Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 4 de 4
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4
 
MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Alcalá subasta una dudosa virgen de Murillo

Enrique Valdivieso, especialista en el pintor barroco, afirma que el lienzo no es auténtico sino una "buena copia antigua"



 05_1506621398_141537
 
La obra 'Virgen del Rosario con niño Jesús', atribuida a Murillo, que se subastará en Madrid. / óscar fernández

Alcalá Subastas sacará a la venta el 4 de octubre Virgen del Rosario con el niño Jesús, un óleo de 167 por 111 centímetros firmado por Murillo y que, según la sala, lo pintó el artista sevillano en su juventud, entre 1645 y 1650, para el Convento del Carmen Calzado de Sevilla. Afirmación que no comparte Enrique Valdivieso, el mayor especialista en la obra del pintor barroco, para quien se trata de "una buena copia antigua". "Mantengo que no es un murillo. Es una copia realizada, probablemente, entre 1680 y 1690, puede que incluso en vida del artista. La obra que Murillo pintó para el Carmen Calzado es la que se conserva en el Palazzo Pitti", argumenta Valdivieso, catedrático de Historia del Arte de la Universiad de Sevilla y autor de Murillo. Catálogo razonado de pinturas (2010), la obra más completa que se ha publicado sobre Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682), un estudio de más de 600 páginas que actualizó el realizado por Diego Angulo en 1981. 

"Es una pieza de juventud y al público le cuesta más reconocer al Murillo vaporoso de la madurez. Esta pintura está más dibujada y tiene algunos errores, como la mano izquierda de la virgen, pero no hay duda de que se trata de una obra de Murillo anterior, creemos, y de menor calidad que la del mismo tema que se exhibe en el Palazzo Pitti [Florencia]", explica Daniel Díaz, catalogador de pintura antigua de Alcalá Subastas. La pintura, propiedad de un coleccionista particular, tiene un precio de salida de 750.000 euros y permiso de exportación, por lo que puede salir de España. La reatribución del cuadro coincide con los preparativos del cuarto centenario del nacimiento del artista, que comenzará a celebrarse en Sevilla en diciembre de este año puesto que el primer dato que se tiene de su vida es que fue bautizado el 1 de enero de 1618 en la iglesia de la Magdalena, por lo que debió de nacer en 1617.

Según la documentación aportada por la sala Alcalá, la obra, conocida como Madonna Eden por uno de sus muchos propietarios, sir William Eden que la adquirió en 1834 y en cuya familia permaneció hasta que fue vendida a Sotheby's en 1933, terminó en manos del pianista José Iturbi, cuyos herederos la subastaron como una pintura del taller de Murillo. Desde entonces hasta ahora, la autoría de la pintura, que ha pasado por varias manos, ha sido cuestionada. "La obra no está certificada, porque no sabemos a ciencia cierta quién tiene la última palabra, nosotros hemos contado con la opinión de Ismael Gutiérrez Pastor, profesor de Historia del Arte de la Universidad Autónoma de Madrid", aclara Díaz, quien recuerda que la opinión de varios expertos ha cambiado tras contemplarla después de una limpieza que le ha devuelto luminosidad a la composición y la ha librado de antiguos repintes.

"Conozco la obra, la vi detenidamente en Madrid hace cuatro años, y tras 35 años estudiando y contemplando a Murillo tengo el ojo hecho a su pintura y puedo diferenciar lo auténtico de una copia. Además, nadie vendería un Murillo auténtico a ese precio —750.000 euros— lo estarían regalando. Si fuese de su mano, esa pintura costaría entre 1,5 y dos millones de euros", comenta Valdivieso, quien en 1982 comisarió una gran exposición sobre el artista sevillano que pudo verse en el Museo del Prado y en la Royal Academy de Londres.


Un rosario de vírgenes

A Murillo el mundo lo conoce por sus Inmaculadas, esa virgen humanizada dulce y bella que conquistó los corazones de los creyentes en el siglo XVII y los de los agnósticos en el XIX, cuando la rapiña de Napoleón sirvió para que la pintura española se conociera en Europa. Sin embargo, la virgen del Rosario, a la que se recurrió para combatir la plaga de la peste que azotó Europa, fue también uno de sus temas recurrentes. Actualmente se pueden ver algunas de sus versiones en:

Museo del Prado. Realizada entre 1650 y 1655, esta obra presenta a Jesús de pie y desnudo. Antes estuvo en el Palacio Real y en el Monasterio de El Escorial.

Palazzo Pitti (Florencia). Según Enrique Valdivieso es la que pintó para el Convento del Carmen Calzado de Sevilla.

Museo Goya de Castres (Francia). La obra pertenece al Louvre y es similar a la del Palazzo Pitti.

El pasado junio Sotheby's subastó en Londres un eccehomo de Murillo que se adjudicó por 2,5 millones de libras; aunque no todas las obras del pintor sevillano alcanzan esos precios, ya que la sala Alcalá vendió en diciembre de 2016 el boceto El niño Jesús y san Juanito por 60.000 euros. Una obra de menores dimensiones (58 x 48 centímetros) autentificada tanto por Angulo como por Valdivieso.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Nadie puja por la virgen que se vendía como un ‘murillo’

El Estado se queda con un bodegón del círculo de Tomás Yepes del siglo XVII por 80.000 euros


El óleo Virgen del Rosario con el niño Jesús, firmado por Murillo y que la sala de subastas Alcalá autentificó como una obra de juventud del pintor sevillano tras un estudio, en contra de la opinión de Enrique Valdivieso, máximo especialista en el artista, se quedó ayer sin comprador.

La pintura, que salió por 750.000 euros, era la estrella de la subasta que organizó este miércoles la sala Alcalá en Madrid, pero nadie pujó por ella. "Han venido a verla y se han mostrado interesados, pero al final no se han decidido", comentó tras la subasta Daniel Díaz, catalogador de pintura antigua de Alcalá. Según Valdivieso el lienzo, que antes había estado atribuido al círculo de Murillo, es "una buena copia antigua", probablemente realizada entre 1680 y 1690. "Puede que se hiciera incluso en vida del propio Murillo", apunta el catedrático de Historia del Arte y autor del último catálogo razonado del pintor barroco.

Lo que si se vendió fue un bodegón del siglo XVII del círculo del valenciano Tomás de Yepes, Vanitas, que adquirió el Estado por el precio de salida: 80.000 euros, el más alto que se pagó en la jornada. El Estado compró también por 10.000 euros una pareja de apóstoles —san Judas Tadeo y san Felipe— del sevillano Antonio María Esquivel realizada en 1837 que forman parte de una serie de la cual el Museo Romántico de Madrid posee otros tres lienzos; además de una miniatura sobre marfil de Juan Gálvez, Alegoría de la ligereza del amor, fechada en 1824 por 2.250 euros.

Uno de los lotes más codiciados en la subasta, que continuará el jueves con obras de arte contemporáneo, fue Bodegón con cesto de frutas, un óleo del barroco madrileño Francisco Barrera fechado entre 1630 y 1638. La obra salió por 25.000 euros y alcanzó los 37.500. Se vendieron también dos tablas hispanoflamencas de la primera mitad del siglo XVI, una por 12.000 y otra por 35.000 euros. La estrella de la jornada del jueves será el tríptico Blancanieves y el Pollock feroz (1996), de Luis Gordillo, con un precio de salida de 120.000 euros, el más alto del artista en una subasta hasta ahora.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Andalucía se llena de arte con el Año Murillo

Sevilla conmemora el cuarto centenario de uno de sus pintores más icónicos, una oportunidad única de ver reunidas algunas de sus piezas más importantes



 01_1511859884_946811
 
Obras de Murillo en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. / Paco Puentes

Bartolomé Esteban Murillo nació en Sevilla a finales de 1617. En la capital andaluza creció y aprendió hasta convertirse en uno de los máximos exponentes del barroco tardío de la escuela sevillana, bajo el mecenazgo de familias prominentes de aquella metrópolis que había florecido con el comercio de las Indias. Allí vivió el impacto de la peste a su alrededor. En Sevilla formó a discípulos que heredaron su oficio y estilo en su propia academia, y allí murió, pintando. Pocos artistas mantienen una vinculación tan estrecha con un lugar a lo largo de su vida. Pocas ciudades se han visto tan unidas a un maestro de tal relevancia. Por eso Sevilla se engalana a partir de este noviembre y durante todo 2018 para conmemorar el Año Murillo, una de las grandes apuestas turísticas de Andalucía, que potencia su ya extenso segmento cultural. Una oportunidad única para ver reunidas algunas de las obras señeras del genio andaluz y disfrutar de un abultado programa que hace todavía más apetecible una visita a la ciudad hispalense.

El cuarto centenario de Murillo se conmemora con ocho exposiciones, itinerarios, conciertos, programas audiovisuales, actividades divulgativas y un gran congreso internacional que ensalzan y analizan la figura y obra del artista. "Es una oportunidad para Sevilla y para Andalucía. Podremos disfrutar de más de 60 obras originales de Murillo, algunas de las cuales recalan en Sevilla gracias a la colaboración de instituciones como la National Gallery, el Prado, el Louvre o el Wallraf-Richartz de Colonia, que cede El Jubileo de la Porciúncula por 10 años y cuya restauración se puede observar en directo, algo muy poco común y espectacular", valora Miguel Ángel Vázquez, consejero andaluz de Cultura.

  Podremos disfrutar de más de 600 obras originales del artista, muchas cedidas por instituciones y museos internacionales

La relación entre el pintor y su ciudad queda reflejada en varias actividades del programa: "La primera gran exposición es la de Murillo y el Convento de Capuchinos. Se reconstruirá en el Museo de Bellas Artes, con El Jubileo de la Porciúncula y otras piezas, el retablo de la iglesia del antiguo convento ya desaparecido. Conviviendo en el tiempo se programa en el Archivo de Andalucía la muestra Murillo y los Neve, que pondrá énfasis en la relación del artista con esta familia sevillana de origen flamenco que sirvió de mecenas para buena parte de sus cuadros", desgrana el consejero Vázquez. La efeméride también permite que se pueda visitar en el Palacio de Dueñas el Retrato de Don Juan Antonio de Miranda y Ramírez de Vergara, de la colección privada de la Casa de Alba. El arzobispado de Sevilla o la Hermandad de la Caridad también ponen su colección a disposición de los visitantes para celebrar el cuarto centenario. 

El Año Murillo es uno de los eventos especiales de la programación cultural y turística de Andalucía para 2018, año en el que también se espera que la antigua ciudad califal de Medina Azahara (Córdoba) sea declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y en el que por fin habrá abierto sus puertas el Museo Internacional de Arte Íbero de Jaén. Sevilla fue elegida el pasado 24 de octubre la mejor ciudad del mundo para visitar el año que viene por Lonely Planet, una consideración para la que la guía tuvo especialmente en cuenta la revitalización de la urbe en la última década, la celebración de la entrega de los Premios del Cine Europeo (así como la presencia de algunos de sus lugares más emblemáticos en Juego de Tronos) y de manera destacada las actividades del Año Murillo.

El cultural es uno de los principales reclamos de Turismo de Andalucía para atraer visitantes extranjeros a sus ciudades. La región estará presente con stand propio en el World Travel Market de Londres, una de las principales ferias de turismo de Europa, que se celebra del 6 al 8 de noviembre, un espacio en el que Murillo (uno de los representantes del Siglo de Oro con mayor presencia internacional) será uno de los protagonistas. Como acción previa a este evento la Junta ha organizado unos talleres en la University College London en los que se ha presentado a los alumnos la obra pictórica de los principales maestros andaluces, con Velázquez, Picasso y Murillo como referentes, así como una introducción al enorme universo del flamenco.

La conmemoración del nacimiento de Murillo coloca al pintor entre los principales iconos de Sevilla, en un lugar comparable al de Romero de Torres en Córdoba o Picasso en Málaga. "Murillo siempre ha sido una referencia, pero esta celebración sirve para recuperarle en cierta medida como el gran maestro del barroco que es. Este año sirve para dar valor a su obra, repartida por pinacotecas de todo el mundo que han colaborado. De hecho la exposición antológica, con la que cerraremos la programación, será una recopilación estudiada y temática de cuadros que llegan de muchísimas instituciones. Es una oportunidad prácticamente única", resalta Miguel Ángel Vázquez. El sevillano se une a otros ilustres de su época como El Greco o Cervantes en la nómina de centenarios (cuartos centenarios, de hecho, en los tres casos) que tan buen impacto ha causado en Madrid, Toledo o Alcalá de Henares. El barroco más luminoso va a ocupar Sevilla.

elpais.com / 6 NOV 2017




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




“Murillo fue lo que hoy consideraríamos un tiburón económico”

El profesor Benito Navarrete desmonta tópicos sobre el pintor, en su 400º aniversario, a través de un libro y una exposición



 000_1511169299_603378

A lo largo de la historia, Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617-1682) ha sido considerado como el gran pintor de vírgenes y santos. Sus numerosas versiones de la Inmaculada Concepción constituyen todo un género conocido en todo el mundo y reproducido hasta la saciedad en objetos como calendarios, recordatorios o cajas de bombones. Fue de los pocos pintores que en vida y sin apenas moverse de su ciudad natal consiguió fama, gloria y mucho dinero. Sus composiciones religiosas pensadas para ilustrar la iglesia de la Contrarreforma forman parte hoy de las más importantes colecciones de Europa y América. Ahora, cuando comienza el rosario de actos destinados a festejar el 400º aniversario de su nacimiento, el catedrático Benito Navarrete (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1970) publica Murillo y las metáforas de la imagen (Cátedra), un ensayo en el que desmonta la tópica figura del artista como un santurrón bendecido por el nacional catolicismo para presentar a un personaje que, como sevillano, conocía muy bien los códigos hispalenses de la época y dominaba las claves para adueñarse del mercado con un sentido práctico que nada tenía que envidiar a artistas posteriores como Salvador Dalí, Andy Warhol, Jeff Koons o Manolo Valdés.

Pregunta: ¿Qué nos aporta su libro a lo que hasta ahora conocíamos sobre Murillo?

Respuesta: No es una biografía, ni un nuevo estudio detallado sobre su obra. Hay parte de todo eso, pero lo que yo he tratado de hacer es desvelar lo que hay detrás del personaje que Murillo se construyó conscientemente. Creo que la imagen difundida por Antonio Palomino, el biógrafo de los pintores españoles, se queda solo en su vertiente religiosa, aquella de la que el nacional catolicismo abusó tanto, pero no entra en su personalidad y ese es el tema que a mí me interesa.

P. ¿El pintor era consciente de su personaje?
R. Creo que era muy consciente y muy responsable. Con Murillo he cambiado mi forma de investigar y, como planteaba Walter Bejamin en su Libro de los Pasajes, creo que las imágenes son un documento del pasado con un tremendo poder de comunicación, son documentos visuales que nos dan una enorme información sobre el personaje.
P. ¿Cual sería el nuevo retrato de Murillo?
R. Un artista práctico, astuto, dominador en todo momento de su entorno y de un mercado en el que consiguió reinar, tanto en España como en toda Europa o América. Hay que tener en cuenta que Sevilla era entonces una capital importantísima llena de posibles coleccionistas para su obra y él encontró muy pronto la fórmula: el aura para sus imágenes de santos.
P. ¿Esta versión del Murillo más interesado desmerece su obra?
R. No. En absoluto. Es una nueva aproximación al personaje que él mismo inventó. Su capacidad para crear escenarios propios para la oración fue insuperable pero también fue un maestro del artificio y del engaño. Yo he tratado de desmontar los tópicos que fueron los responsables de su éxito pero también de su caída
P. ¿En qué se ve su astucia?
R. Él es un sevillano de manual y sabe como penetrar en la sociedad de los poderosos. Por ejemplo, muy joven participa en las procesiones de la hermandad de la Cofradía del Rosario y de la Caridad y lo hace no solo por sus sentimientos religiosos, sino por interés mercantil.
P. ¿No era un hombre de fe?
R. Puede que sí. No digo lo contrario. Lo que opino es que él rentabilizaba esa presencia. Sabía donde había que estar. De hecho, aún en vida de Velázquez, él es quien tiene las tarifas más altas y consigue los mejores encargos para las capillas privadas y templos más importantes del momento.
P. Cuenta usted en el libro una anécdota poco conocida. Y es que pese a su riqueza patrimonial, pasó unos días en la cárcel por no tener maravedies suficientes para pagar el alquiler.
R. Es una investigación de Pablo Hereza que yo doy a conocer en el libro. Ingresó en la cárcel el 15 de octubre de 1655 por estar sin liquidez. Le gustaba conseguir beneficios rápidos con inversiones en la carrera de Indias y ese mes se quedó sin lo que ahora llamaríamos cash. Los dueños de la propiedad, el cabildo catedralicio, con los que tenía excelentes relaciones, no lo dudaron y le denunciaron. El dinero siempre es el dinero.
P. Asegura usted el el libro que Murillo salió muy poco de Sevilla, a diferencia de lo que hacían otros artistas interesados en conocer en persona la obra de otros.
R. El único viaje probado es el que realizó a Madrid en 1658.No sabemos el motivo ni la duración de su estancia. Parece que estuvo con otros pintores sevillanos que se encontraban en la corte, como Velázquez, Zurbarán y Cano, pero no sabemos nada a ciencia cierta. Conocía la obra de otros por las estampas, pero eso le bastaba.
P. Oyéndole hablar de Murillo puede pensarse en artistas posteriores a él que supieron ocuparse muy bien de su propio mercado. Pensemos en Dalí, Andy Warhol o Jeff Koons.
R. Perfectamente se les puede equiparar. Fue lo que hoy consideraríamos un tiburón económico en el Barroco. Aunque para mí hay otro ejemplo más redondo: Manolo Valdés. Todo en Murillo parecía contribuir a multiplicar su fama, incluido su final estampándose contra el suelo al caerse de un andamio mientras pintaba Los desposorios de Santa Catalina para los capuchinos de Cádiz.


La rotunda estela sevillana

Benito Navarrete es el comisario de la primera gran exposición dedicada al 400 aniversario del nacimiento del artista: Murillo y su estela, en Sevilla, en el antiguo convento de Santa Clara, a partir del 5 de diciembre. “La fortuna y el aprecio de sus obras trascendió en vida del artista, considerándose un mito viviente precisamente por voluntad propia y por la de los que lo encumbraron como el mejor pintor de la ciudad”, explica Navarrete. La impresionante cantidad de sus pinturas que aparecen reflejadas en los inventarios de bienes en el siglo XVII revelan que en su siglo fue el artista más coleccionado en Sevilla. Hay 210 originales y 53 copias de sus pinturas en 79 diferentes colecciones”.
Se exhibirán 62 obras para destacar algunas de las pinturas más originales del maestro y otras que demuestran la atracción de su gusto y estética en la pintura, la escultura y la fotografía.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 28 Noviembre 2017, 10:06; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
AÑO MURILLO


Santa María la Blanca «recupera» los murillos robados por los franceses

Presentan las excepcionales réplicas de «El triunfo de la Eucaristía» y «La Inmaculada Concepción y el pueblo sevillano», que colgarán donde estaban sus originales



 untitled2_1589305910_611256

La iglesia sevillana de Santa María la Blanca ha «recuperado» dos de los cuatro lienzos de Murillo robados por el mariscal francés Soult durante la ocupación de comienzos del siglo XIX. No lo ha hecho exactamente rescatando los originales, que siguen en París y Londres, pero sí con dos réplicas presentadas este miércoles de una calidad artística excepcional y que volverán a colgarse en las paredes de esta antigua sinagoga en unos días. Será otro de los hitos del Año Murillo, que comienza en unas semanas.
 
Ver también: ¿En qué partes del mundo permanecen los 38 cuadros de Murillo que robaron los franceses de Sevilla?

La crónica de cómo las tropas napoleónicas se incautaron de las obras de los más grandes pintores y las inventariaron en el Alcázar: Los 999 cuadros que robaron los franceses en Sevilla


 untitled1_1589306102_554699

Son las dos obras que faltaban del conjunto iconográfico de cuatro que Bartolomé Esteban Murillo creó expresamente para Santa María la Blanca. Dos de ellas fueron repuestas también mediante copias en los años 50 por parte del Museo del Prado, que tiene esas dos originales. Estos otros dos lienzos que faltaban se incorporan como fantásticas réplicas ahora para completar el conjunto. Se trata de «El triunfo de la Eucaristía» y de «La Inmaculada Concepción y el pueblo sevillano», lienzos sobre óleo en forma de arco de medio punto («lunetos») pintados entre 1662 y 1665.


 untitled3_1589306117_358956
 untitled4_1589306126_128895

Las obras han sido presentadas por sus autores, el pintor Fernando García García y el director técnico Juan Luis Coto Cobo, un verdadero experto en la obra y las técnicas del genial pintor sevillano. Los dos lienzos estarán expuestos desde este jueves y hasta el domingo en el propio templo pero a pie de suelo, en un lateral, para que todo el mundo pueda contemplarlos. Y ya el día 24 de noviembre serán colgados en el lugar que ocupaban originalmente en un acto solemne al que asistirá el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

 untitled5
 untitled6_1589306199_824765

 
Como en la Santa Caridad

Desde 2008 un equipo multidisciplinar formado por un historiador del arte experto en la obra de Murillo Enrique Valdivieso ha liderado la recuperación de lienzos del pintor expoliados en la invasión francesa. Ya se intervino en la iglesia de la Santa Caridad para hacer un estudio y reproducción de cuatro obras expoliadas del maestro Sevillano que se encuentran diseminadas por diferentes museos del mundo, devolviendo su esplendor compositivo y discursivo al conjunto ideado por Miguel de Mañara.


 untitled7_1589306228_824754
 untitled8_1589306262_858392
 
Otra de estas iglesias «mutiladas» fue la de Santa María la Blanca. Recientemente restaurada, esta iglesia es apreciada por su elaborado conjunto ornamental. Murillo desarrolló para ella una serie de pinturas que también se esparció tras el expolio de Soult. Dos de ellas se encuentran en el museo del Prado y han sido sustituidas por copias en el templo. Otras dos, «La Inmaculada Concepción ante el pueblo sevillano» y «El Triunfo de la Eucaristía», ideadas para las cabeceras de las naves laterales, figuran hoy en los inventarios del Museo del Louvre y de la colección de Lord Faringdon de Buscot Park (Reino Unido) respectivamente.


 untitled9_1589306275_583845
 untitled10_1589306286_708874
 
De nuevo, en 2016, por iniciativa de Enrique Valdivieso y del párroco de San Nicolás y Santa María la Blanca, Manuel Mateo, se vuelven a reunir el pintor Fernando García y el restaurador Juan Luis Coto para abordar el reto de devolver su apariencia original a las paredes de esas naves laterales de la iglesia, realizando copias pictóricas de los originales expoliados. El trabajo ha concluido tras más de un año de dedicación de los autores.


 untitled11_1589306341_654074
  untitled12_1589306353_459055
 
Entre los donantes han estado la Fundación Endesa -que también se sumará al Año Murillo con la iluminación artística de la iglesia de la Magdalena, donde está la pila bautismal del pintor-, la Fundación Cajasol, la Real Maestranza de Caballería o la Asociación de Guías Turísticos de Sevilla, además de aportaciones personales de toda índole. De estas últimas destaca la de la Fundación Villar Mir, de Madrid, que ha pagado casi la mitad de todo lo que requería el proyecto (20.000 de los 53.000 euros de las dos pinturas). O la del empresario sevillano Rafael Beca. Como promotor de la iniciativa, Valdivieso ha lamentado la nula involucración del Ayuntamiento de Sevilla y de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. «Una cosa es predicar y otra bien distinta dar trigo. Y no han estado en esto porque, sencillamente, no han querido».



15 NON 2017
E. BARBA / FOTOS: V. GÓMEZ 15 noviembre 2017
Sevilla.abc.es




-----------------------------------------------------------------------------------------------




La Iglesia Santa María la Blanca de Sevilla ha recuperado dos réplicas de los cuadros de Murillo que fueron expoliados de este templo durante la Guerra de la Independencia gracias a la iniciativa privada y al mecenazgo de asociaciones e instituciones.


Dos réplicas de Murillo para Santa María la Blanca




 00_1589355350_727757

Las obras son “El triunfo de la Eucaristía”, cuyo original forma parte de la colección de Lord Faringdon de Buscot Park (Reino Unido), y la “Inmaculada Concepción y el pueblo sevillano”, que figura en los inventarios del Museo del Louvre en París.

Estas obras estarán expuestas al público hasta el 19 de noviembre y posteriormente se colocarán en el lugar original en el que se encontraban en la Iglesia de Santa María la Blanca hasta que durante la Guerra de la Independencia fueron expoliadas por el mariscal Soult del ejército francés, que castigó especialmente a Sevilla debido a su atracción por las obras de Murillo.

El catedrático de historia del Arte y promotor de esta iniciativa, Enrique Valdivieso, ha explicado que con motivo del año Murillo, en el que se conmemorará en 2018 el 400 aniversario del nacimiento del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, decidió acometer este proyecto solo con el apoyo de la iniciativa privada.

El coste ha superado los 50.000 euros, de los que 20.000 euros, los ha aportado la Fundación Villar Mir, y también han colaborado empresarios de Sevilla como Rafael Beca, particulares y las Fundaciones Endesa y Cajasol, la Real Maestranza de Caballería y la Asociación de Guías turísticos de Sevilla.

Valdivieso se ha referido a la experiencia que tenían en estos trabajos, ya que una intervención similar se llevó a cabo hace unos años en la Iglesia de la Santa Caridad de Sevilla, donde también fueron expoliados cuadros de Murillo y se han sustituido por réplicas.

Con estos proyectos ambos templos vuelven a tener el original significado para el que fueron concebidos y una vez colocadas las reproducciones en Santa María la Blanca a unos ocho o diez metros de altura serán “los Murillos resucitados”, según Enrique Valdivieso.

El pintor de las réplicas Fernando García, que ha confesado ser más un “retratista que un copista”, ha destacado su empeño personal en reproducir “no solo la imagen sino también lo que cuenta, es decir, la emoción que transmite la pintura de Murillo”.

De su trabajo durante más de un año para reproducir estas dos obras de Murillo, en las que ha reproducido más de treinta cabezas de personajes, Fernando García ha destacado la capacidad de Murillo para dotar de psicología a cada uno.

Juan Luis Coto, conservador y restaurador de obras de arte, se ha referido a los estudios científicos a los que han recurrido para acometer este proyecto pictórico con el reto de devolver su apariencia original a las paredes de las naves laterales de la iglesia de Santa María la Blanca.

Más de dos siglos después del expolio, este trabajo completará el conjunto ideado por Murillo y Justino de Neve para Santa María la Blanca, una iglesia construida sobre una sinagoga judía con la intención de que fuera la subsidiaria de la iglesia Santa María la Mayor de Roma.

El presidente de la Fundación Endesa, Antonio Pascual, ha reivindicado la importancia del mecenazgo, que fue “lo que permitió a Murillo sacar adelante su tarea”, al tiempo que ha reafirmado el compromiso de la fundación que preside con el patrimonio.



15-11-2017 / larazon.es



-------------------------------------------------------------------------------------------------





Murillo, el artista total del Barroco

La celebración de su cuarto centenario arranca hoy en Sevilla con el objetivo de desterrar el tópico del pintor de vírgenes y ampliar la mirada a su creación profana



 000_1511859507_594434
 
Restauración de 'El jubileo de la Porciúncula', de Murillo, en el Bellas Artes de Sevilla, una de las obras de la muestra que acoge el museo. / PACO PUENTES - EL PAIS

Dentro de los cuadros de Murillo se resume la metáfora barroca: sombras y luces, artificio y sencillez, devoción y cierto ruido del mundo. El cuarto centenario de su nacimiento arranca hoy con un concierto de Jordi Savall en el Teatro de la Maestranza donde el violagambista recreará los paisajes sonoros de la ciudad-museo en la que nació el pintor. Sevilla se ha volcado con la celebración del cuarto centenario de Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682) para reivindicar a un artista que, a partir de esta celebración, aspira a salir del cliché en el que ha vivido encerrado mucho tiempo.

La intención última de esta conmemoración, más allá del fasto y los evidentes homenajes, es difundir los argumentos en los que los investigadores llevan insistiendo desde hace años en publicaciones especializadas y congresos internacionales. Murillo no es solo el artista que evoca el mundo religioso y que consigue dar un aire amable al espíritu de la Contrarreforma. Es además el pintor que apuesta por un tipo de escenas profanas, cuadros de costumbres que no estaban bien considerados en esa España. Los tratados pictóricos de la época, como los publicados por Pacheco o Carducho, despreciaban la representación de personajes populares, al contrario de lo que ocurrió en el Norte de Europa, donde triunfará ese tipo de pintura que elogia lo cotidiano y que será una de las grandes revoluciones de la historia del arte.

Sin embargo, quien en España ha sido reducido casi exclusivamente al pintor de lo religioso se atrevió a crear muchas escenas de niños pícaros, de gente miserable de la calle. Un mundo aparentemente trivial que apasionaba a los comerciantes flamencos y holandeses que residían entonces en Sevilla por los negocios con las Indias y que fueron quienes encargaron ese tipo de pintura a Murillo. El pintor era además amigo de muchos de ellos, como Nicolas Omazur o Josua van Belle, a los que hace maravillosos retratos. Esta amistad se traduce en la sensibilidad de Murillo por pintar del natural, por bajar al fango de la época y retratar también a las personas de a pie.

Este Murillo de lo popular que se convierte en casi un documentalista de su tiempo es el menos conocido en España, quizás porque esos cuadros de costumbres salieron pronto de Sevilla. Nada más morir el maestro en 1682 al caer del andamio en el que pintaba los Desposorios místicos de Santa Catalina, esos lienzos de niños pícaros salen en el equipaje de los mercaderes del Norte que abandonan una Sevilla que entra en decadencia y pierde el monopolio comercial con América. Son los lienzos que ahora cuelgan en las salas de pintura española de museos extranjeros.

El profesor Benito Navarrete, que el 6 de diciembre inaugura la exposición Murillo y su estela en Sevilla en el Centro Santa Clara de la capital andaluza, ha sorprendido con su ensayo Murillo y las metáforas de la imagen, en el que desvela aspectos desconocidos del creador, como sus virtudes para relacionarse con los poderosos y como “hábil manipulador” de las sensaciones. “Murillo es un artista por descubrir en la visualidadde sus imágenes. Su arte es decididamente ilusorio, porque sabe utilizar los recursos que proporciona el teatro para fabricar una elocuente representación. Fue un rebelde porque rompió con la tradición anterior buscando su propio lenguaje”, asegura el especialista.

Otra circunstancia que ha marcado su destino es la gran cantidad de obra expoliada que salió de España, en buena parte por el saqueo que sufrió Sevilla en la Guerra de la Independencia a manos del mariscal Soult. “Hay colegas extranjeros que me han comentado que ese hecho ha sido afortunado, porque ha permitido que la obra de Murillo haya sido conocida fuera de España”, apunta con sarcasmo el profesor Enrique Valdivieso, autor de Murillo. Catálogo razonado de pinturas y de la biografía Murillo: sombras de la tierra, luces del cielo.

“Resulta penoso contemplar hoy series pictóricas como la que realizó en su juventud para el claustro chico del convento de San Francisco, repartida por diferentes museos del mundo y desprovistas de su antiguo marco arquitectónico, ya destruido para siempre”, añade Valdivieso, también responsable de los itinerarios sobre su vida y su obra que partirán de la Casa Murillo, en el barrio de Santa Cruz.

Ese artista disperso centra la exposición Murillo y los Capuchinos de Sevilla. Reconstrucción, que se puede ver desde hoy en el Museo de Bellas Artes de la ciudad. Para la muestra se han rescatado los cuadros del retablo de la iglesia de los Capuchinos que terminaron en pinacotecas de diversos lugares del mundo.

El Murillo artista total que espera difundirse en este cuarto centenario tendrá en la celebración del congreso internacional Murillo ante su centenario otro momento clave. Sevilla reunirá a los principales especialistas para poner al día al pintor. De ese laboratorio de reflexión emergerá el gran artista barroco más allá de su imagen tópica y tergiversada de pintor beato.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 13 May 2020, 08:46; editado 6 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Jordi Savall pone banda sonora a la vida de Murillo

El concierto inaugura en Sevilla los actos del cuarto centenario del nacimiento del pintor



 00_1511859712_575965

Jordi Savall, durante un ensayo en Sevilla este lunes. / PACO PUENTES

El músico y director catalán Jordi Savall tiene claro que si la vida de Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617-1682) fuese una partitura sería una "obra polifónica". "Tendrían cabida las voces de su cultura y su ciudad, de todos esos personajes que él transforma en divinidades", asegura. El reconocido violagambista ha buceado en la biografía y época del pintor sevillano para poner banda sonora a un periodo, pleno siglo XVII, que el musicólogo considera "interesantísimo". "Es una etapa muy rica musicalmente, tanto en España como en Europa", apunta. De la mano de la Capella Real de Catalunya y Hespèrion XXI, Savall ofrecerá un concierto de música antigua inspirado en la vida de Murillo con el que se inaugurarán los actos de conmemoración del cuarto centenario del nacimiento del autor de obras como Inmaculada Soult. La cita es este martes 28 en el Teatro de la Maestranza de Sevilla (20.30). 

Con composiciones de Juan Vásquez, Samuel Scheidt, Alonso Lobo y Francisco Correa de Arauxo, entre otros, el concierto hace un recorrido por los acontecimientos más significantes de la vida del Murillo, como su nacimiento, la marcha de Velázquez a Madrid, su propio viaje a la capital, sus primeros encargos importantes, el matrimonio con Beatriz de Cabrera y la epidemia de peste que azotó la ciudad. "Se ha buscado las conexiones simbólicas y reales para que la música nos dé una idea de lo que pasaba en aquella época. El proyecto es un lienzo musical de la épica narrativa y de la vida y el tiempo del artista", expone el director. "Para su nacimiento, qué mejor obra que De los álamos vengo, madre, de Vásquez, una canción popular de amor preciosa; o Versa est in luctum, de Lobo, que se interpretó para la muerte de Felipe III". El programa, que dura casi hora y media, incluye músicas que se cantaban en la ciudad durante la vida del pintor.
Chacona: a la vida bona, de Juan Arañés, recreará cómo Murillo comenzó a ganarse la vida realizando pinturas para su venta en el mercado; Llorando noches y días, de Agustín Moreto, expresará el dolor del pintor tras la muerte de su mujer; y Durezze e ligature, de Giovanni Maria Trabaci, hablará sobre la epidemia de peste que redujo a la mitad la población de Sevilla. "Este [último] episodio no se podía obviar, Murillo pierde a uno de sus hijos, la historia está hecha de momentos felices y momentos dramáticos y la música nos acompaña en todos", afirma del músico. 

Tras la experiencia de poner música a siete pinturas de Caravaggio o a la época de El Greco, ahora toca Murillo. "Con proyectos como este disfruto muchísimo. Me gusta reflexionar sobre la música y su relación con la historia. Son excusas para entender mejor la historia", dice el violagambista, quien define a Murillo como "un pintor que transmite emoción como pocos artistas". "Sus obras condensan una reunión de emoción y espiritualidad que solo grandes maestros como él y Caravaggio han culminado. Lleva la fuerza de las personas humildes, con toda su humanidad y su tragedia, a las imágenes religiosas. En ningún otro momento de la pintura lo humano y lo divino se dan la mano como lo hacen en sus lienzos", apunta. "Es importante que nos replanteemos la forma rompedora en la que se enfrentó a la realidad Murillo. Además, es vital que repensemos la imagen que tenemos de él, que ahondemos en su modernidad, en lo que fue capaz de transmitir, en su sensibilidad tan propia del barroco", agrega. 

El concierto de Savall, en colaboración con la Fundación Banco Sabadell, inaugura las actividades del cuarto centenario del nacimiento del pintor, que incluyen hasta ocho exposiciones que reunirán en Sevilla más de 600 obras del sevillano. La primera de ellas es Murillo y Los Capuchinos de Sevilla, en el Museo de Bellas Artes, que reconstruirá desde este martes la composición que el artista realizó para el convento de los Capuchinos. El público podrá ver por primera vez la serie al completo gracias al préstamo de algunas de las piezas que hoy no se conservan en la ciudad, como El jubileo de la Porciúncula, el lienzo principal del retablo, cedido para la ocasión por el Wallraf-Richartz Museum de Colonia. La siguiente muestra, Murillo y su estela en Sevilla, está comisariada por Benito Navarrete y podrá verse desde el 6 de diciembre en el Espacio de Santa Clara. La exposición reúne 62 obras, con algunas de las pinturas más originales del artista, y pretende "estudiar la estela de sus imágenes como auténticas supervivientes a lo largo del tiempo".

El Año Murillo acogerá también dos itinerarios urbanos para conocer de cerca la vida y obra del pintor en la capital andaluza, conciertos, programas audiovisuales, actividades divulgativas y un gran congreso internacional sobre su figura y obra. Las actividades se prolongarán hasta diciembre de 2018.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Sevilla recupera una de las joyas de Murillo

El Museo de Bellas Artes reconstruye el retablo que el pintor realizó para el convento de los Capuchinos



 000_1511945555_541279

'El jubileo de la Porciúncula' (centro), este martes en el Bellas Artes de Sevilla. / PACO PUENTES

Sevilla comienza este martes la conmemoración del cuarto centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682). Y lo hace con una exposición "irrepetible", en palabras de la directora del Museo de Bellas Artes, María del Valme Muñoz. La pinacoteca sevillana reconstruye una de las joyas del pintor de las inmaculadas: el retablo mayor que realizó para el convento de los Capuchinos. Para ello, vuelven a la capital andaluza obras tan importantes como El jubileo de la Porciúncula, el lienzo principal de la composición que ha sido cedido para la ocasión por el Wallraf-Richartz Museum de Colonia. "La exposición es una oportunidad única para contemplar un conjunto que jamás debió dispersarse", asegura la también comisaria de la muestra. Murillo y los Capuchinos de Sevilla podrá visitarse hasta el 1 de abril.

La exposición, tal y como ha explicado Muñoz, permite contemplar al completo por primera vez en 200 años uno de los ciclos de "madurez y plenitud" de Murillo. "Una etapa ambiciosa, tanto por el número de obras como por su calidad artística", afirma la responsable, quien recuerda que las obras se dispersaron tras la invasión napoleónica a principios del siglo XIX. La exposición reúne la veintena de lienzos que, desde 1665, encargaron los franciscanos para su iglesia. La mayoría pertenecientes al museo sevillano y otros ocho procedentes de Alemania, Austria, Reino Unido o la catedral de Sevilla. Entre ellos, el mencionado El jubileo de la Porciúncula, cedido por una década a cambio de su restauración integral. Un proceso que ha durado más de un año. "El lienzo sufrió muchísimo de tanto trasladarlo y esconderlo para evitar que fuera expoliado. Se han ido eliminando todas las capas hasta recuperar la pincelada de Murillo, antes no se apreciaba su maestría", explica Ignacio Bolaños, uno de los restauradores.

La reconstrucción del retablo mayor, que no respeta la posición original de sus siete cuadros, ha sido posible también gracias a la cesión de la obra Santa Faz, de una colección privada que está depositada en el Ashmolean Museum de Oxford. Otros dos préstamos corresponden a dos ángeles, Ángel de la Guarda (cedido por la catedral de Sevilla) y Arcángel San Miguel (del Kunsthistorisches Museum de Viena), que estaban situados a ambos lados del retablo. La última de estas obras, que cuelga en otra sala junto a los bocetos de los lienzos que realizó Murillo para el convento, se dio por perdida un tiempo, después de que se dispersara el retablo a principios del XIX. Se desconoce si fue expoliada o regalada a cambio de algún servicio. "Se supo de ella cuando un coleccionista francés se la ofreció a diversas instituciones. Finalmente, se la quedó el museo vienés", explica el conservador del Bellas Artes, Ignacio Cano.


 00_1511945500_706914

De izquierda a derecha, 'Anunciación', 'San Francisco abrazado a Cristo', 'Inmaculada del Padre Eterno' y 'San Antonio de Padua y el Niño'. P. P.

Para esta muestra también se han restaurado obras como Virgen de la servilleta, Inmaculada Concepción, La niña; San Antonio de Padua y el niño y San Francisco abrazado a Cristo. "La exposición no solo es una recuperación histórica sino también emocional de un Murillo desconocido para los amantes del arte", ha explicado el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez. 

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Murillo y los capuchinos de Sevilla

Se abre el año dedicado al IV centenario del nacimiento del pintor sevillano con una exposición que reúne veinticuatro piezas realizadas entre 1665 y 1669 por encargo de los franciscanos para el Convento de los Capuchinos de la ciudad


 01_1511945854_876138

Vista de la exposición 'Murillo y los capuchinos de Sevilla' en el Museo de Bellas Artes. En el centro la obra 'El Jubileo de la Porciúncula'.


 02_1511945897_443003

Varios visitantes observan as obras de Murillo expuestas en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.


 03_1511945927_219912

De izquierda a derecha las obras 'San Francisco abrazado a Cristo', 'Inmaculada del padre eterno' y 'San Antonio de Padua y el niño'


 04_1511945960_322965

Obra 'Ángel de la guarda' presente en la exposición.


 05_1511945994_543959

Vista general de la exposición 'Murillo y los capuchinos de Sevilla' en el Museo de Bellas Artes.


 06_1511946942_161193

Obra 'El Jubileo de la Porciúncula'.


 07_1511946795_195180

De izquierda a derecha las obras 'Anunciación', 'San Francisco abrazado a Cristo', 'Inmaculada del padre eterno' y 'San Antonio de Padua y el niño.


 08_1511946983_992987

Obra 'San Leandro y San Buenaventura'.


 10_1511947048_546937

La obra 'Santa Justa y Santa Rufina'.


 11_1511947094_427994

Bocetos presentes en la exposición 'Murillo y los capuchinos de Sevilla'.


 12_1511947124_324270

La obra 'Virgen con el niño'.


 000_1511947161_721358

Una visitante camina frente a la obra 'San Juan Bautista'.


 00_1511947222_237920

Una visitante observaba la obra 'Santa Faz'.


 09_1511947015_544415

Vista general de la exposición 'Murillo y los capuchinos de Sevilla' en el Museo de Bellas Artes.


elpais.com / PACO PUENTES



 

Una excelente exposición dedicada por el Bellas Artes de Sevilla a uno de los grandes pintores españoles y que me gustaría personalmente visitar.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
La subasta será en Ansorena el 6 de marzo


Sale al mercado un Murillo nunca visto con un precio de salida de casi medio millón de euros



 00_1518862815_366536

San Pedro penitente, c. 1675, de Murillo. Ver vídeo

Jamás ha sido observada por ojos ajenos a la familia valenciana propietaria. Es más, ni siquiera estas miradas eran conocedoras de estar ante una verdadera obra ‘pata negra’ firmada por Bartolomé Esteban Murillo. Este “San Pedro penitente” (ca. 1675) procedente de una colección particular de Onteniente (Valencia) será subastado en Ansorena el próximo 6 de marzo y el precio de salida estimado de entre 350.000 y 450.000 euros.

Una cifra que no es baladí porque “en el mercado no hay muchos Murillos”, tal como explica a OKDIARIO Luís Pradillo, director de Subasta de Ansorena. Además, asegura que, “además de ser una obra inédita, tiene un estado de conservación bastante bueno, no está reentelado, tiene algunos parches y puntuales intervenciones, pero posee incluso el bastidor original”.

En la obra de más de un metro de alto se muestra a San Pedro rezando con las manos juntas y mirando al cielo después de haber negado Cristo tres veces. Tal como indica la iconografía propia de este Santa, a uno de los lados sobre una roca están las llaves y el libro. El rostro lloroso y su aflicción tienen su origen de las representaciones de San Pedro surgidas a partir del Concilio de Trento.

El director de Subasta de Ansorena, comenta que la familia “no sabía que en la colección tenían un Murillo, lo tenían como una atribución a Francisco Ribalta”. Según el experto, se trata de “un hecho muy común en este tipo de piezas procedentes de colecciones familiares, de hecho, en este caso no saben desde que generación lo tienen”.

No obstante, comenta a este periódico, esta obra de arte se “tenía como una pieza relativamente importante de la colección de abuelos y bisabuelos”. Sin embargo, la atribución era errónea, aunque podría tener sentido teniendo en cuenta que Ribalta fue un pintor barroco de la escuela valenciana, lugar de procedencia de esta obra inédita.

Pradillo relata que el primer contacto que tienen en Ansorena con la obra es “una fotografía que mandan a la casa de subastas”, pero “les dijimos que lo tendrían que traer a Madrid para verlo y poder valorarlo”. Cuando llegó a las instalaciones madrileñas, “nos dimos cuenta de que un Ribalta no era, era una pieza de la época, de eso no había duda, pero no creíamos que fuera un Ribalta, sino otro autor”.

Al examinarlo, el Doctor Benito Navarrete concluyó que la obra tenía detrás la mano del pintor sevillano y ha sido incorporada a su ‘corpus pictórico’. “Efectivamente”, comenta Pradillo, “la iconografía coincidía con Murillo, pero esto no quiere decir nada porque el sevillano tenía muchos seguidores en la época y también taller”.

Esta obra de Murillo lleva en manos de Ansorena desde la temporada pasada y fue cuando Navarrete lo expertizó. Eso sí, la obra ha tardado en salir a subasta porque el Doctor “nos pidió que no saliera a la venta hasta que él publicara su libro – Murillo y las metáforas de la imagen (Grandes Temas Cátedra) – , algo en lo que todas las partes estuvieron de acuerdo”.

La salida al mercado de este Murillo inédito ha despertado “bastante revuelo y aceptación entre instituciones y coleccionistas”. Por ello, esperan que en la subasta del 6 de marzo haya “emoción y expectación”. Sin duda la habrá, por ser una pieza de reciente descubrimiento y también por saber qué coleccionista se llevará el gato al agua o si finalmente el Estado hará uso de su derecho de tanteo.


okdiario.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Nadie puja por ‘San Pedro penitente’, de Murillo

El lienzo desconocido del pintor sevillano salió a subasta en Madrid por 350.000 euros


Nadie pujó por San Pedro penitente, una obra de Bartolomé Esteban Murillo que salió a subasta este martes en Madrid por 350.000 euros. El lienzo, fechado en 1675, pertenece a un coleccionista de Onteniente (Valencia) y se desconocía su existencia hasta el pasado año, cuando el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Alcalá Benito Navarrete, uno de los especialistas en el pintor barroco, lo identificó como un murillo.

La casa de subastas Ansorena ha comunicado que no se ha llegado al precio de reserva durante la subasta, pero que mantiene contactos con varios coleccionistas que están interesados en adquirir esta obra que hasta ahora se creía que era de Francisco Ribalta, otro pintor barroco algo mayor que el autor de las famosas Inmaculadas.

La pintura, de 121 por 105 centímetros, conserva el lienzo original sin reentelar y sigue la iconografía que Murillo (Sevilla, 1617-1682) plasmó en el Apostolado que conserva la Galería Nacional de Parma (Italia) y está relacionada con un dibujo a tinta datado en 1670 que pertenece al British Museum.

En la misma sesión del martes, el Estado ha ejercido el Derecho de Tanteo y Retracto en la obra San Roque y Magdalena penitente, del taller de Luis Morales El Divino, S.XVI, vendido en 14.500 euros.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
El alquimista del Barroco

Tecnologías propias de la física y la química aplicadas en la restauración de dos obras de Murillo desvelan la magia de su pintura



 00_1523526131_819745

La obra de Murillo 'La multiplicación de los panes y los peces'. En vídeo, las declaraciones sobre los análisis de las piezas del pintor. / PACO PUENTES

Ver vídeo de la restauración de 'La multiplicación de los panes y los peces' y 'Moisés haciendo brotar el agua de una roca' de Murillo.

Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1618–1682) fue un alquimista. De una decena de colores básicos fue capaz de extraer toda la gama de matices que inundan sus pinturas. Mezcló y creó pigmentos para lograr transparencias, efectos de luz y tonos singulares. La aplicación de tecnologías de análisis físicos y químicos a dos de sus obras más importantes para su restauración por parte del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), en colaboración con el Centro Nacional de Aceleradores y las universidades de Sevilla, Jaén y Catania (Italia), ha permitido un viaje en el tiempo para averiguar cómo creó La multiplicación de los panes y los peces y Moisés haciendo brotar el agua de la roca, dos cuadros de sus últimos años (1670) que permanecen ahora expuestos en el Hospital de la Caridad de Sevilla.

“Gracias a la ciencia y a la tecnología sabemos cómo se realizaron las obras y las posteriores restauraciones, detectadas gracias a la aparición de elementos anacrónicos, como un azul Prusia 300 años posterior al nacimiento del pintor”, relata María Auxiliadora Gómez Morón, investigadora del IAPH, entidad que dirige Román Fernández-Baca.

  Murillo ensayaba en los bocetos y pintaba directamente con las mezclas de pigmentos que necesitaba para recrear metales, cerámicas, textiles y personajes. Ni siquiera dibujaba previamente sobre la tela. Las imágenes iban surgiendo de sus morteros y sus pinceles capa a capa sobre un lienzo tratado con tierra de Sevilla

Del análisis de las distintas capas del cuadro se sabe que casi no existen arrepentimientos (rectificaciones hechas por el pintor). Murillo ensayaba en los bocetos y, una vez que tenía clara la composición, pintaba directamente con las mezclas de pigmentos que necesitaba para recrear metales, cerámicas, textiles y personajes. Ni siquiera dibujaba previamente sobre la tela. Las imágenes iban surgiendo de sus morteros y sus pinceles capa a capa sobre un lienzo tratado previamente con tierra de Sevilla.

Con todas las tecnologías aplicadas, según explica la investigadora, se han podido determinar los materiales usados. La tela incluye ese barro local que utilizaban los alfareros, calcita y negro humo procedente de cenizas vegetales que permitían distribuir los ocres que conforman la base de la pintura con diferentes tonalidades según las partes de la escena a representar.

  El extraordinario color azul del manto de Jesucristo en el cuadro que representa la multiplicación de los panes y los peces, se consiguió con capas de pigmentos rematadas con una finísima lámina de lapislázuli, un mineral casi precioso formado por lazulita, calcita y pirita. Era muy caro, por lo que Murillo recurrió a una extraordinaria habilidad pictórica para obtener la tonalidad final con la aplicación de una finísima capa de micras de grosor extendida con una precisión propia de tecnología de la época actual.

Los rojos se realizaron a partir de la cochinilla americana, un insecto parásito de México y Perú y que llegó a España tras el Descubrimiento. De este animal se obtenía un pigmento rojo intenso y duradero que utilizaron desde Tiziano a Van Gogh y que era “el tercer producto más caro de los que procedían del nuevo continente, tras el oro y la plata”, explica Gómez Morón mientras muestra los componentes detectados en su microscopio.

“Murillo sabía el resultado que iba a obtener con sus mezclas, cómo iban a ser percibidos los colores y las texturas. Era un alquimista”, resalta la investigadora.

La importancia de esta investigación previa es fundamental para el trabajo posterior de restauración con criterios científicos. Y la clave es llegar a ese conocimiento casi sin tocar ni mover la obra de los talleres del IAPH y, en caso de que sea imprescindible, obteniendo solo micras de muestras de los pigmentos.

El extraordinario color azul se consiguió con  con una finísima lámina de lapislázuli, un mineral casi precioso. Era muy caro, por lo que Murillo recurrió a una extraordinaria habilidad pictórica para la aplicación de una capa de micras de grosor
Para esta labor ha sido esencial la colaboración del catedrático Miguel Ángel Respaldiza y su equipo de investigación del Centro Nacional de Aceleradores. En el año que se celebra el 400 aniversario del nacimiento del pintor, la recuperación de las obras tenía un carácter aún más significativo.

Respaldiza explica que se han usado varias tecnologías para el análisis no invasivo de las obras. Una de ellas ha sido la fluorescencia de rayos X, para determinar los materiales usados en la pintura a partir de la “excitación” de los átomos que la componen. Con haces de uno o dos milímetros se han barrido los más de 15 metros cuadrados de cada obra.

La espectroscopia Raman se ha utilizado para, a partir de la luz láser, analizar la composición molecular de la pintura. A esta se le unieron los mapas de rayos X elaborados con uno de los pocos equipos que existen en el mundo y que facilitó la Universidad de Catania. “Es como la fluorescencia, pero en toda la obra”, explica el investigador, cuya labor aún no ha concluido ya que aún queda trabajo por analizar de los miles de ficheros obtenidos durante los trabajos.

La información desvelada no solo ha facilitado el trabajo de restauración, sino que también ha permitido averiguar cómo consiguió el pintor trasladar la magia de la escena a los espectadores. “Murillo sabía que el esmalte se degrada de azul a pardo. Es de suponer que utilizó esta característica para aplicarla en función de cómo quería dramatizar la escena”, explica Respaldiza.

  El rojo obtenido con la cochinilla americana era el tercer producto más caro de los que procedían del nuevo continente, tras el oro y la plata

El trabajo realizado a lo largo de un año puede observarse ya en el Hospital de la Caridad, donde el Moisés haciendo brotar el agua de la roca y la Multiplicación de los panes y los peces de Murillo han resistido el paso del tiempo y, en especial, el expolio francés durante la invasión de principios del XIX. La muestra se titula Murillo cercano. Miradas cruzadas porque es la primera vez que pueden observarse a la altura de una persona (fueron concebidas para ser colgadas a seis metros de altura) y enfrentadas en un espacio diseñado para la contemplación conjunta de ambos trabajos.


Por Raúl Limón / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 12 Abril 2018, 11:02; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
El renacer de Murillo

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico ha culminado la restauración de 'La multiplicación de los panes y los peces' y 'Moisés haciendo brotar el agua de una roca'. Para culminar el trabajo se han utilizado tecnologías de última generación en colaboración con el Centro Nacional de Aceleradores y las universidades de Sevilla, Jaén y Catania (Italia).



 01_1523526714_867626

'La multiplicación de los panes y los peces', de Murillo, antes de su restauración.


 02_1523526728_102851

'Moisés haciendo brotar agua de la roca', de Murillo, antes de su restauración.


 03_1523526783_319202

Equipo de investigación que aplicó la tecnología de espectroscopia Raman.


 04_1523526821_399267

Equipo de investigación de la fluorescencia de rayos X aplicada a las obras.


 05_1523526874_551480

Estudios de radiografía de las obras de Murillo.


 06_1523526903_146364

Equipos de análisis de la obra


 07_1523526939_986253

Un equipo realiza estudios con técnicas de rayos X.


 08_1523526968_510731

Los investigadores se reúnen para revisar los trabajos en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.


 09_1523526999_325920

María Auxiliadora Gómez Morón revisa información microscópica de los pigmentos utilizados por Murillo.


 10_1523527037_214837

Miguel Ángel Respaldiza prepara un equipo de fluorescencia.


 11_1523527071_961642

Una restauradora interviene en la obra tras los análisis previos.


 12_1523527109_430148

'Moisés haciendo brotar el agua de la roca', restaurado y en la exposición del Hospital de la Caridad de Sevilla. Paco Puentes


 13_1523527172_853001

'La multiplicación de los panes y los peces', restaurado y en la exposición del Hospital de la Caridad de Sevilla. Paco Puentes



elpais.com
Paco Puentes
Eugenio Fernández Ruiz / IAPH
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
¿Quién es la misteriosa y delicada monja de Murillo que ha salido a la luz 350 años después?

La obra fue pintada sobre una plancha de bronce de un grosor excepcional para la época



 14_1523527638_717144
 
Nuevo cuadro de Murillo, realizado sobre bronce, que ha permanecido inédito tres siglos y medio y ha sido presentado en el Museo de Bellas Artes de Valencia. MÒNICA TORRES

La mujer mira al cielo, a su derecha, tiene rasgos delicados y una actitud arrobada que transmite que está más allá de este mundo, en comunión con Dios. La mujer es una monja y, según ha asegurado este miércoles Ignacio Cano, conservador del Museo de Bellas Artes de Sevilla, autoridad en Murillo y comisario de dos de las principales exposiciones que se inaugurarán este año sobre el autor, no hay duda de que la pintura es obra del genio del barroco español. Fue creada hacia 1670 sobre una plancha de bronce y ha permanecido inédita hasta su presentación este miércoles en el Museo de Bellas Artes de Valencia, donde se expondrá durante cinco años, cedida por un misterioso coleccionista cordobés que en los últimos años ha prestado valiosas obras a la pinacoteca valenciana bajo el nombre de Colección Delgado.

Cano ha admitido que no ha podido averiguar quién es la mujer del cuadro. El pintor sevillano, de quien este año se celebra el 400 aniversario de su nacimiento, tuvo una hija, sorda, que ingresó en 1665 o 1666, siendo muy joven, como novicia en el convento de Dominicas de la calle San José de Sevilla, situado cerca de su casa. Pero la edad de la retratada y el hábito que viste parecen descartar que se trate de ella.

La investigación del tocado realizada por el experto le lleva a pensar que probablemente perteneció a la orden agustina —para la que trabajó en dos ocasiones—, cisterciense o clarisa —más flexible en cuanto al color del vestido—.
El cuadro, ha apuntado Cano, no aspira a narrar ni a describir. "Transmite una imagen, pero sobre todo transmite emociones, nos lleva a otro sitio. Los ojos, las manos, el fondo neutro, la sobriedad de la indumentaria y del colorido hacen que nos centremos en el sentimiento mientras lo demás queda ausente".

La obra fue realizada sobre una plancha de cobre redonda de 55 centímetros de diámetro, batida hasta dejarla perfectamente lisa, con un grosor de 2,5 milímetros, muy superior al común en la España de la época, aunque no en Flandes. Pesa tres kilos y medio y solo el material ya debió resultar caro. Hijo de un barbero cirujano acomodado, Bartolomé Esteban Murillo se convirtió pronto en un pintor de éxito en la Sevilla del siglo XVII, una ciudad que a pesar de la crisis económica y demográfica —debido en parte a la peste— era entonces una de las más ricas de España gracias al comercio con América.

Además de lienzos, Murillo pintó sobre cobre, madera e incluso obsidiana, una piedra procedente de América a la que se atribuían propiedades mágicas.
 

 00_1523527689_305952

Inmaculada Concepción, obra de Murillo propiedad del Museo del Prado. M. T.

La plancha de cobre —originalmente una bola, que era aplanada a golpe de martillo dejando los bordes elevados para que sirvieran de marco— no absorbe el pigmento, por lo que la superficie conserva la textura y la huella del pincel. "Permite ver muy bien la grafía, cómo utilizó el pincel y hasta el grosor que este tenía", ha señalado el conservador.

El párpado reforzado por una delgada línea negra y el brillo en el lagrimal de los ojos son soluciones técnicas propias de Murillo, ha afirmado el también exdirector del Museo de Bellas Artes de Sevilla, que observa parecidos "muy contundentes" entre la fisonomía de la monja y la de una Inmaculada de medio cuerpo del Museo del Prado. Y entre la transmisión de sentimientos del personaje del nuevo cuadro y los que, en otro registro emocional, traslada la dolorosa de una Piedad que incluyó recientemente en la exposición Murillo y los Capuchinos de Sevilla.

Cano es también comisario, junto a María Valme Muñoz, de la antológica del pintor titulada IV Centenario que se inaugurará en noviembre en Sevilla.

La obra cedida al Museo de Bellas Artes de Valencia —cuyo director, José Ignacio Casar Pinazo, ha destacado que la pinacoteca dispone de otros cinco cuadros del pintor— se hallaba en buen estado de conservación, ha indicado su restaurador, Rafael Romero. En su creación se utilizó la llamada tierra sevillana, la preparación que Murillo usaba como base de sus obras. "La técnica es típica de Murillo, de sus años de madurez. Una pincelada suelta, larga, fluida, una ejecución segura y diestra, y una utilización de pigmentos excepcionales, como el lazo azul del pecho, que es una azurita de gran calidad que el pintor utilizó mucho".

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Murillo, las últimas antológicas

¿Por qué Google homenajea hoy a Bartolomé Esteban Murillo?

Las conmemoraciones dedicadas al pintor sevillano entran en su recta final con una muestra en el Bellas Artes que reunirá 55 lienzos y una relectura de su obra en clave contemporánea




 01_1543573394_584594

Murillo - 'La pequeña vendedora de fruta' (1670-1680), óleo de la Alte Pinakothek de Múnich.

Murillo hasta decir basta. Los actos conmemorativos del cuarto centenario del pintor sevillano, una de las cumbres de la pintura barroca española, entran en su recta final con dos grandes exposiciones: una antológica en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y otra, en clave contemporánea, que se celebrará en distintos espacios de la capital hispalense, siguiendo el formato de lo que podríamos considerar como una muestra difusa.

La primera exposición, que se inaugura este jueves en la histórica pinacoteca sevillana, reunirá 55 lienzos traídos desde distintos museos y centros de arte europeos y norteamericanos, colecciones particulares e instituciones internacionales como la Tate Gallery (Londres), el Museo del Prado, el Louvre (París) o el Metropolitan (Nueva York). Parte de esta antológica está compuesta por obras pertenecientes a la colección propia del Bellas Artes -tres lienzos del medio centenar- y otras -en concreto unas diecisiete- formaron parte de la muestra dedicada a las pinturas de la antigua parroquia de los Capuchinos, celebrada hace unos meses.

La Junta, responsable de la exposición, la presenta como "un gran hito artístico", aunque su alcance real es sobre todo histórico: permitirá visualizar cuántas obras del maestro sevillano han sido a lo largo del tiempo objeto de expolio, venta o transmisión crematística. Murillo fue, en su tiempo, uno de los artistas más cotizados, básicamente por sus famosos cuadros religiosos.

Comisariada por María del Valme Muñoz Rubio e Ignacio Cano Rivero, la antológica del Bellas Artes tiene algo de punto final, después de un sinfín de eventos -unos más sólidos que otros-, pensados para conmemorar los cuatro siglos del nacimiento del artista, célebre por sus cuadros espirituales -sobre todo sus inmaculadas- pero también excepcional autor secreto de otras obras laicas, como los retratos.

Hasta ahora, la pintura de Murillo había sido objeto de dos muestras antológicas previas, celebradas en los años ochenta en el Prado y en la Royal Academy de Londres. Sevilla será la tercera, organizada casi 35 años después. Su objetivo no es tanto reunir obras singulares, que muchas indudablemente lo son, como mostrar una panorámica de conjunto de la producción del pintor, incluyendo temáticas menos conocidas, como escenas populares y variaciones sobre motivos tradicionales.

Pintura religiosa, sí. Pero también cuadros de encargo de distintos géneros concebidos para los coleccionistas e instituciones de Francia e Inglaterra, sumados a la veintena que custodia el Bellas Artes, que son propiedad del Estado español. De colecciones extranjeras vienen cuadros de Múnich, Dresde, Viena, París, Londres, Liverpool, Birmingham, Dublín, Roma, Parma, Lisboa, Nueva York, Texas, Houston, Dallas, México y Budapest.

Escenas bíblicas -El Buen Pastor, La Sagrada Familia, La huida a Egipto, Las bodas de Caná-, anunciaciones, inmaculadas, un sinfín de vírgenes en todas sus múltiples advocaciones, escenas y momentos, personajes de la historia sagrada -San Juan Bautista niño, Santa Catalina, San Agustín-, ecce homos, dolorosas y mártires de toda condición. Lienzos místicos y, al mismo tiempo, populares. También podrá verse uno de sus famosos autorretratos, las escenas que inmortalizan a personajes nobiliarios de la época -Íñigo de Melchor, Andrés Andrade, Antonio Hurtado-, y criaturas de las calles, como niños piojosos, riendo o jugando. La Sevilla de los palacios, la ciudad de las cien mil iglesias, conventos y parroquias. La sede prosaica de la humanidad desatada en un tiempo histórico en el que toda la riqueza, y también toda la pobreza, cohabitaban en los mismos dominios del Guadalquivir.

La segunda exposición -Aplicación Murillo, Materialismo, Charitas, Populismo- es un proyecto de investigación que profundiza, a través de muestras en cinco espacios de Sevilla -Santa Clara, la Sala Atín Aya, el Cicus y los hospitales de la Caridad y los Venerables-, en la influencia que el pintor sevillano ha tenido en artistas contemporáneos. Una galería de los mitos, tópicos y peripecias de su obra, vistos con los ojos de nuestros días.

Un experimento, comisariado por Luis Martínez Montiel, Pedro G. Romero y Joaquín Vázquez, sobre el concepto de lo murillesco, expuesto desde un enfoque biográfico, a través de la memorabilia popular e incidiendo en una serie de valores culturales -caridad, comunidad, afectos- conflictivos con respecto a la tradición de la modernidad.

Estampas, pinturas, grabados, anuncios y piezas de creación sustentadas en ideas presentes en la obra del pintor sevillano, al que una parte de la crítica retrató como un artista religioso, obviando otras facetas de su personalidad. La muestra, en sus cinco sedes, expondrá seiscientas obras de artistas como Picasso, Helios Gómez, Marcel Duchamp, Walker Evans, Julio Romero de Torres, Solana, David Hockney, Joseph Beuys, Ramón Gaya, Val del Omar, Pedro Costa, Jean Luc Godard, Víctor Erice, Patti Smith, Equipo Crónica, Manolo Quejido, Agustín Ibarrola, Ramón Massat, Ocaña, Luis Gordillo o Santiago del Campo, entre otros.


 00_1543573001_432688

La pintura 'Cuatro figuras en un escalón', de Murillo, que se expone en el Kimbel Art Museum, de Texas E.M.


Murillo. IV Centenario. Museo de Bellas Artes de Sevilla (29 Noviembre 2018-17 Marzo 2019)

Aplicación Murillo. Materialismo, Charitas, Populismo. Espacio Santa Clara, Sala de Exposiciones Atín Aya, Cicus, Hospital de la Caridad, Hospital de los Venerables (6 diciembre 2018-3 marzo 2019)


elmundo.es / AGENCIAS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Año Murillo


Bartolomé Esteban Murillo, más allá de sus Inmaculadas

El Museo de Bellas Artes de Sevilla renueva la percepción del pintor a través de una antológica con 55 obras, una veintena de las cuales se muestra por primera vez en España



 02_1543573869_470442

Detalle de la obra 'Cuatro figuras en un escalón' (1665).

A estas alturas del año, cuando está a punto de terminar la celebración del 400 aniversario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo, al público aún le aguardan sorpresas. Y la mayor de ellas se halla en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, la ciudad en la que nació y trabajó el que ya en 1724 Antonio Palomino, autor de su biografía, llamaba "el pintor de Sevilla por antonomasia". En este espacio monumental, en la que fuera la iglesia del antiguo convento de la Merced de Sevilla, puede descubrirse a otro Murillo, un pintor moderno, innovador en el uso de la luz, arriesgado en las composiciones, comprometido con la sociedad de su tiempo y alejado de las interpretaciones beatíficas y edulcoradas que propagó el nacionalcatolicismo. Así lo presenta Murillo. IV centenario, la antológica que se inaugura este jueves, con 55 obras del pintor sevillano, de las cuales 20 no se habían visto antes en España.


 09_1543574258_704292

Murillo - 'La Inmaculada del Escorial' (1660 - 1665) junto a 'La Colosal (Inmaculada Concepción)' (1652).

Todo un despliegue realizado gracias a una veintena de prestadores internacionales —entre los que se encuentran el Louvre (París), la National Gallery de Londres, el Metropolitan de Nueva York o la Galleria Corsini de Roma— y cinco nacionales —como el Prado y varias colecciones particulares— que permite recorrer la producción de Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617-1682) a través de obras desconocidas en España, muchas de las cuales salieron del país a finales del siglo XVII y comienzos del XVIII adquiridas por comerciantes extranjeros o por casas reales europeas. "Son pinturas devocionales muy íntimas y de género en las que retrata a niños y personajes populares que entonces eran más valoradas en Europa y que salieron muy pronto de España, por eso son menos conocidas", apunta Ignacio Cano, quien ha comisariado la exposición junto a Valme Muñoz, directora del Bellas de Artes de Sevilla.


 10_1543574293_428044

'La sagrada Familia' de Murillo, una de las obras expuestas en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

La rapiña del mariscal Soult en la Guerra de la Independencia, que en 1810 se llevó unas 180 obras de la ciudad, entre ellos más de 15 murillos, fue producto precisamente de esa alta valoración que se tenía del barroco sevillano en Europa. Tanta que Carlos III publicó una orden en 1779 prohibiendo la salida de obras de arte: "Ha llegado a noticia del Rey Nuestro Señor que algunos extranjeros compran en Sevilla todas las pinturas que pueden adquirir de Bartolomé Murillo, y de otros célebres pintores, para extraerlas fuera del reyno", recoge Ignacio Cano en un texto que acompaña al catálogo.


 08_1543574188_102132

Varias personas fotografían 'El Buen Pastor' (1660) de Murillo, en la exposición 'Murillo IV Centenario'.

"Nuestro objetivo ha sido ilustrar toda la temática de Murillo, pero no todo Murillo", precisa Cano, conservador y jefe del departamento de Difusión del museo. La exposición, que podrá verse hasta el 17 de marzo de 2019, es la más ambiciosa de cuantas se han realizado en la pinacoteca sevillana y una de las más completas sobre Murillo, un artista muy valorado hasta principios del XX; pero que en el siglo pasado cayó en el olvido. Unos 40 años después de su muerte, Palomino escribió: "Fuera de España se estima un cuadro de Murillo más que uno de Tiziano o Van Dyck". Esta antológica complementa la organizada por el Museo del Prado y la Royal Academy de Londres en 1982 y 1983, que reunió 77 obras del artista.


 11_1543574359_638844

'Niño riendo' (1670-1675). Esta obra de Murillo se encuentra en la National Gallery de Londres, pertenece a la sección Pintura de género.

El recorrido de la exposición se inicia en la sala de la iglesia con las obras dentro de una estructura que las aísla de los grandes lienzos de otros artistas del barroco y continúa en la sala de exposiciones temporales; aunque en la iglesia se suman a la antológica las 17 obras de la serie del convento de los Capuchinos de Sevilla —otra de las exposiciones del año Murillo, que se celebra en 2018 porque el artista fue bautizado el 1 de enero de 1618 pero se desconoce qué día nació—; por lo que el Bellas Artes reúne 72 obras del pintor que fijó en el imaginario colectivo la imagen de la Inmaculada. Según los últimos estudios, especialmente el Catálogo razonado, publicado en 2010 por Enrique Valdivieso, han llegado hasta nosotros 425 obras de Murillo. Y aunque el pintor solo salió de la ciudad dos veces en su vida, para acudir a Madrid, en Sevilla solo se conserva un 10% de su producción.


 07_1543574148_142889

'Retrato de don Andrés de Andrade y la Cal' (1660-1665). El óleo de Murillo  que está en el Metropolitan Museum de Nueva York no ha podido verse nunca en España.

La antológica se divide en nueve áreas temáticas, desde la Santa infancia hasta El retrato; esta última junto a los espacios titulados Narrador de historias y Pintura de género son, en opinión de los comisarios, los más novedosos. Para Valme Muñoz, Las bodas de Caná (1669-1673), un lienzo prestado por el Barber Institute de la Universidad de Birmingham, está entre las mejores obras del artista. "Es una composición muy compleja, con un juego de miradas entre los personajes que invitan al espectador a entrar en el cuadro, en el que la luz penetra por varios puntos creando una atmósfera especial", explica la directora del museo; quien también destaca La Natividad, un óleo sobre obsidiana del Museo de Bellas Artes de Houston, y el lienzo Cuatro figuras en un escalón, del Kimbell Art Museum (Texas).


 03_1543573912_883406

'Vieja despiojando a un niño' (1655-1660), óleo de la Alte Pinakothek de Múnich. Una de las obras maestras de los retratos de personajes populares de Murillo.


 12_1543574425_241242

'La Virgen con el Niño' (1675), de la Galería Corsini Roma, esta obra de murillo puede verse en España por primera vez en la exposición 'Murillo IV Centenario".


Las novedades del siglo XVII

    - La Virgen con el Niño. Galleria Corsini (Roma)
    - La Virgen con el Niño. Gemäldegalerie alter Meister (Dresde)
    - San Juan Bautista Niño. National Gallery (Dublín)
    - La sagrada familia (Las dos Trinidades). National Gallery (Londres)
    - La Virgen del Rosario. Dulwich Gallery (Londres)
    - Inmaculada Concepción. Colección Pérez Simón (México)
    - La Virgen con el Niño y boceto al óleo de La Virgen con el Niño. Walker Art Gallery (Liverpool)
    - Cristo con la cruz a cuestas. Musée Thomas Henry (Cherburgo)
     - Ecce homo. Colección Colomer (Madrid)
    -Dolorosa y Ecce homo. Colección particular
    -Cristo en la cruz con la Virgen, María Magdalena y san Juan. Meadows Museum (Dallas)
    -Cristo recogiendo sus vestiduras. Krannert Art Museum (Illinois)
    -San Pedro y San Felipe. Galleria Nazionale (Parma)
    -La adoración de los Reyes Magos. Toledo Museum of Art (Toledo, Ohio)
    -La vieja y el niño. National Trust Collections (Gloucestershire)
    -Retrato de Juan Saavedra. Colección duquesa de Cardona
    -Retrato de Íñigo Melchor Fernández de Velasco. Museo del Louvre.
    -Retrato de don Andrés de Andrade y la Cal. Metropolitan Museum (Nueva York


 06_1543574095_383839

Un visitante fotografía la obra de Murillo 'Cuatro figuras en un escalón' (1665).


'Liber veritatis'

Valme Muñoz, directora del Museo de Bellas Artes de Sevilla, y comisaria de la muestra junto a Ignacio Cano, se ha centrado en esta nueva revisión de Murillo en los soportes que utilizó para su pintura y en sus métodos de trabajo. "Afortunadamente, porque no resulta fácil, en esta antológica podemos ver cinco bocetos junto a los óleos definitivos, algo importante para entender el método de trabajo del artista", explica Muñoz. Además de los bocetos, que los artistas guardaban a modo de catálogo de presentación para futuros encargos, se conoce que Murillo tenía un liber veritatis, una especie de cuaderno de dibujo, del que puede haber salido la sanguina que forma parte de la muestra.


 05_1543574043_245435

Vista de la exposición 'Murillo IV Centenario' en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

"Es posible que Murillo dibujara con clariones [una especie de tiza que después se borraba] para encajar las figuras en el lienzo, pero esos trazos desaparecían bajo sus pinceladas y daba la sensación de que no existía un dibujo previo", aclara. Para Muñoz, Murillo estaba a la altura de los mejores pintores europeos, como prueba que pintara La Natividad sobre obsidiana, "una piedra muy oscura sobre las que las figuras parecen emerger". Soporte sobre el que solo se conservan otras dos obras del artista, que están en el Louvre.

El cobre, sobre el que pintó una Inmaculada Concepción, y dos grandes tablas recientemente restauradas, "que pintó casi a finales del XVII cuando ya todos los artistas se habían pasado al lienzo", ilustran la versatilidad de Murillo.


 13_1543574469_143060

Una de las salas de la exposición 'Murillo IV Centenario' que se ha inaugurado en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.


 04_1543574000_818652

Valme Muñoz e Ignacio Cano, comisarios de la exposición 'Murillo. IV centenario', en unos de los patios del Museo de Bellas Artes de Sevilla.


elpais.com
Texto: Margot Molina
Fotos : Paco Fuentes / Alejandro Ruesga
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Año Murillo: Celebramos el IV Centenario de su nacimiento

Bartolomé Esteban Murillo es uno de los pintores sevillanos más universales de la historia del arte. Y este año Sevilla conmemora el 400 aniversario de su nacimiento. Una ocasión extraordinaria para conocer la huella de Murillo en la ciudad y disfrutar de un amplio programa de actividades.



 000_1544641294_690845

Cuando se cumplen 400 años de su nacimiento, Sevilla quiere rendir homenaje al pintor con un ambicioso programa de conmemoraciones que tiene como objetivo recorrer el pasado de la ciudad, el tiempo de Murillo, y ligar su innovación al presente, a una capital que abraza sus raíces para avanzar con ellas hacia el futuro. Murillo debe ser revisitado y divulgado bajo una mirada que redescubra el valor de su pincelada maestra.

Murillo y la Sevilla del siglo XVII

En pocas ocasiones un pintor y una ciudad han llegado a un grado de mutua identificación como han alcanzado Murillo y Sevilla. Y no sólo por el hecho de que el pintor naciera en Sevilla, sino sobre todo porque su arte hunde sus raíces en lo más profundo de la cultura y el carácter de la ciudad. Este hecho fue clave para que su pintura cosechara un enorme éxito en su época, y por supuesto el reconocimiento posterior hacia su obra.

La dimensión internacional de la obra de Murillo es importantísima. De hecho, muchos de sus cuadros brillan en las mejores pinacotecas del mundo. Una de estas obras maestras, El Jubileo de la Porc?íuncula, ha vuelto desde Colonia a Sevilla para ser restaurada y exhibida este año en el Museo de Bellas Artes. Murillo y su proyección en el mundo es una buena muestra de la fuerza cultural que Sevilla ostentó en toda Europa durante la época del barroco. Una importancia encarna también en la obra de otros pintores como Velázquez o Valdés Leal. Este año, más que nunca, tú puedes revivir esa Sevilla.

Sevilla, la mirada innovadora

Durante este año Sevilla conmemora la efeméride por todo lo alto. Ocho exposiciones, ciclos musicales e itinerarios temáticos que recorren lugares relacionados con la vida de Murillo son algunas de las actividades más destacadas. Además, se desarrollarán diversas actividades divulgativas, programas audiovisuales, varios proyectos de investigación y un gran congreso internacional que pondrán en valor la figura del pintor. Una agenda que puedes consultar al completo en la web www.murilloysevilla.org
 

DESCUBRE A MURILLO EN SEVILLA
 
La Iglesia de la Magdalena es el templo donde recibió bautismo Murillo. Hoy en día puedes ver la pila donde fue bautizado.
El Museo de Bellas Artes de Sevilla cuenta con una impresionante colección de obras de Murillo. La hermosa Plaza del Museo está presidida por una gran estatua dedicada a su memoria.
También el Hospital de La Caridad está vinculado de manera especial a la vida del pintor.
Conoce más recorridos que te permitirán adentrarte en la vida y obra de Murillo en Sevilla: http://www.murilloensevilla.com


icas-sevilla.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
MURILLO, EL ÚLTIMO VIAJE



 00_1544641497_768163

Ver tráiler y noticias

Murillo (1617-2017) es una iniciativa del Ayuntamiento de su ciudad natal que aprovecha la ocasión que brinda el IV Centenario de su nacimiento para recordar y pregonar al mundo la grandeza de esta figura.


sevilla.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
La policía interviene una obra falsa de Murillo que se vendía por 100.000 euros

El lienzo sobre el cual está pintada la obra pertenece al siglo XVIII, muchos años después de que el artista falleciera



 01_1575215313_871703

Agentes del grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Comunidad Valenciana han intervenido un óleo sobre lienzo atribuido falsamente al pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo y que se estaba comercializando por 100.000 euros.

Las investigaciones, con la colaboración del grupo de robos de la Comisaría Provincial de Málaga, se iniciaron en abril de 2019 cuando el grupo de Patrimonio Histórico de la Policía de la Generalitat detectó una publicidad sobre la obra que anunciaba su venta avalada con certificado y por el citado importe, según ha informado el Gobierno valencianot en un comunicado. Dos intermediarios se encargaban de su comercialización y un perito en arte de nacionalidad italiana expedía el certificado de su puño y letra.

Los agentes del grupo de Patrimonio comprobaron, tras ser asesorados por los "algunos de los mayores especialistas actuales sobre la obra de Murillo", que a pesar de que la pintura estaba firmada por Murillo, se trataba de una obra que podría haber sido realizada por un discípulo suyo y podría pertenecer a la Escuela de Murillo.

Las personas expertas confirmaron su dictamen y aseguraron que "la dureza de las sombras respecto a las autógrafas del maestro, el diferente tratamiento del paño y los rasgos de la anatomía permiten pensar que estamos ante una obra ejecutada por un seguidor posterior al pintor".

"El lienzo sobre el cual está pintada esta obra pertenece al siglo XVIII, muchos años después de que el artista falleciera. El modelo original de Murillo más próximo a este cristo crucificado se encuentra en el Museo del Prado de Madrid", señalaron.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga se ha encargado de instruir la causa y ha dictado la consiguiente orden de búsqueda y detención del vendedor del cuadro y la intervención de la obra, llevados a efecto por parte del grupo de robos de la Comisaría Provincial de Málaga.

Tras haberse acreditado que la obra no es original del pintor sevillano, el grupo de Patrimonio Histórico solicitó al Juzgado de Málaga medidas de protección para "no menoscabar el prestigio artístico de Murillo e influir negativamente en el valor económico de su obra", así como para "evitar el posible engaño o fraude a terceras personas".

El Juzgado de Málaga ha acordado proceder al marcaje de la obra como falsa en su anverso y reverso, y que sea entregada nuevamente a su propietario o, en su defecto, sea depositada en el Museo de la Policía y pueda ser utilizada para la docencia a nivel policial.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MURILLO (Bartolomé Esteban Murillo) 
 
Un artesano de muebles deformó la copia de ‘La Inmaculada del Escorial’

La réplica es propiedad de un coleccionista de Valencia que no sabía a quién encargaba la intervención. Los restauradores piden que se respete su trabajo



 000_1593000117_506244
No se conoce el nombre del coleccionista ni el valor de la obra, pero el escándalo está garantizado. La intervención de un artesano rehabilitador de muebles sobre una copia de principios del siglo XX de La Inmaculada del Escorial de Bartolomé Estaban Murillo (pintura de 206x144 centímetros realizada entre 1660 y 1665 y cuyo original se encuentra en el Museo del Prado) ya se compara el resultado deformado con el conocido como eccehomo de Borja. La copia, de principios del siglo pasado, tiene unas dimensiones de 120 por 80 centímetros, y forma parte de la colección familiar del coleccionista, que fue tasada sobre el año 2006 junto a otras piezas, entre las que figuran cuadros, vajillas, espejos, azulejos, muebles, armas y porcelanas. El propietario se ha mostrado “atónito” con el resultado del proceso y ha contactado ahora con un restaurador especialista para ver qué se puede hacer con la obra. “Pero ya pierde totalmente el sentido y el valor. Es un cuadro de mi familia y te sientes fatal”, ha lamentado en declaraciones a Europa Press. Tras varios intentos por arreglar el destrozo inicial, el dueño de la copia decidió recurrir a profesionales para “intentar quitar lo que ha pintado” el autor de la intervención original. “Este señor como restaurador de muebles es muy bueno pero no como restaurador de pinturas, son cosas muy diferentes”, ha apuntado.

La Asociación de Conservadores y Restauradores de España (ACRE) lamenta lo ocurrido pero avisan: ni a esta intervención se le puede llamar restauración, ni la ha realizado un profesional acreditado. Piden, además, que no se convierta en “un motivo de diversión mediática y social”, como ya ocurrió en 2012 con el eccehomo de Borja. En aquella ocasión, Cecilia Giménez (Borja, 1927) intentó arreglar los desperfectos causados por la humedad que afecta a la iglesia del santuario de esa localidad a 63 kilómetros de Zaragoza, que cobija el Eccehomo pintado por Elías García Martínez en torno a 1930. La intervención fue aperturas de telediarios, de una ópera, de miles de memes, chapas, de programas estadounidenses, de etiquetas de vinos. “Queremos dejar claro que ningún profesional con una formación académica oficial, realizaría este tipo de atentado contra el patrimonio. Por lo tanto, este tipo de hechos no puede ser confundido con una intervención de conservación-restauración, ya que es una aseveración falsa, ofensiva para nuestra profesión y perjudica al patrimonio, pues genera una mayor confusión acerca de quiénes son los profesionales capacitados para ejercer con solvencia esta actividad”, asegura la ACRE en un comunicado emitido esta mañana de martes.

La trascendencia esta vez ha sido mucho menor. En este caso se trataba de una pintura propiedad de un particular, con un valor no conocido y fruto de un encargo y una transacción privadas; no estaba expuesta y la intervención no es fruto de una iniciativa individual sobre un bien público. Los profesionales, en cualquier caso, lamentan la pérdida que haya podido suponer para el patrimonio y piden que se regule este tipo de actividades. “En la legislación estatal y autonómica referente a la protección del Patrimonio Cultural, no está regulado quienes son los profesionales cualificados para realizar las intervenciones sobre estos bienes. Y esta falta de regulación se traduce en una ausencia de protección de nuestro Patrimonio, ya que permite que personas sin formación intervengan sobre él, enfrentándose, en el mejor de los casos, a simples sanciones administrativa”. La vicepresidenta de Relaciones Internas y coordinadora de la ACRE, María Borja, ha explicado que aberraciones como esta son “desgraciadamente mucho más frecuentes de lo que se piensa”. “Solo conocemos los casos que la sociedad denuncia a través de prensa o redes sociales, pero hay multitud de situaciones donde las obras son intervenidas por personas que no tienen formación. Las obras sufren este tipo de intervenciones no-profesionales, pudiendo, provocar un cambio irreversible”.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 4 de 4
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario