Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
LAS ROSAS DE PIEDRA I Y II, De Julio Llamazares
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje LAS ROSAS DE PIEDRA I Y II, De Julio Llamazares 
 
000_1553451033_338591


Título. LAS ROSAS DE PIEDRA
Autor: JULIO LLAMAZARES
Editorial: ALFAGUARA
publicación: 2008
Prersentación: tapa dura
Nº de páginas: 599
Precio: 24.50 €


Resumen

Un inolvidable viaje por España a través de sus catedrales. «Éste es un viaje en el tiempo y en la geografía. En el tiempo, hacia la época en la que se construyeron esos maravillosos edificios que conocemos como catedrales; y, en la geografía, a través de un país que es un mosaico de regiones tan diferentes como sus paisajes. Lo emprendí cuando empezaba el tercer milenio y lo acabaré algún día, después de haber recorrido todas las catedrales de ese país. La razón de que haya elegido las catedrales para este viaje es muy transparente: la atracción que me han producido siempre esos fantásticos edificios que constituyen las cajas negras de nuestra historia. Conocerlas de verdad y no de paso, vivir dentro de ellas un día para sentir toda su belleza, al tiempo que se descubren sus secretos y leyendas, es lo que he hecho desde hace años para contárselo a mis lectores. A deshojarlas como si fueran rosas de piedra, enormes rosas arquitectónicas surgidas hace cientos de años, he dedicado este libro. Y todo ello sin otra voluntad que la viajera y sin otra intención que la literaria. Esa que sigue la estela de los antiguos viajeros, aquellos que iban buscando la magia que el mundo ofrece a los que lo andan.» JULIO LLAMAZARES


Título. LAS ROSAS DEL SUR
Autor: JULIO LLAMAZARES
Editorial: ALFAGUARA
publicación: 2018
Prersentación: tapa dura
Nº de páginas: 692
Precio: 24.90 €


Resumen

Cuando se cumplen diez años de la publicación de su memorable Las rosas de piedra, Julio Llamazares concluye con este libro el que sin duda es el proyecto literario en español más importante de las últimas décadas: su recorrido por las setenta y cuatro catedrales de España. Como hicieran los viajeros de otra época, después de recorrer todas las del norte, el autor va de Madrid a las islas Canarias, pasando por Extremadura, Castilla-La Mancha, Levante, Andalucía y las Baleares, describiendo de manera minuciosa y con una mirada humanista -no exenta en ocasiones de ironía y crítica-, cada una de las catedrales erigidas en esta zona de la geografía española. Algunas de ellas son visitadas por él por primera vez; otras, redescubiertas. Pero en todas ellas Llamazares sabe hallar ese hilo que las une con las gentes que las visitan por turismo o devoción, por curiosidad o costumbre. Más allá de su esplendorosa arquitectura, estas fascinantes «rosas de piedra» se muestran, en el relato del viajero, como espejos en los que observar las relaciones que existen entre las personas y el paisaje a través del tiempo.


Comentario

Hasta la fecha no había leído nada de julio Llamazares, este primer volumen tuve el placer de leerlo en 2008 al poco de publicarse. Por esa fechas yo iniciaba mis andaduras por Internet, concretamente en el forxerbar.com y estaba iniciando una singladura que por aquel entonces no sospechaba la dimensión que alcanzaría. Realizando una serie de trabajos recopilatorrios de pintores, escultores, arquitectos, Palacios y museo y templos religisos. En estos últimos me inspiré en su experiencia de visitar catedrales, más allá de mi religiosidad que actualmente es escasa, si, como gran admirador del arte. Por eso dediqué una sección a los templos religiosos, donde las catedrales tienen un gran protagonismo. Desde hace ya muchos años, allá por donde voy no dejo de visitar, palacio, museo o catedral que se ponga a mano, tando en España como en mis viajes al extranjero.

Concretamente Julio Llamazares ha visitado las 74 catedrales españolas calificadas como tal, en sus 14 viajes a lo largo de 16 años que ha dedicado a visitar las catedrales, desde 2002 que inició el periplo en Santiago de Compostela y terminando en la semana santa de 2018 en la catedral de La laguna. Personalmente es admirable el esfuerzo, pero mayor reconocimiento es el haber palpado como viajero todos estos grandiosos templos. Eso sí, algunos más que otros, pues nos ha ido describiendo y desmenuzando todas las catedrales, algunas muy modestas, tanto en las ornamentación y su construcción; otras virtuosas y otras grandiosas que actualmente son auténticos museos, cobrando entrada la gran mayoría.

"El autor se encarga de dejar muy claro que, de entre las intenciones que le han llevado a hacer esta trayectoria catredalicia de nuestro país -ya publicado en dos volúmenes-, no está en absoluto la de dar ninguna lección de historia, ni de arte, ni mucho menos de espiritualidad, sino más bien la inclinación, la preferencia que siente por esos mundos que han quedado a desmano de la historia o de la realidad."

Particularmente, por todo esto coincido con Llamazares, pues yo también siento admiración y reconocimiento por los grandes constructores de estos templos y las grandes obras que los habitan, firmadas en un buen número: por grandes maestros de la pintura, la escultura y la imaginería. Por tanto para mí fue un placer inmenso leer la primera parte "LAS ROSAS DE PIEDRA" en 2008, así como la segunda entrega "LAS ROSAS DEL SUR" publicada en 2018.
Un libro, en fin sobre la catedral “como espejismo”, y sobre las relaciones, personas y paisajes que se entretejen a su alrededor.

Julio LLamazares en sus 6 primeros viajes publicados en su primer libro 'Las rosas de piedra' visitó por este orden las catedrales de: Santiago de Compostela, Tuy, Orense, Lugo, Mondoñedo, Oviedo, León, Astorga, Zamora, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Santander, Burgos, Palencia, Valladolid, Ávila, Segovia, El Burgo de Osma, Vitoria, Bilbao, San Sebastián, Pamplona, Tudela, Calahorra, Santo Domingo de la Calzada, Jaca, Huesca, Barbastro, Zaragoza, Tarazona, Albarracín, Teruel, Lérida, Solsona, La Seo de Urgell, Gerona, Vic, Barcelona, San Feliu de Llobregat, Tarrasa, Tarragona y Tortosa. Y siguió en sus 8 siguientes viajes publicados en su segundo libro' Las rosas del sur' con: Madrid, Getafe, Alcalá de Henares, Plasencia, Coria, Badajoz, Toledo, Ciudad Real, Albacete, Cuenca, Sigüenza, Segorbe, Valencia, Orihuela, Murcia, Ciudadela, Palma de Mallorca, Ibiza, Baeza, Jaén, Córdoba, Sevilla, Huelva, Jerez de la Frontera, Cádiz, Ceuta, Málaga, Granada, Guadix, Almería, Las Palmas y La Laguna. Haciendo un total de 74.

Julio Llamazares tiene una manera de escribir muy amena, particular y sin arrrogancia y con sentido del humor, sabe describir como pocos lo que ve, bien sea arte (siempre muy documentado), paisaje, ambientes o simplemente sacando conversación a las gentes con quien se encuentra dentro o fuera de las catedrales. No tiene prejuicios, crítico con la Iglesia, es agudo, socarrón, e ingenioso y un excelente narrador; por eso, las largas horas que he dedicado a leer las 1.300 páginas que componen los dos libros he estado muy entretenido y he aprendido y disfrutado con sus viajes. No creo que nunca llegue a visitar las 74 catedrales como él, pues supongo que muy poca gente lo habrá hecho, pero al menos seguiré en mis viajes emulándole, ya llevo unas treinta y algunas concatedrales, que al viajero -como el autor se denomina- le animó también a visitar para cerrar el ciclo, éstas son 11 más... serían la concatedrales de: Alicante, Baza, Cáceres, Castellón, Ferrol, Guadalajara, Logroño, Mérida, Monzón, Soria y Vigo.


Mi valoración del 1 al 10 es de 10
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 25 Marzo 2019, 13:37; editado 4 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: LAS ROSAS DE PIEDRA I Y II, De Julio Llamazares 
 
Las rosas del sur

El escritor Julio Llamazares, quien en 'Las rosas del sur' (Alfaguara) continúa con su recorrido por España a través de las catedrales, cree que "hay mucha pose e ideología" en los cambios del lenguaje que piden desde distintos colectivos, en especial los que afectan al lenguaje inclusivo.



 00_1553452506_132962

Julio Llamazares. Foto: Cecilia Orueta

La literatura viajera es un curioso fenómeno trasversal de las letras españolas del pasado siglo. Al hilo de la escritura de andar y ver se reconstruyen las inquietudes ideológicas y estéticas encadenadas de la anterior centuria. Se han ido hilvanando la búsqueda noventayochista de una esencia nacional, el esteticismo o la instrumentalización del reportaje al servicio de la denuncia social. Desde la restauración democrática los libros de viaje han recuperado su plena autonomía y las excursiones de Rubén Caba, Juan Pedro Aparicio, Luis Mateo Díez o José María Merino, libres de toda clase de ganga, se centran en observar, sentir y contar. Julio Llamazares (Vegamián, León, 1955) es el más notable de los herederos de esta última tendencia.

En realidad, la impronta del escenario es consustancial a la escritura de Llamazares, como se aprecia ya en sus iniciales obras de ficción, en las novelas Luna de lobos (1985) y La lluvia amarilla (1988). Buena parte de sus trabajos se atienen a los registros canónicos del relato viajero. Entre sus mejores obras están algunas de este género. Magníficos son el símbolo de una decadencia plasmado en un recorrido por las Hurdes portuguesas en Trás-os-Montes y el emotivo viaje a la memoria que lleva a cabo en El río del olvido siguiendo la cuenca del Curueño por la montaña leonesa. Perseverando en tales intereses, este mismo verano ha publicado por entregas en El País un recorrido por los escenarios de nuestra novela picaresca.

  A pesar de una estricta sujeción a la disciplina de andar y ver, este libro posee una fresca andadura narrativa

La afición de “trotamundos” ha llevado a Julio Llamazares a acometer una empresa de notable envergadura, la visita a las setenta y tres catedrales españolas. El empeño se ha dilatado durante dieciséis años largos durante los cuales ha recorrido más de veinte mil kilómetros. De este gozoso esfuerzo ya dio cuenta parcial en el año 2008 al recoger en Las rosas de piedra el examen de las catedrales del norte de España que ahora cierra en Las rosas del sur con la inspección de las situadas en la mitad meridional.

El viajero parte en la segunda entrega de Madrid (con inesperado paseo por el “quijotesco” templo de Mejorada del Campo ) y se dirige a las ciudades episcopales de Extremadura, La Mancha, Levante, el Valle del Guadalquivir, “La frontera de Granada” (incluye Jerez, Cádiz, Ceuta, Málaga, Granada, Guadix, y Almería) y a las sedes insulares de las que llama “catedrales del mar” (Baleares y Canarias).

Julio Llamazares se ciñe con disciplinado rigor al objetivo de describir el monumento correspondiente tras una jornada íntegra dedicada al lugar sagrado, en turno de mañana y tarde. En cada caso, amplía la visita con un recorrido por la ciudad que lo alberga. Se atiene a contar lo que observa, a referir el viaje, a describir el alojamiento o a informar de los apresurados almuerzos. En los templos, los apuntes artísticos e históricos no tienen intención de sustituir a un discurso de arte o de historia. En ellos se fija también en la materia humana, vigilantes, sacristanes o devotos. En las ciudades y pueblos subraya algunos datos peculiares y anota las formas de vida, sobre las que habla con los lugareños. En suma, deja constancia de lo que le ocurre a un viajero sin otra intención que disfrutar de su periplo.

Inevitablemente, una obra de esta clase añade una importante carga documental, pero ésta no tiene intención de crónica socioeconómica y, en todo caso, surge siempre de la experiencia directa y de lo percibido por un observador atento. Los datos se amenizan con algún incidente menor, con noticias privadas (la confesión de claustrofobia) o con el regalo de una anécdota divertida. Lo que importan son las impresiones del viajero. A pesar de una estricta sujeción a la disciplina de andar y ver, Las rosas del sur posee una fresca andadura narrativa. Sin perjuicio de que resulte una obra instructiva. Que no será en puridad un valor literario, pero tampoco algo que sobre.

elcultural.com / europapress.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: LAS ROSAS DE PIEDRA I Y II, De Julio Llamazares 
 
Julio Llamazares: Las rosas del sur


 01_1553453021_736917

“Como todas las drogas, viajar requiere un aumento constante de la dosis”, apuntó John Dos Passos. Sin duda, uno de los más señeros nombres enganchados a esta droga, en este caso sustancia beneficiosa y muy necesaria, es el de Julio Llamazares. El escritor leonés, además de autor de novelas como, entre otras, Luna de lobos o La lluvia amarilla, de sus incursiones poéticas, como en Memoria de la nieve, o de su profusa labor en el ámbito del artículo periodístico -En Babia, Nadie escucha…-, es un impenitente viajero, que después de sus periplos comparte con nosotros su experiencia. El resultado son magníficos libros de viajes que nos ofrecen deleite y conocimiento. Así, en El río del olvido, recorrido del curso del río Curueño en su tierra natal, en las andanzas portuguesas de Tras-os-montes, o en Atlas de la España imaginaria, donde, junto al fotógrafo José Manuel Navia y el ilustrador David de las Heras, nos brinda un sorprendente viaje a lugares, como Jauja, Babia, o las Batuecas, que, además de existir -aunque a veces hayamos creído que no-, tienen una gran carga fantástica.

En 2008, Llamazares publicó Las rosas de piedra, primera parte de una ambiciosa iniciativa en la que se proponía un itinerario por las setenta y cinco catedrales ubicadas a lo largo y ancho de nuestra geografía, una geografía “muy variopinta, como los españoles sabemos bien”. En ese volumen, se ocupó de las catedrales situadas en la mitad norte de nuestro país. Ahora, transcurrida una década, podemos deleitarnos con su continuación –aunque cada libro puede leerse de forma independiente-, donde visita las catedrales de su mitad sur. El viaje arranca con las tres catedrales de Madrid y concluye en Tenerife, y ahora, como señala el propio Llamazares, “las catedrales son menos pero las distancias, mayores, incluyendo las que separan la península ibérica de los archipiélagos balear y canario”.

El “método” es el mismo en las dos entregas: describir cada catedral y la ciudad que la alberga, su paisaje y paisanaje, junto a anotaciones curiosas, útil información, anécdotas… No son, naturalmente, guías de viaje al uso, ni tampoco, aclara el propio autor, libros “de arte ni de historia, ni mucho menos de espiritualidad”. Igualmente, advierte, no pretende “establecer ninguna teoría ni llegar a ninguna conclusión concreta”. En Las rosas del sur, como en Las rosas de piedra, estamos ante conseguidas muestras del libro de viajes, un género muy entretenido y placentero que nos permite desplazarnos sin abandonar nuestro sillón preferido.

elimparcial.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario