Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 5 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5
 
VAN GOGH
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
El problema de los colores de Van Gogh y su durabilidad tiene que ver mucho con el tipo de colores que usaba. Lei en un libro que se llama "la invención del color" que Van Gogh usaba muchos colores sinteticos que se empezaban a crear por la industria quimica, eran más baratos que los que tradicionales hechos por los artistas, pero tambien más inestables en cuanto a resistencia al sol. Luego no era muy dado a respetar siertas inacciones entre pigmentos, ya que al ser productos quimicos o derivados de metales y otros productos, reaccionan entre ellos y se oxidan o degradan. Por ejemplo, los famosos "Girasoles" los colores amarronados del centro de las flores no era como se ven ahora. De lo que se sabe es que usaba colores muy llamativos y supongo que esa degradación a unificado algo los colores.

Lo que si es verdad es que el arte moderno no va a durar tanto como el antiguo, porque antes los artistas tenian una formación que les llevaba años y aprendian como preparar colores y como usar la tecnica y como evitar degradaciones, o tiempos de secado diferentes en según que pigmentos de la tecnica del oleo (lo que hace que se cuarteen las superficies de la pintura ). Hay muchas obras modernas que se han tenido que restauran sin llegar a tener 100 años y no quiero saber lo que va a pasar con todos estas obras que un "artista" pega cosas que se caducan o fermentan y que sus autores han dicho que no quieren que se restauren (lo que para el propietario que se ha gastado un paston en comprarlos debe ser una idea terrorifica)
 



 
hyperborea Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Es cierto lo que comentas, yo también he leído cosas parecidas. Así que los colores modernos no están tan trabajados como hacían los pintores clásicos, que como bien sabes tenían un taller con aprendices o ayudantes que se dedicaban casi en exclusiva a mezclar pigmentos hasta conseguir los matices que requería el maestro de turno.


 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
No solo es que esten mejor trabajados, sino que los materiales eran mejores y mas caros. Los pigmentos sinteticos son más baratos porque una vez sintetizados se pueden producir en cantidades industriales, de hecho los colores para artistas solo son la parte residual del mercado de colores, titan, por ejemplo, que hace colores para artistas tambien hace todo tipo de pinturas tanto industriales como para el hogar. El problema con los colores de tipo sintetico en epoca de Van Gogh es que todavia no estaban muy probados y seguramente eran muy inestables y ha pasado lo que ha pasado. Lo que si ha mejorado los colores sinteticos producidos por la industria es que se han igualado los tiempos de secado, lo cual hace que no puedan craquelarse tan facilmente los colores.

Tengo algunos tratados de pintura del medievo y del renacimiento (y alguno libros sobre tecnicas modernas) y tenian mucho cuidado con la produccion de los colores porque los pigmentos eran caros, algunos como el lapislazuli que es una piedra semipreciosa se traia desde afganistan, lo que encarecia mucho el precio, incluso iban a Venecia a comprar colores , porque como eran comerciantes traian de toco (supongo que por eso la escuela pictorica veneciana estaba basada en el color y no en el dibujo ). El hecho es que en los contratos se decia que colores tenian que poner y de que precios porque el color era simbolo de prestigio y riqueza (si usabas oro, azul o rojo que eran muy caros). La cuestión es que a veces se miraba por sustitutos más baratos o incluso algun artista hacia pasar por bueno algo que era una copia del pigmento. Con la aparición del oleo el color perdio esa magia ya que al ser una tecnica al aceite cambiaba las cualidades del color, frente a los colores al temple que al ser al disolverse en agua y tener un aglutinante de huevo el color era más puro, pero tambien implicaba un secado mucho más rapido que el oleo y no podias trabajar tanto la superficie de los cuadros.

Lo que hacian los alumnos y eso era parte de su formación era aprender a moler los pigmentos lo más finamente posible, y luego a preparar los colores, igual que aprendian a hacer pinceles , preparar soportes, dibujar , etc.... No es tanto una cuestion de matices, es el pintor el que mezcla los colores y los aplica segun su gusto y segun su sentido del color.

Ya veremos cuanto duran estos cuadros de finales del siglo XX.
 



 
hyperborea Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Otra vez gracias Hyperborea.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
125 artistas pintan la vida de Van Gogh en fotogramas

'Loving Vincent', la primera película realizada al óleo de la historia, repasa el final del genio holandés a través de sus propios cuadros



 00_1515663078_914457

Fotograma Loving Vincent. En vídeo, tráiler de 'Loving Vincent'. EL PAÍS

Cada fotograma es un cuadro. Todo lo que desfila por la pantalla ha sido pintado a mano y animado. Una imagen tras otra, hasta llegar a las 65.000 que componen Loving Vincent. He aquí la primera película realizada a óleo de la historia. Así concibieron los directores, la polaca Dorota Kobiela y el británico Hugh Welchman, su homenaje a Van Gogh: un filme que contara quién fue a través de sus obras; un viaje por sus lienzos, donde los lugares y personajes que retrató tomaran vida. Para pintar el largo contrataron a 125 artistas. Y han imitado hasta los descuidos del genio. Hace dos meses, un museo de Missouri descubrió a un saltamontes incrustado en un van gogh; en Loving Vincent, el prisionero es un mosquito. Solo el espectador más atento lo verá, atrapado en un fotograma. Todos, eso sí, pueden intentarlo desde este viernes, cuando la película llega a España.

Han hecho falta casi 10 años para que el filme fuera realidad. En el mismo tiempo, por comparar, Van Gogh empezó y terminó abruptamente su carrera pictórica, dejando unos 900 cuadros. “Nos costó demasiado. Tardamos en imaginar el proceso, la historia, en conseguir el dinero o en entender cómo hacerlo”, se ríe Kobiela por teléfono. Un periplo atormentado y extraordinario, digno del holandés: genial y esquivo, sensible y pesimista al límite del desquicio, pintó decenas de lienzos inolvidables y solo logró vender uno en vida. En eso, el filme le ha superado. Su web ofrece la opción de comprar algunos fotogramas y varios ya resultan vendidos. Muchos salones, desde luego, los agradecerían.

“Van Gogh era quizás la única posibilidad. Pintaba su vida y lo que le rodeaba, así que a partir de los cuadros se podía construir su historia”, explica Kobiela. Esa chispa encendió su mente en 2008. Así, además, retomaría su otra alma: estudió Bellas Artes y trabajó como pintora, antes de volcarse en los cortos. Finalmente, la lectura de las cientos de cartas de Van Gogh la ayudó a superar una crisis. Allí, descubrió al pintor tal y como era, entregado al único confidente que parecía entenderle: su hermano Theo.

Kobiela quería incluir todo ello en Loving Vincent. Demasiado para caber en el corto que había imaginado. Sin embargo, que su primer largo fuera además un experimento inédito le daba vértigo. El encuentro con Welchman le regaló el valor suficiente, una pareja artística —y un marido—. Juntos se lanzaron a una aventura fascinante e incierta, hecha de avances y pasos en falso. Leyeron 40 obras sobre Van Gogh; visitaron 19 museos, en seis países, y vieron unos 400 cuadros. Se entrevistaron con expertos en el pintor y repasaron documentales o filmes como El loco del pelo rojo. “Hemos conseguido la película que queríamos”, asegura Kobiela. La nominación a los Globos de Oro y la victoria en los pasados premios del cine europeo respaldan su convicción.


 01_1515663667_241643
 
Un fotograma de 'Loving Vincent'.

Antes, hubieron de superar dos retos. Primero, el narrativo. ¿Qué relato trazarían los pinceles? Kobiela quería hablar de la muerte del pintor, pero no tenía claro cómo. Escribió un falso documental; en otro guion, dos protagonistas describían a Edvard Munch los últimos días de Van Gogh. “Lo difícil era dejar que los cuadros narraran la historia, sin cambiarlos demasiado”, explica. Acabó descartando esos caminos, así como las obras que Van Gogh pintó en el manicomio. “Son preciosas, pero llevaban al guion por otros lados”, tercia Kobiela. Optó, al final, por una trama detectivesca: el joven Armand Roulin —protagonista real de algún retrato de Van Gogh— acude a Auvers-sur-Oise, en Francia, un año después de que allí se suicidara el pintor, en busca de respuestas y de alguien a quien entregar una carta póstuma de Vincent.

La oreja

Justo esta misiva es la única ficticia de la película: la obra pretende respetar la historia real de Van Gogh, empezando por su oreja cortada y donada a una prostituta. De ahí que haya momentos de Loving Vincent ambientados dentro de La noche estrellada, El café de noche y más de un centenar de sus obras. Las licencias creativas, según Kobiela, se limitan a los flashbacks, pintados en blanco y negro. Aunque la trama sí se concede interpretaciones: rescata la teoría de que el pintor fue asesinado —lanzada en 2011 por Steven Naifeh y Gregory White— y defiende que Van Gogh no estaba “loco” sino que fue un hombre frágil, derrotado por su oscuridad y su incapacidad de comunicarse.

Decidida la historia, faltaba sacarla adelante. Y hubo que volver a inventar: en este caso, una nueva técnica. Primero rodaron las secuencias con actores reales. Luego, el metraje fue trasladado a la pintura. Recrearon el fotograma inicial de cada toma en un lienzo. Sobre esa base, los artistas añadían pinceladas y animaciones, para mover la historia. Tras todas las modificaciones, el fotograma final era otro cuadro fijo, perfecto para ser vendido online. “El método cinematográfico más lento jamás ideado”, lo resumió Welchman. Durante una década, escribieron una larga carta de amor a Van Gogh. Al fin, la misiva está entregada.


Próximo pintor: Francisco de Goya

Los dos directores de Loving Vincent han aprendido unas cuantas lecciones. Su formato de filme pintado, pese al esfuerzo titánico, les convence: se plantean repetirlo. Eso sí, que dure menos. “En absoluto voy a pasarme otros diez años detrás de una película”, dice Dorota Kobiela. La cineasta considera que haber ideado ya una técnica y afrontado todo el rodaje del filme sobre Van Gogh ya suponen una ventaja enorme.

Sus ojos, ahora, están puestos en Francisco de Goya. “Visitamos el Prado para ver sus pinturas negras. Hay algo precioso y oscuro en los personajes, muy inspirador. Pero no puedes pintar su vida con sus cuadros, eso solo vale para Van Gogh. Más bien, vamos a usar sus obras para contar una historia inquietante, de horror, una pesadilla, aunque más basada en la imaginación”, explica la directora, que rechaza ofrecer más detalles.

Tal vez la elección dependa también de las reseñas de Loving Vincent. La película ha sido aplaudida casi por unanimidad, pero con matices. Su estilo visual ha enamorado a los críticos, que destacan su unicidad. La trama, en cambio, comparada con la impresionante estética y sus pinceladas, ha resultado algo desdibujada.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Presentado un nuevo dibujo de Van Gogh

'La colina de Montmartre con una cantera' data de 1886, época en que el artista estudió en Amberes



 01_1516269492_623263
 
'La colina de Montmartre con una cantera', de Van Gogh, fechado en 1886.

Un nuevo dibujo de Van Gogh ha sido presentado este martes en Holanda. Titulado La colina de Montmartre con una cantera, y fechado en 1886, data de la época en que el artista estudió en Amberes. Aunque no es un trabajo preparatorio de un óleo posterior, recuerda la tela La colina de Montmartre y la cantera de piedra, pintado el mismo año y propiedad del museo del pintor en Ámsterdam. Sus expertos han confirmado la autoría y una feliz coincidencia. “Gracias a la nueva ilustración, otro dibujo antes rechazado puede ser también atribuido a Vincent. Se trata de La colina de Montmartre, que figura en nuestra colección y cuyo parecido es incontestable”.

Axel Rüger, director del museo Van Gogh se ha congratulado con estas palabras de ambos hallazgos, certificados por sus expertos. Pero la presentación oficial de La colina de Montmartre con una cantera ha tenido lugar en el Museo Singer, de Laren (centro del país). Dedicado a conservar la colección del artista estadounidense William Henry Singer (1868-1943) y de su esposa, ha incluido ambas estampas en una exposición dedicada al Impresionismo, post Impresionismo y Expresionismo. “Son de la misma mano, y su estilo recuerda los que hizo a principios de 1886, iniciados en Amberes y concluidos en París. Son los mismos materiales y temas, y muestran la fase en que Van Gogh se reencuentra a sí mismo, aunque sigue todavía una línea artística tradicional”, según Teio Meedendorp, investigador principal del museo Van Gogh.

Si bien Van Gogh ejecutó más de 900 dibujos, y llenó cinco cuadernos de esbozos, desde 1970 solo han sido descubiertos nueve fuera de catálogo, además de siete pinturas. La imagen de Montmartre y la cantera ahora presentada llevaba desde 2013 en manos de los estudiosos. El museo de la capital holandesa asegura que formó parte en su día de la colección de Theo van Gogh, el hermano del artista. Su viuda, Johanna, vendió una parte en 1917, y el dibujo, exhibido ahora por primera vez, desapareció. Los investigadores que han rastreado sus huellas señalan que fue comprado por ese mismo año, y luego revendido a John Fentener van Vlissingen, uno de los empresarios más poderosos de Holanda. Dedicado al sector del turismo, oficialmente pertenece a su fundación de arte.

Montmartre aparece de forma recurrente en la obra de los pintores que convirtieron la zona en un centro artístico a finales del siglo XIX. En la colina parisina se abrió el restaurante Le Moulin de la Galette, donde había bailes muy concurridos, y que atrajo a nombres como Renoir, Toulouse-Lautrec, Picasso, Ramón Casas y el propio Van Gogh. El molino en cuestión es de viento y monumento histórico desde 1939.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
El alma japonesa de Van Gogh

El museo del pintor en Ámsterdam muestra la profunda influencia del arte nipón durante su etapa en Arlés



 00_1521718867_160020
 
'Almendro en flor' (1890), lienzo de Vincent van Gogh. / MUSEO VAN GOGH ÁMSTERDAM

La cartas remitidas por Vincent van Gogh a su hermano Theo son un documento histórico porque reflejan sus sueños, necesidades, derrotas y vuelta a empezar. También algunos descubrimientos gozosos. El japonismo es uno de ellos, y el entusiasmo con que el pintor absorbe los temas, estética y técnicas niponas está claro: “El arte japonés es algo así como los primitivos, como los griegos, como nuestros antiguos holandeses, Rembrandt, Hals...”, escribe en julio de 1888. La pasión es recíproca, porque el público japonés predomina en el museo del artista en Ámsterdam, que presenta ahora esa relación con ayuda de los museos Nacional y Metropolitano de Arte de Tokio, y el de Arte Moderno de Sapporo.

Van Gogh y Japón muestra 60 lienzos y dibujos del holandés y 150 de las 660 láminas orientales que coleccionó. Aunque el pintor nunca viajó allí, estudió a fondo el trazo y colorido de los grabados. Copió geishas, kimonos y abanicos hasta desarrollar lo que los expertos denominan “una mirada japonesa”. “Su trabajo es tan sencillo como respirar, y pueden hacer una figura como si estuvieran abrochándose el chaleco”, le dice a Theo en otra misiva. Como puede verse en la muestra en Jardín de ciruelos en Kamata (1857), de Utagawa Hiroshige, uno de los maestros del ukiyo-e, las estampas realizadas con xilografía (impresión con plancha de madera).


 01_1521718806_967165
 
'El jardín de los ciruelos en Kamata' (1857), grabado de Utagawa Hiroshige. EL PAÍS

A Van Gogh la naturaleza le parecía el único lugar habitable, pero no fue el único artista de su época seducido por Japón. En 1854, en el periodo Meiji, la sociedad nipona pasó del feudalismo a abrirse al mundo, y en Europa proliferaron las exposiciones de sus grabados. “Fueron una revelación para los artistas europeos. Él lo idealizó e hizo suyos los motivos representados en su segunda etapa, en Arlés”, dice Nienke Bakker, comisaria de la muestra.

Es en esta etapa en la localidad francesa de Arlés sobre la que planea una de las sombras más oscuras de la vida del artista. Allí estaba cuando se cortó la oreja después de un encontronazo con el pintor Paul Gauguin.

El autorretrato de 1889 que le muestra vendado se ha llevado a la exposición desde la Courtland Gallery, de Londres, no había salido de Reino Unido desde 1955. “A pesar de la herida, se retrata con una lámina japonesa detrás, señal de su esperanza en el arte”, explica la experta. Cuelga junto a otro préstamo señalado. De nuevo un Autorretrato, esta vez rapado como un monje budista.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 5 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario