrativa de Lope. El poema consta de siete silvas.


La lírica en el teatro

Con Lope de Vega, hacia 1585, el teatro español recupera su primitiva vocación lírica. Al fin, los creadores de la comedia nueva son los mismos que han puesto de moda los romances moriscos y pastoriles. Numerosas comedias de nuestro autor tienen su origen en canciones de carácter tradicional.

zestatuadelescritorlope

Estatua del escritor Lope de Vega.


OBRA ÉPICA


La dragontea. Lope dedicó una parte considerable de los esfuerzos de sus mejores años a convertirse en el poeta épico español. El primero publicado, La dragontea, tuvo en su aparición notables problemas. El permiso para publicarlo le fue denegado por las autoridades castellanas en 1598, razón por la que el libro hubo de imprimirse en Valencia. Amparándose en este permiso valenciano, Lope pidió de nuevo la autorización para publicarlo en Castilla. No sólo no se permitió la nueva edición, sino que se mandó recoger los ejemplares que circulaban en el reino de Castilla. No cejó el poeta y, disimulado tras «La hermosura de Angélica» y los doscientos sonetos, lo publicó en Madrid en 1602. En las 732 octavas (5.856 versos) narra las correrías de sir Francis Drake.


Isidro

Lo más vivo del poema hagiográfico Isidro (Madrid, 1599), sobre la vida del patrono de Madrid, San Isidro el Labrador, escrito en quintillas a lo largo de diez cantos son, sin disputa, los fragmentos abundantes en que el poeta se acerca al universo rural en que se mueve el santo; en efecto, Lope amó de todo corazón la vida sencilla de los campesinos y ansió toda su vida el contacto directo con la naturaleza. Pero este poema biográfico es algo más que eso, ya que se halla sólidamente documentado: leyó todo lo escrito anteriormente sobre el santo y tuvo acceso a los papeles de la causa de beatificación recogidos por el padre Domingo de Mendoza, comisario pontificio para la beatificación de Isidro.


La hermosura de Angélica


zlahermosuradeanglica

Este poema se publicó en 1602, junto a las Rimas y La dragontea; va dedicado a su amigo sevillano, el poeta Juan de Arguijo; en el prólogo dice Lope que lo escribió en los momentos que le dejaba libre la vida marinera, "sobre las aguas, entre las jarcias del galeón San Juan y las banderas del Rey Católico", continuando los flecos de la historia de Angélica que Ludovico Ariosto trazó en su Orlando furioso, pues él mismo propuso a otros ingenios que continuasen si lo hacían mejor. Traspasa la historia de Angélica a España y traza con sus aventuras y desventuras veinte cantos en octavas reales.


Jerusalén conquistada

En 1604, en el prólogo a la edición sevillana de las «Rimas», Lope anunciaba la inminente aparición de un nuevo poema épico. La obra no vio la luz hasta febrero de 1609. El texto que se imprimió no tiene dieciséis libros sino veinte. Lapesa sugiere que el texto original se remataba con la coronación de Ricardo Corazón de León como rey de Jerusalén; pero, para igualar el número de cantos del poema tassiano (Jerusalén liberada, 1581), Lope añadió cuatro en los que tuvo que narrar el abandono de la empresa por los cruzados.


firmadeflixlopedevega

Firma de Félix Lope de Vega.


OBRA DRAMATICA


La creación de la Comedia Nueva

Lope de Vega creó el teatro clásico español del Siglo de Oro con una novedosa fórmula dramática. En dicha fórmula mezclaba lo trágico y lo cómico, y rompía las tres unidades que propugnaba la escuela de poética italiana (Ludovico Castelvetro, Francesco Robortello) fundada en la Poética y la Retórica de Aristóteles: unidad de acción (que se cuente una sola historia), unidad de tiempo (en 24 horas o un poco más) y de lugar (que transcurra en un solo lugar o en sitios aledaños).

En cuanto a la unidad de acción, las comedias de Lope utilizan el imbroglio o embrollo italiano (contar dos historias o más en la misma obra, por lo general una principal y otra secundaria, o una protagonizada por nobles y otra por sus sirvientes plebeyos). La de tiempo, es recomendable pero no siempre se acata, y hay comedias que narran la vida entera de un individuo, si bien recomendaba hacer coincidir el paso del tiempo con los entreactos. Con respecto a la de lugar, no se acata en absoluto.

Es más, Lope de Vega no respeta una cuarta unidad, la unidad de estilo o decoro que se encuentra también esbozada en Aristóteles, y mezcla en su obra lo trágico y lo cómico y se vale de un teatro polimétrico que utiliza distintos tipos de verso y estrofa, según el fondo de lo que se está representando. Utiliza el romance cuando un personaje hace relaciones, esto es, cuenta hechos; la octava real cuando se trata de hacer relaciones lucidas o descripciones; redondillas y quintillas cuando se trata de diálogos; sonetos cuando se trata de monólogos introspectivos o esperas o cuando los personajes deben de cambiar de traje entre bambalinas; décimas si se trata de quejas o lamentos. El verso predominante es el octosílabo, algo menos el endecasílabo, seguidos de todos los demás. Se trata, pues, de un teatro polimétrico y poco académico, a diferencia del teatro clásico francés, y en ese sentido se parece más al teatro isabelino.

Por otra parte, domina el tema sobre la acción y la acción sobre la caracterización. Los tres temas principales de su teatro son el amor, la fe y el honor, y se encuentra entreverado de hermosos intermedios líricos, muchos de ellos de origen popular (Romancero, lírica tradicional). Se escogen preferentemente los temas relacionados con la honra ("mueven con fuerza a toda gente", escribe Lope) y se rehúye la sátira demasiado descubierta.

Lope se cuidaba especialmente del público femenino, que podía hacer fracasar una función, y recomendaba "engañar con la verdad" y hacer creer al público en desenlaces que luego no ocurrían al menos hasta mitad de la tercera jornada; recomendaba algunos trucos, como travestir a las actrices con disfraz varonil, cosa que excitaba la imaginación libidinosa del público masculino y que en el futuro se extendería en el teatro cómico universal como un ardid de guión habitual en la comedia de todos los tiempos: la guerra de sexos, esto es, trastocar los roles masculino y femenino. Mujeres impetuosas que se comportan como hombres y hombres indecisos que se comportan como mujeres. Todos estos preceptos recomienda Lope a quienes quieren seguir su fórmula dramática en su Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo (1609), escrito en verso blanco salteado de pareados para una academia literaria.


Clasificación y principales obras dramáticas

Las obras dramáticas de Lope fueron compuestas sólo para la escena y el autor no se reservaba ninguna copia. El ejemplar sufría los cortes, adecuaciones, ampliaciones y retoques de los actores, alguno de ellos escritores de comedias también.

Entre 1604 y 1647 se publican veinticinco tomos de Partes que recopilan las comedias de Lope, aunque los primeros salieron a la luz sin el consentimiento del dramaturgo. Éste sólo tomó las riendas de la edición de su propia obra a partir de la Parte IX (1617) y hasta su muerte, cuando tenía en imprenta las partes XXI y XXII. Juan Pérez de Montalbán, escritor de comedias discípulo suyo, afirma en su Fama póstuma que escribió unas mil ochocientas comedias y cuatrocientos autos sacramentales, de las que se ha perdido una gran parte. El propio autor fue más modesto y en sus obras estimó que había escrito unas mil quinientas, lo que puede entenderse incluyendo incluso los autos sacramentales y otras obras escénicas; pero aun así resulta una cifra muy crecida. Para explicarlo Charles Vincent Aubrun ha supuesto que el dramaturgo sólo trazaba el plan y componía algunas escenas sueltas, mientras que otros poetas y actores de su taller completaban la obra; sin embargo los poetas de la época no tenían empacho en declarar su autoría en obras en colaboración de hasta tres ingenios, así que no puede sostenerse ese punto de vista, por más que la fama del autor hiciese prudente ocultar sus ayudas para vender mejor la obra. Rennert y Castro hicieron un serio estudio que concluye que la megalómana cifra anda exagerada y que se le pueden atribuir con firmeza 723 títulos, de los cuales 78 son de atribución dudosa o errada y 219 se han perdido, así que el repertorio dramático de Lope se reduciría a 426 piezas. No obstante Morley y Bruerton, valiéndose, aunque no exclusivamente, de criterios métricos que después se han comprobado muy seguros, estrecharon aún más los criterios y establecieron indudablemente como suyas 316 comedias, 73 como dudosas y 87 que, comúnmente atribuidas a Lope, no son suyas.


27784557

La lista de comedias notables es ciertamente muy crecida. Pueden citarse La discreta enamorada, El acero de Madrid, Los embustes de Celauro, El bobo del colegio, El amor enamorado, Las bizarrías de Belisa, La esclava de su galán, La niña de plata, El arenal de Sevilla, Lo cierto por lo dudoso, La hermosa fea, Los milagros del desprecio, El anzuelo de Fenisa, El rufián Castrucho, El halcón de Federico, La doncella Teodor, La difunta pleiteada, La desdichada Estefanía o El rey don Pedro en Madrid.

De todas éstas se reconocen como obras maestras, si bien en toda obra de Lope siempre hay alguna escena que delata su genialidad, un par de docenas, entre las que se encuentran Peribáñez y el comendador de Ocaña (1610), Fuenteovejuna (1612-1614), La dama boba (1613), Amar sin saber a quién (1620-1622), El mejor alcalde, el rey (1620-1623), El caballero de Olmedo (1620-1625), El castigo sin venganza (1631), El perro del hortelano, El villano en su rincón, El duque de Viseo o Lo fingido verdadero.


0elcaballerodeolmedolop

El Caballero de Olmedo es una de sus obras más líricas, a la vez que trágica. Está dividida en tres episodios, que se corresponden con el planteamiento el nudo y el desenlace. Don Alonso (caballero de Olmedo) le pide ayuda a su criado Tello para conquistar a Inés, de ese modo Tello entra en contacto con Fabia (dotada de rasgos celestinescos) que ayuda a estos dos para que se "correspondan" y se lleguen a casar. Sin embargo Rodrigo y su hermano Fernando tratarán de impedirlo. Por fatal desenlace, Alonso muere cerca de un arroyo cuando se dirigía a Olmedo, aún siendo avisado por sueños, etc. en manos de Rodrigo, pero Tello pide justicia al Rey, que los condena a muerte.

Marcelino Menéndez Pelayo, uno de los primeros editores de su teatro, dividió la temática de estas obras en cinco grandes bloques:

Comedias religiosas (de historia testamentaria, vidas de santos y leyendas piadosas). La creación del mundo (1631-35). La hermosa Ester (1610). Barlaan y Josafat (1611) [sobre Buda]. El divino africano (1610), sobre la vida de San Agustín. San Isidro de Madrid (1604-06). San Diego de Alcalá (1613). También tiene autos sacramentales como El tirano castigado.

Comedias mitológicas y de historia antigua y extranjera Las mitológicas se inspiran en las Metamorfosis de Ovidio. Son dramas cortesanos, para la alta aristocracia. A veces los mismos reyes o nobles actuaban en ellas. También son llamadas "comedias de teatro, comedias de cuerpo, o comedias de ruido", con finales de deus ex machina. Adonis y Venus. El vellocino de oro (1620). El laberinto de Creta (1612-15). Entre las de historia extranjera, El duque de Viseo [1608-09]. Roma abrasada (1598-1600). El gran duque de Moscovia (1606). La reina Juana de Nápoles (1597-1603).
Comedias de recuerdos y tradiciones históricas españolas. Se fundan en estereotipos culturales españoles. El villano en su rincón (1614-1616), sobre la vida rural de Juan Labrador, que desarrolla el tema de beatus ille. La campana de Aragón (h. 1600), recoge la leyenda de la Campana de Huesca, e historia los reinados de Pedro I de Aragón, Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje. Castelvines y Monteses (1606-12), basada sobre una novela de Bandelo, utilizada por Shakespeare para su Romeo y Julieta. En la obra de Lope los amantes terminan casándose y las familias quedan en paz. Imitado por Tirso de Molina en Los amantes de Teruel, y por Hartzenbusch en el siglo XIX, Los novios de Hornachuelos.


portadaentrar

Comedias de pura invención: caballerescas, pastoriles, novelescas y de origen incierto. A finales del siglo XVI romances populares empezaron a ser publicados en España; tenían su origen en la Edad Media y son de tradición oral, y se recopilaron en el Romancero general (1600). El caballero de Olmedo (1622), sobre tiempos de Juan II (1406-54). Las pastoriles son de imitación italiana renacentista, principalmente inspiradas en la Arcadia de Sannazaro y las églogas de Juan del Encina y Garcilaso de la Vega, la Diana de Jorge de Montemayor, etc. El pastor Fido (1585).
Comedias de costumbres (de malas costumbres, urbanas y palatinas).

Aubrun reduce la categoría temática de la comedia lopesca a tres temas: el amor, el honor y la fe. Francisco Ruiz Ramón, sin embargo, prefiere hablar de dramas del poder injusto entre un noble y un plebeyo o un plebeyo y el rey, o el rey y el noble; de dramas de honor y de dramas de amor.

0portadadelacomediaelte

Portada de la comedia El testimonio vengado.


Biógrafos

Sobre Lope de Vega se han escrito muchos libros, de forma que ha llegado a desarrollarse una rama entera de la Filología hispánica, el Lopismo. El primero en hacerlo fue su discípulo, amigo íntimo y admirador Juan Pérez de Montalbán en su Fama póstuma (1636). Otros escritores que lo han hecho son Cayetano Alberto de la Barrera y Leirado (Madrid, 1890), Hugo Rennert y Américo Castro (Madrid, 1919), Karl Vossler (Lope de Vega y su tiempo, Madrid, 1940), Luis Astrana Marín (La vida azarosa de Lope de Vega, Barcelona, 1941), Joaquín de Entrambasaguas (Vivir y crear de Lope de Vega, Madrid, 1946), Federico Carlos Sainz de Robles (El otro Lope de Vega), Ramón Gómez de la Serna (Lope viviente) y Ángel Flores (Vida de Lope de Vega)

representacindeladamabo

Representación de la dama boba en el corral de cmedias de Almago. Ciudad Real


Lista de obras (La lista es incompleta, debido sobre todo a lo ingente de su producción teatral)

Las ferias de Madrid (comedia, 1587)
El remedio en la desdicha (comedia, 1596)
La Dragontea (epopeya, 1598)
La Arcadia (novela, 1598)
La quinta de Florencia (comedia, 1598-1603)
El Isidro (epopeya, 1599)
Fiestas de Denia (epopeya, 1599)
El vaquero de Moraña (comedia, 1599/1603)
Romancero general (poesía, 1600)
La hermosura de Angélica, con otras diversas rimas (poesía, 1602)
La prueba de los amigos (comedia, 1604)
La discreta enamorada (comedia, 1604-08)
Rimas (poesías, 1604)
El peregrino en su patria (novela, 1604/18)
Los melindres de Belisa (comedia, 1606/08)
La niña de plata (comedia, 1607/12)
Lo fingido verdadero (comedia, h. 1608)
Rimas (poesías, 1609)
Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo (1609)
La Jerusalén conquistada (epopeya, 1609)

zperibanezyelcomendador

Peribáñez y el comendador de Ocaña (comedia,1609-12)
Los ponces de Barcelona (comedia, 1610/15)
El villano en su rincón (com. 1611)
La discordia en los casados (comedia, 1611)
Los pastores de Belén (novela, 1612)
Cuatro soliloquios (poesías, 1612)
Fuente Ovejuna (comedia, 1611-18)
La dama boba (comedia, 1613)

zelperrodelhortelano

El perro del hortelano (comedia, 1613-15)
El valor de las mujeres (comedias, 1613/18)
Rimas sacras (poesías, 1614)
La discreta venganza (comedia, 1615/21)
El caballero de Olmedo (comedia, 1615-26)
Romancero espiritual (poemas, 1619)
Justa poética en honor de san Isidro (prosas y versos, 1620)
Los Tellos de Meneses (com. 1620-28)
La Filomena, prosas y versos (1621)
Amor, pleito y desafío (comedia, 1621)
Fiestas en la canonización de san Isidro (prosas y versos, 1622)
La Circe con otras rimas y prosas (1624)
Triunfos divinos, con otras rimas (poesías, 1625)
¡Ay, verdades que en amor! (comedia, 1625)
Corona trágica (poesía, 1627)
La moza de cántaro (comedia, h. 1627)
Soliloquios amorosos (prosas y versos, 1629)
Laurel de Apolo (poesías, 1630)
El castigo sin venganza (comedia, 1631)
La noche de San Juan (comedia, 1631)

zladorotea

La Dorotea (acción en prosa, 1632)
Amarilis (égloga, 1633)
Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos (poesía, 1634)
Filis (égloga, 1635)
La gatomaquia (epopeya burlesca, 1634)
Las bizarrías de Belisa (comedia, 1634)
La Vega del Parnaso (obras póstumas 1635)


0sellopostaldelasegunda

Sello postal de la Segunda República Española emitido en 1935 con motivo del tercer centenario de la muerte de Lope de Vega. La ilustración representa un momento de Peribáñez y el Comendador de Ocaña.


Bibliografías sobre Lope de Vega

HUERTA CALVO, Javier (2003). Historia del Teatro Español. Madrid: Editorial Gredos.
PEDRAZA JIMÉNEZ, Felipe B. (1990). Perfil biográfico. Barcelona: Editorial Teide. Pp. 3-23.
Castro, Américo, y Rennert, Hugo A. (1968). Vida de Lope de Vega: (1562-1635). Salamanca: Fernando Lázaro Carreter ed.
Enciclopedia metódica Larousse. (1983). Tercer tomo. "Lengua y literatura, Historia de las literaturas". Ciudad de México: Ediciones Larousse. ISBN 968-6042-14-8. Pp.99-100.
José Fernández MONTESINOS: Estudios sobre Lope de Vega. Salamanca: Anaya, 1967.
Felipe B. PEDRAZA JIMÉNEZ: El universo poético de Lope de Vega. Madrid: Laberinto, 2004.
Juan Manuel ROZAS: Estudios sobre Lope de Vega. Madrid: Cátedra, 1990.


0unapolmicaliterarialop

Una polémica literaria: Lope de Vega y Diego de Colmenares. Estudio y edición de 4 textos, 2 de Lope y 2 de Colmenares, en los que ambos autores discuten sobre el valor del lenguaje poético de Góngora y que suponen una gran información sobre las concepciones poéticas de la época.


Ediciones de obras de Lope de Vega

Historias de Lope de Vega, adaptación de María Luz Morales, Madrid, Anaya. Colección "Biblioteca Araluce". ISBN 84-207-8289-0 e ISBN 978-84-207-8289-8.
Colección de las obras sueltas asi en prosa como en verso de Frey Lope Felix de Vega Carpio, Madrid, Arco Libros, año requerido. Segunda edición. ISBN 84-7635-062-7 e ISBN 978-84-7635-062-1.
Obras escogidas, Madrid, Aguilar. ISBN 84-03-00990-9 e ISBN 978-84-03-00990-5.
Cancionero musical de Lope de Vega, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, año requerido. Colección "Cancioneros musicales de poetas españoles del Siglo de Oro, 2-4". ISBN 84-00-06207-8 e ISBN 978-84-00-06207-1.
Epistolario, Madrid, Real Academia Española, año requerido. ISBN 84-600-7292-4 e ISBN 978-84-600-7292-8.
Antología poética, Barcelona, Orbis, año requerido. ISBN 84-402-1624-6 e ISBN 978-84-402-1624-3.
Lírica, Madrid, Castalia, año requerido Tercera edición. Colección Clásicos Castalia. ISBN 84-703.
Obras poéticas, ed. lit. José Manuel Blecua, Barcelona, Planeta, 1983.
Rimas, ed. lit. Felipe B. Pedraza Jiménez, Ciudad Real, Universidad de Castilla-La Mancha, 1993.
Rimas humanas y otros versos, ed. lit. Antonio Carreño, Barcelona, Crítica, 1998.


Sus contemporáneos más relevantes


franciscodequevedograna

Francisco de Quevedo (1580-1645). Fue un noble, político y escritor español del Siglo de Oro, uno de los más destacados de la historia de la literatura española. Ostentó los títulos de Señor de La Torre de Juan Abad y Caballero de la Orden de Santiago. Fue gran amigo de Lope de Vega.


juanruizdealarcngranami

Juan Ruiz de Alarcón. Fue un dramaturgo novohispano nacido el año de 1581 en la ciudad de Taxco -México- y fallecido en Madrid en 1639. Fue gran amigo de Lope de Vega.


luisdegngorayargoteenem

Luis de Góngora, (Córdoba, 11 de julio de 1561 – ibídem, 23 de mayo de 1627) fue un sacerdote, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro, máximo exponente de la corriente literaria conocida como culteranismo o gongorismo, que más tarde imitarían otros artistas. Sus obras fueron objeto de exégesis ya en su misma época. Fue enemigo de Lope de Vega y Francisco Quevedo.


tirsodemolina

Tirso de Molina (seudónimo de fray Gabriel Téllez) nacido en Madrid, el 24 de marzo de 1579 y fallecido en Almazán (Soria) el 12 de marzo de 1648. Fue un dramaturgo, poeta y narrador español del Barroco. Fue discípulo de Lope de Vega, a quien conoció como estudiante en Alcalá de Henares.


79235031

Calderón de la Barca. (Madrid, 1600-id., 1681) Fue un escritor, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro. Constituye uno de los pies del trípode glorioso del teatro de oro español, junto con "el mostruo" Lope de Vega y el grande Tirso de Molina. Calderón no podía por menos que partir de las pautas dramáticas establecidas por Lope de Vega. Pero su obra, ya plenamente barroca, tal vez alcance mayor grado de perfección técnica y formal que la de Lope. De estilo más sobrio, Calderón pone en juego menor número de personajes y los centra en torno al protagonista, de manera que la obra tiene un centro de gravedad claro, un eje en torno al cual giran todos los elementos secundarios, lo que refuerza la intensidad dramática.


migueldecervantessaaved

Miguel de Cervantes, fue un novelista, poeta y dramaturgo español. Supónese que nació el 29 de septiembre de 1547 en Alcalá de Henares y murió el 22 de abril de 1616 en Madrid, pero fue enterrado el 23 de abril y popularmente se conoce esta fecha como la de su muerte. Es considerado la máxima figura de la literatura española. Es universalmente conocido, sobre todo por haber escrito El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, que muchos críticos han descrito como la primera novela moderna y una de las mejores obras de la literatura universal. Se le ha dado el sobrenombre de Príncipe de los Ingenios. Cervantes admiraba el ingenio y fama de Lope, aunque con él estaba ciertamente resentido.

Cita: El llamado Fénix de los ingenios y Monstruo de la Naturaleza (por Miguel de Cervantes)



Teatros Lope de Vega


teatrolopedevegadesevil

El Teatro Lope de Vega de Sevilla, está ubicado en la Avda. Maria Luisa frente al enrejado del Parque del mismo nombre. Cuando tuvo lugar la Exposición Iberoamericana de 1929 el edificio albergó al Pabellón de Sevilla. Mas adelante se utilizó como teatro hasta la década de los años setenta. Con ocasión de la Expo 92 se reestructuró el edificio.


lopedevega2
lopedevega1

La producción teatral de Lope de Vega es muy amplia: se conservan unas cuatrocientas obras, pero escribió muchas más. Lope es el gran autor del teatro popular y, desde este punto de vista, gran parte de sus piezas dramáticas están esencialmente destinadas a ser representadas en los corrales. Los temas sobre los que giran muchas de las obras de Lope de Vega son el amor y el honor.


teatrolopedevegademadri

Teatro Lope de Vega de Madrid, situado en la Gran Vía es uno de los teatros más importantes de la capital, donde se extrenan las méjores obras, especialmente musicales.


teatrolopedevegadevalla

Teatro Lope de Vega de Valladolid


zblasndelopedevegaunive

Blasón de Lope de Vega. Universidad de Alcalá de Henares



CONTINUACIÓN
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
CONTINUA MÁS ABAJO...



Casa-Museo de Lope de Vega


casamuseodelopedevegaen

La casa en la que Lope de Vega habitó durante sus últimos 25 años de vida recuerda al dramaturgo y sirve como recuperación de una vivienda tipo de inicios del siglo XVII.


placacasadelopedevega

Se constituye como una casa museo en la que se funden piezas originales, propiedad del propio Lope, y documentación de inventarios y documentos de afortunado hallazgo.


15entradadecasamuseodel

Entrada de Casa Museo de Lope de Vega


15interiordecasamuseode

15interiordecasamuseodeh

15interiordecasamuseodel

Imágenes del interior de Casa Museo de Lope de Vega. Está situada en el número 11 de la Calle de Cervantes de Madrid. Metro: Antón Martín. Teléfonos: 91 429 92 16. Es un Museo estatal gestionado por la Real Academia de la Lengua Española.  


Una invitación a espiar la vida de Lope de Vega... Más imágenes


1elcomedor

Situada en el corazón del Barrio de las Letras de Madrid, la que fuera la casa de Lope de Vega en los últimos 25 años de su vida es hoy un museo en el que el visitante, a través de una ruta guiada, se adentra en el Siglo de Oro madrileño y se atreve a "espiar", en sus rincones, la vida privada del escritor. En la imagen, el comedor.


90581761

El estudio donde creó obras maestras como 'Fuenteovejuna', el jardín en el que charló con otros escritores de la época o el cuarto donde dormían sus hijas son algunos de los recovecos de la Casa Museo Lope de Vega, que lleva abierta al público desde 1935 y que recientemente ha sido rehabilitada por la Comunidad de Madrid.


53945907

La visita gira en torno a la biografía del 'Fénix de los ingenios', a los detalles de su intensa vida amorosa y profesional, pero también ahonda en anécdotas y en los quehaceres diarios del Madrid de la época.


14511422

En el estudio, la habitación más grande de toda la casa, se explica cómo Lope renovó las normas del teatro con algunas de las obras que creó sobre esa misma mesa, mientras que al asomarse al baño el guía cuenta como, al no existir sistema de desagüe, los vecinos vaciaban sus urinarios en la ventana al grito de "agua va". En la imagen, aposento.


11572806

Desde que la institución rehabilitada volviera a abrir en febrero último, la han conocido una media de 83 visitantes diarios, de los cuáles la mayoría son grupos de jubilados y escolares. El inventario del testamento del dramaturgo, el legado de su hija Antonia Clara y la documentación histórica sobre la finca han inspirado la recreación de los ambientes. En la imagen, contador con Corral de Comedias.


55375724

Del Convento de las Religiosas Trinitarias, el Museo del Prado y el Museo Arqueológico Nacional proceden gran parte de los cuadros, tapices y muebles originales que decoran la estancia. En la imagen, el oratorio.


92775714

Además, la Biblioteca Nacional cedió en depósito una importante colección de libros del siglo XVII que decora el estudio de Lope y la zona en la que se recrea la sala en la que se reunía con sus amigos escritores para charlar. En la imagen, aposento.


88758836

Para los visitantes pequeños, además de las visitas "amenizadas" con datos curiosos, la casa museo organiza talleres todos los domingos, en los que los niños recrean prácticas y vivencias de la sociedad y aprenden acerca del teatro barroco y de una de sus grandes figuras.


48474231

"Mi casilla, mi quietud, mi güertecillo y estudio", así describió Lope su casa madrileña, que le costó 9.000 reales, "lo que al cambio ahora serían unos quince euros", comenta la guía.


60811330

El escritor quiso que la inscripción "D.O.M. PARVA PROPIA MAGNA/MADNA ALIENA PARVA" que propio albergue es mucho, aún siendo poco y mucho albergue es poco, siendo ajeno"—, presidiera la entrada al edificio, una frase que se hizo muy popular en la época y "que habla de algo muy madrileño: querer tener una casa como el bien más preciado", explica Sheila Álvarez, una de las guías de la casa museo.



eltemplodelopedevega

El "templo" de Lope de Vega



0monumentoalopedevega15

Monumento a Lope de Vega en Madrid, inaugurado en 1902. El pedestal fue realizado en piedra, mármol y bronce por José López Salaberry. La estatua fue realizada en bronce por Mateo Inurria (1867–1924). Medidas: conjunto 7,5 x 2,1 x 2,1 metros; estatua 3 x 1,2 x 0,7 m.; pedestal 4,5 x 2,1 x 2,1 m.



Pues esto es todo amigos, espero que este trabajo dedicado a Lope de Vega, os haya gustado, fue escritor, poeta y gran dramaturgo del Siglo de Oro. Lope constituye uno de los pies del trípode glorioso del teatro de oro español, junto con su discípulo Tirso de Molina y Calderón de la Barca.


Enlace interesante: http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/lope/


Fuentes y agradecimientos a: Wikipedia, artehistoria, ushistoryimages, CVCervantes, encyclopedia, biografiasyvidas, efe, elmundo / Paola di Megli, unsalto, fuenterrebollo, esmadrid, turismoyarte, picasa, flickr, sedice y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
'Fuenteovejuna' vista por los ojos de un británico


Laurence Boswell dirige en Madrid al Lope más conocido

"Sus obras viven en un océano de pasión y amor", dice el director

La adaptación huye de cualquier politización del texto



unaescenadelmontajequeh

Una escena del montaje que ha hecho Laurence Boswell de Fuenteovejuna
  
Laurence Boswell es uno de los directores más importantes del Reino Unido. Lleva promocionando las obras del Siglo de Oro en Londres desde hace más de 25 años y vino con la Royal Shakespeare Company al teatro Español en 2005.

El año pasado, la joven compañía española Rakatá Teatro le pidió que pusiera en pie uno de sus títulos preferidos, El perro del hortelano. La experiencia fue más que positiva y este año, en el que se celebra el cuarto centenario de la aparición la obra de Lope El arte nuevo de hacer comedias, se atreven con uno de los títulos más emblemáticos del Fénix de los Ingenios, Fuenteovejuna, que se representa en los Teatros del Canal hasta el 7 de junio.

Boswell, que ha dirigido en el West End londinense y en Broadway, asegura que montar un Lope con una compañía española no tiene más inconveniente que estar mucho en los aeropuertos: "Es un privilegio conocer a Lope en su propio idioma; además, es una alegría trabajar con esta compañía, que intenta buscar nuevas formas de sacar a este autor del museo, que quiere aprender a crear un discurso natural y vivo con las exquisitas palabras de Lope", dice el director de este elenco de 35 actores que quiere traer el teatro de Lope al siglo XXI y hacerlo accesible a un público contemporáneo. En el reparto hay nombres como Alberto Jiménez, Gerardo Malla, Cristóbal Suárez, Mario Vedoya y Lidia Otón.

Boswell tiene auténtica pasión por el autor español: "El teatro es contar historias, y Lope es el cuentacuentos más rápido, diestro e ingenioso en la historia del teatro mundial. Sus obras viven en un océano de pasión humana, amor, deseo, celos, venganza", señala el director, que recuerda que Cervantes llamaba a Lope monstruo de la naturaleza, "y está muy bien pasar un rato con este monstruo".

Director y actores se han adentrado en el reconocido Todos a una, que era el grito de un pueblo que se rebelaba ante la tiranía y la injusticia en tiempos de los Reyes Católicos. Acabando con cualquier politización del texto, su propuesta se basa en la relación entre la acción colectiva y la acción individual, entre el poder y el amor.

La compañía Rakatá nació en el año 2002 y está integrada por egresados de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, así como por profesionales de diversas disciplinas de la técnica y del arte. Su objetivo es la creación y puesta en escena de montajes teatrales basados en un lenguaje escénico adaptado al espectador del siglo XXI.

Para el director, la obra tiene mucho que decir sobre la valentía de las mujeres y sobre la alegría y pasión de los jóvenes amantes: "Quizá se podría extraer un sencillo pensamiento de la obra de Lope: nuestro egoísmo crea desesperación, pero trabajando juntos hacemos del mundo un lugar más grande y agradable".

Y sobre su mirada comenta: "Mi trabajo es crear un elenco de actores liberados que nos puedan contar la historia de Lope, con confianza y destreza. Debo inspirarles para crear personajes verdaderos y contar la historia con amor y pasión. No soy uno de esos directores que deciden reducir una gran obra a una parte de lo que se escribió y añadirle cosas para que todo el mundo salga hablando sobre el diseño y el concepto del director".


Fuenteovejuna. Teatros del Canal. Cea Bermúdez, 1. De martes a jueves, a las 20.00. Domingos, a las 19.00. Butaca, de 18 a 26 euros. Hasta el 7 de junio.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Estuvo desaparecido durante siglos


La Biblioteca Nacional adquiere un manuscrito único de Lope de Vega



482pxlopedevega

Félix Lope de Vega y Carpio (Madrid, 25 de noviembre de 1562 – 27 de agosto de 1635) fue uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español y, por la extensión de su obra, uno de los más prolíficos autores de la literatura universal.


La Biblioteca Nacional ha adquirido el 'Códice Daza', un manuscrito autógrafo de Félix Lope de Vega y Carpio de un "inestimable valor documental y literario" por tratarse del único borrador localizado de los tres existentes del autor.

El Ministerio de Cultura ha financiado su adquisición por el interés de la Biblioteca Nacional de incorporarlo a sus colecciones, entre las que ya se encuentran 22 comedias manuscritas por el dramaturgo.

De las 400 obras de Lope que sobrevivieron al paso del tiempo -se cree que pudo escribir hasta 1.800- se conservan bastantes manuscritos autógrafos definitivos, pero no borradores.

La Biblioteca Nacional explica en una nota de prensa que el 'Códice Daza', que califica de "único y fundamental", fue escrito por Lope entre 1631 y 1634 sobre papel verjurado.

Tras pasar por distintas manos privadas, e incluso estar desaparecido durante siglos, en el año 2005 fue puesto a la venta en una colección particular y desde entonces el Ministerio de Cultura ha estado negociando para hacerse con él.

El precio de su adquisición no ha trascendido, aunque previsiblemente se hará público el lunes, cuando el manuscrito se exponga ante los medios de comunicación.

En su cubierta rezan las palabras "Aquí están las églogas" y su interior contiene una parte de obra inédita, sobre todo poética, y fragmentos de obras conocidas y publicadas, aunque algunas presentan variantes con respecto a las versiones definitivas.

Según la Biblioteca Nacional, el 'Códice Daza' demuestra la forma de trabajo del dramaturgo, que simultaneaba la creación de varias piezas. El manuscrito presenta algunas galerías producidas por insectos bibliófagos y "esporádicas perforaciones" causadas por la corrosiva tinta ferrogálica, por lo que la Biblioteca Nacional comenzará en breve su restauración.

Una vez finalizada, su contenido se digitalizará para ponerlo a disposición de los lectores y su consulta directa será restringida.

El manuscrito, encuadernado en pergamino y de unas dimensiones de 20,08 por 15,5 centímetros, tiene 532 páginas de la cuales las 96 últimas están dispuestas al revés. Entre sus páginas hay "banderillas", fragmentos de papel sobrepuestos con enmiendas del texto como era costumbre en la época.


EL MUNDO / Wikipedia
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
El 'Códice Daza' estará digitalizado en un mes


12662501700

'Códice Daza', manuscrito de Lope de Vega adquirido por la Biblioteca Nacional

Las 532 páginas del 'Códice Daza', el único localizado de los tres borradores manuscritos que existen de Lope de Vega, estarán digitalizadas en un mes, y comenzará entonces la restauración de esta joya bibliográfica, la más importante adquisición de la Biblioteca Nacional en cuatro décadas.

El códice es en realidad un cartapacio que en su interior reúne numerosos cuadernillos en los que el literato escribió entre 1631 y 1634 poesía, sobre todo églogas (algunas inéditas), y también fragmentos de obras conocidas y publicadas aunque con variantes.

A pesar de su "inestimable valor literario", según ha asegurado la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, el manuscrito sí ha tenido un precio físico: 700.000 euros pagados con el respaldo del Ministerio de Cultura a un particular cuyo nombre no se ha desvelado.

Una cifra "enormemente ventajosa en este contexto de crisis", ha dicho Del Corral.

Los propietarios del 'Códice Daza' quisieron sacarlo de España para subastarlo en Londres en el año 2004, pero el Estado ejerció su derecho de tanteo y, tras examinar el cartapacio, negó el permiso para sacarlo del país.

La persona que accedió al borrador de Lope de Vega para poder emitir ese informe fue la directora de Patrimonio Bibliográfico de la Biblioteca Nacional, Teresa Mezquita, quien ha dicho que se quedó "atónita" cuando lo vio por primera vez, pues "era, inconfundiblemente, la letra de Lope y contenía unas obras de una importancia increíble".

El que fuera llamado 'Fénix de los Ingenios' por Cervantes escribió los contenidos del 'Códice Daza' cuando era casi un septuagenario al que se le acumulaban las desgracias y la soledad: en ese periodo murieron la última de sus grandes amantes, Marta de Nevares, y su hijo Lope Félix, mientras que la más querida de sus hijas, Antonia Clara, fue secuestrada por un hidalgo de apellido Tenorio.

Tanta desdicha ha quedado plasmada sobre los pliegos del 'Códice Daza' en la letra del dramaturgo, cuyos trazos pierden pulcritud según avanzan las cuartillas, pero sobre todo en sus poemas, que rezuman un tono melancólico.

La forma desordenada en que se suceden poesías y obras en este borrador o sus múltiples enmiendas y tachones confirman la forma desordenada en la que trabajaba el prolífico Lope de Vega, que pudo escribir hasta 1.800 obras de las que nos llegaron 400.

Una vez a salvo en la Biblioteca Nacional comienza ahora para el 'Códice Daza' un arduo proceso de restauración, aunque antes será digitalizado para que los investigadores y lectores puedan estudiarlo cuanto antes.

La estructura externa del cartapacio está deformada por una "mala colocación" y será necesario consolidar las tintas y las zonas del papel más deterioradas para evitar que se desprenda la escritura, ha explicado la restauradora de la Biblioteca Nacional Amelia Justo.

El papel verjurado que forma los cuadernillos es de muy buena calidad, ya que en esa época el papel se hacía a partir de paños, pero la tinta ferrogámica empleada por entonces es muy agresiva para el papel y con el tiempo llega a corroerlo, ha señalado.

Cuando esté restaurado, el borrador manuscrito volverá a ser digitalizado de nuevo, y después descansará en la cámara acorazada de la Biblioteca Nacional, con otros valiosos vecinos como el Cantar del Mío Cid y los Códices de Leonardo Da Vinci.

La directora de la institución ha asegurado que a pesar de los cuatro siglos de antigüedad que tiene el 'Códice Daza' es posible trazar su recorrido desde que Lope lo compiló hasta la actualidad.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
LOPE... La vida de Lope de Vega llevada al cine



lopepelicula

Sipnosis: Un joven soldado regresa de la guerra al Madrid en construcción del siglo XVI. Como cientos de jóvenes aún no tiene claro el camino que quiere seguir. Mientras lucha por sus inquietudes y ambiciones, dos mujeres se cruzan en su vida. Una liberal, empresaria de éxito; la otra noble, soñadora. Junto al amor se le presenta la aventura y mientras aprende lo que de verdad significa amar, es perseguido por la justicia, encarcelado, amenazado por sicarios y bandidos hasta esconderse en el puerto de Lisboa, donde se está preparando el mayor ejército naval que haya contemplado el mar. Un relato de amor y aventuras tremendamente actual, sobre un joven Lope de Vega que supo enamorar y contar las historias mejor que nadie...


lope

Sus protagonistas: Alberto Ammann, Pilar López de Ayala, Leonor Watling, Luis Tosar, Juan Diego, Sonia Braga y Miguel Ángel Muñoz.


Ayer tuve ocasión de ver la película "LOPE", la cual recomiendo y espero tomen nota los productores; pues en España hemos tenido unos personajes en las Artes excepcionales, que hasta la fecha no hemos sabido ni divulgar ni explotar.

'Lope' narra parte de la juventud de Lope de Vega y presenta la cara más aventurera, seductora e iconoclasta del dramaturgo y poeta. Se centra en sus amoríos con Isabel de Urbina y Elena de Osorio y muestra un Lope innovador, rompedor más bien, que cambió el concepto de teatro y del entretenimiento para siempre.

Francamente la película me ha encantado, no imaginaba como manejarían la figura del ilustre escritor, poeta y dramaturgo Lope de Vega y Carpio, sin duda fue uno de los más grandes. Es el autor teatral más influyente del siglo XVII y el más prolífico. Su arte innovador entusiasmó al público y guió la producción de muchos de los autores de su época, por lo que fue una de las figuras de la literatura más importante es del siglo de oro español, formando con Cervantes, Calderón de la Barca, Tirso de Molina, Luis de Góngora y Francisco de Quevedo el ramillete más ilustre del brillante siglo de oro español.

Los personajes principales están muy bien elegidos, si bien al principio tenía mis dudas con Alberto Ammann, Pilar López de Ayala. El primero desde que explotó con Celda 211, junto al "malamadre" de Tosar, que por cierto hace un papelito secundario de fraile, muy curioso. Sobre Pilar López de Ayala, pensaba que sería un poco sosa para el papel, pero no lo interpreta muy bien, hace de puta adinerada para nobles y utiliza de consolador al joven Lope...

A Leonor Watling le toca de hacer de boba, buena y enamorada y con su carita lo borda. El maestro de Juan Diego hace de padre alcahuete de López de Ayala y mecenas del corral de las comedias. El que no me ha gustado nada, es Miguel Ángel Muñoz, hace de noble vengativo y envidioso, pero está muy tieso y no convence, parece que le han metido el rabo de la escoba por el culo...

En fin se pasan casi dos horas muy agradables, película, entretenida, interesante e ilustrativa, con algunos toques divertidos que retrata una época a la perfección. Cine casi lleno, público madurito y algunas palmas entusiastas al finalizar la película. Espero que hagan una segunda parte.


Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Artículo del 10/05/2011 publicado por www.acec-web.org


José Florencio Martínez presenta la ‘Biografía de Lope de Vega’



58301

José Florencio Martínez (Foto: Carme Esteve)    

La ACEC acogió ayer, 9 de mayo, la presentación del libro Biografía de Lope de Vega (1562-1635). Un friso literario del Siglo de Oro, de José Florencio Martínez. El acto contó con la participación de Felipe L. Aranguren y el propio autor.

José Florencio Martínez (Trespaderne, Burgos, 1950). Vive en Barcelona y tiene estudios de Derecho. Ha colaborado, entre otras revistas, en las páginas de crítica literaria de El Periódico de Cataluña. Como poeta ha publicado Sonetos y otros sones del corazón; De las madrugadas amantes (poemas de jazz); 4 Estaciones de amor; El espacio de la mirada; Tríptico italiano, Premio Vila de Martorell; Sobre los números (Poesía); Ángeles o poemas, accésit en el XXVI Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez. En el año 2008 formó parte de la antología 10 de Barcelona. Ha sido miembro de la Junta Directiva de la ACEC y forma parte de la asociación cultural El laberinto de Ariadna.


 


A lo que parece, la obra debe de ser importante. A ver si el público encuentra interesante la nueva biografía dedicada a Lope de Vega, gran escritor y dramaturgo del siglo de oro español.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Desmontando a Lope de Vega

Una monumental biografía barre muchos de los tópicos de su vida



9788447711147

La más amplia biografía publicada hasta ahora sobre el dramaturgo español Lope de Vega, obra de José Florencio Martínez, rompe en sus cerca de 800 páginas con algunos tópicos extendidos sobre el autor de 'Fuenteovejuna'.

La obra, en la que, explica, lleva trabajando más de 10 años, viene a "cubrir un hueco", pues "aunque sus obras se editan continuamente, como sucede con Mozart o Bach, no ha sucedido lo mismo con su biografía".

En 1935, coincidiendo con el tercer centenario de su muerte, se publicaron muchas cosas, pero, añade Martínez, la Guerra Civil española truncó ese esfuerzo investigador y la biografía que hizo Américo Castro en 1919 es de los últimos trabajos serios.


retratodeflixlopedevega

Para el autor, Lope de Vega es "un clásico incuestionable, aunque mal conocido, y al ser un autor popular, los expertos han tendido al superlativo y a quedarse con los tópicos.


Toda una antología

Además de ser una biografía, la obra de Martínez, publicada por PPU con una ayuda del Ministerio de Ciencia y Tecnología y respaldado por el Grupo ProLope de la Universidad Autónoma de Barcelona, "es también una antología de su poesía y un friso literario e histórico del Siglo de Oro español".

En ese friso, Martínez se detiene en la relación que tuvo Lope con sus coetáneos, como Góngora, Cervantes, Villamediana, Quevedo, Ruiz de Alarcón, Tirso de Molina o Calderón de la Barca.

"En poesía, Lope estaba en primera línea, pero tenía mejores competidores como Quevedo, Góngora o Villamediana. Con Góngora ambos se controlaron y vigilaron durante cuarenta años, mientras que con Cervantes tuvo una relación de altibajos".

Del análisis de su obra se puede derivar, comenta el investigador, que "Lope de Vega vierte continuamente su vida en su obra".


'Vuelta de tuerca'

El gran mérito de su obra es, sin duda, el teatro, "en el que da una vuelta de tuerca al género, como hicieran Góngora en la poesía y Cervantes en la novela".

Como complemento a la biografía, el autor ha incluido un apéndice documental con el proceso por libelos que sufrió, la relación de los más de diez hijos que tuvo, o de sus protectores, entre ellos el Duque de Alba y el Duque de Lemos.

Martínez incide de manera especial en las amantes de Lope e identifica sus "tres grandes amores: la actriz Elena Osorio, la mujer de toda su vida, que aparece en sus obras como Filis o Dorotea; la también actriz Micaela de Luján; y su último amor, Marta de Nevares, que conoció tras ordenarse sacerdote a los 52 años".

Además de sus amantes, Lope de Vega, añade, estuvo casado con Isabel de Urbina y con Juana de Guardo.

El investigador anota que "Lope era muy enamoradizo, pero siempre tenía relaciones con mujeres de su clase social, nunca con condesas o marquesas".


Material perdido

Una de las dificultades con que se encuentran los investigadores es que muchas de las creaciones de Lope desaparecieron: "Se conservan la mitad de sus cartas y de las obras de teatro se conservan unas 315 de autoría incuestionable de las 1.500 que él mismo decía haber escrito".

A estas 315 se deben añadir "otras 27 de autoría probable y 74 de autoría dudosa".

Desde el punto de vista historiográfico quedan "cosas menores" por dilucidar, entre ellas su participación en la Armada Invencible, puesta en duda por algún investigador estadounidense.

Tras publicar esta obra, José Florencio Martínez trabaja ya en una nueva biografía de otro de los personajes del Siglo de Oro, el poeta barroco Juan de Tassis y Peralta, conde de Villamediana.


elmundo.es


 

Esta amplia biografía desmonta tópicos de la vida de Lope de Vega. La obra de José Florencio Martínez, de casi 800 páginas, incluye una antología de la poesía del autor de 'Fuenteovejuna' y explica su relación con sus coetáneos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Lope, inagotable pero no imposible


El proyecto de los hermanos Blecua de culminar las obras completas del Fénix de los Ingenios recibe el impulso de Gredos con la publicación de 12 nuevos tomos



user_50_0lope_de_vega_visto_por_sciamarella

Lope de Vega visto por Sciamarella

Shakespeare (1564 -1616) escribió 36 obras dramáticas: 11 tragedias, 15 comedias y 10 obras históricas. Molière (1622 -1673) y Corneille (1606 - 1684) no llegaron al medio centenar cada uno. Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635) aseguraba haber hecho 1.500. Se le atribuyen 314 seguras, además de 42 autos sacramentales. Se conservan 50 manuscritos originales. La leyenda dice que empezó a los 10 años y hay quien le considera el primer escritor profesional. Para muchos expertos es, sobre todo, un gran revolucionario. Quizá ese exceso de producción disculpe que no existan aún unas Obras completas dignas de ese nombre. Aunque están más cerca que nunca, gracias a la labor de los hermanos Blecua, leyendas de la filología española, primero en la pequeña editorial Pagés y ahora en Gredos, sello de RBA.

La obra del llamado Fénix de los Ingenios ha sido ampliamente divulgada aunque no fue muy traducido, a excepción de en Italia. Su influencia en el teatro occidental resulta enorme, sin ir más lejos, se le considera el padre de la reducción a tres actos de las piezas teatrales. En la segunda mitad del XIX, la Academia de la Lengua decidió publicar la obra completa de Lope, empresa que pasó a ser dirigida por el gran erudito y controvertido intelectual Marcelino Menéndez Pelayo. Esta edición arranca con la famosa Nueva biografía de Lope de Vega, de Cayetano Alberto de la Barrera y Leirado, escrita poco después de la muerte del dramaturgo, que había sido censurada, porque incluía su correspondencia, cuando ya era sacerdote, con su amante Marta de Nevares, lo que ponía en evidencia la promiscuidad de Lope de Vega, cuyo número de hijos y de relaciones era legendario, como atestigua Cervantes.

La edición de Menéndez Pelayo comprendía 14 tomos, prologados, pero sin notas. Hasta muy recientemente, tal vez por sus colosales dimensiones, no existía una edición crítica de la obra completa de Lope de Vega, ni siquiera de todas sus comedias. A esta labor se viene dedicando desde hace 16 años el grupo de investigación Prolope de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), bajo la dirección del catedrático del departamento de Filología Española Alberto Blecua, el carismático hermano de José Manuel Blecua, director de la Real Academia Española (RAE).

El autor de ‘Fuenteovejuna’ aseguraba haber escrito 1.500 textos

Cuenta Alberto Blecua que hace muchos años, un amigo suyo de nombre Víctor García de la Concha —y anterior presidente de la RAE— preparaba oposiciones a catedrático de instituto y le pidió que le ayudara a preparar un tema sobre las comedias de Lope anteriores a 1600. Al hacerlo descubrió lo mucho que quedaba por hacer incluso con un autor como Lope, y desde entonces está en ello. Prolope reunió un equipo de investigadores que ha creado escuela. La financiación pública del proyecto tenía como condición la publicación de los trabajos. Blecua y el profesor Guillermo Serés se dirigieron a la pequeña editorial Pagés, de Lleida, que desde entonces ha publicado, en su sello Milenio, las diez primeras partes de la edición crítica de las comedias de Lope. Cada parte contiene 12 obras y en total han llegado a las librerías 26 volúmenes.

Ahora, el proyecto ha dado el salto a una gran casa editorial, al sello Gredos, propiedad del grupo RBA, que acaba de presentar en Barcelona otra entrega de 12 comedias: la undécima parte.

Lo cierto es que Pagés no se lo esperaba. “Empezamos hace 16 años y ahora se han ido a otra editorial”, explica un tanto compungido. “He hablado con RBA y vamos a tener una reunión porque hay que arreglarlo, de modo que los lectores puedan acceder a la colección completa. No es lógico que la mitad esté en una editorial y la otra mitad en otra”. Explica Pagés que tiene clientes en todo el mundo, básicamente grandes universidades y bibliotecas, especialmente en América Latina. El reto que supuso atreverse con tamaño proyecto para esta pequeña empresa empieza ahora a rendir. Se calcula que completarlo tomaría 30 años más.

La labor de terminar el proyecto tomaría a los expertos unos 30 años más

La presentación fue una reunión extraordinaria de grandes especialistas del Siglo de Oro español, empezando por los hermanos Blecua. José Manuel señaló la importancia de disponer de una versión crítica de la obra de Lope, con las distintas versiones cotejadas y las notas que iluminan el texto. Habló de los realia: términos que definen los objetos de la cultura material de la época. Por ejemplo, “la uña de la gran bestia” era ni más ni menos que la pezuña de alce que se vendía en las farmacias de Valladolid. “Lo más importante”, añadió, “es cómo se lee el teatro, que en realidad estaba hecho no tanto para ser representado como para ser leído”. “Los profesores tendrían que aprender a leer los textos”, apuntó el director de la RAE, “un gran profesor tiene que ser un gran actor”.

Alberto Blecua fue entrevistado por Iñaki Gabilondo e intentó satisfacer la curiosidad de “un analfabeto”, como se definió el periodista. La España del Siglo de Oro era un país mucho más rico, culto y complejo de lo que ahora puede pensarse. Recordó que, hacia 1600, solo en Sevilla había 5.000 estudiantes y según el historiador Richard Kagan, un millón y medio de lectores. El 15% de la población leía… latín, algo de lo que, según Blecua, cabría responsabilizar a los jesuitas, lo que no deja de ser una contradicción en plena contrarreforma. “El Quijote”, recordó, “tiene 400 libros en su biblioteca, entre ellos la primera traducción de Tirant lo Blanc, pero no era el Quijote quien tenía esta biblioteca, sino Cervantes, lo que da una idea de lo mucho que se publicaba”. La literatura es un negocio importante: La cárcel del amor y La Celestina son auténticos best sellers. “Estaba de moda aprender español y el imperio contribuyó a su difusión”, señaló Blecua.

El teatro era una obsesión en la España del Siglo de Oro. Un estudiante italiano de la época escribe que en Salamanca ha visto 200 comedias en cuatro años. Y como hoy, Lope de Vega y sus contemporáneos también tuvieron que luchar contra el fenómeno de la piratería. “Existían los llamados memorillas o memoriones, que iban tres veces al teatro, se aprendían los versos y luego los escribían”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Hallada una comedia de Lope de Vega en la Biblioteca Nacional


'Mujeres y criados' estaba en el listado de comedias auténticas del escritor y recoge los elementos más reconocibles de la época madura del autor del Siglo de Oro




 user_50_tres_p_ginas_del_manuscrito_de_mujeres_y_criados_obra_in_dita_de_lope_de_vega_hallada_en_la_biblioteca_nacional

Tres páginas del manuscrito de 'Mujeres y criados', obra inédita de Lope de Vega hallada en la Biblioteca Nacional. / BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA

El manuscrito dormitaba un sueño de polvo y olvido entre los anaqueles de la Biblioteca Nacional, donde al parecer aterrizó a finales del siglo XIX. El hallazgo del texto de Mujeres y criados, comedia inédita de Lope de Vega, es la demostración de que, por increíble que parezca, todavía hoy puede aparecer una joya del Siglo de Oro 400 años después.

Los catálogos literarios acerca de la obra de Lope daban por perdido este vodevil ambientado en Madrid escrito por el genio entre 1613 y 1614, en su etapa de esplendor. El hallazgo es obra de Alejandro García-Reidy, profesor de la Universidad de Syracuse, y miembro del equipo PROLOPE de la Universidad Autónoma de Barcelona, que encontró el manuscrito de forma “azarosa” en 2010 en el transcurso de una investigación sobre el teatro de los siglos XVI y XVII. García-Reidy dará a conocer sus conclusiones en la publicación especializada Revista de literatura. En la primavera, Gredos editará la obra y, con toda probabilidad en otoño, cuatro siglos después de su creación, la pieza volverá a las tablas.

¿Por qué han pasado más de tres años entre el hallazgo y su anuncio público? Según el profesor de Syracuse, “debido a los cauces y tempos habituales de análisis y atribución, por un lado, y de publicación en el ámbito académico, por otro”. Ahora rememora así los pormenores del descubrimiento: “Encontré un documento de 1614 que informaba que una compañía teatral de la época había comprado una comedia a Lope llamada Mujeres y criados y que la estaba representando. Miré los catálogos y, efectivamente aparecía como un texto que no se conservaba. Entonces busqué en la Biblioteca Nacional y vi que existía un manuscrito con ese título. Pedí el manuscrito, me lo trajo un bibliotecario y empecé a trabajar sobre el documento”, explica García-Reidy desde Nueva York.

Comedia de enredo de entre 1613 y 1614, la pieza será editada y representada pronto

No había duda. Vio que las características del texto coincidían, también el tipo de métrica y los temas de la obra. Además, otros datos como la caligrafía del copista conducían inexorablemente a la autoría de Lope. El manuscrito localizado salió del puño y letra de Pedro de Valdés, director de la compañía que representaba la pieza. Se trata de una copia fechada en 1631, y no se había relacionado con esta comedia de Lope de Vega hasta la fecha. Su existencia —que forma parte de la ingente cantidad de comedias que escribió (él las cifró en unas 1.500)— la certifica el hecho de que el dramaturgo la incluyó en el listado de comedias auténticas suyas, que incorporó a la edición de 1618 de El peregrino en su patria.

Estamos, según el autor del hallazgo, ante “una obra de gran calidad que puede competir con algunas de las mejores comedias urbanas de los mejores años de Lope”. En su opinión, Mujeres y criados sigue funcionando todavía hoy “por su elemento cómico, por el carácter desenfadado de sus personajes femeninos y por la burla de algunas convenciones de la sociedad”, explica García-Reidy, quien deja zanjadas las posibles dudas sobre su autoría: “El análisis métrico se ajusta perfectamente a los usos de Lope de Vega en torno a los años 1613 y 1614 y el copista que transcribió este manuscrito en 1631 se ha identificado con Pedro de Valdés, autor de comedias, lo que hoy sería un director de compañía de teatro, y de quien sabemos que estrenó la obra de Lope gracias a documentos de la época”. Para Ramón Valdés, investigador del equipo PROLOPE, “el grado de atribución es total” y solo cabe su autenticidad.

El argumento de Mujeres y criados se desarrolla en Madrid y tiene como protagonistas a dos hermanas, Violante y Luciana, y a sus galanes, Claridán y Teodoro.Estas dos parejas, cuyos amores han sido secretos hasta el momento, se ven comprometidas con la aparición de otros dos pretendientes: el conde Próspero, quien ansía a Luciana y el rico don Pedro, quien corteja a Violante. Este planteamiento inicial desemboca en un juego de escondite y de identidades confundidas.

Alberto Blecua, director del grupo PROLOPE, que investiga y edita la obra del escritor, señala: “Lope escribió muchas obras, pero dar con las que aún quedan por localizar no es fácil. Aunque las atribuciones de libros a sus autores están sujetas a posibles polémicas, el reconocido prestigio del investigador y la solvencia de sus argumentos hacen prever la práctica unanimidad de la comunidad científica sobre la verdadera autoría del escritor en este caso”.



Uno de los pasajes de la obra


Violante Vuesamerced, según el talle airoso,

sano debe de estar.

Don Pedro Cuando eso importe,

verame algún albéitar cuidadoso.

Violante No es poco para mozo de la corte.

¿Es hombre de esto de ángulos de esgrima?

¿Trae daga a lo pendiente y sólo un corte?

Don Pedro Si se ofrece, la cólera me anima.

Violante ¿Acostumbra ser lámpara del pecho

con una cadenita y otra encima?

Don Pedro Vestir fue lo galán.

Violante ¿Nunca le han hecho

para con la sotana lo que llaman

manteo de color? ¿Cálzase estrecho?

¿Va muchas veces donde no le llaman?

¿Suele hablar con vocablos esquisitos

o con aquellos que los niños maman?

¿Pone «salud y vida» en sobrescritos

y suele hablar a donde callan todos,

y en los corrillos públicos a gritos?

¿Deciende de los griegos o los godos?

Don Pedro (¡Por Dios, que para novia no muy santa,

que me esamina por estraños modos!)

Pero escuche también, pues se adelanta,

y dígame si acaso de difuntos

como de vivos su merced se espanta;

si calza pocos o si muchos puntos;

si suele detrás de los tapices

tener en ocasión dos novios juntos,

cual suelen presentarse las perdices;

si se viste silicios y pañazos

de pitos azulados y matices;

si descubre juanetes en los brazos

por llamar como a niñas con muñecas

a los hombres que dan en tales lazos;

si tiene blandas o respuestas secas;

si es amiga de coches o de toros

más que de las almohadas y las ruecas.

Violante ¿Tiene más que decir, caballo de oros?



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Un nuevo ‘lope’, 500 años después


Determinar el corpus del 'fénix' no es simple. El teatro se prestaba entonces a la impostura



 user_50_1390422419_924398_1390422870_noticia_normal Sciammarella

Casi ya dando remate a su Arte nuevo de hacer comedias, ese genial engendro destinado a poner patas arriba la escena de su tiempo, se pregunta Lope: “¿Qué puedo hacer si tengo escritas, / con una que he acabado esta semana / cuatrocientas y ochenta y tres comedias?”. La precisión del número invita a descartar el farol, bien que no el orgullo de quien se sabe pluma superdotada. Lope airea esto en 1609, cuando aún le quedan veintiséis años de plena vida creadora: un caso único, propio de “monstruo”, como se lo reconocerá Cervantes, en 1615, en el prólogo a sus Ocho comedias y ocho entremeses, al admirarse de que haya sido capaz de escribir nada menos que 10.000 pliegos para el teatro. Divídase por los 12 que solía tener una comedia y saldrán más de 800 piezas. El caso es que la hipérbole numérica siguió creciendo con el tiempo, pues —muerto ya el Fénix— Juan Pérez de Montalbán, su devoto biógrafo, le atribuía la estratosférica cifra de 1.800 obras, eso sin contar los autos sacramentales (más de 400). Hoy la base de datos más fiable, la que controla el grupo valenciano ARTELOPE, establece una suma de 414 comedias, lo que no está nada mal.

Y es que la tarea de determinar el corpus de un dramaturgo del Siglo de Oro no es sencilla. Más que ningún otro género literario, el teatro se prestaba en aquel tiempo a la impostura, a la falsificación. Una vez dejado por el poeta su manuscrito en manos de los “autores de comedias”, es decir, los empresarios-directores de entonces, comenzaba un proceso no poco accidentado de copias y recopias que, en no pocas ocasiones, dejaba bastante irreconocible el original. Los impresores menos escrupulosos publicaban las comedias bajo el nombre de las firmas más célebres, y eso hace que todavía hoy se discuta la autoría de títulos como El burlador de Sevilla, El condenado por desconfiado o La estrella de Sevilla, esta siempre atribuida a Lope.

Es este un problema que no solo afecta a nuestro teatro clásico sino también a otros coetáneos, como el isabelino. Ahí está el caso reciente de la Historia de Cardenio, comedia que Shakespeare escribió con John Fletcher. Perdida durante mucho tiempo, Roger Chartier ha demostrado no hace mucho su filiación shakespeariana. O el de Tomás Moro. Si obras tan cuantitativamente pequeñas como la de Shakespeare o la de Marlowe plantean un sinnúmero de enigmas sobre su identidad, ¿qué decir de un teatro tan inabarcable como el de Lope?

En la segunda edición de su novela El peregrino en su patria (1618), un Lope harto de que con su nombre se imprimieran obras ajenas da una lista de títulos de las comedias por él escritas. En ella figura el de Mujeres y criados, nunca publicada y cuyo paradero se desconocía. Con él ha dado en la Biblioteca Nacional Alejandro García-Reidy. El hallazgo no es fruto del azar sino de la constancia y el esfuerzo tanto individual como de equipo. García-Reidy es miembro de PROLOPE, grupo de investigación que, con mano maestra, dirige desde 1997 Alberto Blecua en la Autónoma de Barcelona, y que lleva publicadas doce de las veinticinco Partes de Comedias de Lope. Nada más satisfactorio para el trabajo de un filólogo que un descubrimiento de estas características, importante para la universidad y para el mundo de la escena. Por los versos que he podido leer, Mujeres y criados es una divertida comedia de enredo, de ambiente urbano, poderosa de imaginación y de naturalidad lopesca, con una temática femenina muy propia de su autor. En suma, digna de que, cuatrocientos años después, suba de nuevo a las tablas.


Por Javier Huerta Calvo / elpais.com
Javier Huerta Calvo es catedrático de Literatura Española en la Universidad Complutense y director del Instituto del Teatro de Madrid.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
De la sombra a la luz


Un Lope nuevo, ¡qué maravilla!

Es como un descubrimiento en el Valle de los Reyes, pero a las momias no las puedes resucitar


  

 user_50_lope_de_vega

Un Lope nuevo, ¡qué maravilla! Es como un descubrimiento en el Valle de los Reyes, con la diferencia de que a las momias no las puedes resucitar, infundirles vida, y a una comedia de Lope, sí. Va a regresar de la oscuridad a las candilejas. En realidad no me sorprende el hallazgo porque se calcula que Lope escribió 1.800 obras entre las que conocemos y las que se dan por perdidas. Como con Lorca, van saliendo cosas.

Lope…, sobradas razones tenía Cervantes para calificarlo de “monstruo de la naturaleza”. Yo lo descubrí después de a Lorca; es como ir a la fuente. No es casualidad que Lorca fuera un gran estudioso de Lope, lo programó mucho en La barraca y escribió un prólogo para El caballero de Olmedo, una obra que él, Lorca, desempolvó y que fue la última que representó con su compañía.

“Dadme cuatro tablas, dos actores y una pasión”: esa es la definición del teatro que hace el propio Lope. Es el lirismo y la liviandad, lo contrario de Calderón, que es más mazapán, más castellano. Lope es más árabe, más andaluz. Parece que en el siglo XVII la lengua estaba muy mezclada, el castellano de entonces se parecía más en su cadencia al andaluz.

De Lope nos sorprende la carnalidad que tiene; al llevarlo a escena puedes encarnar el verso como si se tratara de personajes de Chéjov o Shakespeare. Me pregunto qué hubiera sido Lope sin las exigencias de su tiempo que le hicieron ocuparse de esos temas que hoy ya no nos importan como son la virginidad y el honor. Si hubiera podido prescindir de ellos y adentrarse aún más en la naturaleza humana. Si hubiera tenido la libertad de Shakespeare.

Como director, cuando preparo como ahora un Lope, pienso que estoy haciendo un espectáculo para ciegos, tanta fuerza tiene la palabra. Palabra siempre con un sentimiento detrás, en cada verso. El tempo es muy importante en Lope. Creo que se le ha dado tradicionalmente una solemnidad artificial, como a todo el teatro clásico, y eso aburre. El Lope original era otra cosa, mucho más rápido. Si no, no hubiera tenido tanto éxito, no hubiera sido tan popular. El reto al hacerlo es recuperar a ese Lope vital. Hallarlo cada vez, llevarlo de la sombra a la luz.


Por Lluis Pasqual / elpais.com
Lluís Pasqual es director de teatro y estrenará en marzo El caballero de Olmedo con las jóvenes compañías del Lliure y de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
.


Lope regresa a las letras


Una exposición en la Casa Museo de Lope de Vega exhibe manuscritos, primeras ediciones y documentos del genio del Siglo de Oro


 1417200266_456156_1417201483_noticia_grande_1417265075_484802

Exposición Es Lope sobre Lope de Vega.

Evocar el Siglo de Oro desde el barrio de las Letras de Madrid es siempre posible. Pero retornar a aquella grandiosa centuria de las letras y las artes hispanas parece hoy verdaderamente real si se hace desde el número 11 de la calle de Cervantes, la misma morada madrileña en que habitó Félix Lope de Vega y Carpio, quizás el madrileño más insigne de cuantos hijos entonces la ciudad tuvo.
Hasta el 1 de febrero, por iniciativa de la Real Academia Española, que quiere así festejar su tercer centenario como institución, y con el aval de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura del Gobierno regional, la Casa de Lope de Vega muestra una interesante exposición sobre su tan egregio dueño. En ella se da noticia directa de la atmósfera en la que se desplegó su vida y, más precisamente, de sus escritos, su hechura y alcance. Lo cual equivale, en su caso, a dar fe de su placentera y turbulenta vida. Porque fue Lope de Vega el hombre más capaz de convertir lo vivido en escritura, la emoción en palabra y, en poema, la mirada mera y pura.

Quien naciera un 25 de noviembre de 1562 en una casa del platero Jerónimo Soto, hijo de padres montañeses, bordador él, ama de casa ella; quien quedara desbravado de su infancia traviesa en el Colegio Imperial de la calle de Toledo; quien, en 1587, permaneciera preso en la cárcel de Corte que hubo en la hoy plaza de la Provincia, tras escribir un libelo contra una actriz, Elena Osorio, pese a ser por él muy bienamada; quien, al fin, tras numerosos amoríos con cómicas, actrices y damas de cuna alta, sentara la cabeza y casara primero con la dulce Isabel de Urbina, en la iglesia de san Ginés, desplegó en Madrid lo mejor de su prodigioso genio literario.

La expresión 'Es de Lope' fue acuñada por Cervantes

Hasta 500 comedias, una excelsa obra lírica, cinco grandes poemas épicos, cuatro menores, épicos también, amén de cuatro novelas breves, otras tres largas, tres poemas didácticos y un sinfín de versos que escribía, provisto de un cuadernillo, incluso cuando caminaba por el Madrid de entonces, surgieron de su fértil pluma y dieron fe de su talento. Era capaz de versificar musicalmente cualquier tipo de situación, episodio o acontecimiento, desde el más fausto al menor y nimio incidente. Todas las navidades acudía a un templo cercano a la hoy calle del Caballero de Gracia a cantar villancicos por él mismo compuestos.

Protagonista de tórridos amoríos, consecutivos y simultáneos, padre de una decena, conocida, de hijos, su vehemente sinceridad, como ha escrito el catedrático José Montero Padilla, más su “recio gozar del mundo”, convirtieron a aquel joven —enrolado dos veces en la marina, una de ellas en la Invencible, desterrado seis años de Castilla y asentado en Valencia— en un torbellino de pasiones encendidas.

Todo ello cabe imaginar, cuando no percibir, en esta pequeña pero densa exposición, donde algunos de sus sus manuscritos comunican aún ese latido que acompasó una vida tan vibrante y apasionada como la suya.


 1417200266_456156_1417201043_sumario_grande

Exposición 'Es Lope' dedicada a Lope de Vega

Manuscritos, libros suyos de poemas escritos a mano; valiosísimas primeras ediciones; documentos notariales o contratos se muestran al público estampados en duraderos pergaminos, desde el tiempo detenido en el asombro de su genio, a partir de su muerte, acaecida un 25 de agosto de 1635 en que su cadáver surcó el frontal del convento de las Trinitarias Descalzas de San Hermenegildo y San Juan de la Mata donde profesó como religiosa su adorada hija Marcela de San Félix.

Es el mismo convento al que acudiera a rezar, junto a su hija Isabel de Saavedra, Miguel de Cervantes, allí enterrado en 1616, antes vecino, colega y amigo del dramaturgo, quien dijera la frase “es de Lope”, que da lema a la exposición y que fuera acuñada en el Madrid entonces, como “decir que una cosa es buena”.

La fama adquirida en vida por el dramaturgo más importante de la historia de España, autor de Fuenteovejuna, El caballero de Olmedo, la Dragontea, La Jerusalén conquistada o Arte nuevo de hacer comedias, compensó buena parte sus intensas tribulaciones, sobrevenidas desde la fogosidad de un carácter creativo, propenso a la transgresión y al inmediato arrepentimiento, piadoso pero abrasado por la sed de amar cegadoramente, tanto, que para él “amar y hacer versos es todo uno”, como escribiera su discípulo y biógrafo Juan Pérez de Montalbán. Celoso quizá de aquella fama, como explica la exposición comisariada por el académico José Manuel Sánchez Ron, el poeta rival Luis de Góngora le disparó entonces un versito malicioso, tras colocar Lope en uno de sus libros un escudo heráldico en el que atribuía al linaje de su apellido Carpio hasta 19 torres: “Por tu vida, Lopillo, que me borres las 19 torres de tu escudo, pues aunque tienes mucho viento, dudo que tengas viento para tanta torre”.

Hay hasta 140 cartas a su mentor, el Duque de Sessa

Un valioso anagrama del setecientos, obra de Morante; hasta 140 cartas a su idolatrado protector, el duque de Sessa, postrer mentor ingrato por negarse a pagar la evitación de la monda de sus huesos en la iglesia de San Sebastián, donde Lope sería enterrado; el códice Durán Massaveu con sus autógrafos; inventarios protocolizados de sus bienes; más, incluso, una decimonónica colección de etiquetas de cajas de cerillas de Gaspar Camps y un soberbio retrato anónimo de cuando Lope de Vega fue nombrado protofiscal de la Cámara Apostólica del Arzobispado toledano tras tomar órdenes religiosas a edad avanzada, efigian su memoria y su figura, elogiada en otros textos mostrados por... “panegíricos a la inmortalidad de su nombre, escritos por los más esclarecidos ingenios”, como muestra uno de los textos exhibidos en la exposición.


Es Lope. Martes a domingo, de 10.00 a 18.00. Entrada gratuita. Casa Museo de Lope de Vega. Cervantes, 11. hasta el 1 de febrero.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Lope de Vega: “Ningún poeta tan malo como Cervantes”

La Biblioteca Nacional compra por 400.000 euros 96 cartas autógrafas del dramaturgo que muestran su lado más íntimo y descarado



 00_1516724642_597815
 
Cartas de Lope de Vega en la Biblioteca Nacional de Madrid.

La Biblioteca Nacional ha adquirido un volumen con 117 cartas dirigidas por Lope de Vega (1562-1635) al duque de Sessa, 96 de las cuales son del puño y letra del escritor del Siglo de Oro. El epistolario está cosido y ha perdido su encuadernación. Titulado Cartas y billetes de Belardo a Lucilo sobre diversas materias ha costado 400.000 euros y la oferta procedía de la familia de Bustos y Pardo Manuel de Villena. Este tomo es el primero de todos los que coleccionó y encuadernó en su día el duque; el segundo está en la Fundación Lázaro Galdiano, el cuarto en la Real Academia y el quinto en el Museo Británico. El tercero, probablemente en manos privadas.

La Biblioteca Nacional (BNE) suma ese tesoro epistolar a la colección de cerca de 2.000 textos autógrafos que posee de esta época dorada de las letras españolas, 21 de ellos de Lope de Vega. Esta mañana, la directora de la institución, Ana Santos Aramburu, ha presentado el ejemplar a los medios de comunicación y el director de Manuscritos, Javier Docampo, ha calificado el año 2017 como mirabilis, con la guinda de esta compra.

Las cartas están fechadas entre 1610 y 1614. Lope de Vega y el duque, Luis Fernández de Córdoba, ya se conocían. El escritor, famoso por sus amoríos y sus desenlaces que le pusieron frente a la justicia en alguna ocasión, era “secretario de amores” del aristócrata, para quien escribía algunas cartas que el duque enviaba a sus amantes como si fueran propias. La amistad y confianza entre ambos no dejó de crecer y Lope fue el responsable también de despachar la correspondencia política, diplomática del duque.

Este epistolario adquirido por la BNE revela la intimidad que unía a los dos hombres y a través de las misivas que le dirigía al duque, el autor de La dama boba, va dejando señales valiosas a los estudiosos de su obra y de su época. Sus enfermedades, sus caprichos, sus costumbres, su celopatía, los escarceos, los altibajos, asuntos relacionados con la psicología, de corte cotidiano y doméstico… “Se ve a un Lope esposo, poeta, amante, amigo”, ha dicho el estudioso del escritor Carlos Peña López, investigador del grupo Prolope de la Universidad Autónoma de Barcelona.

A la muerte del autor, el duque de Sessa mandó recopilar todas estas cartas, que dejan ver también las preocupaciones de Lope por el mundo literario de la época, como la conducta de los actores de comedias, del cierre de los corrales en la muerte de la reina Margarita, o algunos de los clásicos sopapos que, en privado, daba Lope a Cervantes. “De poetas, no digo: buen siglo es este. Muchos en cierne para el año que viene; pero ninguno hay tan malo como Cervantes ni tan necio que alabe a Don Quixote”. Otra vez refiere un encuentro con su adversario literario en la academia, donde los bonetes volaban en un altercado entre escritores. “Yo leí unos versos con los anteojos de Cervantes, que eran como huevos estrellados mal hechos”, relataba desagradecido.

Desde la intimidad que proporciona la relación epistolar, se encuentran en estos textos consejos al duque sobre amores, notas obscenas y jocosas, referencias a la homosexualidad y un sinfín de detalles. Ninguno de ellos eran desconocidos para los estudiosos porque en el siglo XIX se hizo una copia de estas cartas que se depositó en la Biblioteca Nacional. Pero los lopistas tienen ahora en sus manos el original, con señales evidentes de que lo es, lo que les permitirá corregir errores y omisiones que aparecen en la copia y validar a través de esta letra original de Lope otros textos que se le atribuyen como autógrafos. “Lo bueno empieza ahora”, ha dicho la paleógrafa de la Universidad Complutense Paloma Cuenca. “Porque en aquel siglo era muy común hacer copias de los originales y hemos de discernir cuáles eran los auténticos”.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lope De Vega 
 
Mapa de las primeras tablas

Una exposición en la casa museo de Lope de Vega describe un Madrid inundado de escenarios durante el Siglo de Oro



 00_1529421712_531334
 
Exposición 'Todo Madrid' es teatro que repasa la historia del teatro en Madrid. / Carlos Rosillo

En el Siglo de Oro, Madrid se convirtió en la capital de un vasto imperio en el que no se ponía el sol, pero también en el lugar donde se construían los sueños de la sociedad más ilustrada. Las representaciones teatrales se intensificaron durante la época y surgieron nuevos espacios para su práctica. De aquí se exportaron al mundo. Una exposición gratuita trata de descubrir esos lugares. Todo Madrid es teatro (Casa Museo de Lope de Vega, Calle de Cervantes, 11) se puede visitar todos los días, excepto los lunes, de 10.00 a 18.00 hasta el 30 de septiembre.

De norte a sur, de este a oeste, la ciudad se inunda de escenarios en el siglo XVI. Es lo primero que observa el visitante en la estrecha pero alargada sala que aloja la muestra. Al fondo, en la pared de la que pudo ser la cocina de Lope, se erige un gigantesco plano de Madrid en 1656, obra de Pedro Texeira. Está dividido en cuadrículas y, al pulsar los botones de un atril informativo que le precede, se iluminan los 26 espacios que albergaron en algún momento representaciones teatrales. Desde la Plaza Mayor al Alcázar Real pasando por palacios, hospitales y conventos.

La mayor parte del mural está ocupado por los corrales de comedias, edificios de exclusivo uso artístico que comienzan a levantarse para satisfacer el gusto del pueblo por este espectáculo. El género comienza a salir de los palacios y se democratiza. El primer corral de Madrid, el de la calle de la Cruz, se inaugura en 1579. Le siguen otros como el del Príncipe y el de la Pacheca. En 1640 baja el telón el Real Coliseo del Buen Retiro, diseñado por Cosme Lotti. En la sala se muestra una maqueta construida por Juanjo Reinoso para la ocasión.

“El teatro se convierte en el siglo XVI en un pasatiempo nacional y hay quien se da cuenta de que puede ser un negocio”, explica Francisco Sáez, comisario de la exposición. El acceso a los corrales estaba garantizado siempre que se pudiera pagar la entrada. La más barata costaba 20 maravedíes. El jornal de un obrero no cualificado era entonces de 32 al día. En la muestra están algunas de esas monedas, pero también planos, máscaras, grabados y hasta obras originales, como un ejemplar de Las órdenes militares, de Calderón de la Barca, cedido por la Biblioteca Nacional.

Música fundamental

La exposición se distribuye en cinco espacios, los tres físicos ya descritos, y otros dos simbólicos. Uno está dedicado a la música. “Era fundamental porque envolvía el ambiente y daba sentido a la representación”, indica Eusebio Bonilla, responsable de museos históricos de la Comunidad. En la muestra se exhiben tres partituras que se escuchan de fondo y de forma alternativa en la pequeña pero acogedora estancia.

A pocos metros, una recreación virtual del escenario La Selva sin amor, de Lope, que consiguió ser un icono en la época, muy a pesar de Miguel de Cervantes. Vivían en el mismo barrio, frecuentaban las mismas tertulias, pero acabaron siendo enemigos íntimos. “Lope se supo adaptar al público. En ese momento está naciendo el teatro como espectáculo de masas. Cervantes es más un autor de novelas, escribe para un público más reducido. No todo el mundo puede comprar libros entonces”, explica el comisario de la muestra.

El otro espacio simbólico, al final de la sala, está dedicado a quienes se movían entre bambalinas. Llama la atención un cuadro anónimo sobre Cosme Pérez, conocido como Juan Rana, que llegó a ser el actor más popular de la época. “Se ha restaurado para la exposición y hemos descubierto que tenía bigote”, bromea Bonilla. Sáez, que dedicó a este personaje su tesis doctoral, concluye: “Con solo salir a las tablas, sin abrir la boca, la gente se moría de risa”.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario