Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 4 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 
VAN GOGH
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Un cielo estrellado en el asfalto


Una treintena de instituciones organizarán en 2015 actividades en recuerdo de Van Gogh

    


 06_1416215431_578517

El primer carril bici fluorescente del mundo, en Nuenen. El cielo estrellado de Van Gogh sobre el asfalto. / Roosegaarde & Heijmans

Nuenen es una ciudad de Brabante, una provincia del sur de Holanda mayoritariamente católica, donde tuvo una parroquia protestante el padre de Vincent van Gogh. La iglesia, pequeña y austera, se conserva intacta en medio de un pequeño parque, pero la sombra del artista asoma en cada rincón. A pocos pasos del templo, inmortalizado en uno de sus primeros cuadros, se encuentra la antigua casa familiar. Ocupada hoy por una mujer sacerdote, en su jardín aparece aún el anexo que él utilizaba para dibujar. Un desnivel del terreno marca el estanque, ya seco, que le inspiró cuando dibujaba con frenesí sin apenas comer o dormir. Desde este pueblo, que un día le tuvo por el “vecino raro”, acaba de lanzarse el Año Van Gogh 2015 en recuerdo del 125 aniversario de su muerte. En los festejos participarán Bélgica y Francia, destinos temporales de su búsqueda de una voz propia.

Esta vez, el homenaje a Van Gogh se hará a través de los artistas inspirados por su obra a lo largo del siglo transcurrido desde su muerte. Así, el museo que lleva su nombre en Ámsterdam, ha aprovechado para renovar la distribución de su exposición permanente y propone una muestra inesperada: Munch y Van Gogh. El artista noruego y el holandés llevaron vidas tormentosas y usaron el pincel de forma casi descarnada para expresar sus emociones. El grito es el cuadro más conocido de Edvard Munch, pero el rostro desencajado del protagonista puede compararse a los sinuosos senderos, árboles retorcidos y reflejos en el agua de Van Gogh. Para los que quieran seguir los pasos, literalmente, del pintor holandés por Europa, el museo lanzará el próximo 30 de marzo -en su cumpleaños- El Gran Atlas de Van Gogh.

Todas las ciudades holandesas donde vivió, de Zundert (villa natal) a Etten, y de Helmond a ‘s-Hertogenbosch (o Den Bosch) han organizado exhibiciones dentro y fuera de sus salas. El museo Kröller-Müller, en Otterlo, se ha centrado en los bodegones. El centro los considera casi autorretratos, porque Van Gogh retrataba los objetos de su vida diaria, y ahora los compara con los de Odilon Redon, Monet, Henri Fantin-Latour o Cézanne, creadores que reprodujeron en Francia escenas y lugares similares. Helene Kröller-Müller fue una de las primeras en reconocer la valía de Van Gogh, y el centro guarda la segunda mayor colección del mundo de su obra, solo por detrás del museo de Ámsterdam. De su lado, el Museo Noordbrabants, abierto en Den Bosch, analizará el efecto de su paleta en el diseño y las artes aplicadas. Y también en los paisajes del británico David Hockney. Sendas muestras prometen “color a raudales” y servirán de escaparate a nuevos diseñadores.

Van Gogh descubrió en Amberes que los tonos usados en su primera etapa holandesa, dominada por la rigidez religiosa y los choques familiares, eran muy oscuros. En la ciudad de Mons, en la provincia belga de Borinage, que será Capital Cultural Europea en 2105, decidió abrazar el arte. Van Gogh en Borinage contará con cerca de 70 cuadros dedicados a escenas campesinas, que le sirvieron para soltarse dibujando cerca de los más necesitados. Vincent Minelli, el director estadounidense responsable de El loco del pelo rojo, una de las películas más famosas sobre el pintor (encarnado por Kirk Douglas), fue a Borinage en los años Cincuenta para filmar varias escenas. Una copia restaurada de la cinta será presentada en un festival dedicado al pintor en el cine, con piezas de otros cineastas, como Robert Altman, Maurice Pialat o Alan Resnais.

En París, donde se lanzó de lleno a la luz, se ofrece una guía por Montmartre para seguir sus pasos, un selecto gabinete con sus dibujos en la Fundación Custodia, y claro, la explosión impresionista del Museo d’Orsay. Es la mayor colección de van goghs fuera de Holanda. Para los más entregados, Arles, Saint-Remy-de-Provence, y Auvers-sur-Oise abrirán muestras en su recuerdo.

La ruta del homenaje durará un año, pero en Nuenen han querido dejar una huella permanente. Para ello, ha inaugurado el primer carril bici fluorescente del mundo. Un camino de 600 metros con un mosaico de cristales que absorben el calor durante el día, y brillan de noche, con los colores del famoso cielo estrellado de Vincent. Junto a la casa paterna en la ciudad, sigue también en pie el domicilio de los Begemann, un acaudalado matrimonio con tres hijas. Una de ellas, Margot, se enamoró de Vincent y fue correspondida, pero le prohibieron salir con un tipo que parecía un iluminado. Ella intentó suicidarse y la encontraron a tiempo. Cuando Vincent se disparó en 1870, en un trigal en Auvers-sur-Oise, tenía 37 años. Su hermano, Theo, marchante de arte que le mantuvo económicamente, falleció pocos meses después, a los 34. Cor, el otro hermano, menos conocido, murió en 1900 luchando en Sudáfrica en la guerra de los Bóeres, los colonos de origen holandés enfrentados al entonces Imperio Británico. De sus tres hermanas, una fue confinada a una institución mental. “Vaya familia para un artista genial ¿no?”, dicen en Nuenen, un auténtico museo al aire libre dedicado al recuerdo del “vecino raro”.


 04_1416215307_284616

Parte del nuevo rediseño del Museo Van Gogh, en Ámsterdam. / Floris Visualisaties



Dónde seguir al genio

Museo Van Gogh, Ámsterdam: Munch y Van Gogh (25 de septiembre de 2015 al 17 de enero de 2016). Las similitudes entre el artista noruego, por el que todo el mundo pregunta en el museo, y el holandés.

Museo Kröller-Müller, Otterlo: Van Gogh y Compañía ( 25 de abril al 17 de septiembre de 2015). Bodegones, paisajes, ciudades y retratos de Van Gogh y también de Cézanne, Odilon Redon, Monet o Henri Fantin-Latour.

Keukenhof, Lisse: El jardín más famoso de Holanda dedica un tapiz de flores al rostro del artista del que ya ha plantado los bulbos (20 de marzo al 17 de mayo de 2015).

Vincentre & Van Gogh Village, Nuenen: La ciudad, situada a 10 kilómetros de Eindhoven, es un museo abierto que recuerda su estancia entre 1883 y 1885.

Carril Bici Vincent Van Gogh (Nuenen): 600 metros de mosaico fluorescente en medio del campo, diseñado por el artista Daan Roosegaarde y desarrollado por la constructora Heijmans, que reproduce el famoso cielo estrellado. Es de uso regular.

Van Gogh en Borinage, Mons (Bélgica): Cerca de 70 cuadros del artista traídos de colecciones nacionales e internacionales (25 de enero al 17 de mayo de 2015).

Visita guiada por las huellas de Van Gogh en París
: El Sindicato de Iniciativas del barrio de Montmartre recorre los lugares de Vincent, desde la casa de su hermano, Theo, a la tienda de Pére Tanguy, uno de su modelos (puede hacerse desde septiembre de 2014).

Museo d’Orsay (París): Tiene 24 cuadros de Van Gogh, la mayor colección fuera de Holanda, además de los impresionistas que le inspiraron, de Manet a Renoir.

Auvers-sur-Oise: La villa donde pintó casi 80 cuadros en 70 días, y donde murió, es un museo al aire libre. Puede verse desde el castillo y la iglesia que reprodujo, hasta su habitación y la casa del Doctor Gachet, otro de sus modelos (4 de abril al 30 de Agosto de 2015).


Los Países Bajos se preparan para homenajear a Van Gogh



 01_1416215172_251764

Nuevo rediseño del Museo Van Gogh, en Ámsterdam. / Floris Visualisaties


 02_1416215218_385779

The Yellow House, 1888. Van Gogh


 03_1416215262_338115

La butte Montmartre, 1886. Van Gogh


 05_1416215359_233482

The Sower, 1888. Van Gogh


 07_1416215507_961922

El Museo Noordbrabants en los Países Bajos.



Fuente: elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
La paleta de Van Gogh se desvanece


La luz y el paso del tiempo transforman los colores de algunas obras maestras del artista




 1417971910_773949_1417972137_noticia_normal

Simulación digital con los colores originales de 'El dormitorio en Arlés' (1888), a la izquierda, y estado actual del óleo de Van Gogh.

Afirmar que los colores de Van Gogh muestran su estado de ánimo puede resultar un lugar común. Pero la pasión con la que el artista holandés explicaba a su hermano, Theo, por carta, las mezclas elegidas para sus composiciones es reveladora: “Sólo el color debe hacerlo todo (…) sugiriendo un cierto descanso o sueño. La cama y las sillas, amarillas; la sábana y las almohadas, verde limón claro. La colcha, escarlata. El lavabo, naranja. Las puertas, lila (…) No hay blanco ni sombras”, dice, al describir El dormitorio en Arlés (1888). Lo que Vincent ignoraba entonces es que su éxito posterior, el mismo que se le escapó en vida, a punto está de acabar con la intensidad de su paleta. La exposición a la luz ha transformado ya en azul el violeta de su Campo de lirios en Arlés, pintado el mismo año, y amenaza el resto de la colección. Por eso, el museo que lleva su nombre en Ámsterdam, recién remodelado, ha decidido atenuar la iluminación de las salas.

La perdida de intensidad de los colores de Van Gogh ha sido constatada por Ella Hendriks, restauradora principal del centro, en la famosa tela de los lirios. Pintada durante su estancia en la ciudad francesa de Arlés, donde quiso formar una comunidad de artistas con su colega, Paul Gauguin, los historiadores la presentan como un “alarde técnico que mezcla perspectiva, detalle y brochazos apresurados en el cielo”. Lo que Hendriks ha visto es otra cosa: “Con ayuda del microscopio hemos observado que el pigmento rojo de los lirios ha ido desapareciendo por culpa de la exposición a la luz”, asegura. El resultado es que las flores son ahora más azules que violeta. De no poner coto a la iluminación soportada por los lienzos en el museo, los tonos corren incluso peligro de desaparecer.

El problema de los colores de Van Gogh puede hacerse extensivo a los demás pintores de su generación. En particular los impresionistas, que también utilizaron pinturas sintéticas. Según los restauradores, el problema es que eran nuevas y los fabricantes no seguían protocolos estandarizados para conseguirlas. Eran más bien artesanos diversos que mezclaban aceites y polvos, y de ahí que los porcentajes pudieran variar casi en cada tubo. No es que Van Gogh, siempre escaso de fondos, aprovechara las marcas más baratas. “Una vez retirada la capa de barniz de la última restauración, fechada en 1927, puede verse que los azules del cielo son más frescos, pero los lirios han cambiado de color”, ha declarado la restauradora a la televisión pública (NOS).


 1417971910_773949_1417972443_sumario_normal

Autorretrato de Vicent van Gogh (1887).

En la investigación ha participado a su vez la Universidad holandesa de Tilburg y el Servicio Nacional para el Patrimonio Cultural. Entre todos, han echado un vistazo al futuro del colorido en la obra del holandés. Una restauración respetuosa nunca se repinta un cuadro a la manera del artista, así que para adelantar el proceso de deterioro derivado de la intensidad lumínica, se ha hecho una simulación digital. Ella Hendriks ha tomado para ello El dormitorio en Arlés, un óleo que debía transmitir sosiego al espectador gracias su combinación de colores complementarios: rojo y verde, amarillo y violeta, verde y naranja. “Donde ahora vemos azul y blanco, en la puerta y la pared, a la izquierda, había en origen rojo o lila. Van Gogh era un artista de amarillo y violeta, no tanto de contrastes entre azules y amarillos”, dice.

Otra cosa es que la contemplación del cuadro, haya mejorado su efecto tranquilizador a medida que ha ido difuminándose. Recién pintado, al menos tal y como aparece en la simulación, la recreacion del cuarto debió de ser cuando menos intensa. No hay que olvidar que durante sus días en Arlés el pintor se peleó con Gauguin. Al ver que su colectivo artístico, un ideal largamente acariciado, se iba al traste, se separaron de mala manera. El corte de su oreja, sobre el que circulan todavía numerosas teorías, ocurrió también entonces.

La remodelación interior del museo de Ámsterdam ha coincidido con las investigaciones, y la dirección ha sido expedita. Algunas paredes blancas lucen ahora gris verdoso. Un tono que precisa menos luz eléctrica para admirar los cuadros. “Hacemos lo posible por adaptarnos a lo que propone la ciencia, y pensamos que será aceptado por el público”, ha dicho Kees van den Meiracker, jefe de colecciones del centro, uno de los mayores atractivos turísticos del país. A pesar de ello, entre las ideas barajadas hoy figura exponer menos los óleos delicados. Porque si los expertos ha acertado con sus cálculos, su colección del artista –procedente de la familia y heredada por Vincent Willem, hijo de Theo van Gogh– ha soportado ya toda la luz que podía durante un periodo de treinta años.

Tres décadas es una medida considerada estándar, y no todos los cuadros reciben la misma intensidad de luz. En algunos casos, se acumulan en más, o menos, tiempo. Teniendo en cuenta que el museo de Ámsterdam abrió sus puertas en 1973, en su caso, las medidas protectoras no pueden retrasarse. Eso, o verse obligados a colgar, temporalmente, copias de las obras. Una solución radical que nadie quiere aplicar.


elpais.com



 

Tampoco descubren nada nuevo, cualquier aficionado sabe el deterioro de los colores con el tiempo. Lo que hace falta es buenas condiciones en las salas y buenos conservadores para el cuidado de las grandes obras maestras.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Hoy he visto una exposición temporal magnífica en el Palacio de Comunicaciones, en El CentroCentro Cibeles, actual ayuntamiento de Madrid. Donde desde hace tres años se están exponiendo colecciones privadas de las más importantes de España. En este caso se muestra la colección de Juan Abelló ver vídeo que cuenta con numerosas obras extraordinarias, dignas de figurar en un museo de primer orden.

En la muestra había un Van Gogh.


 dibujo_de_van_gogh_1425240151_737084

Cabeza de campesina, 1884, de Van Gogh. Colección Abelló. Excepcional el dibujo de Van Gogh.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
El negro Van Gogh de los mineros


El pintor holandés abandonó su idea de ser evangelista para decantarse por el arte



 1426442985_206170_1426443155_noticia_normal

'Los porteadores de la carga' (1881), de Vincent van Gogh.

Corre el año 1878. Una cabaña de dos alturas con tejado a dos aguas, típico de la región del Borinage, cuenca minera entre Francia y Bélgica, y un camino empedrado. Es un dibujo pequeño, muy plano, casi sin perspectiva. Podría decirse que trazado por cualquiera. Y muy gris, como la mayoría de los días en esta región del norte de Europa. Se trata del Café Au Charbonnage, el primer dibujo conocido del artista Vincent van Gogh (Zundert, 1853 -Auvers-sur-Oise, 1890) que ahora se expone, junto a más de 160 obras del holandés en la pequeña ciudad valona de Mons.

Esta urbe belga, de poco más de 93.000 habitantes y actual capital de la cultura europea, conmemora el 125 aniversario de la muerte del creador con una exposición clave: el momento en que, sorprendido por la miseria de la zona minera de Borinage, perdió la fe y abandonó la idea de ser evangelista protestante para convertirse en uno de los maestros del posimpresionismo y uno de los pintores más cotizados.

“Esta exposición está más enfocada a lo que le movió a convertirse en artista durante sus dos años en Borinage que en la propia evolución de su técnica”, sostiene el comisario Sjraar Van Heugten, que fue director del museo Van Gogh de Ámsterdam, donde se concentra la mayoría de sus obras. Van Heugten conoce bien la vida del artista y lleva estudiando esta etapa triste y oscura desde 2008.

Llama la atención al visitante la curiosa perspectiva que tenía Van Gogh en esta etapa y la evolución en el colorido de sus obras, del gris carbón de las minas de Mons al amarillo omnipresente en sus pinturas más tardías.

El Museo de Bellas Artes de Mons (BAM, por sus siglas en francés) acoge hasta el 17 de mayo esta muestra que, dividida por temas, deja patente la personal técnica que va adquiriendo el artista en sus inicios. Cabañas, campesinos, telares y minas constituyen los escenarios de sus cuadros y dibujos en los cuales se aprecia su cambio no solo en el trazado y el material —del lápiz al pincel, de la acuarela al óleo—, sino del colorido y la proporción deformada tan característicos de Van Gogh.

Además, esta pequeña pero valiosa exposición ofrece siete de las 652 cartas que el pintor y Theo, uno de sus seis hermanos menores, se escribieron entre diciembre de 1878 y octubre de 1880. Pluma de tinta negra. Puño firme y letra elegante, algo inclinada y minúscula. Las cartas, de las que solo se conservan las escritas por Vincent gracias a que Theo las guardó, están redactadas en holandés y francés. “Eran políglotas: hablaban también alemán e inglés”, explica una guía de la muestra.

En los dos pisos del recorrido expositivo se explica cómo se hizo artista. Después de innumerables idas y venidas por Europa (Londres, Bruselas, Ámsterdam, París) necesitó la ayuda económica y moral de Theo para aparcar definitivamente la evangelización, coger el lápiz y comenzar a retratar a los monteses en el entorno minero y rural del siglo XIX, cuando Bélgica estaba a la cabeza de la industrialización mundial tras Gran Bretaña. De esta forma, se le bautizó entonces como “el Cristo de los mineros de carbón”.

Un cristo que sufrió su propio calvario. Van Gogh falleció joven. Sufría episodios de locura transitoria —lo que hoy se diagnosticaría como bipolaridad— que le llevaron a internar voluntariamente en el hospital psiquiátrico de Saint Paul de Mausole, en la Provenza francesa. A los 37 años se pegó un tiro en el pecho. Murió dos días después.


 autorretrato_de_vicent_van_gogh_1887

Autorretrato de Vicent van Gogh (1887).

La vida de Van Gogh como artista fue muy corta y jamás conoció el éxito. Solo pintó durante la última década de su existencia. Y de los cuatro años finales proceden las obras que hoy ocupan las más prestigiosas salas de museos y galerías de arte de todo el mundo. Sus inicios más oscuros quedaron ocultos tras el estallido de color. Esos dos primeros años de transición entre un evangelista frustrado y un artista incipiente han regresado ahora a donde todo empezó: Borinage.


 1426442985_206170_1426443327_sumario_normal

'La vigilia' (1889) de Vincent van Gogh. / EL PAÍS


Una impoluta capital europea de la cultura

“Figúrate una enorme cafetera flanqueada encima del vientre por cuatro teteras menores. Sería una cosa fea si no fuese grande. La magnitud la salva”. La descripción que hizo el célebre escritor Víctor Hugo (1802-1885) del llamado Beffroi —torre de vigilancia— de Mons a su esposa Adèle durante un viaje en 1837 por Bélgica es, sin embargo, el orgullo de todo montés. Esta pequeña gran ciudad, a tan solo una hora en tren al sur de Bruselas, es este 2015 la capital de la cultura europea junto con Pilsen, en República Checa.

Ostentar el título, que otorga la Unión Europea, no solo significa patrocinar una localidad sino disponer de una infraestructura sostenible para mantener cada evento y acoger a los visitantes. La Comisión Europea “premia” a las ciudades ganadoras con 1,5 millones de euros para desarrollar el proyecto y tenerlo todo a punto. San Sebastián (España) y Wroclaw (Polonia) disfrutarán de esta financiación el año que viene.

Mons, una unión de 19 aldeas que nació rodeada de minas de carbón, está impoluta. Los dorados de la punta de los tejados relucen y las atracciones turísticas, como la imponente colegiata de Santa Waudru, los recorridos guiados por la ciudad (en varios idiomas), el Ayuntamiento de 1456 —el único gótico de toda Valonia— y las conexiones en tren o autobús con otras ciudades de la región, funcionan a la perfección.

Desde 1930, cuando fue trasladado desde Bruselas, Mons cuenta con el privilegio de acoger el Mundaneum. Se trata de más de 12 millones de fichas que engloban la vasta documentación mundial. Paul Olet lo comenzó a crear en 1910 y quería que la ciudadanía pudiera tener algún día acceso a él desde sus hogares. Se le considera uno de los precursores de la enciclopedia.

Esta pictórica ciudad tres veces amurallada acogerá hasta el próximo diciembre más de 300 actividades relacionadas con el cine, la literatura, la música, la ciencia y la pintura. Las calles estrechas y adoquinadas de Mons, su Grand Place —típicas de Bélgica— y tejados en escalera del siglo XV dejan claro el carácter histórico de esta urbe de unos 93.000 habitantes.

Al mismo tiempo, el moderno Museo de Bellas Artes (BAM, en sus siglas francesas), la pasarela de la estación de tren (aún en construcción) diseñada por el español Santiago Calatrava y el inmenso palacio de Congresos al otro lado de las vías del ferrocarril que durante el siglo XIX prácticamente solo transportaba carbón, dan un aire de vida a esta ciudad, históricamente minera, que merece la pena visitar, como hizo Víctor Hugo en el verano del año 1837.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Edvard Munch frente a Vincent Van Gogh

El museo dedicado al pintor noruego en Oslo expone sus obras junto con las del holandés



 01_1432726020_582692

'Noche estrellada sobre el Ródano' (1888), de Van Gogh. MUSEO D'ORSAY

Aunque coincidieron en el tiempo Vincent Van Gogh (1853-1890) y Edvard Munch (1863-1944) no llegaron a conocerse personalmente. Supieron uno de la obra del otro y, en momentos distintos, pasearon por los mismos escenarios (París, Amberes). Fueron hombres atormentados con episodios de locura que, con estilos muy diferentes, plasmaron paisajes similares: noches estrelladas, campos de trigo o una pasión desmedida por el autorretrato. El juego entre las similitudes y diferencias entre uno y otro, es el tema de la exposición Van Gogh + Munch que hasta el 25 de septiembre se puede ver en el Munch Museet de Oslo. Son un centenar de obras de ambos maestros que en octubre viajaran a Ámsterdam como parte del extenso programa de celebración del 125 aniversario del pintor neerlandés.

Aunque para algunos la mezcla de la obra de ambos artistas sea como batir agua con aceite, lo cierto en que tanto en Noruega como en los Paises Bajos o Alemania se les considera como los auténticos padres del Expresionismo. Magne Bruteig, comisario de la exposición, ha querido ahondar en esas aproximaciones que van más allá de lo puramente formal.

El recorrido está organizado de manera que, a la vez que se van mostrando los grandes temas de Van Gogh (Los comedores de patatas, 1885) o de Munch (una versión al pastel de El Grito, de1893) por separado, se lleva a los visitantes a pequeños escenarios en los que se confrontan temas comunes. Uno de los momentos cumbre de la exposición es poder contemplar como cada uno de ellos vio su propia Noche Estrellada. La de Van Gogh, La noche estrellada sobre el Ródano (1889), es una vista exterior nocturna desde la ventana del cuarto del sanatorio mental de Saint-Rémy-de-Provence en el que estuvo recluido. Considerada una de sus obras más inquietantes, las nubes y las estrellas se retuercen en medio de un cielo añil roto por el blanco.

La Noche estrellada de Munch, pintada entre 1822 y 1824, es una reflexión sobre su propia sombra en la que en primer término aparecen dos personajes de trazos difusos que se funden con un amenazante paisaje nocturno contemplado desde su casa de Ekely, en Oslo.

Otro de las grandes momentos de confrontación lo forman La casa amarilla de Van Gogh expuesta por vez primera junto a La enredadera de Virginia roja de Munch. Aquí el tema a compartir es el tratamiento del color como el elemento principal de la composición. La intensidad de la angustia mental que ambos maestros padecían, la mostraban a través de una distorsión ilimitada del color y de las formas

El tercer encuentro creativo está formado por El Puente de Trinquetaille (1888) que Van Gogh pintó en Arlés y una versión en pastel de El Grito, una de las obras más famosas de la historia del Arte, pintada por primera vez en 1893, considerada por muchos como la Gioconda de Munch. Las dos obras tienen en común, según el comisario, a los personajes desdibujados y nebulosos que pueblan la tela. Van Gogh pone a varios hombres o mujeres caminando por los alrededores del puente. Munch, en cambio, solo retrata a una figura femenina con la cabeza entre las manos con tal mueca de angustia que el espectador puede sentir un dolor que va mucho más allá de lo físico.

El Grito, del que Munch hizo cuatro versiones en pintura y varias más en aguafuerte, litografía o xilografía, forma parte de una serie de cuadros que nunca llegó a realizarse de manera completa, titulada El Friso de la Vida. Quería hacer un gran poema sobre el amor y la muerte. La mujer que protagoniza El Grito recuerda a un personaje femenino habitual en obras de Gauguin, lo cual da pie a la exposición a incluir una decena de obras de artistas que participaron la misma estela creativa de Van Gogh y Much: Seurat, Toulouse Lautrec, Monet, Manet, Millet y Gauguin.


Duelo de genios a golpes de pincel


 04_1432726179_335936

'Autorretrato' (1886), de Edvard Munch. MUSEO NACIONAL DE ARTE, ARQUITECTURA Y DISEÑO DE OSLO


 03_1432726139_346709

'Autorretrato con sombrero gris de fieltro' (1887), de Van Gogh. MUSEO VINCENT VAN GOGH (FUNDACIÓN VAN GOGH)


 02_1432726060_953546

'Noche estrellada' (1922-24), de Edvard Munch.


 05_1432726214_516995

'La casa amarilla' ('La calle'), de 1888, de Vincent Van Gogh. MUSEO VINCENT VAN GOGH (FUNDACIÓN VAN GOGH)


 06_1432726249_429108

'Enredadera de Virginia roja' (1898-1900), de Edvard Munch.


 07_1432726289_197323

'Campo de trigo con segador', de Vincent Van Gogh (1889). MUSEO VINCENT VAN GOGH (FUNDACIÓN VAN GOGH)


 08_1432726335_533220

'Fertilidad', de Munch (1899-1900). COLECCIÓN CANICA ART



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Los cuadernos de dibujo de Van Gogh irrumpen en el mercado del coleccionismo

La editorial Artika presenta en el museo del artista una cuidada edición facsímil de la parte más delicada de su obra


 00_1435582163_662280

'La mirada de Van Gogh', de la editorial catalana Artika. / Artika

Los cuadernos de dibujo de Van Gogh son la joya de la corona de la colección del artista guardada por el museo que lleva su nombre en Ámterdam. Delicados, difíciles de conservar y abarrotados de esbozos a lápiz o carboncillo, son también el ejemplo más claro de la pasión por su oficio. Un autodidacta con poca paciencia pero enorme tesón, que llenó cientos de hojas para mejorar su técnica. La sala holandesa tiene en sus fondos los cuatro libritos de bolsillo donde el pintor ensayaba sin descanso. También llenó tres libretas pequeñas para la niña Betsy Tersteeg, hija de su jefe en Goupil, el marchante de arte con el que trabajó en La Haya. La editorial Artika (Barcelona) los ha reunido ahora en una cuidada edición facsímil titulada “La mirada de Van Gogh”. Destinada a coleccionistas que será también muy útil para la sala holandesa, que apenas expone los originales.

Los historiadores del arte suelen decir que el Van Gogh pintor marca el paso del siglo XIX al XX. Para el dibujante no hay época. Siempre volvía a la página en blanco, que consideraba el origen de la creación. “Por eso trabajos como el aportado hoy por la editorial española contribuye a la investigación sobre el proceso creativo de Vincent. Este museo es también un centro de conocimiento, y dado que exhibir los cuadernos originales es prácticamente imposible, reproducciones de esta calidad ayudarán a acercar el Van Gogh dibujante, el principio de todo, al público”, ha dicho Adriaan Dönszelmann, director ejecutivo de la sala. Los cuatro cuadernos del artista adulto, recorren sus etapas en Nuenen (Holanda), Amberes (Bélgica) y París y Auvers (Francia). Los de la pequeña Betsy revelan la buena mano del holandés para enseñar a los niños y su amor por la naturaleza. Están llenos de flores, pájaros y árboles. Y de entrañables garabatos de la cría.

Con una tirada de 2.998 ejemplares (a 3.500 euros) el conjunto no es una reproducción común. Está numerada, incluye 17 láminas sacadas de los libros y un volumen sobre la vida y obra del pintor. Se presenta además en un atril para que las ilustraciones puedan ser expuestas. El trabajo, hecho a mano por artesanos y utensilios originales recuperados por la editorial, ha sido posible gracias a la colaboración de la Fundación Van Gogh. Responsable del legado expuesto en el museo, ha certificado la autenticidad de las reproducciones, tan perfectas que se incluyen unos guantes para ojearlas. “Para este tipo de obras no hay crisis en el mercado editorial. Ya llevamos vendido un millar de ejemplares”, reconocen en Artika.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
El Van Gogh de la Agencia Tributaria es una copia


El cuadro fue encontrado en una caja de seguridad en Antequera durante una operación contra deudores del fisco

El propietario aseguró que la pintura era original del pintor holandés



 00_1437904992_139921

Esta es la historia de un cuadro ilustre que descansa en una caja fuerte de un banco en Antequera (Málaga) por orden judicial. Es el relato de un sorprendente hallazgo que iba a poner fin a 40 años de búsqueda. Pero también la de un engaño y una decepción.

 El episodio comenzó hace un año cuando la Agencia Tributaria lanzó una novedosa operación para embargar cajas de seguridad de los bancos cuyos titulares tenían deudas con el fisco. Se trataba de una actuación inédita. La operación era delicada por su complejidad legal y porque se tenía que evitar que se alertara al medio millar de defraudadores, que debían 319 millones a Hacienda. El plan se saldó con la intervención de 542 cajas de seguridad.

La Agencia apenas ingresó poco más de tres millones de euros con la operación pero encontró otros objetos singulares. Durante los registros los funcionarios encontraron alhajas, testamentos, escrituras, algún dinero en metálico y un cuadro sin enmarcar. La pintura, guardada como una joya, representaba la obra de Van Gogh Ciprés, cielo y campo.

Un óleo pintado por el artista holandés en 1889 y que llevaba más de 40 años perdido desde que fue sustraído del Instituto de Estudios de Historia del Arte de la Universidad de Viena, en los años setenta del siglo pasado. El cuadro estaba depositado en una caja de seguridad en un banco de Antequera. El titular era un hombre de negocios extranjero, que estaba siendo investigado por la Guardia Civil.


Insiste en la autenticidad

Durante el embargo de la caja de seguridad, el empresario, que estaba presente, aseguró a los agentes que era el testaferro de un empresario venezolano, según fuentes próximas a la investigación. Insistió en que el cuadro era verdadero y mostró a los funcionarios los tres sellos de los museos holandeses por los que había pasado el lienzo. Uno del Rijksmuseum de Amsterdam con fecha de abril de 1944, otro sin datar del Museo de Bellas Artes de Berlín, y el último del Instituto de Historia del Arte de la Universidad de Viena de abril de 1974, treinta años después del primer lacrado.

El empresario venezolano señalado por el titular de la caja de seguridad reconoció ser el propietario de la obra, según fuentes cercanas a la investigación. Explicó que el cuadro, que llevaba 40 años desaparecido, formó parte de los bienes que sufrieron el expolio cultural de los nazis. Tanto insistieron en que el cuadro era auténtico que los dos empresarios investigados, el venezolano y su supuesto testaferro, encargaron a dos peritos un informe sobre la obra.

Los expertos concluyeron que se trataba del cuadro original pintado por Vincent Van Gogh en 1889 y que había desaparecido en los años setenta del pasado siglo. El óleo representaba un ciprés próximo al sanatorio de Sant-Remy, donde estuvo recluido, pintado con los trazos sinuosos que caracterizan al artista holandés.


El experto del Thyssen se dio cuenta del engaño a primera vista

Tanto la Agencia Tributaria como la Guardia Civil comenzaron a creer que se encontraban ante un cuadro de incalculable valor. Desde Hacienda vendieron con gran prosopopeya la operación que se había saldado con el hallazgo de un Van Gogh.

La Agencia se puso en contacto con el Ministerio de Cultura para poner en marcha el procedimiento a seguir para integrarlo al Patrimonio del Estado y cederlo a un museo. No era la primera vez que el fisco recibía obras de arte para pagar deudas. Cultura recurrió a otro experto para autentificar la obra, un especialista del Museo Thyssen. “A primera vista se percató de que era falso”, explican fuentes del museo. El tono de los colores, el trazado de las pintadas y otras características evidenciaban que era una copia. No obstante, se procedió a hacer un estudio de la obra para remitírselo al Ministerio, que había pedido una rigurosa confidencialidad.

La revista digital Artnet.com tardó mucho menos tiempo en darse cuenta de que el cuadro encontrado en una caja de seguridad de Antequera era una burda copia. “Es una de las peores falsificaciones, o aún peor, copias, que he visto nunca”, aseguró hace un año Alfred Weidinger, subdirector del museo de arte vienés Belvedere, según recogió el periodista Miguel Ángel García Vega en su blog Con Arte y Sonante.
La Guardia Civil investiga

 Sin embargo, ninguna institución pública admitió públicamente que era una falsificación. El cuadro regresó a Antequera. Allí un agente de la Guardia Civil grabó el regreso a su lugar original, la caja de seguridad del banco. Un regreso con menos glamour que su salida, cuando todos creyeron que estaban ante una obra de incalculable valor.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil fueron los que se encargaron de la investigación y del transporte. El juez que lleva el asunto en un juzgado de Antequera ha decretado el secreto del sumario. Mientras, el empresario venezolano ha solicitado una tercería de dominio ante un juzgado de Málaga para reclamar el bien, porque insiste en que es verdadero.

Hace ya más de un año que se encontró la copia de Ciprés, cielo y campo, cuyo hallazgo fue vendido a los medios con gran entusiasmo. Aún se desconocen los entresijos de la investigación judicial pero este relato es la reconstrucción de los hechos tras contactar con la Agencia Tributaria, el Ministerio de Hacienda, Cultura, la Dirección General de Patrimonio, la Guardia Civil y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Algunas de estas instituciones aún desconocen que el cuadro es solo una copia.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
El museo de Van Gogh inaugura nueva puerta y ambiciones

La fachada de cristal comparte plaza con el Rijksmuseum y el de arte moderno


 00_1441223090_431961

Nueva ampliacion del Museo Van Gogh de Amsterdam en la Museumplein. / EL PAÍS

Abierto en 1973, el museo dedicado a Vincent Van Gogh en la capital holandesa pensaba recibir a unos 200.000 visitantes anuales. Fue un cálculo a la baja, porque la obra, y la vida, del pintor atraen hoy a 1,6 millones de personas y la cifra sigue creciendo. Para acogerlos y guiarlos a través de una de las biografías artísticas más llamativas y dolorosas, la sala acaba de presentar una nueva entrada que permite unir, por medio de un sótano, los dos edificios que recogen el legado del pintor. A la izquierda aparece la colección permanente. A la derecha, las muestras temporales. Sobre la cabeza, una bóveda que lo inunda todo de luz y apuesta por la transparencia: hasta la escalera es de cristal.

La remodelación, culminada en 16 meses y con un coste de 20 millones de euros, ha ganado 800 metros cuadrados de superficie y dotan al conjunto de los servicios propios de un gran centro contemporáneo. El acceso se abre además en la Plaza de los Museos de Ámsterdam, donde tienen asimismo sus puertas el Rijksmuseum (con Rembrandt y Vermeer) y el de arte moderno (Stedelijk). Un trío estelar que domina el centro urbano y ha cuidado sus respectivas puestas al día para evitar que las colas arruinen el entorno y agoten a turistas y vecinos.


 2museo_van_gogh

El museo original fue diseñado por el holandés Gerrit Rietveld, cabeza visible del movimiento De Stijl, y abanderado del neoplasticismo: la abstracción pura reducida a forma y colores primarios. El edificio, inaugurado en 1973, es una composición de cubos “con tantas ventanas que apenas cabían los cuadros y hubo que indicarle que necesitábamos paredes”, ha recordado este martes Axel Rüger, director de la sala. Aquí se presenta la colección permanente de obras del pintor. En 1999, en arquitecto japonés Kisho Kurokawa, entregó otro edificio en forma de elipse con un estanque destinado a albergar las exposiciones temporales. Necesitado de espacio, el Van Gogh tomó un pedazo de la plaza para poder construirlo y los unió con un pasillo interior. “En teoría, el estanque, situado en el exterior pero visible desde dentro, debía preparar el espíritu. El visitante pasaba de las luces de Van Gogh a otros artistas, y la serenidad del agua facilitaría dicha transición. Con nuestro clima, hubo siempre problemas de mantenimiento y la gente tampoco acababa de entender el mensaje”, ha reconocido Rüger.

Como la nueva entrada se asienta sobre el antiguo estanque, el director viajó con sus colaboradores a Japón para contarles sus planes y hubo acuerdo. El boceto recién estrenado es del estudio de Kurokawa (fallecido en 2007). El arquitecto que ha gestionado su puesta a punto es el holandés Hans van Heeswijk. En cierto modo, el cristal que cubre la bóveda de la entrada refleja el estanque que fue preciso cegar. “Los grandes edificios públicos precisan vestíbulos espaciosos, y en este caso, el reto fue el agua. En este punto de Ámsterdam estamos bajo el nivel del mar, y en cuanto cavas, sale a chorros. Así que hizo falta una obra de ingeniería (similar a la del nuevo Rijksmuseum, donde trabajaron incluso buzos) para sellar el suelo. Con todo, el cristal es lo que manda. Esta obra pertenece al siglo XXI y es uno de los materiales de construcción del momento”, según Van Heeswijk. Al estar unidos los dos edificios por el nuevo sótano, a pie de calle se ha creado un pequeño bulevar para evitar aglomeraciones. Las taquillas estarán también fuera y la entrada antigua, la del edificio de Rietveld, servirá para los grupos y las jornadas de colegios.



 1el_interior_del_museo_de_van_gogh_en_mterdam_1441223136_430576

El interior del museo de Van Gogh en Ámterdam.

En la puesta al día no se ha olvidado la otra colección del pintor. Se trata de los recuerdos ofrecidos por una tienda también a estrenar y que no pueden desdeñarse. Un tercio de los visitantes pasa por allí para comprar algo, sobre todo carteles, pañuelos de seda y libros. El Van Gogh ha apostado ahora por el diseño de alta gama, y junto a los recuerdos tradicionales hay 500 objetos nuevos entre joyas, vajillas, artículos de piel y hasta herramientas de jardinería firmados por creadores holandeses de renombre. “Nuestra cifra tope de visitantes es de 3 millones, pero las normas de seguridad priman. Por cada uno que entre debe salir otro”, admite el director. Un reto y un reclamo a la vez, envueltos en los 125.000 girasoles que recibirán al público en la apertura oficial del próximo sábado.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
500 millones de dólares por dos cuadros

Un gestor de fondos destroza los récords de arte al adquirir un ‘dekooning’ por 300 millones y un ‘pollock’ por 200 millones



 01_1455874827_853442

'Interchange' De Kooning y 'Number 17A' de Pollock. En primer plano, 'Interchange', de De Kooning. Detrás, 'Number 17A', de Pollock, en su sala en el Instituto de Arte de Chicago. Kenneth Griffin, destroza los récords al comprar 'Interchange' por 300 millones de euros y 'Number 17A' por 200 millones de euros... Ver vídeo

Kenneth Griffin, una de las figuras más poderosas en el mundo de las finanzas, acaba de convertirse en el protagonista de la compra de arte más cara de la historia. El fundador del fondo de cobertura Citadel pagó en otoño –la compra se hizo pública anoche- 500 millones de dólares (450 millones de euros) por Interchange (1955), un lienzo de Willem de Kooning, y por Number 17A (1948), de Jackson Pollock. El dekooning le supuso un desembolso de 300 millones y el pollock, los 200 restantes.

El dekooning, que hasta ahora era propiedad de la fundación David Geffen —de donde también procede el pollock— se habría convertido así en la obra de arte contemporáneo más cara nunca antes vendida, de acuerdo con los detalles revelados por las cadenas financieras CNBC y Bloomberg, y sería por tanto también la pieza de arte más valorada de la historia, igualada con Nafea faa ipoipo (¿Cuándo te casarás?), de Paul Gauguin, adquirida en febrero de 2015 por el mismo precio por Qatar. Los dos trabajos de los maestros expresionistas abstractos han sido cedidos por el magnate al Instituto de Arte de Chicago, la ciudad donde tiene su firma la sede, y allí están expuestos actualmente en la misma sala. En 1989 Interchange (1955) ya batió récords al ser adquirido por el coleccionista japonés Shigeki Kameyama por 20,6 millones de dólares en una subasta en Sotheby’s en Nueva York.

Griffin, a sus 47 años, es el gestor de fondos mejor pagado de Wall Street y su fortuna personal asciende a 7.400 millones de dólares. El pasado mes de septiembre realizó la mayor operación inmobiliaria en la ciudad de Nueva York, al comprar tres plantas en el rascacielos del número 220 de Central Park South. Pagó por la propiedad 200 millones. El fondo de cobertura, que maneja activos por valor de 26.000 millones, tiene entre sus asesores al expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke. Empezó en el mundo de las finanzas cuando estudiaba en la Universidad de Harvard. Seguía sus inversiones desde el dormitorio gracias a que logró que la dirección del centro le dejara instalar una parabólica. La última crisis financiera se llevó por delante más de la mitad de su fortuna, pero el agresivo inversor logró capear el temporal y ahora su fondo es uno de los que tiene mejor rendimiento.


 00_1455875355_759489

Ken Griffin en 2013.

La colección personal del magnate incluye una obra del artista alemán Gerhard Richter, por la que pagó 46 millones de dólares en una subasta celebrada hace ahora un año en Sotheby´s. Griffin es fideicomisario del Instituto de Chicago desde 2004 y dedicó parte de su fortuna a la ampliación del centro. El pasado diciembre donó 40 millones al Museo de Arte Moderno de Nueva York, en la que está considerada como una de las mayores contribuciones privadas a la institución. Griffin empezó a construir su propia colección privada hace dos décadas. Recientemente, sin embargo, advirtió de los riesgos que corre el mundo del arte, al decir que “se está convirtiendo en un mercado opaco dominado por especuladores y eso impide entender el valor futuro de la obras”.

l financiero hizo esta reflexión pocos días después de que Nu Couché, una pintura del artista italiano Amedeo Modigliani fuera subastada por 170,4 millones de dólares en Christie’s en noviembre del año pasado. El comprador fue Liu Yiqian, un multimillonario chino que empezó como taxista y vendedor ambulante para acabar especulando en el mercado bursátil y acumular una fortuna de casi 1.500 millones de dólares, según Bloomberg. Aquella adquisición se realizó vía telefónica en una puja que duró nueve minutos, y Liu Yiqian pagó la compra con su tarjeta American Express. “Lo hice así para acumular puntos y que la familia siga volando gratis”, respondió el millonario chino a The New York Times.

La compra que ahora protagoniza el magnate, que se negoció el pasado otoño por la vía privada, supera el récord de 300 millones de dólares que la Autoridad de los museos de Qatar pagó en febrero de 2015 por Nafea faa ipoipo (¿Cuándo te casarás?), de Paul Gauguin, considerada la compra de arte más cara de la historia y que estuvo expuesto en el Reina Sofía posteriormente, desde finales de junio a mitad de septiembre. Los Museos de Qatar ya había adquirido anteriormente Los jugadores de cartas, de Cézanne, por 250 millones de dólares.



Las obras más caras (hasta ahora)


 000_1455875521_790413

Nafea faaa ipoipo. Este gauguin fue vendido en una operación que ascendió a un total de 264 millones de euros. Es la obra de arte más cara en términos absolutos de toda la historia. Adquirido por la Autoridad de los Museos de Qatar.

Los jugadores de cartas. La familia real de Qatar adquirió en febrero de 2012 este conocido lienzo de Cézanne por 191 millones de euros.

Les femmes d’Alger. Christie’s adjudicó el pasado mayo en Nueva York este picasso de 160,8 millones de euros.

Nu Couché. Uno de los últimos trabajos de la corta carrera de Modigliani fue subastada en Christie’s en noviembre de 2015 y llegó a los 158 millones de euros.

...



Otras obras que han batido récord


 02_1455874816_837603

Paul Cézanne, 'Los jugadores de cartas'. Catar acaba de adquirir la pintura de Paul Cézanne 'Los jugadores de cartas' (1894-95) por 191 millones de euros (250 millones de dólares), lo que la coloca en el primer puesto de los cuadros más caros de la historia.


 03_1455874808_862427

'Desnudo acostado', de Amedeo Modigliani. La obra Nu Couché (Desnudo acostado) del italiano Amedeo Modigliani, fue subastada en Christie's por 158 millones de euros (170,4 millones de dólares), por lo que superó con creces el último récord del artista, que se situaba en 66 millones.  


 04_1455874874_395302

Gustav Klimt, 'Retrato de Adèle Bloch-Bauer' (1905): 104 millones de euros (subastado en 2006)


 05_1455874947_984993

Picasso, 'Desnudo, hojas verdes y busto'. El cuadro 'Desnudo, hojas verdes y busto' (1932), de Pablo Picasso, se subastó en 2010 en Christie's por 81,9 millones de euros.


 06_1455875029_470798

Picasso, 'Muchacho con pipa' (1905). Por el cuadro de Pablo Picasso pagaron 80 millones de euros (subastado en 2004)  


 07_1455875103_463724

Van Gogh, 'Retrato del doctor Gachet' (1890). Por el cuadro de Vincent van Gogh pagaron 63 millones de euros (subastado en 1990)


 08_1455875199_971564

Van Gogh, 'Los lirios' (1889). Por el cuadro de Vincent van Gogh pagaron 41,5 millones de euros (subastado en 1987)


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Descubierto un cuaderno de bocetos de Van Gogh

La editorial francesa Seuil anuncia que será publicado en noviembre



 00_1466150545_215998

'Autorretrato', en la exposición dedicada a la obra de Van Gogh que se puede ver en Pekín.

La editorial francesa Seuil ha anunciado este jueves el descubrimiento de un cuaderno de bocetos del pintor holandés Vicent Van Gogh, que será objeto de publicación simultánea en varios países el próximo mes de noviembre. "El cuaderno de dibujos inéditos solo es conocido por su propietario, por el editor y por mí", ha explicado Bernard Comment, responsable de la edición de la obra, que llevará el título Vincent Van Gogh, Le brouillard d'Arles, carnet retrouvé (Vicent Van Gogh, la niebla de Arles, cuaderno encontrado). "Es increíble, brillante", dijo.

El origen de este libro, el número de dibujos, la paginación del libro o su precio no ha sido especificado

"La editorial Seuil anuncia la publicación de un conjunto de dibujos inéditos de Vincent Van Gogh en noviembre", ha informado la editorial en un comunicado. Este libro excepcional "se presentará simultáneamente en noviembre en Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Países Bajos y  Japón y, más tarde, en otros países", agregó el editor."

El editor no tiene intención de divulgar más información sobre el hallazgo hasta la conferencia de prensa que ofrecerá en París a mediados de noviembre de 2016, en la víspera de la llegada del libro en las librerías en los diferentes países. "La publicación del libro será el acta de divulgación de este libro",  ha dicho Comment, quien ha asegurado que conocía su existencia desde hace poco más de un año.

El cuaderno contiene más de una decena de dibujos, ha añadido. Ha explicado también que ha habido un gran trabajo científico "para certificar que se trataba de un libro de Van Gogh".

El Museo Van Gogh de Ámsterdam y el Museo de Orsay, de París, han rehusado pronunciarse sobre la dimensión de este hallazgo. Van Gogh, con problemas de alcoholismo y enfermedades mentales, se suicidó a los 37 años en julio de 1890, pobre y desconocido. Su obra ha sido encumbrada posteriormente. Retrato del doctor Gachet (1890) alcanzó los 82,5 millones de dólares (unos 74 millones de euros) en una subasta en Nueva York en 1990.

Respecto a sus dibujos, se conocen cerca de un millar.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Van Gogh no alucina cuando pinta

El museo del artista en Ámsterdam recorre los últimos 18 meses de su vida en una muestra que investiga sus enfermedades



 00_1468398206_149345

Retrato del doctor Félix Rey, de Van Gogh, que se exhibe en Ámsterdam.

Vincent van Gogh es uno de los enfermos más famosos de la historia del arte, y su oreja cortada, la dolorosa prueba del coste de su pasión. Porque se la rebanó casi entera, tal y como ha podido demostrarse ahora gracias a una nota manuscrita de Félix Rey, el médico que le curó en la ciudad francesa de Arlés. Resuelto este enigma, quedaba por despejar el de su trazo vigoroso, intenso... ¿enfermo? En otras palabras, se trata de saber si pintaba de esa forma poseído por algún trastorno físico o mental, como se ha sostenido en numerosas ocasiones.

En absoluto. Su excepcional pincelada no era el resultado de una dolencia mal diagnosticada, o peor tratada. Es más, cuando padecía un ataque, los médicos se lo quitaban todo, lienzos, pintura o trementina para evitar lesiones. Era solo su estilo, marcado, desde luego, por sus circunstancias vitales y un mal misterioso todavía por identificar. ¿Padecía epilepsia, esquizofrenia, vértigo, neurosífilis, tal vez un envenenamiento debido a la absenta que bebía, y a los óleos mismos, ingeridos al mojar el pincel con los labios? Al borde de la locura: Van Gogh y su enfermedad es la primera exposición que investiga dicha influencia en su obra, y el museo que lleva su nombre en Ámsterdam espera iluminar un caso cerrado en falso. Porque, sin cadáver, no hay crimen. Y sin paciente, tampoco un diagnóstico fiable.

Durante decenios, se ha especulado con la naturaleza de la autolesión de Van Gogh, ocurrida el 23 de diciembre de 1888. Se ha dicho que fue una porción pequeña del pabellón auditivo, a resultas de su mala relación con su colega francés Paul Gauguin. Con él compartió un taller en la famosa Casa amarilla, de Arlés, retratada ese año por el holandés. Cuando se pelearon, Vincent no pudo soportar la tensión. También se ha especulado con que el episodio pudo costarle muy caro, porque seccionó todo el lóbulo. Y lo contrario, que se trató solo de un arrebato que valía la pena exagerar dada la personalidad de su protagonista.

Una nota manuscrita del doctor Félix Rey, que le cuidó en 1888, ha despejado todas las dudas. Rey era un hombre amable que le tenía aprecio. En 1930, le contó lo sucedido al escritor estadounidense Irving Stone, autor de una biografía titulada Pasión por la vida. La misma que apuntaló el guion de la película El loco del pelo rojo, dirigida en 1956 por Vincent Minelli. Protagonizada por Kirk Douglas, que logró una sobrecogedora caracterización del pintor, ha marcado la imagen del artista pelirrojo.

“Le remito encantado la información que me pide sobre mi pobre amigo Van Gogh. La oreja fue cortada con una cuchilla siguiendo la línea de puntos (según puede verse en el dibujo hecho por el médico). Espero, de corazón, que sea usted capaz de honrar el genio de este pintor especial como se merece”, añade Rey. El billete ha sido presentado por la autora británica Bernadette Murphy durante la apertura de la muestra, y ha desvelado que permaneció durante décadas en el archivo californiano de Stone. Ella lo descubrió cuando preparaba su libro La oreja de Van Gogh, sobre el que se ha basado un documental de la BBC que será estrenado a finales de año.


Compasión por los débiles

Por si el tajo fuera poco, el pintor envolvió la oreja en papel de periódico y se la dio a una chica que trabajaba en un burdel cercano. Llamada Rachel, las crónicas de la época dicen que se desmayó al verla. Según Murphy, su verdadero nombre era Gabrielle y tenía una herida terrible por culpa de la mordedura de un perro. Van Gogh, que intentó ser predicador, nunca perdió su compasión por los más débiles. “Es posible que quisiera darle una parte de su propia carne en pleno delirio”, apunta la ensayista.

Para la supuesta locura de la pincelada hay que preguntar a Nienke Bakker, conservadora de la muestra. “La gente intenta ver su obra a través de ese presunto desequilibrio, cuando Vincent pintaba siempre. Solo paraba durante los ataques. La enfermedad, cualquiera que fuese, cambia su vida, pero hasta en el hospital psiquiátrico le dejaban plena libertad cuando estaba mejor. Sí quiso abandonar su encierro, porque en Arlés estaba con 42 hombres y mujeres dolientes, y vio que así no mejoraba. Pero no pudo hasta que remitieron sus ataques”, dice. El museo ha repasado los últimos 18 meses de su vida, desde un autorretrato donde él mismo se ve enfermo y pálido, su posterior periplo por Francia y los internamientos, hasta el disparo final. Para ello ha reunido documentos del archivo municipal de Arlés, sus últimos dibujos, donde trabaja de memoria y vuelve a los campesinos y molinos holandeses, y la nota del doctor Rey.

La otra estrella de la cita es un retrato del médico. A Rey no le acabó de gustar cómo le pintó su paciente, y lo vendió a un marchante de Marsella. De ahí pasó a París, para recalar al final en el museo Pushkin, de Moscú. En septiembre, la sala holandesa abrirá un simposio internacional sobre las enfermedades de Van Gogh, que no alucinaba mientras pintaba.


 0000_1468398263_418902

Parte médico que explica cómo Van Gogh se seccionó parte de la oreja.


¿El revólver con el que se disparó?

El revólver de 7 milímetros de calibre, del fabricante galo Eugène Lefaucheux, fechado entre 1865 y 1873, con el que supuestamente intento suicidarse Vincent van Gogh, no era potente. Colocó el revólver en su corazón, disparó y la bala chocó contra una costilla y acabó alojada en el estómago. Falleció 30 horas después.

Perteneciente a una colección particular, es la primera vez que se exhibe en público el arma. La pistola estuvo desaparecida un tiempo y fue hallada posteriormente en un prado en Auvers-sur-Oise, en el sur de Francia. Allí estuvo enterrada “entre 50 y 80 años”, según apuntaron ayer expertos del Museo Van Gogh.

Las fechas de fabricación y del hallazgo del revólver refuerzan la tesis de que se trataría del arma del artista fallecido en 1890. Teio Meedendorp, investigador del museo, recuerda que Vincent se desmayó tras el disparo: “Al recobrar el conocimiento y ver que había fallado, buscó sin éxito el revólver. Luego regresó dando tumbos al albergue Ravoux, donde residía”.

Sin embargo, Steven Naifeh y Gregory White Smith, autores de la biografía Van Gogh: la vida, sostienen una teoría diferente: fue un homicidio por imprudencia. Unos adolescentes que jugaban con la pistola le dispararon sin querer. Para ahorrarles el reformatorio, él no dijo nada. La familia del pintor, no obstante, cree que las últimas palabras de Van Gogh son las válidas. En brazos de su hermano Theo dijo poco antes de expirar: “He sido yo y es hora de marchar”.


 000_1468398226_335517

Revólver con el que supuestamente se disparó Van Gogh.


Los trastornos mentales de Vincent

En función de los avances médicos a lo largo del tiempo, Vincent van Gogh (Zundert 1853-Auvers-sur-Oise, 1890) pudo padecer los siguientes trastornos y enfermedades mentales:

Epilepsia. Es el diagnóstico que se le dio en 1889, pero en 1922 lo definieron como trastorno psicótico de la esquizofrenia.

Neurosífilis fue uno de sus diagnósticos más conocidos, y se determinó en 1923. Años después se dictaminó que sufría psicopatía y, posteriormente, trastorno bipolar.

Envenenamiento al ingerir pintura apareció como causa en 1949, a lo que se sumó la intoxicación alcohólica (1953), el vértigo de Ménière (1979), la psicosis cíclica (1988), la porfiria (1991) y el desorden de personalidad (2000).


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Van Gogh se suicidó ante la virulencia de sus brotes psicóticos

El simposio organizado por el museo de su nombre en Ámsterdam fija el punto de inflexión de su vida y obra en 1888 cuando el pintor se cortó la oreja


 00_1474024721_363138

'Autorretrato' de Van Gogh, en una muestra en Pekín. MARK SCHIEFELBEIN (AP) / VER VÍDEO: EL PAÍS

La noche del 23 de diciembre de 1888, Vincent van Gogh se cortó la oreja por culpa de un brote psicótico. Vivía en la ciudad francesa de Arlés y su mundo se vino abajo al abandonarle su colega galo, Paul Gauguin, con el que intentó fundar una comunidad de artistas en la famosa Casa Amarilla, retratada en uno de sus lienzos. La falta de sueño, pésima alimentación, y abuso del alcohol contribuyeron al colapso. Aunque superó la herida y el ataque, los episodios se repitieron y llegó a la conclusión de que acabarían dominándole. En consecuencia, tras haber evaluado el daño que causaría, y la intensidad de un sufrimiento que dificultaba su obra, el 27 de julio de 1890 se pegó un tiro en un prado de Auvers-sur-Oise. Cometió un “suicidio meditado”. Mencionado con gran cuidado entre muchos “tal vez” y “probablemente”, el término ha satisfecho al equipo de psiquiatras, neurólogos, expertos en ética y filosofía de la medicina, además de historiadores del arte, reunidos en un simposio extraordinario organizado por el museo del pintor en Ámsterdam. Si bien no han desentrañado el misterio de la supuesta enfermedad que le aquejaba, sí han establecido un antes y un después de la fatídica noche navideña de su automutilación.

“Los doctores que le trataron en Francia diagnosticaron una epilepsia, pero esa definición ha cambiado mucho con el tiempo. Sí podemos afirmar, por el contrario, que todos sus achaques anteriores al 23 de diciembre de 1888 responden a varios factores. Hay consenso en que padecía gonorrea. Tal vez tuvo sífilis neurológica, la misma que acabó matando a su hermano, Theo, pero no hay pruebas. El vértigo (del oído interno) de Ménière, y la porfiria (enfermedad metabólica hereditaria) no parecen plausibles. Lo que nadie puede negar es que tenía una psicosis”, señala Arko Oderwald, filósofo de la medicina del Hospital Universitario de Utrecht. Con un matiz esencial: en los periodos de relativa calma emocional trabajaba a destajo y era sociable.

Cuando entiende que no puede controlar los episodios psicóticos, que debieron sumirle en una depresión, la ansiedad generada por el qué dirán en una sociedad decimonónica donde la locura, sin matices, estaba mal vista, y la pérdida de control de la pintura, su razón de ser, le aboca a querer controlar lo restante: la muerte. El psiquiatra holandés Erwin van Meekeren, califica su trágica decisión del “suicidio meditado” antes mencionado. Algo así como la búsqueda imposible del equilibrio entre los que sufrirán su pérdida, y su arte, entorpecido por la turbulencia emocional.

Entre las hipótesis analizadas en el simposio figura una novedosa: la posible intoxicación crónica por culpa del monóxido de carbono producido por las lámparas de gas que iluminaban las casas. Aunque la treintena de expertos convocados se han reunido en grupos de cinco, rotando luego para intercambiar notas, sólo un ingeniero químico está seguro de que repercutió en la supuesta pérdida de perspectiva de sus pinturas tardías. Eso, y la caída de piezas dentales, lamentada por el propio artista. El resto coincide en que antes de rebanarse la oreja “tenía una personalidad disfuncional debida a múltiples factores; después del brote psicótico, los psiquiatras actuales le habrían tratado con neurolépticos”, añade Oderwald.

La influencia del entorno familiar en la psicología de su famoso paciente virtual tampoco ha sido desdeñada. Van Gogh nació un año después, y el mismo día, que un hermano muerto del mismo nombre, “un trauma familiar que pudo repercutir en su carácter”. Sus constantes dolores de estómago “pudieron deberse a una dieta desastrosa, con déficit de nutrientes y vitaminas”. En cuanto la absenta (ajenjo), tan popular en la Belle Époque, tenía hasta un 70% de alcohol. “Puro elixir tóxico”, según Oderwald, que ha sintetizado el trabajo de sus colegas. Nada nuevo, en apariencia, en el capítulo de suposiciones, pero en el caso del pintor llevan directos al luminoso prado francés del disparo final.


Sherlock Holmes, House y Van Gogh

Gran parte de los “enemigos” de Van Gogh está en sus cuadros. En el titulado Bodegón con un plato de cebollas (1889) lo de menos es la herbácea. Lo importante es la botella de alcohol y la pipa de tabaco, dos de los productos consumidos a destajo por el pintor. El simposio dedicado a desentrañar sus males en la capital holandesa ha abordado sus hábitos y achaques con un ojo clínico actual, pero sin paciente físico. De ahí que haya habido consenso en las dudas, y certeza en torno a un término en genérico, como la psicosis. Para un experto en Filosofía de la Medicina como Arko Oderwald, de haber analizado la situación Sherlock Holmes, el detective creado por Sir Arthur Conan Doyle, él mismo médico, “las pistas del óleo habrían allanado el camino hacia algunas pruebas concluyentes: el artista bebía y fumaba en exceso”. En cuanto a sus vertiginosos cielos estrellados y árboles retorcidos, “tal vez solo otro médico, igualmente detectivesco y ficticio, el de la serie televisiva House, habría podido desentrañar el rompecabezas de sus múltiples síntomas casi sin verle”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
La venganza de Van Gogh
El pueblo francés donde se suicidó el genio pide fondos al mundo entero

Necesitan reparar la iglesia que inmortalizó el artista y el cementerio donde reposa



 01_1474791377_882039

La iglesia de Auvers-sur-Oise, retratada por Van Gogh

Vincent van Gogh buscó el norte para morir. Abandonó el sur de Francia y se estableció a 30 kilómetros de París, en un pequeño pueblo llamado Auvers-sur-Oise. Allí sufrió una fiebre creativa: 60 lienzos en 70 días. Hasta que se suicidó. Allí inmortalizó sus gentes y sus esquinas; entre ellas la iglesia del pueblo, hoy mundialmente conocida gracias a su pincel. El otoño pasado, una tormenta destruyó su techo y movió un pilar. La iglesia está en peligro y el pueblo ha lanzado un llamamiento para repararla. El templo le negó un funeral católico al suicida. Ahora, es el nombre de ese repudiado el que puede salvarla.

Auvers-sur-Oise habría sido un bello pueblo sin más historia si no hubiera sido porque un tal Vincent van Gogh apareció por allí a finales de julio de 1890. En apenas dos meses y medio, hasta que se quitó la vida, dejó una huella indeleble. Dar un paseo por las empedradas calles de esta villa es cubrir un hermoso recorrido pictórico en el que comparar la realidad con la mirada impresionista del maestro holandés.

Allí se quitó la vida y allí, según rezan los carteles estratégicamente situados en el pueblo, el párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se negó a oficiar el funeral. El hermano del pintor, Theo, tuvo que rectificar las invitaciones.

Una tormenta en octubre pasado dañó gravemente la iglesia. Con 600.000 euros se resolvería el problema, pero la alcaldesa, Isabelle Mézières, asegura que su pequeño municipio (6.800 habitantes) no dispone de tal suma. “Tenemos una responsabilidad financiera desmesurada. Por eso nos estamos dirigiendo al mundo entero”, explica.

Sin subvenciones

Un año después de la tormenta el dinero no ha llegado todavía. Ni un duro de subvención oficial y una insuficiente respuesta ciudadana (13.100 euros) a la colecta pública abierta por la Fundación del Patrimonio. “No crea que es tan poco”, explican en este organismo. “Para lograr más dinero hay que hacer actividades y no se ha hecho todavía ninguna. Es el Ayuntamiento el que tiene que ponerse a ello”.

La iglesia es un sencillo templo construido entre los siglos XII y XIII. La tormenta destruyó parte de la techumbre y movió peligrosamente uno de los pilares. Sigue abierta al público con zonas acotadas. La reparación es urgente, pero no es el único rincón del pueblo que hace aguas. El entorno de la iglesia necesita un repaso, el camino hasta el cementerio también y el propio camposanto, donde reposan los restos de Vincent van Gogh y su hermano Theo, sufre filtraciones y carece de seguridad alguna. Es parte del encanto de Auvers-sur-Oise, esa sensación de estar hallando un tesoro en lugares tan sencillos, pero hay inquietud en el pueblo. Hasta 200.000 personas peregrinan hasta este lugar atraídos por el autor de Los girasoles y los escenarios se desmoronan.

La alcaldesa habla del triángulo de oro, compuesto por el albergue Ravoux, en cuya habitación número cinco, conservada tal cual, murió el pintor, la iglesia y el cementerio. Este último es el segundo más visitado de Francia, después del de Père-Lachaise, en París, según asegura Dominique Janssens, el presidente del Instituto Van Gogh, situado en el albergue Ravoux. Ahí, en el porche, las mesas, sillas y vasos que utilizaba el pintor han quedado fijadas como una escultura viviente.

Reparar el cementerio costaría otros 600.000 euros y justamente esta semana Janssens ha recibido la buena noticia de la cooperación del Museo Van Gogh de Ámsterdam. El mes que viene empezará la campaña internacional. Se pueden ya recoger fondos a través de métodos seguros de pago por Internet y se han instalado en el lugar máquinas para aportar cómodamente pequeñas cantidades con tarjeta o con móvil. “Confiamos en el crowdfunding para conseguir los fondos”, explica Janssens. La lluvia sigue filtrándose desde el tejado de la iglesia de vez cuando. “Todo lo que viene del cielo es bueno”, ha dicho párroco el pueblo, Pierre Machenaud, “pero esto…”.


 02_1474791339_247024

La iglesia de Auvers-sur-Oise.


"Conviértase en mecenas de Vincent y Theo"

El sueño de Van Gogh era exponer algún día sus obras en un café. Murió joven (37 años) y sin ser reconocido como pintor. El Instituto que lleva ahora su nombre restauró la que fue su última casa, el albergue Ravoux, en 1993, y acaricia la idea de cumplir ese sueño. Pero previamente quiere restaurar el camino y, sobre todo, el cementerio. Antes del verano lanzó la campaña, junto al Ayuntamiento, para recabar fondos. Este mes redobló el llamamiento bajo el lema “Conviértase en mecenas de Vincent y Theo van Gogh”. Ahora, el presidente del instituto, Dominique Janssens, quiere internacionalizar la campaña. “Todo el mundo ha ganado dinero con Van Gogh”, recuerda. “Museos, casas de subastas, marchantes…”. Baste recordar que Los girasoles se adjudicó hace 20 años por 35 millones de euros. El cuadro de la iglesia de Auvers-sur-Oise, por cierto, está en el Museo d’Orsay, uno de los más visitados de París. “Es el momento de devolverle a Van Gogh algo de lo que nos ha dado”, dice Janssens. “Cada país puede devolver parte de lo ganado gracias a él”. Los pagos online se pueden hacer desde la web www.institutvangogh.org.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
La Camorra escondía en Nápoles dos lienzos de Van Gogh robados en 2002

Los cuadros fueron sustraídos del museo dedicado al artista en la ciudad holandesa



 000_1475248940_690231
 
'Vista del mar desde Scheveningen'. / Museo Van Gogh

En una operación contra el tráfico internacional de cocaína que controla la Camorra, los agentes de la Guardia de Finanza italiana hallaron inesperadamente dos cuadros de Van Gogh robados el 7 de diciembre de 2002 del museo holandés dedicado al pintor y valorados en 90 millones de euros. Las obras estaban en la caja fuerte de una pequeña tienda de una localidad costera de la provincia de Nápoles, Castellammare di Stabia, muy cercana a Pompeya y famosa por su actividad criminal.


 01_1475248965_311460
 
'Feligreses saliendo de la iglesia calvinista de Nuenen'. / Museo Van Gogh

Las obras estaban en poder del clan camorrístico de los Amato-Pagano, que opera en el área metropolitana de Nápoles y en el barrio de Scampia, símbolo del crimen organizado y parte importante de las redes internacionales de contrabando de droga. En la operación fueron detenidas tres personas que, según los investigadores, forman parte de uno de los grupos criminales más peligrosos y activos de la Camorra, con importantes recursos económicos, personales y materiales.
Después de las comprobaciones realizadas las pasadas semanas por expertos en arte, funcionarios del Ministerio de Bienes Culturales italiano, con la confirmación del Museo de Van Gogh de Ámsterdam, la policía ha presentado hoy viernes los dos lienzos, Vista del mar desde Scheveningen (1882) y Feligreses saliendo de la iglesia calvinista de Nuenen (1884), pertenecientes a la primera época del artista, antes de su traslado a Francia.

A pesar de haber estado desaparecidos 14 años y probablemente sin la conservación adecuada, ambos cuadros han aparecido en relativas buenas condiciones. Feligreses saliendo de la iglesia calvinista de Nuenen no presenta grandes desperfectos a simple vista, a excepción de unos pequeños daños en los bordes. Esta pieza representa a varias personas saliendo del templo donde el padre de Van Gogh ofició como pastor. El artista lo pintó para su madre, que acababa de romperse una pierna.

Sin embargo, Vista del mar desde Scheveningen (un lienzo de pequeñas dimensiones, 34,5 por 51 centímetros) sí está más dañado. La pintura en la esquina inferior izquierda se ha desprendido del lienzo en una superficie de alrededor de 5 x 2 centímetros. El óleo representa una escena del litoral cercano a La Haya, con un mar bravío y un cielo tenebroso. Algunos de los granos de arena que arrojaba el vendaval mientras Van Gogh pintaba la obra aún se conservan incrustados en la tela.
A la presentación de las obras recuperadas ha acudido el director del Museo Van Gogh de Ámsterdam, Alex Rüger, quien explicó que "los lienzos sirvieron para invertir el dinero obtenido a través de la venta de cocaína" y ha añadido que estaban en manos de "uno de los carteles criminales más temibles de Europa". Rüger ha manifestado su satisfacción porque los van gogh son auténticos "sin ninguna duda" y ha añadido que espera que lleguen "lo más rápido posible" al museo holandés. El responsable de la pinacoteca entiende, no obstante, que hay abierta "una investigación muy grande y los procedimientos que se necesiten deben ser respetados".

El de estos dos lienzos fue uno de esos robos de película, calificado por el FBI "en el top 10 de los mejores robos de arte". Los ladrones bajaron por una escalera, rompieron una ventana del tejado, se descolgaron por una cuerda hasta el interior, burlando las alarmas y a los vigilantes, y robaron dos lienzos del pintor holandés.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
A la búsqueda de la cama de Van Gogh

Vecinos del pueblo holandés Boxmeer rastrean por sus desvanes el famoso lecho que pintó el artista tras una investigación del escritor británico Martin Bailey


 01_1478114491_963311

'El dormitorio en Arlés' inmortalizó la cama del artista. / Musée d'Orsay

La inmediatez de Internet como fuente de consultas rápidas es innegable, pero una buena búsqueda, a la antigua, en un archivo, sigue siendo la mejor ruta hacia posibles tesoros. Martin Bailey, experto británico en la obra de Vincent van Gogh, sostiene en la última edición del mensual The Art Newspaper, de Londres, que la cama usada en 1888 por el pintor en Arlés (Francia) e inmortalizada en su cuadro El dormitorio, regresó a Holanda. Primero, al domicilio de la familia. Luego, en 1945, fue enviada a la localidad de Boxmeer (sureste del país) para aliviar las carencias de la guerra. Sabiendo que tal vez no haya sobrevivido, el Ayuntamiento y los vecinos se han lanzado, sin embargo, a buscarla por desvanes y almacenes. “No suelo hablar de secretos de alcoba, pero este es especial. Miraremos por todas partes”, asegura Karel van Soest, el alcalde.

Fue en ese lecho donde encontraron al pintor, febril y desorientado, con la oreja izquierda rebanada tras una discusión con su colega galo, Paul Gauguin. Allí dormía más bien poco, es cierto, cuando pintó Los girasoles y La casa amarilla, dos de sus obras más famosas. Van Gogh dedicó en 1888 tres lienzos a su habitación: el conservado en el museo de Ámsterdam, y los del Museo de Orsay (París) y el Art Institute (Chicago). Cauteloso, el primer museo sigue “con gran interés” el asunto pero evita pronunciarse de momento. Guarda 200 telas, 500 dibujos, los cuadernos de apuntes y la correspondencia del pintor con su hermano, Theo, y “prefiere esperar”.

Bailey publica también esta semana un libro, Estudio del sur: Van Gogh en Provenza (Ed. Frances Lincoln), donde relata el origen del mueble. Señala que Vincent compró dos lechos por 150 francos cada uno, pensando también en Gauguin. “Que el suyo fuera doble sugiere que esperaba compartirlo con una mujer”. En cualquier caso, “era el primer hogar confortable de su vida adulta y lo pintó con orgullo”, escribe el experto. Durante sus indagaciones en el museo de la capital holandesa, el autor británico dio con una carta firmada en 1937 por Vincent Willem, hijo de Theo, el hermano del artista. Respondía al museo de Arlés, que solicitaba una cesión, en estos términos: "En caso de que se abra un centro artístico en la Casa Amarilla, puedo enviar la cama que aparece en el lienzo del dormitorio, además de algunas obras". No fue posible. Un bombardeo aliado destruyó parte del inmueble en 1944, luego derruido.

Como la misiva no se había publicado hasta ahora, para confirmar su hallazgo, Bailey recurrió en 2015 a Johan van Gogh, hijo de Vincent Willem. De 93 años y excelente memoria, el padre de Theo van Gogh, cineasta asesinado en 2004 por un islamista holandés de origen marroquí, le contestó que la cama había estado guardada durante años "en el domicilio familiar, en Laren" (cerca de la capital). En 1945, su padre la donó a los vecinos de Boxmeer, que lo habían perdido todo en la guerra.

El británico sostiene que en 1890, cuando Van Gogh ya estaba internado en el asilo de Auvers-sur-Oise, al norte de París, pidió que le enviasen su cama desde Arlés. Era un objeto para él conocido, que le ayudaba a centrarse, pero el 27 de julio de ese mismo año se pegó un tiro en un prado del lugar. Theo, su hermano, heredó sus escasas pertenencias por poco tiempo. Fallecido apenas seis meses después, su viuda, Johanna, recogió su hogar de París y puso una pensión en Holanda. A su muerte, en 1925, Vincent Willem, recibió los bienes maternos, incluido el lote del tío Vincent.

La ciudad de Boxmeer se encuentra cerca de Arnhem, escenario de la fallida Operación aliada Market Garden (1944) destinada a poner fin lo antes posible a la guerra avanzando hacia Alemania. Es uno de los episodios más conocidos de la contienda y fue inmortalizado en 1997 en la película Un puente lejano, del británico Richard Attenborough. Bailey ha dado incluso con fotos tempranas de la posguerra, que muestran camiones de mudanzas portando el letrero del pueblo de Laren, y aparcados en las calles de Boxmeer. Tal vez allí siga uno de los enseres más famosos del arte contemporáneo.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
¿Pintó Van Gogh este paisaje?

El museo del pintor en Ámsterdam considera una imitación el supuesto cuaderno inédito del pintor, mientras que dos grandes expertos avalan su autenticidad



 000_1479287457_421565

"Campo de olivos con cuatro recolectores” datado en 1889 en Saint-Rémy-de-Provence. Vídeo: EFE

La editorial francesa Seuil presentó este martes en París un cuaderno que incluye 65 dibujos inéditos atribuidos a Vincent Van Gogh. El volumen, anunciado por primera vez en junio y rodeado desde entonces del mayor secretismo, recoge un número inhabitual de bosquejos con tinta marrón, supuestamente realizados durante su productiva estancia en la Provenza. Fueron encontrados en casa de una mujer francesa que prefiere mantenerse en el anonimato, que habría heredado los dibujos de su madre, junto con un cuaderno manuscrito. Esta última los habría encontrado en su casa tras un bombardeo de los aliados en Arlés, en plena Segunda Guerra Mundial.

Me los regaló por mi 20º cumpleaños y los guardamos en un armario”, explica esa propietaria anónima en el libro. Según sus descubridores, los dibujos fueron realizados sobre el libro de cuentas de un hostal de Arlés, el famoso Café de la Gare donde se alojaron Van Gogh y Gauguin. El volumen, de 288 páginas, será publicado este viernes en Francia, Holanda, Bélgica, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos y, más tarde, en Japón.

En las imágenes difundidas durante la rueda de prensa aparece la famosa casa amarilla que inmortalizó Van Gogh. También un puente sobre un río provenzal, que tal vez sirvió para pintar el de Langlois en una de sus obras maestras. Los almendros que se extendían por la región, puede que un dibujo preparatorio para pintar otro de sus cuadros. Un homenaje a esos juncos que dijo admirar en una carta a su hermano Theo. Repleto de paisajes, el volumen también incluye esferas solares y cielos pintados en estado alucinatorio, además de una decena de retratos, incluido uno de sí mismo con un sombrero de paja. Todos ellos, dibujados con trazo grueso, salpicado de pequeños puntos y líneas sinuosas, en la frontera entre el realismo y ese estilo que el pintor convertiría en propio.

La atribución de estas 65 nuevas obras está rodeada de una bruma misteriosa y originó este martes un violento debate. Para los responsables del libro, no cabe duda de que su autor es Van Gogh. Sin embargo, el museo dedicado al pintor en Ámsterdam no comparte esa opinión y no ha tardado en denunciar lo que considera una simple estafa. Los dibujos fueron descubiertos por Franck Baille, responsable de una casa de subastas en Montecarlo. “Fue como un puñetazo en el estómago”, recordaba ayer. Después fueron validados por dos historiadores del arte, grandes expertos en Van Gogh: la canadiense Bogomila Welsh-Ovcharov, comisaria de importantes exposiciones sobre el artista, y el escocés Ronald Pickvance, especialista en su periodo provenzal, que ha calificado estos dibujos como “el descubrimiento más revolucionario de toda la historia de la obra de Van Gogh”.

Los responsables del volumen minimizaron el debate sobre la autoría de las obras. “Las atribuciones se hacen con fórceps. Los mismos expertos que contestaron la autenticidad de Puesta de sol en Montmajour terminaron reconociendo que era de Van Gogh en 2013”, explicó el editor del libro, Bernard Comment. Por su parte, Welsh-Ovcharov también respondió a las acusaciones del Museo Van Gogh de Ámsterdam. “Nunca vieron los originales. Llegué con 10 dibujos bajo el brazo para iniciar un diálogo colegial con ellos, pero me respondieron con un desinterés total”, explicó. “Luego me enteré de que habían visto imágenes en alta definición. ¿Desde cuándo se juzga la autenticidad de una obra a partir de una foto?”. La experta también tuvo palabras duras para los responsables de ese museo: “Hace años se negaron a aceptar que un cuadro era de Van Gogh, argumentando que no estaba firmado. Si eso es un motivo, la mitad de los cuadros de su colección son falsos, porque tampoco lo están”.


 00_1479288739_865891
 
"Autorretrato con sombrero de paja", Arlés (1888).



No era marrón, era negro

Como lo cortés no quita lo valiente, el museo Van Gogh, de Ámsterdam, ha calificado de “monótono, torpe y sin gracia” el supuesto nuevo álbum de dibujos del pintor, hallado en Francia. La sala holandesa asegura haber “estudiado (entre 2008 y 2012) a fondo 56 fotografías de gran calidad, de un total de 65, de los dibujos en cuestión, además de varios originales (en 2013), y nuestros expertos concluyen que se trata de imitaciones de la obra original”. Según los conservadores, “no reflejan la evolución del artista como dibujante entre las primaveras de 1888 y 1890, fecha sugerida para el cuaderno, y presentan errores topográficos relativos al edificio del asilo de Saint- Rémy, donde estuvo internado Vincent”.

De todos modos, lo más importante es la tinta. La de estas nuevas hojas es marrón, un color nunca utilizado por Van Gogh. En un pasaje demoledor, el experto Theo Meedendorp recuerda que “el artista empleaba tinta negra, o bien morada, que se ha vuelto marrón con el tiempo y la exposición a la luz”. Como el cuaderno estaba cerrado y no ha sufrido dicho deterioro, “cualquiera que sea su autor, se ha inspirado en la obra del artista original sin saber que en origen el trazo era negro”.

Conciliador, el museo holandés se muestra encantado de descubrir “nuevos trabajos correctamente atribuidos a Van Gogh”, pero arremete a continuación contra un nuevo cuaderno de notas presentado asimismo como obra del pintor. La sala recibió en 2012 fotografías de 4 páginas de un bloc “que provendría del Café de la Gare, propiedad del matrimonio Ginoux, de Arlés”. Las notas allí recogidas mencionan el controvertido álbum de bocetos, e indican que el 20 de mayo de 1890 el doctor Rey, que trató a Van Gogh en Arlés cuando se cortó la oreja, le dio el cuaderno a los Ginoux. “No hay pruebas de que Rey mantuviera contacto alguno con Vincent una vez internado en el asilo. Lo más probable es que ni siquiera viviera para entonces en Arlés, porque tenía que defender su tesis doctoral el Montpellier, en junio de 1890”. Por todo ello, en Ámsterdam se considera el cuaderno “una fuente poco fiable (para autentificar los nuevos bocetos) que debe ser revisada de nuevo”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Guerra por los ¿falsos? dibujos de Vincent Van Gogh

Encuentran un cuaderno de dibujos inéditos de Vincent Van Gogh



 01_1479293832_724556

Ejemplares del polémico libro presentado este martes. REUTERS

Un polémico libro con dibujos inéditos atribuidos al pintor holandés Vincent Van Gogh, descalificados por el museo homónimo del artista en Amsterdam, traza sus últimos meses en la Provenza francesa y ofrece una nueva mirada sobre su proceso creativo.

La obra fue presentada hoy en París por la editorial Seuil, que asegura que contiene 65 creaciones en tinta realizadas por el autor sobre un antiguo libro de contabilidad entre febrero de 1888 y mayo de 1890, apenas dos meses antes de su muerte en Francia.

El documento, en el que sus editores ven un valor histórico y estético inestimable, se mantuvo 120 años en el olvido y alberga en su mayoría paisajes de Arles y de Saint-Rémy-en-Provence y algunos retratos, entre ellos uno del propio autor y otro de Gauguin.

Los dibujos que contiene Vincent Van Gogh. Le brouillard d'Arles, carnet retrouvé, de 288 páginas, son vistos por los autores de la publicación como el descubrimiento más revolucionario de su obra.

La canadiense Bogomila Welsh-Ovcharov, historiadora del arte que firma el libro y valida su autenticidad, sostuvo hoy en conferencia de prensa que a diferencia de los dibujos conocidos hasta ahora, efectuados después de sus cuadros, estos se hicieron antes y facilitan un "increíble e inusual ejemplo" de su proceso creativo.

Bocetos preparatorios de obras como Almendro en flor o Lirios, dibujos de obras que jamás vieron la luz o desaparecieron o representaciones del asilo en Saint-Rémy en que le trataron sus alucinaciones, forman parte de un hallazgo gestionado con el máximo secretismo.

Constituyen, a juicio de Welsh-Ovcharov, una especie de contabilidad de la evolución de su arte, que se cree que acabó siendo regalada a los propietarios del hotel Café de la Gare de Arles en el que el artista se alojó durante meses.

Van Gogh, de hecho, se los envió por correo y a través de su médico cuatro días después de haber abandonado Arles, y el registro de ese paquete en los anales de la estación se suma a las pruebas aportadas por los editores como garantía.

El azar quiso que en 2008 el experto en arte del siglo XIX y XX Frank Baille se topara con sus actuales dueños, una familia "modesta" que no ha querido difundir su identidad, y que no tenía idea del valor de ese discreto cuaderno.

"Las atribuciones de las obras a veces se hacen con fórceps. No se puede excluir que haya controversia, pero su autenticidad ha sido certificada por dos historiadores incontestables (Welsh-Ovcharov y Ronald Pickvance) tras una larga investigación", apuntó también hoy el editor de la obra, Bernard Comment.

La polémica, de hecho, quedó servida en la propia presentación, con un comunicado paralelo del Museo Van Gogh en el que rechazaba su autoría.

Sus expertos, que ven en esos bocetos imitaciones, ya apuntaron su dictamen en 2008 y en 2012, basándose en fotografías de alta definición de 56 de esos 65 dibujos. Y "no cambiaron de opinión" tras asegurar haber analizado algunos originales en 2013.

La fecha atribuida coincide, pero su calidad no refleja "de ninguna manera el desarrollo como dibujante de Van Gogh en ese momento", recalca el museo en una nota en la que añade que a esos dibujos les falta alma y les sobra monotonía.

"La historia del arte está hecha de controversia, pero el tesoro está ahí", subrayó hoy el editor, que se unió a los otros dos expertos en las críticas al "desinterés" anterior del museo a la hora de analizar esos dibujos, y al hecho de que parte de su veredicto resida en la ausencia de una firma.

De momento, a ese libro le espera su publicación inmediata a partir de este jueves en Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Holanda. Baille no descarta que le siga una exposición y, más a largo plazo, la venta de esos originales, de los que no se aventuró su potencial económico.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Holanda crea un archivo digital para 15.000 obras robadas por los nazis

La web, bautizada De Origen Desconocido, fue abierta en 1998 pero ahora permite consultar todos sus fondos



 02_1481560758_241888

'Los olivos' (1889) de Van Gogh, es uno de los cuadros buscados.

El arte robado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial en Holanda puede rastrearse a partir de ahora en Internet. Denominado De Origen Desconocido (en su traducción al español), el nuevo sitio conserva el nombre del archivo abierto en 1998 por el Ministerio de Cultura holandés para este tipo de obras. Muchas han podido ser restituidas y otras permanecen en museos estatales. Alrededor de 15.000, aún perdidas y sustraídas a sus dueños judíos durante la ocupación (1940-1945), se muestran ahora en fotos y con documentos al alcance del público. Este nuevo servicio facilitará la labor de los descendientes que buscan cuadros, porcelanas, alfombras, dibujos, plata o instrumentos musicales de su familia. Obras firmadas algunas por maestros como Van Gogh.

Presentada en inglés y holandés, la web explica que la digitalización incluye también "lotes recuperados, objetos subastados y otros ya devueltos a sus propietarios, para ofrecer una imagen lo más completa posible del movimiento del arte saqueado durante la guerra". Una parte de la colección que puede consultarse corresponde a las obras recobradas y gestionadas por el Estado holandés desde distintos museos. Las 15.000 todavía desaparecidas fueron tomadas por los nazis y no pudieron ser encontradas tras la liberación. "A este grupo se irá añadiendo información a diario", señala en una nota esta web. La foto en blanco y negro que sirve de telón de fondo de la página web es de unos soldados aliados, sonrientes, y portando cuadros: los famosos Monuments Men que llevó al cine George Clooney en 2014.

"Este servicio no interesará solo a estudiosos o marchantes. Los nombres de las familias figuran en la documentación presentada, y muchos de sus parientes no saben a estas alturas si los abuelos, o incluso sus padres, reclamaron después de la guerra lo que les habían quitado. No en todos los hogares se hablaba del pasado", ha dicho Rudi Ekkart, historiador del arte y experto en obras desaparecidas durante la contienda. Para los museos, la visibilidad de Internet supondrá un reto adicional. Si uno de los objetos de su colección aparece en la lista, y lo desconocían, habrá que buscar una solución digna para ambas partes.
 

 01_1481560778_939024
 
'Madre e hijos' de A. Neuhuys es uno de los cuadros buscados.

“Recobrar el arte arrebatado por los nazis no es fácil. No todo se obtuvo con amenazas o coerción. Mucho fue vendido o subastado a lo largo de los años, sin que los nuevos dueños supieran de dónde provenía”, añade Ekkart. Además, los museos han invertido fondos y han restaurado y preservado cuadros con este origen pero que ha disfrutado miles de personas. En 2015, la familia real holandesa devolvió el cuadro El bosque de La Haya con vistas al palacio Huis ten Bosch, del siglo XVII, adquirido en 1960 por la antigua reina Juliana. El lienzo, pintado por Joris van der Haagen, lo compró la soberana sin saber que había sido robado a un marchante judío.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
“No robé ‘Los girasoles’ de Van Gogh porque no cabían en la bolsa”

Octave Durham sustrajo en 2002 dos cuadros del pintor del museo del artista en Ámsterdam. Ahora vuelven a exponerse



 00_1490112536_877076

El director del Museo Van Gogh, Axel Rueger (i), y la ministra holandesa de Cultura, Jet Bussemaker, junto a uno de los cuadros robados de Van Gogh, este martes. AP / EPV

“Lo hice porque se podía, y no robé Los girasoles, de Van Gogh, porque no cabían en la bolsa”. Octave Durham, alias Okkie, de 44 años, el ladrón que en 2002 sustrajo otros dos cuadros más pequeños, colgados asimismo en el museo del artista en Ámsterdam, ha tardado en confesar. Al final, sin embargo, su admisión más parece un alegato sobre la pulsión última de una actividad que desea abandonar para siempre. Al menos así lo afirma en un documental del programa Brandpunt, de la televisión pública holandesa, que coincide con el regreso a la sala de las telas que sí pudo llevarse: Vista del mar desde Scheveningen y Feligreses saliendo de la iglesia calvinista de Nuenen. Ambas acabaron en manos de la Camorra, que acumula arte para sus pagos internos, y el año pasado fueron recuperadas por la Guardia de Finanza italiana. Fue en el curso de una operación contra el tráfico internacional de cocaína y estaban escondidas en una casa de Pompeya. Este martes han sido devueltas al museo holandés.

“Están de vuelta. No creí que volviéramos a verlas, porque el 7 de diciembre de 2002 fue el día más negro de la historia del museo”, ha admitido exultante Axel Rüger, su director. “Para los ladrones, estos cuadros han sido solo dinero en efectivo para un billete a Ibiza o a Disneylandia”, ha añadido Jet Bussemaker, ministra saliente de Cultura, igualmente feliz. El que no está conforme con el relato del ladrón Durham es Patrick Kluivert, exfutbolista del Barcelona, Valencia, Ajax y PSV, entre otros clubes. Okkie, que ha cumplido ya una condena de cuatro años y medio de cárcel, dice que se escondió en su casa tras el robo. El jugador lo niega y piensa demandarle si es preciso.


 01_1490112428_710380

Van Gogh - Feligreses saliendo de la iglesia calvinista de Nuenen (1884).

Okkie tenía 29 años cuando decidió que era posible escalar el muro del museo Van Gogh, romper una claraboya del tejado, deslizarse por ella con una bolsa y meter luego dentro, con su marco, un cuadro emblemático. Dicho y hecho. El tragaluz lo quebró con un simple martillo, y trató de hacerse con Los girasoles. Pintado en Arlés en 1889, el óleo mide 95 x 73 centímetros. Demasiado grande. El siguiente candidato, Los comedores de patatas (1885), es aún mayor, 82 x 114 centímetros. “Ya me hubiera gustado, pero no me cabían”, ha asegurado al rotativo De Telegraaf, poco antes de la emisión del documental. Así que en los escasos tres minutos y 40 segundos del robo, optó por las otras dos telas más manejables. Tuvo incluso tiempo de fijarse en el grueso trazo de Vista del mar desde Scheveningen, y recordó “haber leído en alguna parte que con este tipo de pincelada los cuadros son más caros”. Teniendo en cuenta que no estaban asegurados, y es imposible venderlos en el mercado legal, la emoción de un botín millonario pudo distraerle, porque perdió la gorra que llevaba. Tampoco calculó bien al deslizarse por la cuerda que había dejado preparada en el tejado. Al llegar al suelo, el mayor golpe se lo llevó el lienzo de la marina.

Una vez en la calle, le esperaba Henk Bieslijn, su cómplice, al volante de un coche. Todo fue tan rápido que vio a la policía entrando en la sala mientras ellos arrancaban con los cuadros en el maletero. En casa, observó que había pintura desprendida en una esquina del cuadro golpeado. “No sé, creo recordar que tiré esos fragmentos por el wáter”, admite en el documental. Los marcos acabaron en el fondo de un canal de la capital holandesa y enseguida buscó posibles compradores. El más proclive fue Cor van Hout, uno de los mafiosos reconocidos de Holanda. Condenado en 1987 a once años de cárcel por el secuestro de Alfred Heineken, magnate de la firma cervecera, Van Hout fue asesinado en 2003. Estaba a punto de cerrar el trato con el ladrón, que decidió aventurarse fuera de Holanda. Le abrió la puerta el mafioso italiano Raffaele Imperiale, vendedor de marihuana en los coffeeshops holandeses y amante del arte, según sus abogados. Pagó 350.000 euros, a repartir entre los ladrones.

Ambos agotaron su parte en pocos meses y la policía, que recogió la gorra de Okkie en Ámsterdam, cruzó su ADN con las muestras de su base de datos. Detenidos en 2003, solo en 2015 le contó su historia a Vincent Verwey, periodista de investigación que firma el documental televisivo. Pero, ¿cómo fueron recuperados los cuadros? Acorralado, Imperiale ofreció los van gogh a la fiscalía de Nápoles a cambio de una reducción de pena. Es el trato habitual de la mafia, que también colecciona arte para pagar deudas.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VAN GOGH 
 
Un saltamontes estuvo incrustado más de un siglo en un cuadro de Van Gogh

El insecto acabó metido en 'Los olivos' mientras el artista pintaba al aire libre, según el museo de EE UU que expone la obra



 000_1510219042_125442
 
'Los olivos', obra del pintor neerlandés Vincent van Gogh. AP

Los restos de un saltamontes de más de un siglo de antigüedad han sido encontrados en la gruesa pintura de Los olivos, de Vincent van Gogh. Una conservadora del Museo de Arte Nelson-Atkins, en la ciudad de Kansas, donde se exhibe la obra, ha descubierto el insecto mientras trabajaba en la investigación del lienzo.

Según un comunicado de esta pinacoteca, el hallazgo es solo uno de los resultados emocionantes que surgieron cuando el estudio científico y la investigación histórica del arte se combinaron en el museo para comprender mejor el proceso del artista neerlandés.

“Los olivos es una pintura muy querida en Nelson-Atkins, y este estudio científico no hace más que aumentar nuestra comprensión de su riqueza”, ha afirmado el director del museo, Julián Zugazagoitia. “Van Gogh trabajó al aire libre, y sabemos que él, al igual que otros artistas plein air, lidió con el viento y el polvo, la hierba y los árboles, y las moscas y los saltamontes”.


 00_1510218995_629788
 
Imagen del saltamontes hallado en la obra 'Los olivos', de Vincent van Gogh. AP

El insecto se encontró en el primer plano inferior del paisaje, pero los visitantes no pueden verlo a través de una observación casual. “No es inusual encontrar insectos o material vegetal en una pintura que se completó al aire libre”, señala Schafer, que afirma que en este caso, los conservadores tenían “curiosidad por saber si el saltamontes se podría utilizar para identificar la temporada concreta en la que se pintó este trabajo”.

El equipo se puso en contacto con el paleoentomólogo Michael S. Engel, profesor de la Universidad de Kansas, para su posterior estudio. Engel observó que faltaban el tórax y el abdomen del saltamontes y que no se veía ningún signo de movimiento en la pintura circundante. Esto indicaba que el insecto estaba muerto antes de aterrizar en el lienzo de Van Gogh. El saltamontes no se puede utilizar para una datación más precisa de la pintura.

Van Gogh describió su práctica de pintura al aire libre y los desafíos en una carta de 1885 a su hermano, Theo: “¡Solo ve y siéntate al aire libre, pintando en el mismo lugar! Luego suceden todo tipo de cosas como las siguientes: debo haber recogido un buen centenar de moscas y más de los cuatro lienzos que obtendrás, sin mencionar el polvo y la arena. Cuando uno los transporta a través del brezo y a través de los setos unas pocas horas, las ramas rasgan a través de ellos”.

Aunque el saltamontes se convierte en un tema interesante para los visitantes del museo, se está llevando a cabo una investigación más significativa sobre Los Olivos. El análisis del asesor científico de Mellon, John Twilley, confirma que Van Gogh utilizó un tipo de pigmento rojo que se desvaneció gradualmente con el tiempo. Estos hallazgos sugieren que las áreas donde Van Gogh empleó este rojo, ya sea solo o mezclado con otros colores, parecen un poco diferentes en la actualidad que cuando se completó la pintura.

Las letras del artista a menudo se refieren a sus obras por sus colores dominantes, lo que significa que los cambios más recientes en la apariencia pueden presentar incertidumbre sobre a qué pintura se refirió Van Gogh en sus descripciones. Se están llevando a cabo más investigaciones para evaluar el impacto de estos cambios de color. Se espera que la investigación aclare la apariencia original de Los Olivos y ofrezca una comprensión más clara de su lugar dentro de la serie de trabajos de van Gogh sobre este tema.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 4 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario