Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 2 de 4
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
 
MIQUEL BARCELÓ
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
La 'Capilla Sixtina' de Barceló


Mil cuatrocientos metros de superficie. 35.000 kilos de pintura. Y más de nueve meses para crear un planeta, un mar, una cueva. Entramos en la última gran obra del pintor Miquel Barceló. Su 'Capilla Sixtina', en la cúpula de la Sala de los Derechos Humanos de la ONU de Ginebra.

Una acuarela del diario de a bordo que Miquel Barceló ha escrito y pintado durante sus nueve meses de estancia en Ginebra muestra a un mono vestido de astronauta que pinta de espaldas con una enorme manguera. Ese autorretrato resume el espíritu que ha animado al artista mallorquín a cumplir el reto de pintar la cúpula de la sala de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. El techo era un gran desierto blanco de 1.400 metros cuadrados. Ahora es un inmenso mar agitado y una cueva.


80726259pa4

Antes y después. El 10 de septiembre de 2007 comenzaron los trabajos en la cúpula blanca de la sala de la ONU (arriba). Nueve meses después, el 10 de junio de 2008, el pintor estampó su firma en el centro de su obra y la dio por terminada. El cambio se aprecia en este montaje.


63605535zy4

Pruebas sobre papel. El artista pintó gran cantidad de acuarelas en su taller de Leman, Ginebra, durante el proceso para marcar dónde situar las estalactitas.


21101565ib1

Estalactitas de resina. Barceló utilizó una pistola de 'paintball' para disparar la resina con la que consiguió las estalactitas. En la imagen, el artista de Felanitx en febrero de 2008 trabaja con el material.


58853961so3

Miles de kilos de pintura. Las formas de resina se cubrieron después con 35.000 kilos de pintura, con un código de colores para crear esa cueva. El artista, protegido por un mono de astronauta, empleó una gran manguera para llenar de color el techo de la sala.


37888567yt0

Maquetas y reproducciones. Durante los meses que duró la obra, el artista mallorquín repasaba las maquetas y las reproducciones de la cúpula en su despacho-taller


91141878zi8

Un descubrimiento. Los chorros de pintura fueron cubriendo la cueva-cúpula. Desde que descubrieron el Nexópido, la pintura capaz de aguantar las estalactitas, todo cambió. Durante seis meses habían estado intentando hacerlas.


13449771jz6

Un mar de pintura. Después de cada sesión, el suelo del andamio se cubría con un mar de pintura caída de la cúpula.


88307840lp4

Contra la gravedad. A Barceló le gustaba tenderse en el suelo y mirar el efecto que producía su pintura. Él mismo ha dicho: "He querido llevar al extremo pintar contra la gravedad". Si uno se va sentando en cada una de las 700 butacas que hay en la sala ve una cosa diferente.



EL PAÍS



 


La verdad es sorprendente el resultado de Barceló en la sala de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra... especialmente las estalactitas de pintura que ha conseguido, todo un descubrimiento... naturalmente si con el paso de los años se solifican y no se caen.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Miquel Barceló: 'No tengo más opción que reinventarme cada día'


Miquel Barceló, el artista español más internacional, recibe a EL MUNDO en su casa/taller de Mallorca en la serie de entrevistas 'En primera fila'. El pintor y escultor presentará en las próximas semanas el mayor de sus retos profesionales: la cúpula de la Sala XX en la Sede de Naciones Unidas en Ginebra.


Más Info: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/01/cultura/1225571330.html
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Cúpula de la Sala XX del Palacio de Naciones de la ONU en Ginebra, pintada por Miquel Barceló


España pagará el 40% de los 20 millones que cuesta la cúpula de Barceló para la ONU

El 60% restante lo aportarán empresas privadas

Se utilizaron 500.000 euros de los Fondos de Ayuda al Desarrollo

Se justifica por la contribución de esta obra a la promoción de los derechos humanos




51902743nv9

Miquel Barceló, durante los trabajos en la cúpula de la ONU


GINEBRA.- El coste de la renovación de la Sala XX del Palacio de Naciones de la ONU en Ginebra, y de su cúpula, pintada por Miquel Barceló, asciende a 18,5 millones de euros más el 10%, según ha revelado el embajador de España ante la sede europea de Naciones Unidas, Javier Garrigues.

De esta cantidad, Garrigues ha recordado que la financiación de ONUART, la fundación creada para llevar a cabo esta obra de arte que España dona a Naciones Unidas, es en un 60% por ciento privada (12 millones de euros), con algunas de las más importantes empresas españolas incluidas en el proyecto, y un 40% pública (ocho millones de euros).

El diplomático ha ofrecido esa cifra en un intento de poner fin a la polémica que envuelve a este asunto, y ha confirmado que se utilizó una partida de 500.000 euros de los Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD), lo que justificó por la contribución de esta obra de arte a la promoción de los derechos humanos y el multilateralismo.

"El presupuesto aprobado por el patronato de la fundación ONUART es de 18.487.498 euros, además de una desviación autorizada del 10% sobre esta cantidad", señaló Garrigues, que también es vicepresidente de la encargada de la obra, ONUART, en una conferencia de prensa dedicada a la inauguración oficial que tendrá lugar el 18 de noviembre.


68684642wn0

El artista, en otra zona de la cúpula.

Indicó que la cifra "cubre la totalidad de los costes, la obra de arte, la obra de ingeniería, los honorarios del artista, el amueblamiento, etc.", y confió en que "no nos vamos a pasar de ese 10% autorizado por encima del presupuesto".

Sin desglose del coste total

"Existe ese desglose, pero ese es un tema de la Fundación que no consideramos que se deba revelar aquí", señaló. Acerca de los FAD, señaló que "esos 500.000 euros no se han contabilizado como ayuda al desarrollo por la OCDE" (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Pero al mismo tiempo dijo que, según el artículo 68 de la ley 42/2006 del 28 de diciembre, la financiación de la Sala de Derechos Humanos y de la Alianza de las Civilizaciones -como se denominará la Sala XX del Palacio de la ONU- "cae bajo la categoría de ayuda al desarrollo".

"No es cuestionable que se hayan utilizado una partida de FAD, pues todo lo que está relacionado con derechos humanos es ayuda al desarrollo, y en ese sentido, lo que se hace en Ginebra en el marco de la ONU es el mejor ejemplo de ese multilateralismo eficaz", dijo Garrigues. Y agregó: "No por estar en tiempos de crisis hay que sacrificar ese ámbito de los derechos humanos".


Una gran aportación española


67156179pg6

Tanto él como el anterior embajador en Ginebra, Juan Antonio March, han defendido la gran aportación que significa para España llevar a cabo lo que Garrigues calificó como "una de las obras de arte más importantes del arte contemporáneo".

"Con ella queremos contribuir a reforzar el multilateralismo del siglo XXI, y en ese sentido España renueva así su compromiso para que los derechos humanos se integren en la agenda global", afirmó Garrigues.

Tras recordar que los trabajos han incluido la renovación total de la Sala XX, Garrigues consideró, además, que ha sido "una excelente tarjeta de visita para las empresas españolas que han trabajado en el amueblamiento, en la iluminación y otro equipamiento de la sala".

La inauguración 'será sobria pero de gran realce'. La inauguración será el día 18 de noviembre y asistirá el Rey

La inauguración oficial, que harán el Rey Juan Carlos, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, "será sobria pero de gran realce", indicó el embajador.

Habrá unos 700 invitados, y en ella Barceló presentará su obra de arte, que le ha llevado año y medio de trabajos, con retrasos por problemas técnicos debido a la envergadura de la cúpula, de 1.400 metros cuadrados, y a la dificultad del proyecto, basado en un mar de estalactitas colgantes.

El director general de la ONU, Serguei Orzhonikidze, expresó el gran agradecimiento de Naciones Unidas por este regalo de España, que, recordó, fue una iniciativa personal del Rey surgida durante su visita a Ginebra en marzo de 2005.


41870316vu1


Donaciones para renovar el edificio

La donación se enmarca dentro de las contribuciones que se han pedido a los países miembros para modernizar el Palacio de Naciones, un edificio viejo que "necesita una renovación total".

En ese sentido, España ha sido de los primeros en contribuir y lo ha hecho "con un regalo práctico, una sala funcional, muy simbólica, y que no hay duda de que va a ser un hito artístico que va a formar parte del patrimonio colectivo".

Tras la renovación, la Sala XX tendrá cabida para 750 personas y un diseño flexible por el que podrá organizarse diferentemente para distintas reuniones. Un 10 por ciento de los asientos podrán utilizarse con sillas de ruedas.



 


Esperemos que el derroche de dinero haya valido la pena, esta obra tiene pinta de conventirse en un referente mundial, por la embergadura, por lo difernte de la obra en si y por la técnica aplicada por Barceló.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Ayer leí la noticia y tú, José Luis, ya nos das una amplia y detallada información de esta monumental cúpula tan original que ha creado Barceló, semejante a cualquier cueva que la naturaleza nos regala, cubierta de estalactitas que através de los siglos se han ido formando y Barceló por arte magia la ha creado en tiempo record. Muy atrayente por lo pintoresca. esperemos que con el tiempo el material se vaya consolidando y la puedan disfrutar como un referente innovador y sin que ello constituya peligro alguno. El contraste está en lo oportuno del momento que vivimos y que generará, por su costo, más de un rechazo justificativo. Cosas que tiene la vida. Saludos
 



 
matias Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Por mucho que se quiera justificar, la polémica está servida.
 




___________________________
mini_140316081758881209
 
galarina Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Entrevista de EL PAÍS: MIQUEL BARCELÓ Pintor y escultor


"He aprendido a cuidarme de los políticos"

"Lo peor de todo es que me hayan comparado con Miguel Ángel"

"Hubo un momento en que dije: un artista tiene derecho a fracasar"

"Mi pintura es multilateral. En cada metro se aprecia"

"Ha sido más difícil pintar los 1.400 metros que aguantar la bronca"




elartistamiquelbarcelencg9

El artista Miquel Barceló, en la sede de la ONU en Ginebra
 
    
En estos días de fragor mediático y bronca creciente, Miquel Barceló se encuentra en Ginebra. Da los últimos retoques al fresco de 1.400 metros cuadrados que, a modo de una "metáfora del mar, la cueva y la multilateralidad", adorna la remodelada sala de Derechos Humanos de la sede de la ONU. Han sido dos años de trabajo al frente de un equipo de 30 personas y un coste de 20 millones de euros. En esa cuantía se incluye una partida de 500.000 euros con cargo al Fondo de Ayuda al Desarrollo, origen de una polémica que llegó el miércoles hasta el debate de los Presupuestos en el Congreso de los Diputados. El martes próximo Barceló inaugurará su gran obra, si "la huelga de trenes que hay anunciada" no le "deja tirado en París" y en presencia del presidente del Gobierno, los Reyes y Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores.


Pregunta. ¿Cómo ha vivido la bronca?

Respuesta. Todo lo al margen que podía. Ya en la presentación con el ministro supe que me iban a llover las preguntas de algo que no me atañe. No soy yo la persona que tiene que decir esas cosas. Aunque lo peor de todo esto es que me hayan comparado con Miguel Ángel con lo de la Capilla Sixtina del siglo XXI. ¡Por favor! ¡Un poco de vergüenza! Leí en una ocasión que dijo que nunca había podido hacer una gran obra. ¡Miguel Ángel! Lo de la Capilla Sixtina lo consideraba una cosa hecha en un sótano con un suelo húmedo y mohoso.

P. ¿Diría que el resultado ha salido caro?

R. Yo ni siquiera sé decirte si los gastos son muchos o pocos. No es asunto mío. Simplemente. Hay muchos gastos aparte de la intervención artística. Es una remodelación muy compleja. La cúpula es una pequeña parte, el resto son pantallas de plasma y cosas de ésas, y se ha tendido a identificar el todo, la sala, con la parte, la cúpula.

P. ¿Le ha sorprendido la polémica?

R. Me parece hasta normal. Es una cosa política y como un arma política se ha usado. Es parte del juego.

P. ¿Volvería a embarcarse en algo así, visto lo visto?

R. No lo sé. Depende. Lo que seguro no haré es una cúpula bis. Ir haciendo cúpulas por todo el mundo no es mi estilo. Y mira que ya me lo han ofrecido.

P. ¿A qué achaca tanto ruido?

R. Creo que no se han explicado las cosas bien desde el principio. Los cuchillos están en el aire, pero parece que la cosa se está calmando.

P. ¿Se siente dolido?

R. Tampoco le he dado muchas vueltas. El problema es que he estado en Málaga y por ahí y me ha pillado en medio, ante los periodistas. Me he pasado toda la semana preguntándome por qué demonios no me habría quedado en el taller.

P. ¿Qué ha aprendido?

R. A cuidarme de la clase política y quedarme más en el taller.

P. ¿Ha llegado a odiar un trabajo que ha hecho a muchos pensar que a Barceló se le paga con dinero destinado a los pobres?

R. No, no hay para tanto. Ha sido mucho más difícil llenar esos 1.400 metros cuadrados que aguantar la bronca.

P. ¿Por qué se empeña en no desvelar su sueldo? ¿No cree que se acabará sabiendo y resulta mejor controlar el modo en comunicar una información?

R. No es un asunto mío, que lo den los que lo tengan que dar si quieren. Supongo que eso da morbo, ¿no?

P. ¿Ha compensado el trabajo?

R. Fue difícil, muy difícil porque no había calibrado bien la dimensión. Cuando empecé, estaba trabajando como para llenar 500 o 600 metros cuadrados. Paré y tuve que hacer el mismo trabajo de la serpiente que tiene que digerir una ternera. Asimilar la dimensión de la cúpula y ampliar todos mis gestos. Fue una reinvención radical rotunda.

P. ¿Pensó en mandarlo todo al carajo?

R. Claro. En enero o febrero hasta lo verbalicé.

P. ¿Qué cara le pusieron los responsables de la fundación Onuart, que está detrás del proyecto?

R. Ni me fijé. Les dije: "Un artista tiene derecho a fracasar". No me presionaron.

P. ¿Le satisface el resultado, entonces?

R. Ha sido muy largo y laborioso. Cuando todo empezó, dudé mucho en meterme. Parecía técnicamente largo y horrorosamente técnico. El edificio, además, me echaba para atrás. Me daba bastante grima. Luego pensé que nunca tendría una oportunidad mejor para pintar algo tan grande. Quizá porque en su día se presentó al concurso Le Corbusier y al final le dieron el edificio a otro. Es como un decorado de James Bond. Y mi fresco, un platillo volante dentro de otro platillo volante. Supongo que algo así no puedes hacerlo ahora mismo más que en los Emiratos. Y Ginebra está bastante en el centro de Europa. Luego está el sitio, que es bastante de ciencia-ficción borgiana. Un lugar de encuentro de las naciones. Es un poco Philip K. Dick.

P. ¿Y el multilateralismo? ¿También le da grima?

R. En absoluto. Piense que mi pintura es multilateral. En cada metro se aprecia eso clarísimamente. Como el caos.




Cómo era previsible, continua la polémica... y es qué los grandes artistas son así. Por cierto no sé cómo se ofende por qué le hayan comparado con Miguel Ángel -ya sé qué no son comparables- pero debería ser un honor para él.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Los monarcas, el presidente Zapatero y Ban Ki Moon,

inauguran en Ginebra la Sala de los Derechos Humanos de la ONU



El Rey alaba la "indudable belleza" de la cúpula de Barceló

"Nada mejor que el arte como mensaje universal para expresar los valores y principios que inspiran a las Naciones Unidas" ha añadido don Juan Carlos.




Así se hizo la bóveda de Barceló, enlace: http://www.elpais.com/videos/cultur...lpepucul_4/Ves/

    
Los Reyes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, han inaugurado esta mañana en Ginebra la sala del Palacio de Naciones Unidas que incluye en su cúpula una obra del artista mallorquín Miquel Barceló y que se ha visto envuelta en la polémica por el uso de una partida de 500.000 euros del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) para su financiación. En su discurso, el Rey ha alabado la "indudable belleza creativa y fuerza expresiva" de la cúpula.

España, octavo contribuyente de Naciones Unidas, asumió la rehabilitación de la sala, que se ha financiado en un 60 % con capital privado y el resto con una aportación de 7,4 millones de euros del Estado español, de los que casi cinco millones corresponden al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y el resto a Comunidades Autónomas.

El coste total de la rehabilitación se ha cifrado en 18,5 millones de euros, con un 10 % de desviación autorizada (en total unos 20 millones de euros), según informó la Fundación ONUART, encargada del proyecto y que no ha querido desglosar este montante ni precisar cuánto ha costado la obra de Barceló. La rehabilitación de la que ya es la sede del nuevo Consejo de Derechos Humanos se ha visto envuelta en la polémica por el uso de una partida de 500.000 euros del FAD para financiar la intervención. El PP ha llegado a denunciar que el proyecto se ha pagado con ayuda que tenía que ir dirigida a comprar "vacunas" para los niños, en tanto que el Gobierno ha negado que se haya desviado dinero de la lucha contra la pobreza para restaurar la sala.

Tal y como explicó la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, "más de la mitad de la ayuda de los FAD no es Ayuda Oficial al Desarrollo", sólo aquello que así establece el Gobierno de acuerdo a las reglas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a la que cada año el Ejecutivo remite un informe para su control y ratificación.

Este instrumento de la década de los 70 se creó para favorecer la internacionalización de la empresa española con créditos a países pobres, pero fue ampliando sus objetivos paulatinamente y se usa en la actualidad para financiar operaciones de ayuda humanitaria, de emergencia y hacer contribuciones a organizaciones multilaterales. Hoy lo gestiona tanto Exteriores como los ministerios de Economía y Hacienda e Industria, Comercio y Turismo. El Ejecutivo ha anunciado su reforma para dividirlo en tres fondos, uno de los cuales estará a cargo de Exteriores, se llamará Fondo para la Promoción del Desarrollo, FONPRODE, y su "espíritu" será el de conceder donaciones, adelantó Rodríguez.


Polémica por el precio

La polémica surgió a partir de unas declaraciones del ministro Moratinos en la rueda de prensa en la que presentó junto a Barceló el proyecto terminado. Cuando se le preguntó por la cantidad invertida en la sala, el ministro se negó a contestar "porque el arte no tiene precio", dijo. A partir de ahí, aumentó la presión por parte de los medios de comunicación para que el Ejecutivo desvelase el coste de la obra. Después de que se publicase que parte de la actuación se costeó con una partida del FAD (aprobada en diciembre pasado en Consejo de Ministros), Exteriores se vio obligado a ofrecer los datos a través de la Fundación ONUART. Sin embargo, aún se desconoce cuál ha sido el coste de la obra de Barceló. Según Exteriores, esos 18,5 millones de euros no sólo han pagado la obra de Barceló, sino la remodelación integral de la sala, a la que se han incorporado las últimas tecnologías de comunicación y servicios de conferencias y se ha amueblado.


La Capilla Sixtina del siglo XXI

El ministro Moratinos ha descrito la obra del artista mallorquín como "la Capilla Sixtina del siglo XXI". Consiste en un mar de colores repleto de estalactitas o brotes de pintura que parece "que saltan a los ojos del espectador", según ha explicado el propio Barceló.

Para completar la obra, el artista mallorquín ha empleado 35.000 kilos de pintura, casi dos años de trabajo y un equipo formado por una quincena de personas. La inauguración de la sala, que a partir de ahora pasa a llamarse Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de las Civilizaciones, ha contado también con la presencia de Moratinos, Barceló, el director general de la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra, Sergei Ordzhonikidze y el presidente de la Confederación Suiza, Pascal Couchepin.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Tanto la capila como la cúpula son asombrosas por su originalidad. La reina en la capila parecia mirar con admiración la grandiosidad de la obra. Hay artistas "ateos" que se contradicen en los hechos, algo tiene que haber interiormente para poder expresar el sentimiento y el arte es eso, si no sería imposible. a mi ver, poder realizarlo. Estas dos obras ya han inmortalizado a Barceló. Gracias José Luis







A petición de Matías cambio el calificativo de la reina.
 



 
última edición por j.luis el Miércoles, 19 Noviembre 2008, 23:28; editado 1 vez 
matias Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Sin duda Barceló a pesar de lo joven que todavía es, creo que va a pasar a la historia por este trabajo de Ginebra en la Sala de los Derechos Humanos de la ONU y también por el la capilla del Santísimo -de barro- de la catedral de Palma de Mallorca. Tiene una obra muy diversa y es normal que no guste a todos, yo reconozco que solo me gustan algunas cosa de su prolífera obra: entre ellas sus dos trabajos anteriormente mencionados.

Le he oído decir al artista que la cúpula representa la visión de un mar invertido o una cueva llena de estalatitas coloreadas, cambiante de colr según del punto de donde se miren. La verdad debe de ser maravilloso poder contemplarlo en vivo, pues en el video que he puesto, no se aprecian con detalle...


lasaladederechoshumanosxr4


El arte de Barceló acalla las críticas

El pintor mallorquín cobró en torno a seis millones por crear la cúpula de la ONU en Ginebra. Los materiales empleados : Treinta y cinco mil kilos de pintura suspendidos en el aire: agujeros, estalactitas, olas, colores maravillosos. Desde abajo, el punto de vista cambia a cada paso. El mar, una cueva, un mensaje de esperanza. La obra es tan grande que resulta inabarcable para la mirada. La gente estaba entre embrujada y entusiasmada. Miguel Zugaza, director del Museo del Prado, definió la pieza como "la más importante de Barceló y el mejor proyecto público cultural realizado por España en varias décadas".


             Impresionante          



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 19 Noviembre 2008, 11:26; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Pido disculpas por los errores cometidos en mi comentario anterior, escribo muy rápido y apenas si miro. En cuanto a S.M. la Reina, me he expresado mal al calificar su mirada, no observa con rostro estupefacto, todo lo contrario, sino de admiración la obra de Barceló en la capilla del Smo.
 



 
matias Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
La cúpula de Barceló, al detalle


Tras la polémica de los costes y la inauguración, queda la cúpula. Conozca al detalle la obra de Miquel Barceló en la sede europea de Naciones Unidas, en Ginebra. Así se gestó, así se hizo y éste es el resultado.

Ver video: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/24/videos/1227520711.html
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Miquel Barceló, el chamán del barro


0miquelbarcelizquierday

Miquel Barceló (izquierda) y Joseph Nadj, al acabar la función en el Teatre Lliure. el 8 de Mayo de 2009 en Barcelona

Brutal. Estremecedor. De piel de gallina. Los momentos más intensos de Pasodoble, con Miquel Barceló ejerciendo de sacerdote del barro, de alfarero sobrenatural, de demiurgo del lodo, y creando -en el más alto sentido del término- en directo, ante tus ojos, son absolutamente inolvidables. Tienen una calidad ritual, incluso sagrada y te abducen hasta aquel in illo tempore de que hablaba Eliade, el tiempo primordial en el que transcurren los mitos y donde se forjan los modelos precisos de la humanidad.

Conste que quien escribe esto era, antes de asistir anoche a su representación en el Teatre Lliure -que se saldó con un gran éxito, con inacabables aplausos del público (entre el que se contaban Jaume Plensa, Javier Mariscal, Nazario, Daniel Giralt Miracle, Agustí Villaronga, Rosa Vergés y Baltasar Porcel)- más bien escéptico ante la performance del pintor y su socio artístico en el asunto, el coreógrafo Joseph Nadj. Incluso tenía pensado de entrada el título distanciado e irónico: "El arte de ponerse perdido". Nada de eso, imposible permanecer impávido, no digamos bromista, ante la avalancha de emoción de este contundentemente pastoso Pasodoble con el que Barceló, genio ejerciendo de lo suyo, te magrea el alma como si fuera de plastilina y te deja hecho arcilla.

Y eso que la función (se han agotado ya las entradas para todas las representaciones) empieza de manera ligera. Con el muro impoluto en el que unas ligeras pulsiones en su reverso van produciendo a manera de ampollas o burbujas. Se producen perforaciones en la materia (esa pasta a la vez lúdica y primordial, artística y excrementicia, cuya simbología tan bien describió Bachelard) y aparecen Barceló y Najd, trajeados, con aspecto de personajes becketianos o enterradores. Poco a poco se van manchando de lo lindo, primero los zapatos, luego, al arrodillarse o presionar contra el muro, todo el traje. A los 20 minutos ya están hechos unos zorros. Toman azadas y mazos y golpean la pasta ocre produciendo un golpeteo húmedo, como de palmetazo en las nalgas. Barceló salta contra la pared, dibuja líneas. Trepa, crea figuras; lanza bolas, desmocha, perfora. Trabaja más ensimismado que Nadj. El espectáculo, la ceremonia, va in crescendo. Barceló y Najd se encasquetan vasijas de cerámica fresca en las cabezas y las moldean hasta componer máscaras asombrosas, un embarrado bestiario. El estupor va deviniendo angustia y cuando Barceló convierte a Nadj en escultura viva, minotauro picassiano, y lo incrusta en el muro con maneras de sacrificador -le clava dos espátulas como banderillas-, en medio de una música ominosa, la escena se hace sobrecogedora. Un acto de destrucción y creación, que Barceló remata asperjando pintura blanca con una manguera. Él y Najd acaban dejándose tragar por el muro con un ruido de succión. En menos de una hora hemos viajado al otro lado de la realidad, el mundo de los sueños y las cosmogonías. El chamán mallorquín sale y a saludar y ríe como una ardilla.

Como dice el poema: "Me llamo barro aunque Miguel me llame...".


EL PAÍS

------------------------------------------------


Barceló, detrás del espejo


Desde 1985, el fotógrafo Jean Marie del Moral ha seguido a Miquel Barceló por el mundo. Su relación ha dejado imágenes como estas, aglutinadas en un libro.»


Ver imágenes: http://www.elmundo.es/albumes/2009/01/05/barcelo/index.html
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 10 Febrero 2010, 17:54; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
De paseo con Barceló por la Bienal

Recorrido por el pabellón español en la gran cita artística del "todo vale"



unavisitantedelpabellne

Una visitante del pabellón español de la Bienal de Venecia contempla una de las obras de Barceló


Parece que todo vale para Construir mundos, la propuesta de la 53ª edición de la Bienal de Venecia que el domingo se abre al público con la participación de artistas de 70 países. De momento (el de enseñarlo a prensa, artistas, galeristas) se ha visto de todo y para todos los gustos. Como casi siempre.

La pieza más fotografiada y comentada va a ser, sin duda, la del Pabellón de Dinamarca. El colectivo de artistas The Collectors presenta una instalación en la que el visitante tiene que recorrer una vivienda de lujo desmesurado para rematar el paseo frente a una piscina en la que un hombre flota muerto boca abajo (es un muñeco de látex, naturalmente). En el fondo de la piscina, se ve un reloj de nivel y un paquete de Marlboro Light. ¿Así acaba esta historia? ¿Es posible construir algo con las fuerzas que nos quedan? Son sólo preguntas, al menos, de momento.

Más allá de la provocación y de los interrogantes, en los pabellones oficiales se multiplican los nombres de artistas consagrados. Steve McQueen está en el de Gran Bretaña. Mark Lewis en el de Canadá; Bruce Nauman, en el de Estados Unidos. Otros países se arriesgan con firmas menos reconocidas. ¿España? Ha optado por Miquel Barceló, uno de los artistas más reconocidos del panorama internacional. Barceló (Felanitx, 1956) ha convertido el pabellón en un auténtico "mapamundi de sus preocupaciones artísticas". Arranca con cinco impresionantes cuadros que surcan sus mares más queridos: el Mediterráneo, frente al que nació; y el del Norte, junto al que creció su mujer. También emergen las costas africanas que tanto ama. En un recorrido con este diario, Barceló mostraba ayer cómo ha reformado el pabellón para que la luz natural resalte la profunda belleza del agua. Delante de esos mares de néctar, de infinita tranquilidad o de rebosante espuma, ha instalado cuatro grandes cerámicas en las que la sensualidad del cuerpo de mujer vuelve a ser uno de sus temas favoritos.

Entonces, las siluetas femeninas dejan paso a las de animales. Dos de sus cuadros recientes están protagonizados por gorilas. Parecen mirar al artista. "Cuando tenía 20 años, me identificaba con esos perros salvajes. Era tal como yo me veía, pero a cuatro patas. Ahora si tuviera que elegir con qué animal identificarme optaría sin ninguna duda con el gorila. Es mi autorretrato", confiesa el artista.

La sala a la que Barceló llega con entusiasmo renovado es a la dedicada al raro escritor y pintor francés François Augieras, al que el artista mallorquín decidió traer al pabellón español como invitado en un gesto insólito. Se muestran 12 cuadros de pequeño formato con los personajes y paisajes africanos que inspiran una gran parte de la obra de Barceló. Al fondo, se proyecta ininterrumpidamente Paso Doble, la performance que estrenó en la lonja de Palma de Mallorca y representó después en el Prado, Barcelona y ahora Venecia.

Pero Barceló no es el único español presente en esta bienal. El también mallorquín Bernardí Roig expone algunas de sus blancas esculturas en Ca'Pesaro, el palacio institucional del Ayuntamiento de la ciudad. En el Arsenale, espacio dedicado a la visión más contemporánea del arte, hay piezas del arquitecto Jorge Otero Palacios y de los videoartistas Sara Ramos y Bestué y Vives. Y Jaume Plensa muestra una celosía en la que se habla de los derechos humanos. En general son piezas en las que se mezcla el humor y la preocupación. Hay descripción. Y pocas propuestas. ¿Era o no era ésa la misión del arte?


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Un elefante de Barceló en el paseo del Prado


El artista mallorquín cede a CaixaForum una escultura de bronce de siete metros   


esculturadebroncedesiet

Gran Elefant Dret, escultura de bronce de siete metros de Miquel Barceló, instalada en La Castellana
 
Una de las últimas obras de Miquel Barceló ha llegado al paseo del Prado: un elefante de bronce de siete metros de altura boca abajo. La pieza está instalada dentro del centro cultural Caixa Forum y forma parte de la exposición que dedicará al artista mallorquín a partir del próximo 10 de febrero.

Esta obra, que lleva el nombre de Gran Elefant Dret es una de las últimas propuestas de Barceló, según la notra de prensa emitido por el museo. Enlos últimos tiempos, Barceló se ha centrado en pinturas y esculturas de mamíferos corpulentos "que se convierten en suplantaciones de su persona", dice el texto.

La exposición Miguel Barceló. 1983-2009 La solitude organisative, comisariada por Catherine Lampert, cuenta con 180 piezas, desde grandes telas que datan de 1983 hasta las más recientes, con cerámicas, esculturas, gouaches, acuarelas, dibujos, carteles, libros y cuadernos de viaje.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Miquel Barceló, inventario del caos...CaixaForum acoge la mayor retrospectiva del artista mallorquín en la última década


0barceldevisitaelartist

Barceló, de visita. El artista pasa por delante de una de sus obras situada frente a la sede de CaixaFórum

CaixaForum Madrid repasa hasta el 13 de junio los últimos 25 años de trayectoria de Miquel Barceló (Felanitx, 1957) en una gran muestra con 140 obras, desde grandes telas creadas a partir del año 1982 hasta las más recientes, pasando por sus piezas cerámicas y escultóricas, sin olvidar las acuarelas, dibujos, pósters, libros y cuadernos de viaje. En la imagen un grupo de personas contempla la obra La soledad organizativa


esculturadeunelefantebo

Escultura de un elefante boca abajo de Miquel Barceló junto al CaixaForum

A ver si un día alguien con la autoridad suficiente -por poner un ejemplo Mario Vargas Llosa, que el otro día escribió aquí un fastuoso artículo sobre la cuestión- dicta un buen tratado sobre las relaciones entre los creadores y sus creaciones. Entre lo hecho y los hacedores, y entre éstos y sus actitudes, sus filias, sus fobias. Por cierto, ¿cuál es la relación entre el gran hacedor Miquel Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957), el artista español vivo de más rango universal con permiso de Tàpies, y su creación, ese magma violento/poético de peces, mejillones, desiertos, monos, personas, pulpos, mares, razas, sexos y crucifixiones?

El magma en cuestión entró ayer en ebullición en las salas de Caixaforum Madrid en forma de una apabullante retrospectiva que abarca 25 años de evolución creativa. En cuanto al creador protagonista de esa evolución... lo mejor que puede decirse es que ni estuvo ni se le esperó, salvo al final y con cuentagotas.

Genial como un Robinson capaz de seducir al mundo cada vez que asoma por la isla desierta, Barceló es también huidizo como un hurón que se sabe oscuro objeto del deseo. Y, por lo tanto, desaparece o, mejor aún, ni siquiera aparece, ¡¡¡zas!!!, nadie por aquí nadie por allá.

Dicho de otro modo: que Miquel Barceló, como bien dijo ayer la comisaria de esta desarmante exposición, Catherine Lampert, "es solitario y vive en el presente, no mira al pasado, y por eso no está hoy aquí" (entiéndase, el concepto retrospectiva no le gusta). Desatender una entrevista concertada que él mismo había propuesto (¿dónde estará Miquel?), dar calabazas a los mismísimos organizadores de la exposición, que le esperaban el lunes, ingenuos y bienintencionados de ellos, para el accrochage de la exposición (¿dónde estará Miquel?), pasar ampliamente de la presentación de la muestra a los medios (¿dónde estará Miquel?) y aparecer de tapadillo junto a Isidro Fainé, presidente de La Caixa, en la inauguración oficial (¡hombre, por fin, Miquel!) deben de ser rasgos inherentes a la condición de genio. Barceló lo es.

Y dicho esto como preludio relativo a la relación creación/creador acerca de la cual un día alguien debería escribir y bla, bla, bla, bienvenidos a La solitude organisative (La soledad organizativa), inasible título para este escaparate de 180 obras que, teniendo en cuenta la naturaleza del artista y la heterodoxia de su mundo, bien pudiera subtitularse Barceló, inventario del caos. Una exposición de altura que reactualiza el interés por el artista/artista, olvidadas ya las controversias de la dichosa cúpula de Ginebra, que acabaron convirtiendo al personaje, en contra de su voluntad, en artista/pim-pam-pum.


0lasolitudeorganisative

La solitude organisative (2008), obra que da título a la muestra. Barceló se autorretrató como gorila en este cuadro presentado en la última Bienal de Venecia

Procedentes de museos como el Reina Sofía, el de Arte Moderno del Centro Pompidou de París o el Museo Fundación Juan March, de galerías como la suiza Bruno Bischofberger o la francesa Yvon Lambert, y de la colección personal del artista, a este recorrido por toda su evolución creativa no puede acoplársele el están todos los que son pero sí, sin duda alguna, el son todos los que están.

La incursión por este cuarto de siglo de territorio Barceló se abre con los colorines ochenteros de Autorretrato con perro (1983) y se cierra con la técnica mixta Sin título, ejecutada el año pasado y que un subtitulador sin complejos podría haber denominado algo así como El reino del tomate.

En medio de todo ello, las siete salas de Caixaforum proponen -Barceló no defrauda- el tradicional despliegue de imaginación llevada al paroxismo marca de la casa (cabezas con raíces, mares que sonríen, conejos crucificados, peces que brotan de las paredes, mujeres embarazadas de nueve meses -en concreto la suya, Cécile- convertidas en fuente de barro...). Pero también un despliegue de observación, estudio, reflexión y plasmación casi notarial de lo que pulula por el ancho mundo: y ahí la exposición retrotrae al visitante a los viejos temas y pretextos del Príncipe de Asturias de las Artes 2003: la emigración, el sexo, la raza, la comida, la política (impagable su triple retrato en bronce de Marx, Engels y Lenin)... temas y pretextos a menudo distorsionados por el propio tormento interior del gran hacedor o, más directamente, por el efecto directo u oblicuo de los paraísos artificiales, efecto sobre el que el propio interesado ha escrito en alguna ocasión: "Siempre he pensado que fue importante en mi vida tomar LSD, las visiones nocturnas de la ciudad tienen mucho que ver con estas experiencias lisérgicas..." (conversación con María Hevia y Jaume Reus en Farrutx, Mallorca, 1 de marzo de 2009, recogida en el catálogo de la exposición Antes de Barceló, 1973-1982).

"Lo cierto es que con Miquel Barceló es muy difícil explicar el sentido y la naturaleza de la obra", explica Catherine Lampert, ex directora de la Whitechapel Gallery de Londres y comisaria de la exposición, "su obra se puede contemplar de frente, de lado, desde arriba, desde abajo... es uno de los más singulares artistas de la actualidad, un artista que ha sabido rescatar el poder original del arte".

No hay pasos atrás para Barceló, que sigue insistiendo a cada brochazo de pintura acrílica o de materia orgánica en un primitivismo a ultranza que olisquea cada poro del lienzo como un perro de presa. Quizá para recordarnos que el presente no es sino la goma elástica que prolonga el pasado. Él lo cuenta a su manera: explosión de pintura, putrefacción de lo orgánico, compromiso irrenunciable con el artista ermitaño. Otra cosa es surgir y hablar de ello. Pues sólo faltaba.


El conjunto reúne 180 obras entre pintura, cerámica y obra en papel, a continuación pongo algunas imágenes de la muestra


4latravessiadeldesertla

La travessia del desert / La travesía del desierto. Un visitante de la exposición contempla la obra La travessia del desert / La travesía del desierto


6giorgioneafelanitxgior

Giorgione a Felanitx / Giorgione en Felanitx. Una joven mira la obra Giorgione a Felanitx/Giorgione en Felanitx.


2lagrancenaespaola

'La gran cena española'. Un espectador observa el cuadro La gran cena española, de Miquel Barceló.


3barcaunamujerpasaporde

Barca. Una mujer pasa por delante del cuadro titulado Barca


7exvotoalacabra

Exvoto a la cabra. Miquel Barceló, 1994. Técnica mixta sobre lienzo. 235 x 285 cm. Centre Pompidou, Musée national d'art moderne, París


8entresdimensiones

En tres dimensiones. Miquel Barceló


9sinttulo

Sin título. Miquel Barceló, 2007. Técnica mixta sobre papel. 59,5 x 80 cm. Cortesía del artista


10uncristoconuncigarro

Un Cristo con un cigarro. Detalle de un Cristo con una colilla de cigarrillo a la izquierda de la figura


11sinttulo

'Sin título'. Una mujer mira la obra Sin título, del año 2009, una de las más recientes de Barceló


85246088

'Chemin la lumière' es un montaje escénico que pretende evocar obras vislumbradas a la luz de la luna o gracias a pequeñas lámparas de aceite, así como la experiencia de imágenes captadas en iglesias iluminadas por una luz tenue y en santuarios animistas.


16lepetitamourfouelpequ

'Le petit amour fou / El pequeño amor loco' (1984), Óleo sobre papel, de la colección Lambert, Aviñón.


laesculturamonumentalgr

La escultura monumental 'Gran Elefant dret' preside la entrada de la CaixaForum a la exposición de Miquel Barceló.


15unamujerobservalaobra

Una mujer observa la obra de Barceló 'Arrajatabla' (2004), que se puede ver en CaixaForum hasta el 13 de junio.


32711354

'La solitude organisative' es una suerte de autorretrato que expresa la manera en que Barceló ha sobrellevado el peso y el privilegio de acarrear una gran reputación.


1lasolitudeorganisative

Otra imagen de La solitude organisative, obra que da título a la muestra. Barceló se autorretrató como gorila en este cuadro presentado en la última Bienal de Venecia.


EL PAÍS / 20 MINUTOS


 

Espero en breve poder ver la retrospectiva del artista mallorquín Miquel Barceló, en la CaixaForum de Madrid, la verdad es un artista al que sigo y me gusta en general, aunque hay algunas obras que las miro y las remiro y no las entiendo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
ANTONIO MUÑOZ MOLINA IDA Y VUELTA


El último pintor



moiyo2005demiquelbarcel

Moi/Yo (2005), de Miquel Barceló, se exhibe en Caixaforum

He vuelto a Madrid a tiempo para los últimos días de la Feria del Libro y de la gran exposición de Miquel Barceló. Las arboledas del Retiro y las del paseo del Prado amortiguan la luz de cal que suele ser el primer impacto del regreso, cuando uno sale en taxi del aeropuerto en la mañana de verano y se encuentra de nuevo en esas periferias desérticas en las que sólo crecen matojos de esparto y grúas de especuladores. La luz hiere los ojos no habituados a ella igual que la bronca política hiere los oídos en la radio del taxi, en la que parece continuar la misma tertulia trufada de exabruptos que uno escuchó hace unos meses en otro taxi que entonces lo llevaba hacia el aeropuerto. En el aire tan seco crepitan las formas de las cosas. Las barbaridades que se dicen con naturalidad en la radio suenan más agresivas porque el español hablado en España tiene una aspereza de yesca. Es urgente buscar las zonas de civilización con la misma destreza antigua con que se eligen en verano las habitaciones frescas en las casas y las aceras de sombra. Recién llegado, uno recupera el gusto civilizado de compartir unas cañas de cerveza y unas raciones de ensaladilla rusa y albóndigas en salsa y almendras fritas y saladas, exquisitamente bruñidas de aceite, y se hace de nuevo la misma pregunta, cómo en un país en el que hay tanto talento para los placeres diarios de la vida los discursos públicos tienden con tanta frecuencia a la brutalidad; cómo es posible que coexistan la calidez instintiva y cordial y esa grosería que lo asalta a uno a cualquier hora que encienda la televisión y que no llega a tales extremos en ningún otro lugar del mundo; en virtud de qué lógica pueden coincidir en los mismos días las corridas de toros y las ferias del libro; cómo puede haber el índice más alto de donaciones de órganos y también el de barbarie municipal y maltrato a los animales y despilfarro de fondos públicos en las fiestas de verano.
 
No entiendo nada. Llego al Retiro, una mañana de sábado, tan aturdido por la luz como por el desorden del sueño, y como hace años que no venía a la Feria del Libro me doy más cuenta de su singularidad: la mezcla democrática de los comerciantes y los literatos y la multitud, de la jardinería y de la literatura. Bajo por el paseo del Prado y frente a las verjas del Botánico me encuentro el lujuriante jardín vertical que cubre un muro en la fachada de CaixaForum y un elefante de bronce de tamaño natural apoyado acrobáticamente en su trompa extendida.

En la Feria del Libro, entre el calor polvoriento y el fresco de los árboles, amigos libreros me hablan de las dificultades de estos tiempos: cuál será el porvenir de los libros y de las librerías en una época tan vertiginosa de cambios tecnológicos; cómo sobrevivirá la cultura literaria, el hábito solitario y paciente de leer, en un país donde la casta política ha diseñado el sistema educativo como una herramienta para difundir la ignorancia. Me siento en una caseta, con los temores recobrados de siempre -¿vendrán lectores, me quedaré en algún momento solo y sin saber qué cara poner cuando me mire la gente que pasa?-. Cuando me inclino para escribir la primera dedicatoria pienso en lo significativo y lo precario que puede ser ese gesto. El pacto de fraternidad parcial entre autor y lector en el que se basa la literatura no necesita la mediación de una firma, y ni siquiera la existencia de un libro impreso en papel. Pero la dedicatoria, la cercanía física, la hilera de puestos de libros en la avenida de un parque, dan a la literatura una terrenalidad que resalta su presencia objetiva en el mundo, su condición de vínculo entre los seres humanos más allá de la soledad esquiva de cada uno. Miro las caras de los lectores, en el tiempo tan breve de cada saludo, petición de nombre, firma, mirada última, mano estrechada en la despedida. El misterio de una identidad intuido en el minuto escaso de un encuentro. Algunos de esos lectores traen un libro publicado hace casi un cuarto de siglo, el papel de mala calidad reseco y amarillento. Otros, otras, no habían nacido cuando yo escribí las novelas que vienen a que les dedique. Que alguien siga leyendo esas páginas de las que casi no me acuerdo provoca sorpresa y gratitud, pero no alivia el fondo de desasosiego. Qué certezas puede tener uno sobre nada, ahora menos que nunca.

Ese estado de ánimo tiñe luego la visita a la exposición de Miquel Barceló. En una época en la que los enterados del arte dan la pintura tan por obsoleta como lo están ya según otros la novela y el libro, Barceló es un pintor de una ambición heroica, de una integridad en el ejercicio de su trabajo incesante que hace acordarse de aquellos pintores proteicos que no descansaban nunca, que parecían aspirar a medirse no sólo con toda la riqueza y la variedad del mundo visible sino con la historia entera del arte. Cuando lo que se lleva en galerías, en bienales y museos de lo último es una asepsia de ocurrencias carísimas ejecutadas por asistentes mal pagados o de juegos de manos digitales, Barceló acentúa más que nunca la parte material y artesanal de su oficio, la celebración de la vida orgánica, de lo que germina y lo que se corrompe y se pudre y se transforma en otra cosa, la mezcla entre la deliberación del talento y los azares y los contratiempos de lo inesperado, las resistencias y las imposiciones de los materiales, el control de una línea y la aceptación de una mancha de acuarela que se extiende sobre el papel y se convierte como sin propósito en una silueta humana. El lienzo y el papel son cuarteados por el viento seco del desierto en Malí, horadados por las termitas o mordidos por monos o ratones. Entre mis pinturas he vuelto a matar un escorpión que se comía las termitas que se comían mis papeles, escribe en uno de sus Cuadernos de África, publicados tan espléndidamente por Galaxia Gutenberg. Un autorretrato retomado después de veinte años tiene ahora manchas de humedad y una especie de barba terrosa que es un nido de avispas que aprovecharon un pliegue de la tela. Un gran gorila montañoso sentado en un rincón con ese aire de exilio irremediable que tienen los gorilas en las jaulas mira absorto al vacío como recapacitando sobre una soledad que tal vez se parece a la del pintor de poco más de cincuenta años que conoció el éxito de muy joven y ahora intuye o teme, a contracorriente de la moda que en otro tiempo lo favoreció, el crepúsculo del oficio al que ha dedicado su vida. Pero Barceló sabe que no hay más alivio para la incertidumbre que seguir trabajando: pintando, dibujando, modelando el barro, escribiendo páginas de esos cuadernos suyos que tienen una presencia dramática, como de haber sobrevivido intactos a la intemperie del desierto.


EL PAÍS


Miquel Barceló. 1983-2009. La solitude organisative. CaixaForum. Madrid. Hasta mañana. obrasocial.lacaixa.es/
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Barceló, tras la estela de Picasso



Las obras cuelgan de los agujeros que hizo el autor del 'Guernica'

Ha cubierto las efigies de los papas con máscaras de monstruos marinos




miquelbarcelohonradociu

Miquel Barceló honrado por la ciudad como a Picasso. El comisariado de la exposición ha escogido a Barceló en honor a la visita que en el siglo XIV hicieron los reyes de Mallorca al papa instalado en Aviñón, como sucedió con Picasso cuatro años antes de su muerte, con una exposición de pintura.


El artista afronta uno de sus mayores retos con tres exposiciones simultáneas en Aviñón - Una de ellas, en el Palacio de los Papas, evoca otra del malagueño en 1970

Algo le pasa a Miquel Barceló con el clero, pero el caso es que su universo creativo suele frecuentar con intensidad ese magma de sotanas, mitras, crucifijos y altares tan plástica y misteriosamente atrayente incluso para quienes no comulgan. Para quienes no comulgan con el hecho eclesiástico más allá de su indudable potencia icónico-simbólica, entiéndase.

Uno todavía se asombra cuando contempla su particular interpretación de los panes y los peces en la catedral de Palma y, sin tiempo para reaccionar, se topa ahora con que Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957) toma al asalto el mismísimo Palacio de los Papas de Aviñón, el edificio gótico más grande de Europa, para confrontarse con gente como Benedicto XII o Clemente VI, algunos de los papas que, hace cosa de 700 años (1309-1377), plantaron a Roma e instalaron la curia en Aviñón, convirtiendo la preciosa ciudad provenzal a orillas del Ródano en epicentro de la cristiandad.

"Hombre, la verdad es que lo de la religión me marcó mucho de jovencito, es normal, ¿no?, en un país como España... Así que esto es una especie de revancha. De revancha contra los integrismos, porque cada vez hay más, por un lado la Iglesia católica, por otro los integristas islámicos, ya cansa; pero, aparte de esto, es difícil encontrar un espacio tan potente como el Palacio de los Papas".

Pero la presencia de Barceló en Aviñón no se limita a esta conquista del palacio papal. El protagonismo absoluto que a lo largo de todo el verano tendrá el artista mallorquín llega por triple vía. Por un lado, la instalación en la Gran Capilla del palacio de su obra última en arcilla, ladrillo y terracota. Por otro, la exposición de su pintura de la última década (incluida obra inédita) en el hotel de Caumont, el fabuloso palacio del siglo XVIII que, desde hace 10 años, acoge la colección Lambert, propiedad del galerista parisiense Yvon Lambert, descubridor de Barceló en Francia y amigo suyo desde hace tiempo.


metforadelmarenostrum

Metáfora del Mare Nostrum. La sede de la Colección Lambert acoge obra pictórica de grandes dimensión del último decenio y cerámicas del artista. Aprovecha la referencia del imaginario común del Mare Nostrum en la unión de la historia y la geografía.



Canto al Mediterráneo

Y por último, algunas obras de su serie Termitas podrán ser contempladas en el Museo del Petit Palais junto a una extraordinaria colección de piezas del gótico mallorquín procedentes del Museo de Mallorca (el mismo que acogió la primera exposición individual del artista cuando era un estudiante de 19 años): es un conjunto pictórico-escultórico que jamás ha sido exhibido fuera de España y que solo por culpa de la insistencia de Barceló ante Joana Maria Palou, directora del museo de Palma, ha podido llegar a Aviñón.

Así que, en total, casi 400 obras entre técnicas mixtas, papeles, máscaras y esculturas en yeso, bronce o terracota protagonizarán a partir de mañana el fragante y soleado verano provenzal, bajo el título conjunto de Terramare. Es la irremediable contracción de los dos territorios por los que navega el artista, la Terra Nostra y el Mare Nostrum, un puro canto, como en él es habitual, a las culturas mediterráneas.

El provenzal es un verano tradicionalmente poblado por estadounidenses y japoneses y la muy efervescente fauna del Festival de Teatro, que este año alcanza su 64ª edición. Y esto también tiene que ver con la presencia de Barceló en la ciudad. Presencia que es, en realidad, un regreso. En 2006 Barceló acaparó, junto al coreógrafo francés de origen yugoslavo Josef Nadj, el protagonismo en las noches de Aviñón con el espectáculo Paso doble, una suerte de combate de barro a medio camino entre el arte y la danza que dejó boquiabierto al público reunido en el Patio de Honor del Palacio de los Papas, uno de los espacios escénicos más espectaculares que puedan visitarse. "Recuerdo aquello como agotador, lo estrenamos en el Claustro de los Celestinos, hacía un calor de morirse, y estábamos hundidos en el barro y vestidos de traje, terrible", evoca Barceló. Pero ese fue, en realidad, el germen de esta triple presencia de ahora en Aviñón.

Sin embargo, el verdadero motivo por el que un artista como Miquel Barceló se haya decidido a aterrizar con toda su brutal mezcla de primitivismo y modernidad en la ciudad papal tiene fecha -1970- y tiene nombre: Pablo Picasso. Hace exactamente 40 años, cuando le quedaban tres de vida, Picasso arrasó el Palacio de los Papas con una descomunal exposición que no era otra cosa que un testamento artístico, una muestra que ocupa desde entonces un lugar preferente en la historia de las grandes exposiciones de arte, aunque no todo el mundo interpretara igual de bien aquella incursión, auténtico sacrilegio para algunas mentalidades de la época pese a la fascinación que Picasso ejercía en Francia. Hay que entender lo que suponía, en 1970, ver la monumental capilla papal en piedra de sillería hasta entonces inmaculada, agujereada y tomada por el universo picassiano.

De hecho, estas paredes nunca más volvieron a ser agujereadas. El Palacio de los Papas, Patrimonio de la Humanidad, es uno de los edificios históricos más protegidos de toda Francia (también, por cierto, uno de los más visitados, 600.000 entradas vendidas el año pasado). Y ese es uno de los ingredientes más sabrosos de la exposición de Barceló, que ha tenido que aprovechar los mismos agujeros que en su día hizo Picasso para poder colgar sus placas y sus esculturas en las paredes de la capilla. Imposible y prohibidísimo volver a agujerear el viejo templo papal, un descomunal contenedor de piedra en el que cabrían cuatro catedrales góticas.

"Sí, he utilizado los mismos agujeros que usó Picasso en el setenta, en una exposición que algunos calificaron de escandalosa porque creían que Picasso era un viejo chocho en lugar de lo que era de verdad, un genio; recuerdo que yo, que tenía 12 años, la vi en la revista Paris-Match y me quedé impresionado. Solía ver esa revista porque salían chicas con poca ropa y mira, resulta que me encontré con Picasso...", cuenta Barceló mientras pasea por las calles de Aviñón bajo un sol de hierro. En las sacristías de la capilla papal, Barceló ha llegado a cometer acto de sacrilegio, al cubrir las efigies de los papas aquí sepultados con máscaras en forma de monstruo marino. Pero la historia no es más que una noria cíclica y repetitiva, y si en 1362 la reina Jeanne de Nápoles, condesa de Provenza, se casaba con el rey Jaime III de Mallorca y acababa haciendo pingüe negocio al vender la ciudad de Aviñón a los papas, ¿cómo no se va a sentir autorizado Barceló para invadir Aviñón y cubrir la cara de los pontífices con sus caretas de piedra?


terranostraj

'Terra Nostra'. La proyección de 'Paso doble' (2006) la intervención de Barceló junto a Josef Nadj, una coreografía con el barro como protagonista.



entrelomsticoyloterrena

Entre lo místico y lo terrenal. La contraposición entre el arte terrenal de Miquel Barceló y el arte medieval lapidario de la Grande Chapelle crean un gran contraste en el ambiente místico del palacio.


miquelbarcelanteunadesu

Miquel Barceló, ante una de sus obras, en el imponente Palacio de los Papas de Aviñón


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 25 Junio 2010, 19:14; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Me gusta su obra aunque el elefante del Caixa Forum no me acabé de... Me gustaban más las Meninas que vi la última vez que pasé por allí  

Pero ahora que no me venga de anticlerical porque está de moda    Es que se ha olvidado de la capilla que tiene montada en la Catedral de Mallorca???  
 




___________________________
mini_140316081758881209
 
galarina Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Todo Barceló, en dos exposiciones paralelas en Caixafòrum y Santa Mònica

Dos muestras rescatan piezas clave que no se han expuesto en 30 años

Santa Mònica vuelve a sus orígenes en 'Barceló antes de Barceló. 1971-1982'

CaixaForum abarca las obras maestras del pintor realizadas entre 1983 y 2009

El mallorquín no quiso una retrospectiva, porque no ha acabado de pintar



doreashtonyretratodeach

'Dore Ashton' y 'Retrato de Achile' de Barceló

El CaixaForum Barcelona y el Arts Santa Mònica muestran toda la trayectoria del pintor mallorquín Miquel Barceló con obras maestras, como 'La solitude organisative' (2008), un autorretrato en que se muestra como un gorila, y piezas clave que no se han expuesto en 30 años, como 'Cadaverina'.

"Es una oportunidad muy singular de ver toda la trayectoria de Barceló", ha comentado este miércoles en rueda de prensa uno de los comisarios de la muestra del Santa Mònica, Jaume Reus. En ese espacio se expone desde este jueves hasta el 26 de septiembre 'Barceló antes de Barceló. 1971-1982', una muestra del imaginario del joven artista, muy orgánico y pigmentado, bien enraizado en sus orígenes.

Muchas de sus obras de la época son cuadros vivos porque, obsesionado con el paso del tiempo, Barceló utiliza elementos orgánicos para sus cuadros y poder observar, así, la putrefacción.

Ese es el periodo más desconocido del artista, aseguraron los comisarios, que dedican un apartado a los libros pintados de Barceló, con los que hizo una exposición en 1980 en la Galería Metrònom de Barcelona. Se expusieron durante un sólo día y muchos no habían vuelto a salir a la luz. Cubiertos de pintura, los libros en manos del artista se convierten en un concepto escultórico.

La influencia de mundo del cómic -fue amigo de Nazario y Mariscal- también se percibe en un apartado de la muestra, por el estallido de color de los lienzos, sólo comparable al cuadro 'Bones notícies', collage que hizo cuando le comunicaron que había sido seleccionado para la Documenta de Kassel.


pinochomuerto1968

'Pinocho muerto'. 1968 de Barceló


Barceló no retrospectivo

Esa "página inédita de la historia" que se muestra en el Santa Mònica, según ha dicho su director, Vicenç Altaió, se completa con la exposición del CaixaForum, que abarca las obras maestras hechas entre 1983 y 2009.

Barceló se negó a que fuese una retrospectiva, alegando que él todavía no ha acabado de pintar, ha comentado el director del área de cultura de la Obra Social de La Caixa, Ignasi Miró. La muestra ya se pudo ver en Madrid y tuvo 300.000 visitantes.

La comisaria de esta muestra, que se podrá ver desde este viernes y hasta el 9 de enero, Catherine Lampert, ha comentado que los seis apartados en los que ha dividido las obras no son cronológicos, porque "Barceló no es un artista que trabaje temas por épocas; vuelve una y otra vez a varios temas y técnicas".

Entre las obras que se pueden ver en el CaixaForum, cuya puerta ya está custodiada por 'Gran elefant dret' (2009), el elefante de bronce que hace el pino con la trompa, obra también de Barceló, destacan 'L'amour fou' (1984), 'Mapa de carn' (1982) y 'Autorretrato con perro' (1983).


bregadecans1981

'Brega de Cans'. 1981 de Barceló


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARCELÓ 
 
Barceló dibuja el fondo del mar y la madre lo borda


      
franciscaartiguesconbor

Francisca Artigues, con bordados de dibujos de su hijo, Miquel Barceló.

Un barceló singular se ilumina entre las manos de la primera persona que conoció al pintor, Francisca Artigues, su madre. Miquel Barceló (Felanitx, 1957) dibujó a lápiz sobre una tela de lino y algodón, un paisaje con figuras del fondo del mar. La colaboradora borda las plantas y fauna marinas, a mano y ganchillo, con ojo sabio y criterio.

La obra, un mantel doméstico, de usar y lavar, de cinco por dos metros, avanza entre hilos y sorprende. Es arcaica y experimental, no marginal en la vorágine creativa, la permanente experimentación de Barceló, poliédrico y clásico. Parece un puntazo más del autor, "el furor" sin límites, según retrató la acreditada Dore Ashton.

"Miquel pintó en la tela corales rojos, esponjas, peces de arena, un clavell, un trèmol, -la raya que da calambres-, peleas. Parecen maravillas, es el Mediterráneo de aquí", explica Francisca. "Disfruto, me complace ("pas gust"). Espero que Miquel venga a casa (está en París) para concretar algunos detalles y decidir sus colores. Siempre agrega algo; le gustan imágenes algo cargadas, de hilo y color. Es difícil que no se escapen puntos al trabar porque se puede deshacer de golpe".

Francisca está envuelta por ese tapiz que crece lento a la luz tenue del jardín. Ha repasado el original para que no se pierdan trazos. Conoce la iconografía de su hijo y toda su trayectoria en galerías y museos porque le ha seguido por el Mundo.La revista Matador que Barceló ha dirigido publica las imágenes de la obra "emocional" madre-artista de una anterior etapa.

Barceló ultima una muestra en Hong Kong, ya localizó en Nueva York el enclave urbano central en que estará un año su escultura gigante el Gran elefant dret (de pie, sobre la trompa) que se vio en Madrid, Barcelona y Aviñón, donde quedará ante el Palacio de los Papas. Le gustaría verlo en el sky-line de su pequeño país de Felanitx.

Él abre uno de los cuadernos de sus caminatas por el Himalaya de los dos últimos veranos: una acuarela pálida y una nota de bustos de autócratas, un Stalin, y otros falsos otros mitos. En Vilafranca trabaja la arcilla blanda de sus paisajes o los ladrillos comunes crudos, con los que crea testas y cráneos bestiales. Sobre la chimenea del horno ennegrece, enhollina telas en las que su mano destapa espectrales y rayados autoretratos y figuras, cuadros fumats (ahumados) les dice.

Estudia llevar la acción Paso Doble con Josep Nadj que recorrió el planeta hasta el subsuelo de Amsterdam. En su estudio parisino la novedad son retratos sobre negro con lejía común, imágenes de amigos y familiares -estrellas de la comedia, poetas extravagantes y serios editores. En París y Artà, trabaja en dos cuadros de gran tamaño, uno blanco y otro negro de momento, para un experiencia parisina. Además se estrenará la película y el documental de Isaki Lacuesta, tiene un proyecto en estudio sobre sus acuarelas de La Divina Comedia, gesta otros proyectos literarios pictóricos y más viajes.

Randa y Barceló

Francisca Artigues atiende y se presenta como Randa (Bordado en castellano), es el apodo de su familia en Felanitx, es su identidad. Pintora amateur desde su juventud tuvo que ver en las primeras miradas del niño Miquel Barceló Artigues, así firmó en sus inicios. El mantel "Ahora me lo dibuja todo a lápiz -antes le entregó apuntes sobre papel-, me comenta y me sugiere, mientras avanzo. Llevo dos meses en esta mantelería y hoy mismo voy a Manacor buscar más hilos y colores", anota este sábado.

"Empecé a bordar a los cuatro años y lo dejé al ir a estudiar, después retorné. Primero le regalé a Miquel una mantelería con dibujos míos, hojas de plantas todas distintas, algunas recogidas por mí en India y racimos de uva". Más tarde hizo unas cortinas con figuras mitológicas de animales. "Miquel se animó y me entregó dibujos sobre papel de pulpos, sepias, calamares, una poteras (anzuelo-arte de pesca manual de calamar). Después ilustró la tela directamente".

En el futuro mar de sobremesa se ve ya una quisquilla rosa ensartada en un anzuelo de pescar raons, uno de los pescados más finos del Mediterráneo, con los colores del crepúsculo, dice él. El mantel será para el ajuar doméstico, de usar y lavar, pero es a la vez es una pieza artística, contemporánea, otro formato con técnica y soporte ancestral, punto mallorquín en cadenita.

Barceló arriesga en la cúpula del mar y las grutas para la ONU en Ginebra, de 1.500 metros cuadrados, o el lienzo cerámico de 14 metros de altura y 300 metros cuadrados en la capilla gótica de la Catedral de Mallorca. Usó el bordado virtual en papel en Libros para ciegos con e Evgen Bacar, con grabados táctiles y escritura braile. Algunas autoras vanguardistas, como Mona Hatoum, como han trabajado el tapiz bordado.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 2 de 4
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario