Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 18 de 18
Ir a la página Anterior  1, 2, 3 ... 16, 17, 18
Ir a la página   
 
PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso) 
 
Picasso pintó el ‘Guernica’ para denunciar las “atrocidades de la República”, según la ONU

Lanzan una campaña de recogida de firmas para que Naciones Unidas rectifique en su web la descripción de los motivos que llevaron al artista a pintar el icono antifranquista



 00_1568631890_429945
 
Picasso es fotografiado por Dora Maar mientras trabaja en el 'Guernica' en 1937. MUSEO REINA SOFÍA / VEGAP

Para las Naciones Unidas el Guernica de Pablo Picasso “se exhibió temporalmente en la galería como forma de protesta artística contra las atrocidades de la República durante la Guerra Civil española”. Este extracto sobre el motivo del icono de Pablo Picasso figura en el apartado de la web del organismo dedicado a los obsequios recibidos. Se refiere a un tapiz encargado por Nelson A. Rockefeller, en 1955, realizado por el taller de J. De la Baume-Durrbach (al sur de Francia), bajo la supervisión del artista malagueño. “El tapiz fue presentado y colocado sobre la pared a la entrada del Salón del Consejo de Seguridad, el 13 de septiembre de 1985”, recuerda la página que difunde el catálogo artístico de Naciones Unidas. La viuda del magnate donó la obra en noviembre de 2016.

La reseña de Naciones Unidas cambia el relato de los hechos y convierte a la República en el responsable del bombardeo de la ciudad de Gernika, el 26 de abril de 1937, que es el motivo que movió al pintor a hacer este mural de más de siete metros de largo y casi cuatro de alto. El ejército nazi -aliado de las fuerzas franquistas- arrojó 31 toneladas de bombas incendiarias y explosivas, durante cuatro horas, sobre la población. Arrasaron la localidad vasca y el propósito era una destrucción masiva.

La plataforma Nueva Cultura ha lanzado una campaña para recabar firmas contra este relato para exigir una “rectificación inmediata” en la web de Naciones Unidas, en todos los idiomas, “para que tan digno organismo no difunda informaciones tan alejadas de la realidad”. Aseguran haber recogido más de 1.000 firmas en un día de alerta.

Los obsequios están custodiados y clasificados por un comité artístico que redacta y clasifica las fichas de las obras obsequiadas, desde 1967. La composición actual de este comité de obras de arte no cuenta con expertos externos, sino que incluye a siete miembros de la Secretaría dirigidos por un presidente. Este comité recomienda al Secretario general la aceptación o el rechazo de las ofertas de regalos oficiales a la ONU por parte de los estados miembros, así como la gestión de los regales. Entre las últimas inclusiones en el catálogo digitalizado aparece el Guernica y la renovación del decorado de la suite del Secretario General, un busto de Pablo Casals, dos butacas y un sofá donados por Bangladés, etc.

Efecto contra las bombas

En los años cuarenta, Picasso decidió que el cuadro fuera conservado y custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) ante la dictadura de Franco. Y dejó claro que su deseo era que el Guernica marchara a España cuando el país recuperase la democracia y “solamente volverá con la República”. Picasso escribió en noviembre de 1970 al MoMA para aclarar estos términos. Esta puntualización que estuvo a punto de desmantelar su retorno en 1981 también se la salta la ONU: “Picasso pidió que el cuadro se llevase de vuelta a su país natal, España, cuando se restablezcan las libertades públicas”.

Picasso tenía 57 años cuando se plantó ante aquella monumental tela. Apenas con retoques se lanzó a pintarlo con mucho aguarrás, un trabajo líquido y efectivo. Fue cambiando y ensayando de manera frenética el blanco y el negro, las formas y los gestos de las figuras. En un mes, en mayo, Picasso concluyó el cuadro de manera veloz, ante la urgencia de la fecha de la inauguración de la cita internacional.

Con esa particular revisión de la historia, el organismo creado para mantener la paz y seguridad internacional obvia que fue un encargo del Director general de Bellas Artes, Josep Renau, a petición del Gobierno de la Segunda República española para ser expuesto en el pabellón español de la Exposición Internacional de 1937, en París. La intención, precisamente, era propagandística para atraer la atención del público a la causa republicana en plena guerra civil.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso) 
 
Picasso y Calder, similitudes entre dos bastiones de la modernidad

Málaga acoge una gran muestra de los dos grandes artistas del siglo XX que exploraron el vacío desde posiciones opuestas



 00_1569313569_599785
 
Exposición Calder-Picasso, en el Museo Picasso Malaga (MPM). Garcia-Santos

“Picasso llegó, muy temprano, a mi exposición en Percier, y nos presentaron.” Era 1931 y las comillas son de las notas manuscritas de Alexander Calder, el artista rememora el primer encuentro que tuvo con Pablo Picasso cuando llegó a París y mostró por primera vez su obra no figurativa. Picasso ya era todo un personaje en la capital francesa y Calder solo un recién llegado. "Me enteré de que él había estado en la galería Vignon (acude a las exposiciones nuevas con la esperanza de llevarse algo que pueda usar, imagino) ¡qué malo soy!", escribió el escultor estadounidense sobre la visita del malagueño en febrero de 1932 a otra de sus muestras, en este caso el debut de sus móviles, organizada por Marcel Duchamp.

Estos manuscritos forman parte de la gran exposición que reúne 57 obras de Alexander Calder (Lawton, Pensilvania, 1898-Nueva York, 1976) y 50 de Pablo Picasso (Málaga1881-Mougins, Francia, 1973) y que se inaugura este martes en el Museo Picasso Málaga (MPM). "Es un proyecto raro, porque la gente no se plantea nunca unir a Calder y a Picasso, que comienza por nosotros: los nietos. Ambos hemos vivido centrados en el trabajo de nuestros abuelos que, a pesar de lo que pueda parecer, guarda similitudes. Los dos trataron el tema del vacío. Picasso, obsesionado con su propia mortalidad, lo refleja en cada retrato; mientras que mi abuelo siempre trabaja explorando la energía que interconecta a los seres humanos; exteriorizando. Lo que supone también una exploración del vacío", ha explicado este lunes Alexander S.  C. Rower, presidente de la Calder Foundation de Nueva York y uno de los cinco comisarios de Calder-Picasso, la muestra que podrá verse en Málaga hasta el 2 de febrero de 2020, patrocinada por Fundación Unicaja. El otro nieto es Bernard Ruiz-Picasso, copresidente de la fundación FABA y presidente del consejo ejecutivo del museo malagueño.

Los nietos han rastreado en la biografía de sus famosos parientes y han incluido en la muestra, que antes se ha visto en el museo parisino y por la que han pasado 400.000 personas, documentación de las cuatro veces que Picasso y Calder se encontraron. "Fueron dos grandes maestros que caminaron a través del siglo XX mostrando una gran potencia y, aunque su producción es muy distinta, tienen puntos en común", ha precisado Ruiz-Picasso.


 01_1569313540_483532
 
'Mujer en un sillón' (1947), de Pablo Picasso. Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2019

Desde el Museo Picasso París han viajado 44 obras, algunas tan especiales como la gran escultura Mujer en el jardín (1930), una pieza de más de dos metros de altura de hierro pintado en blanco, o Figura, una amalgama de ganchos, cuerdas, clavos y una cuchara que el malagueño creó en 1935 por puro divertimento y que sale de Paris en contadas ocasiones.

"Es un diálogo de dos grandes artistas que tienen muchos puntos en común: ambos nacieron a finales del siglo XIX, sus padres eran también artistas y los dos, aunque de formas distintas, renovaron el arte y contribuyeron a la modernidad en el XX", ha comentado Émilia Philippot, conservadora jefa de la colección del Museo Picasso-París, también comisaria junto a su colega Claire Garnier y al director del MPM, José Lebrero.

Entre las 107 obras que integran la muestra, expuestas en salas diáfanas en torno a conceptos como Capturar el vacío, Dibujar en el espacio, En suspensión, La gravedad y la gracia o Cortar y plegar, pueden verse trabajos sorprendentemente similares como Cercles et signes I, una tinta de 1930 de Picasso, y la escultura Wooden Bottle with Hairs (1943), de Calder.


 02_1569313514_232641
 
El cuadro 'Sombrero de paja con follaje azul', de Pablo Picasso, obra de la exposición Calder-Picasso. / Carlos Díaz - EFE

"Se conocieron muy brevemente en 1931 y coincidieron en 1937 en el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París. Después se vieron otras dos veces en los años cincuenta, no fueron amigos, pero cada uno sabía lo que estaba haciendo el otro", comenta Rower en un paseo por la muestra, en la que se exhibe junto a las notas de Calder sobre sus encuentros una de las dos obras de Picasso que poseía el inventor de la escultura cinética: Femmes devant la mer, un dibujo de 1920. Y aunque en la muestra, que podría viajar el año próximo a Nueva York, no aparece, el nieto de Calder asegura que hubo un quinto encuentro entre los dos titanes del arte moderno. Calder, amigo de Miró y de Josep Lluis Sert -arquitecto del Pabellón Español de 1937-, fue el único artista extranjero que intervino en el proyecto con su Mercury Fountain, que se mostró delante del Guernica. "Cuando vi lo que iba a exponerse en este pabellón, de inmediato ofrecí mis servicios para hacer una cosa u otra", escribió Calder demostrando así la admiración que sentía por su colega y su apego a las ideas republicanas que, asegura su nieto, mantuvo durante toda su vida ayudando a los refugiados españoles en París.
"Aunque a veces los resultados son similares, el nervio creador de los dos artistas es muy distinto. El uso que ambos hacen de las formas geométricas pone en cuestión la diferencia entre figuración y abstracción, una linea que puede ser muy sutil", precisa José Lebrero.

La selección de los cinco comisarios incluye piezas tan especiales como los tres proyectos del monumento a Apollinaire, de Picasso, La grande vitesse, de Calder, o las tres esculturas de Les baigneurs, del malagueño, que aparecen protegidas por el universo colgante de Red Lily Pads, del rey de los móviles. Trabajos, ambos, fechados en 1956 y que a pesar de ser totalmente distintos conviven en plácida armonía.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso) 
 
Picasso y Peinado, historia de una amistad cubista

Una muestra revisa la influencia del autor de 'Las señoritas de Avignon' en el joven artista rondeño, el más picassiano de la Generación del 27



 000_1572025161_945681
 
A la izquierda, 'El jarrón que tuvo flores' (1926), de Peinado, y 'El pintor y la modelo' (1963), de Picasso, en la exposición que reúne la obra de ambos artistas en Sevilla. Alejandro Ruesga
 
Salón de Otoño. Paris, 1924. Pablo Picasso, malagueño de 43 años convertido ya en gran referente artístico, pasea junto al jiennense Manuel Ángeles Ortiz, y se detiene ante el óleo Los marineros, un poderoso y melancólico retrato de dos jóvenes. "Este cuadro debe ser de un español, preséntamelo', le dijo Picasso a su joven amigo. La pintura, que lamentablemente ha desaparecido, era de Joaquín Peinado, un joven rondeño que se había instalado en París meses antes atraído, especialmente, por el lenguaje rompedor de su compatriota cuyo trabajo solo conocía a través de fotografías". Así ha explicado este viernes en Sevilla Rafael Valentín López, comisario de la muestra Pablo Picasso y Joaquín Peinado. Encuentro en las vanguardias, el inicio de una inquebrantable amistad.

El nuevo encuentro de los dos amigos, precisamente en el día del cumpleaños de Picasso que nació hace 138 años, se ha reconstruido a través de una muestra en la que 36 obras del autor del Guernica dialogan con 45 de Peinado en el Centro Fundación Unicaja de Sevilla. "Partió de la fuerza motriz de Picasso como generador de nuevas posibilidades artísticas. Peinado usó algunas de las herramientas de Picasso para diseñar su propio camino con un afán de universalidad, rigor y poesía", ha añadido el comisario de la muestra, organizada por Fundación Unicaja que en 2001 creó en Ronda el Museo Joaquín Peinado. La institución con más obra del artista reúne más de medio millar de piezas de Peinado (1898-1975) entre obra gráfica, dibujos y pinturas.

"Los dos pintores ya habían coincidido antes de aquel Salón de Otoño, Peinado había llegado a París a finales de 1923, pero fue a partir de 1924 cuando comenzaron a frecuentarse. Peinado pasaba muchas tardes en el estudio de Picasso en la calle Lavoisier, expusieron juntos en colectivas en muchas ocasiones [más de 70 desde entonces hasta ahora], compartieron amigos, tertulias e ideas políticas y mantuvieron la amistad hasta la muerte de Picasso, en 1973. Picasso fue muy generoso con Peinado", ha comentado López. La fotografía de una dibujo de 1939 de Picasso, en paradero desconcido, en el que pintó su mano y escribió: "Para mi querido Peinado a quien le doy mi mano", es uno de los muchos detalles que atestiguan esa amistad.

Gracias al apoyo del genio malagueño, Peinado entró a formar parte de la muestra Peintres Espagnols de Cahiers d'Art, que se celebró en Biarritz en 1928. Desde entonces se sucedieron las exposiciones en las que ambos coincidieron. Una de ellas fue el homenaje que los artistas españoles le hicieron a Antonio Machado en París en 1955 y su cartel, con un retrato del poeta firmado por Picasso, es una de las últimas adquisiciones de la Fundación Unicaja. Obra que también puede verse en la exposición, que permanecerá abierta hasta el 26 de enero de 2020 y cuyas obras proceden de los museos Picasso de Málaga y Barcelona, el Reina Sofía, el Artium, la Real Academia de San Fernando y la colección Carmen Thyssen-Bormenisza, entre otros. De las 45 obras de Peinado, 24 de ellas óleos, tan solo tres son préstamos, el resto pertenece al museo dedicado al artista en Ronda.


 00_1572025221_849167
 
Un hombre contempla 'Cabeza (autorretrato joven)' (1945), de Picasso y, a la derecha, 'Autorretrato' (1972), de Peinado. Alejandro Ruesga

Entre las piezas de Picasso destacan Los segadores, un lienzo de 1907 que pintó a la vez que Las señoritas de Avignon, o los retratos de Olga (1923) y de Paulo (1922), ejemplos de su etapa neoclasicista.

"La muestra es un diálogo entre dos grandes artistas con muchas coincidencias. Los dos son malagueños, pintores de formación clásica con gran capacidad para el dibujo y coincidieron en París en la misma época. Fueron amigos y compartieron una forma de entender la pintura muy rompedora. Incluso los dos tenían el mismo primer apellido, Ruiz, que suprimieron", ha añadido Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja, que abrió una sede en Sevilla el pasado febrero que alberga de forma permanente el legado de los hermanos Machado y exposiciones temporales como la que se ha inaugurado este viernes.

"Algunos lo han tildado de ser un creador excesivamente picassiano, pero en realidad esa influencia fue el fruto de una admiración innegable que le aportó a Peinado, que formó parte de la Generación del 27, los rudimentos básicos para trazar su propio camino. Sin duda fue el más elegante y personal de los picassianos españoles, pero creó un lenguaje que permite identificar su obra: un cubismo poético", ha afirmado el comisario junto a obras tan elegantes y delicadas como 'Velador' (1925) o 'El jarrón que tuvo flores' (1926).

Entre las cinco secciones en las que está dividida la muestra, ubicada en una gran casa señorial en la avenida de La Palmera, el ensanche construido para albergar la Exposición Iberoamericana de 1929, se incluyen obras de distintas etapas y técnicas, desde el primer cubismo hasta su acercamiento a la abstracción, pasando por el neoclasicismo. Todo ello a través de retratos, bodegones, animales y figuras humanas, desnudos femeninos que comparten "un profundo sentido de la sensualidad", ha apuntado Medel.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso) 
 
Picasso y Éluard, una amistad a prueba de bombas

El Museo Picasso de Barcelona reconstruye la relación incondicional y duradera entre el pintor y el poeta



 000_1573116895_254114
 
'La araña de mar' de 1940 y 'Busto de mujer con blusa amarilla', de 1943, dos obras de Picasso. La de la derecha perteneció a la colección privada de Paul Éluard. Toni Albir (EFE)

Picasso fue tan infiel a sus esposas —Olga Khokhlova y Jacqueline Roque— y amantes —Marie-Thérèse Walter, Dora Maar y Francoise Gilot—, como fiel a sus amigos. Tanto los de su primera juventud en tierras catalanas como los de madurez, tras instalarse a vivir en París en 1904, donde entró de lleno en las vanguardias. Allí fue amigo de Max Jacob, Apollinaire, André Breton, George Braque, Jean Cocteau y, sobre todo, de Paul Éluard, el rey de los poetas dadaístas y surrealistas. Con Éluard mantuvo desde 1935 una larga e intensa relación de la que los dos se nutrían e inspiraban. En ese año Éluard escribió: “A partir de Picasso, los muros se vienen abajo [...] Se sitúa ante el poema cómo el poeta ante el cuadro. Sueña, imagina, crea”. Picasso y Éluard compartían estética, mundo erótico y afectivo e ideología. Esta amistad, a prueba de bombas, solo acabó con la prematura muerte de Éluard en 1952.


 00_1573116872_910647
 
Éluard y Picasso en el Hauterives, en 1937, en un fotografía de Dora Maar.

Una relación así deja múltiples huellas, en poemas y libros, como Les yeux fértiles que publicó Éluard en 1936 que incluye el primer dibujo que el pintor le hizo en enero de ese año, al día siguiente de presentarle a Dora Maar, la que sería su pareja en los siguientes años. También el primero de los muchos poemas titulados A Pablo Picasso, que comienza: “He vuelto a ver a quien no olvido nunca. A quien no olvidaré jamás” y un buen número de retratos y dibujos que Picasso realizó de Éluard y Nusch, la segunda compañera del poeta, después de que Gala lo abandonara tras caer rendida en brazo de Dalí en 1929. Y cómo no, múltiples fotografías realizadas por artistas (y amigos de ambos) como Man Ray y Brassaï, y abundantes cartas y postales cruzadas que evidencia el aprecio y admiración mutua. El Museo Picasso de Barcelona reúne gran parte de estos testimonios y los presenta en la exposición Pablo Picasso, Paul Éluard. Una amistad sublime (hasta el 15 de marzo), título prestado de la dedicatoria de Éluard de uno de sus libros ilustrado por Picasso en 1942: “Gracias a tu audacia prolongas nuestra vida. […] Te dedico a ti, mi amigo sublime, este libro”.

La exposición, comisariada por Malén Gual y Emmanuel Guigon, conservadora y director del museo barcelonés, permite ver, de forma gráfica, cómo los poemas de las vitrinas y las obras de las paredes se interrelacionan e influyen, sobre todo tras el estallido de la Guerra Civil. “Es el momento en el que Picasso se politiza y toma partido por la causa republicana por influencia de Dora Maar”, destaca Gual. En 1937 Picasso realiza Fin del monstruo, un grabado que tomó el título de un poema de Éluard y en enero de 1937 crea Sueño y mentira de Franco, después de que Éluard publicara Noviembre 1936, en el que cuenta sus experiencias en el asedio de Madrid por Franco. Por contra, el poema La victoire de Guernica lo escribió Éluard mientras Picasso pintaba su gran lienzo antibelicista.

Los dos y sus parejas comparten vacaciones de verano al sur de Francia, en Mougins, un contacto que acaba con un buen número de pinturas, sobre todo de Nusch, entre 1936 y 1941. “Algunos apuntan que entre Picasso y ella había algo más. No sería extraño en el ambiente de tolerancia en el que todos vivían. Pero no está claro”, explica Gual.


 01_1573116851_693500
 
'Retrato de Nusch' de Picasso (1937)


Paloma de la paz

Las bombas de la Segunda Guerra Mundial y el pase a la clandestinidad de Éluard tras ingresar en el Partido Comunista Francés no impiden que los dos sigan viéndose y colaborando en publicaciones clandestinas como La Conquête du monde par l'image, de 1942. Poco antes Éluard ha escrito su famoso poema, Liberté, símbolo de la resistencia, que las tropas aliadas lanzaban sobre la población desde el aire. El original, en el que el poeta tachó un primer título dedicado a Nusch y una copia manuscrita que dio a Picasso, pueden verse en la muestra. Al lado, 16 de los 18 retratos distintos que Picasso realizó de su amigo en un solo día en 1941.

En 1944, tras la liberación la amistad se refuerza. Picasso se afilia al Partido Comunista y comienza la colaboración conjunta en congresos de la paz. Es el momento en el que la paloma dibujada por Picasso se convierte en símbolo del pacifismo. En junio de 1950 Éluard se casa, por tercera vez, con Dominique. El pintor les regala el Gran jarrón con bailarines y músicos, una de las cerámicas más bellas que creó que también está en la muestra.
Todo acaba en 1952 con la muerte de Éluard. Una enorme foto muestra a Picasso junto a su tumba en uno de los días más tristes para el malagueño.



Pintor, genio y poeta


 02_1573116793_376189
 
'Trozo de Almibar' de Picasso (1939)

Si fuera chino no sería pintor sino escritor, escribiría mis pinturas”, escribió Picasso. Todo el mundo reconoce su destreza y genialidad como pintor, pero pocos lo asociarían a una producción escrita y poética. Y eso pese a que desde muy pequeño llenaba de notas y textos, de forma casi compulsiva, muchos de sus trabajos. “La poesía es la matriz de toda su creación”, asegura Maria-Laure Bernadac una de las tres comisarias (junto a Androula Michael y Claustre Rafart) de Picasso poeta, la segunda exposición que abre sus puertas en el Museo Picasso de Barcelona (hasta el 1 de marzo). En 1935 ya André Breton lo consagra como tal tras publicar Picasso poète en la revista Cahiers d’art.

Para las comisarias, después de rastrear, como no, su amplia producción escrita, no tienen duda de que Picasso entendía la escritura como el complemento indisociable a la pintura, “de tal forma que cuando pinta quiere nombrar las cosas y cuando escribe las visualiza”. La mayoría de sus poemas, de una gran belleza plástica, son también como él, caóticos. Lo mismo crea versos con rima y estrofa, como palabras que encadena de forma automática, hace poemas río o en bucle, poemas rizomáticos, todos complejos, donde casi siempre hace tachones y reescribe, llenando papeles por completo, de la misma forma que pinta.

Para Bernadac es básico conocer sus escritos y sus versos para entender sus pinturas porque existe una correspondencia entre textos y cuadros, los temas permanecen y “tritura el lenguaje de la misma libertad que aplica en el resto de medios”.
De lo que no cabe duda es que la exposición descubre una de las partes más íntimas de Picasso en la que se desnuda en cuerpo y alma y recoge en un contexto más amplio los estrechos vínculos entre sus textos y obras suyas como los collages, las repeticiones y variaciones de un mismo tema.

En la muestra pueden verse cinco de las 11 variaciones de su poema dibujado Nieve al sol (1934); la tinta china La mujer que llora (1937), el violento y sacárstico Retrato de la marquesa de culo cristiano echándole un duro a los soldados moros defensores de la Virgen (1937), en el que denuncia el vínculo de la iglesia con el ejército; el poema litografiado Trozo de almíbar (1939), Le Chant des morts (1948), cuarenta y tres poemas de Pierre Reverdy iluminados, con tinta roja, por Picasso con 125 litografías a la manera de los manuscritos medievales. Que Picasso tenía carencia de escritura no cabe duda. Lo confesó a su amigo Roberto Otero: “en el fondo soy un poeta descarriado”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso) 
 
La justicia francesa vuelve a condenar al electricista de Picasso

El Tribunal de Apelaciones de Lyon confirma la pena de dos años de cárcel contra Pierre Le Guennec, acusado de robar 271 obras del pintor



 000_1574179826_265863
 
Pierre Le Guennec, el electricista de Pablo Picasso acusado de apropiarse indebidamente de obras del artista ROMAIN LAFABREGUE - AFP

Durante la última audiencia pública antes de que quedara visto para sentencia, Pierre Le Guennec, el que fuera el electricista en la casa de Pablo Picasso hasta su muerte en 1973, aseguró que no se arrepentía de nada y que “volvería a hacer lo mismo” con las 271 obras que la familia del pintor malagueño le acusa de haber escondido y que él sigue sosteniendo que fueron un “regalo magnífico” de su viuda que guardó en un garaje durante casi cuatro décadas. La justicia acaba de dar la razón a los herederos del autor del Guernica, al volver a confirmar la pena de dos años de cárcel, con exención de pena, para Le Guennec y su mujer. La decisión del Tribunal de Apelaciones de Lyon pone punto final a una batalla judicial muy mediatizada que ha durado casi cinco años.

La corte de Lyon ratificó “en todos los puntos, tanto sobre la culpabilidad como sobre la pena pronunciada” el fallo del primer tribunal que, en 2015, condenó a Pierre y Danielle Le Guennec a dos años de cárcel con exención de pena, según la Agencia France Presse. Los acusados no estuvieron presentes en la lectura de la sentencia.

A sus 76 y 80 años, el matrimonio formado por Danielle y Pierre Le Guennec, que fue el electricista de Picasso durante los últimos años de su vida, sigue asegurando hasta hoy que no conocía el gran valor de las 180 obras del pintor —óleos, collages y litografías—, así como un cuaderno de 91 dibujos, todos ellos fechados entre 1900 y 1932, que guardaba en su garaje y que están estimadas en entre 60 y 80 millones de euros. Si los Le Guennec cambiaron la versión de los hechos —al comienzo del affaire declararon que había sido el propio Picasso el que le había regalado las obras en 1971 0 1972, para mantener después, y hasta hoy, que fue Madame, Jacqueline Roque, la última esposa del artista quien se los dio en agradecimiento a su “fidelidad” tras la muerte del pintor— fue “por nuestros hijos, para que no tuvieran problemas”, justificó Danielle Le Guennec durante la audiencia del 24 de septiembre, según reportaron medios franceses.

“Madame me pidió que metiera en mi casa varias cosas” en momentos en que había estallado un conflicto con los herederos del pintor, agregó Pierre Le Guennec. Después, Jacqueline Roque, que acabaría suicidándose en 1986, le dijo que volviera a meter en su casa las bolsas en que había metido lo que quería que le guardara el electricista, salvo una de ellas que le regaló. “Guárdelo, esa es para usted”, insistió que le dijo la viuda de Picasso, que “hablaba por teléfono dos veces al día” con Danielle Le Guennec, acotó esta.

Una versión que nunca convenció a los herederos del pintor. Las sospechas saltaron nada más presentarse Le Guennec con las obras, en 2010, ante uno de los hijos del autor del Guernica, Claude Ruiz-Picasso, con el objetivo de certificar la autenticidad de parte de los dibujos. Algo que este hizo para, a continuación, presentar con el resto de la familia Picasso una demanda por robo, al considerar improbable que el pintor pudiera haber hecho una donación tan importante.

La justicia les dio la razón en primera instancia y condenó a los Le Guennec a 2 años de prisión, sentencia que fue confirmada en diciembre de 2016. Sin embargo, en marzo de 2018, la Corte de Casación anuló el fallo al considerar que el tribunal no había podido demostrar que las obras “procedieran de un robo” y devolvió el caso al tribunal de Apelaciones, que ahora ha vuelto a ratificar la condena inicial.

Durante la última audiencia, el defensor de los Le Guennec, el abogado estrella parisino Eric Dupont-Moretti, intentó presentar el caso como una “lucha de clases”. Se trata de un regalo que “molesta”, afirmó, porque algunos no conciben que se pueda ofrecer algo tan valioso a gente humilde. “El orden económico y social no quiere que pequeños obreros reciban un regalo así, eso molesta”, declaró a periodistas tras la sesión judicial. Según el abogado, el hecho mismo de que no intentaran vender las obras durante 40 años demostraría que no había intención delictiva alguna y que era algo que consideraban un bien de valor ante todo sentimental.

Una versión rechazada una y otra vez por los abogados de los herederos. Según el abogado de Claude Ruiz-Picasso, Jean-Jacques Neuer, la decisión del tribunal de Apelaciones constituye “el triunfo de la verdad y el fin de una mistificación”, declaró al conocer la sentencia condenatoria.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso) 
 
BICENTENARIO DEL MUSEO DEL PRADO


¿Por qué quería Picasso exponer el 'Guernica' junto a 'Las Meninas'? Diez curiosidades del Museo del Prado


 01_1574185635_155946

Cientos de miles de visitantes, miles de cuadros de diferentes autores -la gran mayoría hombres- y hasta un incendio que realmente no sucedió son algunas de las anécdotas de un Museo del Prado que el 19 de noviembre cumple 200 años.



 001_1574184758_127736

Napoleón, el 'fundador' del Museo del Prado. Carlos III inició numerosos proyectos en relación al progreso científico tanto en España como en las expediciones de las colonias en el continente americano. Su inquietud por la ciencia le llevó a pensar si el Edificio Villanueva sería el lugar idóneo para el Real Gabinete de Historia Natural. Pero finalmente sería Napoleón Bonaparte quien, a su llegada a España, decidiría que Madrid debía contar con un gran museo para Europa. Así, José Bonaparte, en un decreto firmado el 20 de diciembre de 1809, determinaba la fundación en Madrid de un museo de pinturas destinado a albergar las obras más representativas de las escuelas pictóricas españolas. Diez años después, ya con Fernando VII, se inauguraba por primera vez el museo.
 
 
  02_1574184654_909790

El incendio inventado que salvó al museo. A finales del siglo XIX el Museo del Prado estaba en plena decadencia pese a su corta vida. Al gobierno le era indiferente que los trabajadores del museo vivieran dentro de las instalaciones. "Un brasero mal apagado, un fogón mal extinguido, un caldo que hubo que hacer a media noche, una colilla indiscreta… y ¡adiós, Pasmo de Sicilia!, ¡adiós, cuadro de Las lanzas!", escribía De Cavia, consternado, como un Orson Welles prematuro. Su intención, no obstante, no era lúdica, sino reivindicativa: quería colocar en el centro del debate social las malas condiciones de seguridad y prevención que entonces tenía El Prado. Y lo consiguió: todos respiraron aliviados cuando llegaron a las puertas de la pinacoteca y vieron que andaba, aún, impoluta, compacta, llena de valor, memoria y belleza. “Hemos inventado una catástrofe… para evitarla”, escribía al día siguiente De Cavia, desdiciéndose en la performance.
 
 
 03_1574183079_981772

Un rescate histórico. Además de miles de vidas humanas, la Guerra Civil española también se llevó muchas obras de arte consigo. Los constantes bombardeos a la capital ponían en peligro un legado histórico irrecuperable. De esta manera, los Goya, Velázquez y demás obras fueron trasladados a la costa levantina para su posterior movilización hasta la ciudad de Ginebra. En aquel histórico rescate participaron tanto Rafael Alberti  como María Teresa León.
 
 
  04_1574183053_258637
 
Picasso, director del Museo del Prado. Nombrado por Manuel Azaña, los años de Pablo Picasso como director del Museo del Prado coincidieron con la Guerra Civil. Quizá por ello no llegó a ejercer nunca como director. No obstante, cabe destacar cómo el artista contemporáneo más importante de España estuvo al frente de la dirección del museo más relevante y, curiosamente, al margen del arte contemporáneo.
 
 
  05_1574183013_857283

¿El 'Guernica', junto a 'Las Meninas'? El sueño de Picasso estaba claro: El 'Guernica', que mostraba la crudeza de la Guerra Civil y el colaboracionismo nazi con el régimen franquista, debía estar expuesta al lado de 'Las Meninas' de Velázquez. El cuadro, tras exhibirse por todo el mundo, fijó circunstancialmente su residencia en el Museum of Modern Art de Nueva York, donde permaneció hasta su regreso a la España democrática en 1981, siendo depositado en el Prado por deseo expreso del artista -aunque por logística y para respetar la cronología y el reparto de salas del museo, solo se pudo exhibir en el Casón del Buen Retiro-. De esta forma, los cuadros más representativos de la historia española estarían a pocos metros el uno del otro. Actualmente, el 'Guernica' se encuentra en el Reina Sofía pese a las peticiones de su autor de que permaneciera en El Prado.
 
 
  06_1574182978_446544

Un 0,65% de pintoras. Su catálogo tiene 32 pintoras frente a 4.926 pintores. La institución ha declarado su intención de reducir esta brecha de género. La primera exposición de una mujer fue la de Clara Peeters y ahora, con motivo del bicentenario, han organizado una histórica de Lavinia Fontana y Sofonisba Anguissola.
 
 
  07_1574182943_566067
 
El tuitero que recuperó un cuadro olvidado. Las redes sociales han 'democratizado' la burocracia. Pueden y generar presiones a organizaciones e instituciones. De esta manera, el diseñador gráfico Luis Pastor, que cuenta actualmente con 14.000 seguidores, escribió una serie de mensajes en su cuenta de Twitter alentando a la gente a que el Museo del Prado sacara del confinamiento 'El cid' de Rosa Bonheur -un retrato realista que solo había visto la luz una vez desde 1879-.
 
 
  08_1574182896_963504  

La obra más antigua del Museo del Prado. La pintura más antigua son los seis murales de la Ermita de San Baudelio de Casillas de Berlanga, la Capilla Sixtina del arte mozárabe (1125). Son seis fragmentos de pintura mural traspasados a lienzo. Tal y como se explica en la página web del museo, en esta Cacería de liebres, el cazador, a caballo y con el tridente en la mano, azuza tres perros contra las liebres, símbolo de la concupiscencia, para llevarlas hasta la red tendida por él.


 10_1574182785_735891
 
Las majas, las más viajadas. Son dos obras muy codiciadas por los demás museos europeos e internacionales. Aunque en El Prado están expuestos de forma conjunta, no siempre han estado juntas. 'La Maja vestida' de Goya ha recorrido casi 50.000 kilómetros durante la historia del museo debido a préstamos nacionales e internacionales. 'La Maja desnuda', por su parte, 30.000 kilómetros.
 
  
 09_1574182842_805790

Goya, el único que no da la espalda. El museo no solo resalta por el arte que albergan los muros del complejo arquitectónico. El Museo del Prado está rodeado por estatuas, como si protegieran el hogar de sus obras. La más conocida es la de Velázquez, la cual fue construida en 1899 por Aniceto Marinas. Sin embargo, el único que no da la espalda al museo, el único que mira fijamente a la entrada principal, es la estatua de Francisco de Goya -tiene más de 150 cuadros en el museo-.
  
 
elespanol.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 18 de 18
Ir a la página Anterior  1, 2, 3 ... 16, 17, 18



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario