Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Santiago Ramón Y Cajal
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Santiago Ramón Y Cajal 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este sexagésimo séptimo trabajo recopilatorio, está dedicado a Santiago Ramón y Cajal. Premio Nóbel de medicina en 1906 por sus descubrimientos acerca de la estructura del sistema nervioso y el papel de la neurona, galardón que compartió con el italiano Camillo Golgi.


 relieve_de_ramn_y_cajal_calle_santa_2
          
Santiago Ramón y Cajal. Nació el 1 de Mayo de 1852 en Petilla de Aragón ( Navarra ). Los primeros años de su vida y sus primeros estudios los realiza en Valpalmas, Ayerbe, Jaca y Huesca. Durante ese tiempo no se destacó como un gran estudiante y por ello su padre lo empleo como aprendiz de barbero y zapatero. Cuando comenzó su carrera de Medicina tampoco se destaco. Por aquella época escribió un libro relacionado con las pedreas que titulo " Estrategia lapidaria ". Se licencio en Medicina por la Universidad de Zaragoza.

El servicio militar lo realizó en la quinta de Castellar marchando a Cuba en 1874. Si bien ascendió a Capitán sufrió un ataque de paludismo y fue declarado inútil. A su regreso a España no consigue, en dos ocasiones, aprobar la oposición a cátedra. Contrae matrimonio con Doña Silvela Fañanas. Es nombrado Director del Museo Anatómico de Zaragoza y en 1883 gana por oposición la Cátedra de Anatomía de la Universidad de Valencia. Dio a conocer sus trabajos sobre la lente del cristalino, la estructura del cartílago y la fibra molecular de los insectos y los vertebrados. Hace famoso su seudónimo " Doctor Bacteria " firmando varios artículos  en revistas técnicas de Zaragoza y Valencia. Realizó trabajos de hipnotismo en el tratamiento de enfermedades nerviosas.

Su fama ya trasciende las fronteras y, concretamente, en Gottingen el profesor Krause se interesa por los trabajos de Ramón y Cajal sobre las células epiteliales de algunas mucosas y la textura de las fibras musculares en los insectos.

En 1887 gana por oposición la Cátedra de Histología de la Universidad de Barcelona. Un año después descubriría las leyes que rigen la morfología y conexiones de las células nerviosas en la sustancia gris el cerebro y de otros órganos. Dos años después publica " Manual de histología normal y técnica micrográfica " y un año mas tarde " Manual de Anatomía Patológica general y resumen de microscopia aplicada a la histología y bacteriología patológicas".  

Concluye sus trabajos y descubrimientos sobre las neuronas, unidad genética delas fibras nerviosas, apéndices protoplásmicos, crecimiento, corteza cerebelosa, fibras nerviosas del corazón, estructura de las circunvoluciones cerebrales, fibras olfatorias, cilindroeje de los granos del cerebelo, fibrilla paralelas de la capa molecular, principio de polarización dinámica de las neuronas, ganglios simpáticos...


 retrato

En 1892 gana por oposición la Cátedra de Histologia Normal y Anatomía Patológica de la Facultad de San Carlos de Madrid. Dos años mas tarde es nombrado Doctor honoris causa en Cambridge. En 1.897 publica " Elementos de histología normal y técnica micrográfica". Ingresa en la Academia de Ciencias con su discurso " Reglas y conejos sobre la investigación biológica ".

En 1898 acontece la guerra con América lo que provocó una gran convulsión y propulsó  el nombre de toda una generación. Ello no le imperio a Ramón y Cajal la publicación de " Algunos detalles sobre la anatomía del puente de Varolio, la estructura del cono terminal de la medula espinal y la red superficial de las células nerviosas centrales. "

La figura de Ramón y Cajal era ya reconocida en el todo el mundo y estaba por encima y al margen de cualquier consideración política hasta el punto de que, pese a la situación bélica con América, recibe una invitación de Clark University de Worcester para pronunciar unas conferencias y con el beneplácito del Gobierno de España accedió a ello.

El Congreso Internacional de Paris le concedió el Premio Moscú. En 1903 preside el Congreso Internacional de Medicina de Madrid. En 1905 es elegido Académico de la Lengua. En 1906 es elegido Premio Nobel de Medicina. En 1907 ingresa en la Academia de Medicina con su trabajo " Regeneración de los nervios ". En 1.909 es nombrado Doctor honoris causa de Lovaina. En 1910 Senador vitalicio. En 1.911 Doctor honoris causa de Cristiania. En 1912 publica un trabajo sobre " La fotografia en colores " y un año mas tarde otro sobre " Estudios sobre degeneración y regeneración del tejido nerviosos". En 1917 publicaría " Recuerdos de m i vida ". En 1921 publica " Charlas de café ". En 1922 el Rey Alfonso XIII le impone la medalla Echegaray. Murio el 17 de Octubre de 1934 en Madrid.


 santiago_ramon_y_cajal

Retrato de Santiago Ramón y Cajal por Sorolla.
 
[color=#0019FF]Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes y contribuya en la divulgación de este ilustre personaje.
[/color]




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Resumen Biográfico:


 cajal_seated_photo

Santiago Ramón y Cajal (nacido en Petilla de Aragón (Navarra), el 1 de mayo de 1852 - muerto en Madrid, 17 de octubre de 1934) fue un histólogo y patólogo español, obtuvo el premio Nobel de Medicina en 1906 por descubrir los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas, una nueva y revolucionaria teoría que empezó a ser llamada la «doctrina de la neurona».


Infancia y juventud

Nacido en 1852 en Petilla de Aragón (Navarra), vivió su infancia entre continuos cambios de residencia por distintas poblaciones aragonesas según el trabajo de su padre, que era médico-cirujano, su familia abandonó su pueblo natal y se mudó a Larrés (1854), Luna (1855), Valpalmas (1856),Cartagena (Murcia)(1858) y Ayerbe (1860). De carácter muy travieso y con una gran determinación, Santiago mostró, desde pequeño, aptitud para las artes plásticas, especialmente para el dibujo.

Su inteligencia y constancia no se reflejó, sin embargo, en su vida como estudiante, ya que detestaba el memorizar de carrerilla. Su espíritu rebelde le cosechaba enemistad entre los frailes que le impartían clase, que empleaban métodos violentos y autoritarios. Realizó los estudios primarios con los jesuitas en Jaca y los de bachillerato en el instituto de Huesca en una época marcada por la agitación social, el destierro de Isabel II y la Primera República, proclamada justo cuando finalizaba sus estudios de bachillerato en Huesca.

Cuando Santiago contaba con 21 años (en 1873) se jactaba de su gran fuerza física, hasta que un compañero de clase le ganó un pulso. Determinado y obstinado a que no sucediera de nuevo, decidió apuntarse en Zaragoza a un gimnasio, donde empezó a practicar culturismo, cuya cuota la pagaba enseñando lecciones de anatomía al dueño del gimnasio. Este deporte le atrajo hasta el punto de llegar ser uno de los mejores culturistas de Zaragoza. Más tarde le ayudó a ganar el duelo a puños por una chica, apodada la "Venus de Milo".


 ram_n_y_cajal_en_en_su_laboratorio_de_valencia

Ramón y Cajal en en su laboratorio de Valencia.



Vida adulta y carrera profesional

Cursó la carrera de Medicina en Zaragoza,donde toda su familia se trasladó en 1870. Cajal se centró en sus estudios universitarios con éxito y, tras licenciarse en medicina, fue llamado a filas.


 b_00007_billetes_50_ptas_cara

50 pesetas de la Republica española, dedicadas a Santiago Ramón y Cajal



Médico en la guerra de Cuba (1873-1876)

Los primeros meses en la milicia transcurrieron en el regimiento de Burgos, acuartelado en Lérida y con la misión de defender los Llanos de Urgel de los ataques de los carlistas.

Durante ésa época, Cuba, colonia española aún, libraba una guerra por su independencia, conocida como Guerra de los Diez Años. En 1874 Santiago fue elegido por sorteo para un puesto en la sanidad militar del ejército español, con grado de capitán y destinado a la isla caribeña.


 00_1424631940_272108

Cajal se sintió atraído por los maravillosos parques y jardines de La Habana, así como por la flora tropical en general, pues se había fascinado por ella por sus lecturas. Tarda poco tiempo en comprobar, sin embargo, que la admirada manigua soñada resultaba insoportable para los europeos. La ausencia de la exuberante fauna y flora que se había imaginado más los omnipresentes mosquitos, propagadores del temido paludismo, consiguieron deshacer por completo el ideal romántico y aventurero que Cajal se había formado.

Su padre le había conseguido algunas cartas de recomendación para conseguir un destino favorable, que él rehusó utilizar, lo que produjo que le enviaran al peor destino posible: la enfermería de Vistahermosa, en el centro de la provincia de Camagüey, una de las más peligrosas de la isla. Esta labor, enmedio de la manigua pantanosa, con soldados enfermos a rebosar de paludismo y disentería, llevó a Cajal al agotamiento físico y a padecer las mismas enfermedades que sus soldados. Cajal sintió la enfermedad en carne propia y, tras una primera convalecencia en Puerto Príncipe, acabó recalando en la enfermería de San Isidro, aún más insalubre que la de Vistahermosa. Fue trasladado de un lugar a otro, hasta que finalmente regresó a España en junio del 1875.


 01_1424631985_184701

Las experiencias en contacto con el sistema administrativo y militar vividas por Cajal en esta estancia ultramarina fueron para él tan amargas como las enfermedades allí contraídas. Cajal tuvo que enfrentarse al caos administrativo, a la incapacidad e inmoralidad de ciertos gobernantes y mandos del ejército, desde el comandante del puesto hasta los cocineros y la oficialidad del destacamento, que tenían la costumbre de sustraer, para sí, la comida y recursos que a los enfermos y heridos faltaban. Amargas experiencias que llevaron a Cajal a solicitar la licencia para abandonar Cuba, atendida el 30 de mayo de 1875, tras ser diagnosticado de "caquexia palúdica grave" y declarado "inutilizado en campaña".

Debió sobornar al funcionario de turno para conseguir recuperar la mitad de sus pagas atrasadas que, de lo contrario, amenazaban con dilatarse indefinidamente. El regreso a España y los cuidados que le propinaron su madre y sus hermanas devolvieron a Cajal progresivamente la salud.


 casa_de_barcelona_de_ram_n_y_cajal_carrer_del_notariat_7_1445094929_322546

 casa_de_barcelona_de_ram_n_y_cajal_carrer_del_notariat_7

Casa de Barcelona de Ramón.y Cajal (Carrer del Notariat, 7)



Inicios de su vocación investigadora


 05_1424632750_489146

El año 1875 marcó también el inicio del doctorado de Cajal y de su vocación científica. Él mismo se costeó su primer microscopio antes de ganar, en 1876, una plaza de practicante en el Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza. Un año después, tras fracasar en varias oposiciones, logró cátedras en distintas facultades de provincia hasta que logró la de Madrid en Histología, donde fue investido doctor. Allí comenzó para Cajal una época de altibajos, con un 1878 terrible, marcado por la enfermedad de la tuberculosis, y un 1879 exitoso, con la obtención de la plaza de Director de Museos Anatómicos de Zaragoza y su boda con Silveria Fañanás García el 19 de julio, con quien tendría siete hijos.

Ganó la cátedra de Anatomía Descriptiva de la Facultad de Medicina de Valencia en 1883, donde pudo estudiar la epidemia de cólera que azotó la ciudad el año 1885. En 1887 se trasladó a Barcelona para ocupar la cátedra de histología creada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona. Fue en 1888, definido por el propio Cajal como su "año cumbre", cuando descubrió los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas de la materia gris del sistema nervioso cerebroespinal


 02_1424632097_290413

Su teoría fue aceptada en 1889 en el Congreso de la Sociedad Anatómica Alemana, celebrado en Berlín. Su esquema estructural del sistema nervioso como un aglomerado de unidades independientes y definidas pasó a conocerse con el nombre de «doctrina de la neurona», y en ella destaca la ley de la polarización dinámica, modelo capaz de explicar la transmisión unidireccional del impulso nervioso.


aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid

 aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid

Aula de Cajal, Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Está ubicado en pleno centro de Madrid, concretamente en la Calle Santa Isabel, junto al Museo Reina Sofía.

En 1892 ocupó la cátedra de Histología e Histoquímica Normal y Anatomía Patológica de la Universidad Central de Madrid. Logró que el gobierno creara en 1902 un moderno Laboratorio de Investigaciones Biológicas en el que trabajó hasta 1922, momento en el que pasa a prolongar su labor en el Instituto Cajal, en donde mantendría su labor científica hasta su muerte.

Entre 1897 y 1904 publicó, en forma de fascículos, su obra magna Histología del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados.


Premios y reconocimientos


 06_1424632224_148687

Tras su regreso, le siguieron otros tantos triunfos e invitaciones, desde la Medalla Helmholtz (1905) hasta el Premio Nacional de Moscú (1900), pasando por los nombramientos de doctor honoris causa de las universidades de Clark, Boston y Cambridge en 1899, el mismo año en el que publicó el tercer fascículo de su Textura del sistema nervioso del hombre y los vertebrados, que se completaría en 1900 y 1901. A partir de esta fecha, el gobierno español crearía también para él el Laboratorio de Investigaciones Biológicas, que dio origen a la Escuela Española de Neurohistología, uno de los centros científicos más importantes del país. Fue nombrado por Franco, a título póstumo en 1952 Marqués de Ramón y Cajal.



Premio Nobel


 foto_13_cajal_recibe_el_premio_nobel

Su trabajo y su aportación a la neurociencia se verían reconocidos, finalmente, en 1906, con la concesión del Premio Nobel de Fisiología y Medicina, galardón que compartió con el médico italiano Camillo Golgi, cuyo método de tinción aplicó Cajal durante años. Tras el premio, Cajal aún publicó muchas obras literarias y biográficas y sus Estudios sobre la degeneración del sistema nervioso. Mientras tanto, se consagró a sus alumnos. Ellos fueron quienes le acompañaron, por expreso deseo del propio Cajal, en su último adiós, ocurrido el 17 de octubre de 1934, poco después de publicar su conocida obra El mundo visto a los ochenta años.



Comunicación del Nóbel


 santiago_ram_n_y_cajal_espa_ol_que_gan_el_premio_nobel_de_medicina

En la mañana del 25 de octubre de 1906, Santiago Ramón y Cajal recibió en Madrid, en su casa de la calle del Príncipe, un telegrama redactado en alemán y firmado por Emil Holmgren, catedrático de la Facultad de Medicina de Estocolmo que decía escuetamente: "Carolinische Institut verliehen Sie Nobel-Preiss".

Días más tarde llegaría la notificación oficial; el Instituto Karolinska de Medicina y Cirugía sueco le otorgaba el Premio Nobel en Fisiología y Medicina, compartido con el italiano Camilio Golgi.

El día 10 de diciembre le hizo entrega del Premio en el aula magna de la Real Academia de Música de Estocolmo el rey Oscar II de Suecia. Cajal en su discurso, pronunciado en francés, expuso de manera clara y sintética los objetivos y los resultados de sus trabajos sobre la estructura del sistema nervioso.

Culminaba con este galardón, a sus cincuenta y cuatro años, la formidable trayectoria de uno de nuestros científicos más relevantes de todos los tiempos.


 fachada_de_la_stockholm_konserthuse

Fachada de la Stockholm Konserthuset, donde se entregan los premios Nobel y Polar Music.

El Premio Nobel, se otorga cada año a personas que hayan hecho investigaciones sobresalientes, inventado técnicas o equipamiento revolucionario o hayan hecho contribuciones notables a la sociedad. Los premios se instituyeron como última voluntad de Alfred Nobel, inventor de la dinamita e industrial sueco. Nobel firmó su testamento en el Club Sueco-Noruego de París el 27 de noviembre de 1895. Se sentía culpable por su responsabilidad como empresario enriquecido a través de una industria productora de dinamita cuyo principal mercado era la minería, pero también la guerra. Ésa puede haber sido la motivación principal de su afamado testamento, quizás unida a la costumbre de la época de realizar acciones para hacer trascender su nombre al morir.



El testamento de Alfred Nobel


 alfrednobel2

Alfred Bernhard Nobel. Según se recoge en el testamento de Alfred Bernhard Nobel:

La totalidad de lo que queda de mi fortuna quedará dispuesta del modo siguiente: el capital, invertido en valores seguros por mis testamentarios, constituirá un fondo cuyos intereses serán distribuidos cada año en forma de premios entre aquéllos que durante el año precedente hayan realizado el mayor beneficio a la humanidad. Dichos intereses se dividirán en cinco partes iguales, que serán repartidas de la siguiente manera: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante dentro del campo de la física; una parte a la persona que haya realizado el descubrimiento o mejora más importante dentro de la química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante dentro del campo de la fisiología y la medicina; una parte a la persona que haya producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura, y una parte a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz. Los premios para la física y la química serán otorgados por la Academia Sueca de las Ciencias, el de fisiología y medicina será concedido por el Instituto Karolinska de Estocolmo; el de literatura, por la Academia de Estocolmo, y el de los defensores de la paz, por un comité formado por cinco personas elegidas por el Storting (Parlamento) noruego. Es mi expreso deseo que, al otorgar estos premios, no se tenga en consideración la nacionalidad de los candidatos, sino que sean los más merecedores los que reciban el premio, sean escandinavos o no.


 emilvonbehring

Emil A. Von Behring (1854-1917). Fue el primer ganador del Premio Nobel de Fisiología o Medicina. El Premio Nobel en Fisiología o Medicina ha sido entregado desde 1901, galardonando a 192 científicos hasta el 2008. En la actualidad (2008) está dotado con 10 millones de coronas suecas (un millón de euros).

Lista completa de premiados, enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:...%ADa_o_Medicina


 nobel_severo_ochoa

Severo Ochoa recogiendo el Premio Nobel de Medicina en 1959

El segundo español Premiado con el Nobel de Medicina fue Severo Ochoa en 1959 por su descubrimiento de los mecanismos de la síntesis biológica de los ácidos ribonucleico y desoxirribonucleico, este galardón fue compartido con el estadounidense Arthur Kornberg.


 santiago_ramn_y_cajal_por_victor_och_1

Busto de Santiago Ramón y Cajal en el CSIF en la calle Serrano de madrid.

El CSIC inauguró el Año de la Ciencia descubriendo sendas estatuas de Ramón y Cajal y Severo Ochoa. Para rendir homenaje al médico Santiago Ramón y Cajal y al bioquímico Severo Ochoa, los dos únicos científicos españoles reconocidos con un Premio Nobel, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha inaugurado sendas estatuas coincidiendo con el centenario de la creación de la Junta de Ampliación de Estudios, germen de lo que hoy en día es el CSIC.

Las dos figuras de bronce, de unos tres metros de altura y otras tres toneladas de peso, han sido realizadas por el escultur Víctor Ochoa, sobrino del Nóbel, y desde hoy lucirán en el patio central de acceso al campus del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en la madrileña calle de Serrano...



Cronología de Ramón y Cajal


 cajal_ochenta_255

1852 - Nace el día 1 de mayo en Petilla de Aragón (Navarra).
1854 - Traslado a Larrés. Nace su hermano Pedro.
1855 - Traslado a Luna.
1856 - Traslado a Valpalmas.
1857 - Nace su hermana Pabla.
1858 - Su padre, Justo Ramón, se doctora en medicina.
1859 - Nace su hermana Jorja.
1860 - Traslado a Ayerbe (Huesca).
1861 - Comienza el Bachillerato en Jaca (Huesca).
1864 - Estudia el bachillerato en Huesca.
1865 - En Ayerbe conoce el ferrocarril y viaja por primera vez en él.
1866 - Tercer curso de bachillerato en Huesca. Trabaja de mancebo de barbería. Abandona los estudios.
1867 - Vuelve a Ayerbe. Aprendiz de zapatero.
1868 - Primeros contactos con la fotografía. Descubre la fotografía en Huesca a través de unos fotógrafos ambulantes.
1869 - Termina el bachillerato en Huesca. Curso preparatorio de medicina en Zaragoza.
1870 - Empieza la carrera de medicina. Traslado familiar a Zaragoza.
1871 - Es nombrado ayudante de disección.
1872 - Profesor ayudante por oposición de anatomía en la Facultad de Medicina.
1873 - Licenciado en Zaragoza. Médico militar, teniente, destinado a Burgos el 3 de septiembre.
1874 - Asciende a capitán y es destinado a Cuba.
1875 - Regresa de Cuba muy enfermo.
1876 - Practicante del hospital Gracia en Zaragoza. Ayudante interino de Anatomía.
1877 - Doctor en Medicina .Profesor auxiliar interino en la Facultad de Medicina de Zaragoza. Conoce a Aureliano. Maestre de San Juan. Se compra su primer microscopio (un microscopio Verick).
1878 - Examen a cátedra de Zaragoza y Granada. Enfermedad pulmonar que cura en el Monasterio de San Juan de la Peña y en el balneario de Panticosa.
1879 - Director de Museos Anatómicos. Se casa con Silveria Fañanás García el 19 de julio. Prepara con su mujer placas fotográficas para vender a fotógrafos.
1880 - Publica su primer trabajo científico. Nace su hija mayor, Fe.
1881 - Segundo trabajo científico.
1882 - Nace su segundo hijo, Santiago.
1883 - Gana la cátedra de Valencia.
1884 -Trasladado a Valencia. Comienza la publicación en fascículos del Manual de Histología. Nace Paula Vicenta, su tercera hija.
1885 - Estudio para la Diputación de Zaragoza, que le regala el microscopio Zeiss. Nace su cuarto hijo, Jorge.
1886 - Escribe Cuentos de vacaciones.
1887 - Cátedra en Barcelona por concurso de méritos. Con Simarro aprende la técnica de tinción de Golgi. Nace su quinta hija, Enriqueta.
1888 - Demuestra la individualidad de las células nerviosas. Edita la Revista Trimestral de Histología Normal y Patológica.
1889 - Congreso de Berlín para presentar sus descubrimientos. Publica el Manual de histología normal y técnica micrográfica.
1890 - Publica Manual de anatomía patológica. Su hermano Pedro es catedrático en Cádiz. Nace su sexta hija, Pilar.
1891 - Expone la ley de polarización dinámica de las neuronas. Muere su hija Enriqueta. Su hijo Santiago enferma.
1892 - Cátedra de histología en Madrid. Nace su séptimo hijo, Luis.
1894 - Es investido doctor honoris causa por la Universidad de Cambridge.
1895 - Miembro correspondiente de las academias de Roma, Viena, París, Lisboa, Berlín,... Elegido miembro de la Real Academia de Ciencias.
1896 - Introduce en sus trabajos el método de Ehrlich.
1897 - Empieza a publicar los fascículos de la Textura del sistema nervioso del hombre y los vertebrados. Discurso de ingreso en la Real Academia de Ciencias. Elegido académico de número de la Real de Medicina. Presidente de la Sociedad Española de Historia Natural.
1898 -Muere su madre, Antonia Cajal.
1899 -Conferencias en la Universidad Clark de los Estados Unidos. Viaja a Alemania, Inglaterra, Francia e Italia.
1900 -Premio Moscú. Director del Instituto Nacional de Higiene Alfonso XIII.
1901 - Le conceden la Gran Cruz de Isabel la Católica. Se crea el Laboratorio de Investigaciones Biológicas. Publica Mi infancia y juventud.
1902 - Empieza a publicarse la revista Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas. Nombrado Consejero de Instrucción Pública. Francisco Tello empieza a trabajar en el laboratorio.
1903 - Congreso Internacional de Medicina en Madrid. Vacaciones en Italia.
Idea el método de tinción de nitrato de plata, sobre el desarrollado por Simarro.
1904 - Publica Textura del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados, su obra más importante.
1905 - Recibe la medalla de oro Helmholtz. Publica Cuentos de vacaciones e Historia de mi labor científica. Muere su padre, Justo Ramón.




1906  - El día 10 de diciembre le conceden el Premio Nobel de Fisiología o Medicina. En ese mismo año Moret le ofrece ser ministro de Instrucción Pública.

1907 - Presidente de la Junta para la Ampliación de Estudios.
1909 - Fellow de la Royal Society.
1910 - Canalejas le nombra senador vitalicio.
1911 - Aparece Histologie du système nerveux de l’homme et des vertébrés.
1912 - Técnica del formol-urano. Muere su hijo Santiago. Se traslada a la casa de Alfonso XII. Publica La fotografía de los colores.
1914 - Estudios sobre la degeneración y regeneración del sistema nervioso. Comandante de la Legión de Honor francesa.
1915 - Con Domingo Sánchez publica: Contribución al conocimiento de los centros nerviosos de los insectos. Se le concede la Gran Cruz de la Orden del Mérito en Alemania.
1916 - Fernando de Castro comienza a trabajar en el laboratorio.
1917 - Recuerdos de mi vida (tomo I: "Mi infancia y juventud"; tomo II: "Historia de mi labor científica")
1918 -Junto a Francisco Tello, publica: Manual técnico de anatomía patológica.
1919 - Sus discípulos fundan el Instituto THIRF.
1920 - Dimite como director del Instituto Alfonso XIII. Decreto de fundación del Instituto Cajal.
1921 - Charlas de café.
1922 - Jubilado de catedrático, se le concede la medalla Echegaray.
1923 - Tercera edición de Recuerdos de mi vida.
1924 - Doctor honoris causa por la Sorbona.
1925 - Enriqueta Lewy sustituye a Irene Falcón como secretaria de Cajal.
1926 -Reconciliación con Pío del Río Hortega.
1930 - Muere su esposa Silveria Fañanás García el 23 de agosto.
1932 - Se inaugura el Instituto Cajal.
Nombrado Presidente de Honor de la Sociedad Española de Historia Natural.
1933 - Publica junto a su discípulo Fernando de Castro el libro "Técnica Micrográfica del Sistema Nervioso", compendio de todas las técnicas histológicas desarrolladas por Santiago Ramón y Cajal y todos los miembros de su escuela hasta entonces. Publica ¿Neuronismo o reticularismo?. Banda de la Orden de la República.
1934 - Publica El mundo visto a los ochenta años...


 cajal_1920_small

Santiago Ramón y Cajal, muere en Madrid el 17 de octubre de 1934



Imágenes Neurologicas de los trabajos de D. Santiago Ramón y Cajal


 6cajal1

Corte transversal de una lámina cerebelosa. Figura semi-esquemática. A y B, células estrelladas de la capa molecular cuyo axon (a) genera nidos terminales en torno de las células de Purkinje (C); b, axón de estos últimos corpúsculos.


 7cajal2

Corte longitudinal de una circunvolución cerebelosa. A: capa molecular; B. capa de las células de Purkinje; D: sustancia blanca; a: rosáceasa de las fibras musgosas; b: soma de las células de Purkinje; c: fibrillas paralelas; d: granos con su axon ascendente.


 08_1445096279_296071

Esquema de la retina de los mamíferos:

   1.- Capa de los conos y los bastones  
   2.- Capa limitante externa  
   3.- Capa de los granos externos  
   4.- Capa flexiforme externa


 9cajal4

Esquema destinado a mostrar los cauces separados a través de la retina del impulso recogido por los conos y bastoncitos de los mamíferos.- a: bastoncitos; b: conos; e: células bipolares para bastón; f: células bipolares para conos.; r, h,g,z : células gangliónicas
A: Células pigmentadas; B: células epiteliales


 ramon_y_cajal_microscopiob_30592_476x316

Santiago Ramón y Cajal: un mal estudiante que llegó a premio Nobel

Los descubrimientos de Santiago Ramón y Cajal delimitaron a la célula como unidad mínima incluso en nuestro sistema nervioso. La imagen corresponde a un grabado a mano de un grupo de neuronas teñidas con tinción de plata por Santiago Ramón y Cajal sobre el año 1900. Gracias a estas imágenes identifico las hendiduras sinapticas (huecos que separan las neuronas pero que permiten su comunicación) así como la estructura polarizada de la neurona. De esta forma ponía fin a la controversia entre la teoría reticular (Defendida por Golgi) y la teoría neuronal (ganadora final y que culmina a su vez la teoría celular) y comenzaba un nuevo área de estudio: la neurología. Sus descubrimientos, marcaron el fin de la “Edad Media” de la Fisiología y abrieron la luz hacia el conocimiento de nuestro órgano más complejo.

Células de la retina. Más info: http://webvision.med.utah.edu/spanish/celulas.html


 cajalhippocampus_modified

Drawing of the neural circuitry of the rodent hippocampus. By Santiago Ramón y Cajal. Histologie du Systeme.


 2dibujo_de_ram_n_y_cajal_de_las_c_lulas_del_cerebelo_de_un_pollo_mostrado_en_estructura_de_los_centros_nerviosos_de_las_aves_madrid_1905

Dibujo de Ramón y Cajal de las células del cerebelo de un pollo, mostrado en "Estructura de los centros nerviosos de las aves", Madrid, 1905.


 1cajal_retina

Dibujo de Ramón y Cajal, extraído de "La retina de los Mamíferos". Madrid, 1900.


 neuronas

Dibujo de neuronas, de Santiago Ramón y Cajal


 3gonzalo_rodriguez_lafora

Gonzalo Rodriguez Lafora (1886-1971). Médico psiquiatra, discípulo de Ramón y Cajal, Marañón y de Simarro, se forma en Alemánia (Ziehen, Kraepelin, Alzheimer), y en Estados Unidos (Franz) y fue amigo y colaborador de Ortega y Gasset en sus empresas culturales. Emigró a México tras la guerra civil, regresando al cabo de unos años a España. Lafora se preocupó por los niños mentalmente anormales, produciendo con ello una divulgación de test psicológicos, como elemento de diagnóstico, y expuso los transtornos más notables y los principios de pedagogía y terapéutica (Saiz,Saiz y Mülberger,1995; Carpintero,1996), con ello, inicia un conocimiento serio de los problemas de los psicopatología infantil, presentando alguna de las pruebas de diagnóstico más relevantes y probando que los procesos psíquicos y la constitución fisiológica guardan estrecha dependencia (Carpintero, 1989).

Lafora fundó luego en Madrid el Instituto Médico Pedagógico y promovió la higuiene mental. Se interesó en la personalidad y la divulgación del psicoanálisis y se aproximó a temas de psicoténia (Saiz,Saiz y Mülberger,1995), pues emplea test y las leyes generales derivadas del análisis de conducta, además emplea la introspección, no ignora los procesos inconscientes, y admite una continuidad entre lo normal y lo patológico. Aprobechó su formación en psicopatología para analizar problemas culturales (Carpintero,1989). También se interesó por la Psicología jurídica e hizo algunos estudios experimentales sobre el sueño (Saiz,Saiz y Mülberger,1995).


Libros de SANTIAGO RAMON Y CAJAL, enlace: http://www.casadellibro.com/libros/...cajal32santiago


Es orgullo de los ayerbenses el haber compartido, en otro tiempo, diez años de la vida del premio nobel de las ciencias D. Santiago Ramón y Cajal, promocionando su recuerdo con este busto en la plaza que lleva su nombre.


 ramn_y_cajal_por_eduardo_carretero_1_2

Busto de Santiago Ramón y Cajal (1852–1934). Esculpido en caliza blanca por Eduardo Carretero (n. 1920) en 1977. Dimensiones aproximadas: 2,40 x 2 x 3,40 metros. Se encuentra en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid


 monument_to_santiago_ramon_y_cajal_parque_del_buen_retiro_madrid

Monumento a Santiago Ramon y Cajal, Parque del Buen Retiro, Madrid.



 santiago_ramn_y_cajal_por_miguel_ang

Enlace interesante dedicado a Don Santiago Ramón y Cajal



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo recopilatorio dedicado al médico-investigador Santiago Ramón y Cajal. Premio Nóbel de medicina en 1906 por sus descubrimientos acerca de la estructura del sistema nervioso. Un personaje excepcional que actualmente aún no tiene un museo en su país.


Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, iqb.es/historiamedicina, madridafondo.blogspot.com.es, nobelprize.org, carlosvega, madrimasd.org, csic.es, uned.es, turismoyarte.com, webvision.med.utah.edu, fuenterrebollo.com, fragmentosnomadas.tumblr.com, campus.usal.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sábado, 17 Octubre 2015, 16:47; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Santiago Ramón Y Cajal 
 
.


30.000 objetos del legado de Cajal se acumulan en una sala de reuniones

Aunque la voluntad de la familia del Nobel era que se crease un museo con sus objetos, los enseres dejaron de estar expuestos desde que el Instituto Cajal cambió de sede en 1984


 000_1445092802_872578

Utensilios de trabajo de Cajal en la sala de reuniones del Instituto Cajal. / ÁLVARO GARCÍA

El mayor legado —más de 30.000 objetos— de Santiago Ramón y Cajal, considerado el padre de la neurociencia y uno de los científicos españoles más importantes de la historia, descansa desde el año 1997 en una sala de reuniones del Instituto Cajal, el mayor centro de investigación en neurobiología de España y dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Aunque la voluntad de la familia del premio Nobel de Medicina de 1906 era que se crease un museo con sus objetos, el legado dejó de estar expuesto desde que el instituto se cambió de sede en 1984.

En el primer edificio del Instituto Cajal, en el cerro de San Blas (Retiro), los enseres de Cajal estaban en el museo: los preparados histológicos, la medalla y el diploma del Nobel, los dibujos artísticos y científicos, los microscopios, las gafas, la toga, el escritorio, la medalla del premio Helmholtz —el galardón más importante a principios del siglo XX— o multitud de diplomas se exhibían en este instituto de investigación, que se construyó por orden del rey Alfonso XIII en 1920.

El museo desapareció cuando el Instituto Cajal se mudó a su sede actual en 1984, en la avenida del Doctor Arce, un edificio que fue inaugurado cinco años después por Javier Solana, entonces ministro de Educación y Ciencia. Aunque en el proyecto inicial del inmueble se dedicaba una parte de la primera planta a la creación del museo, las necesidades de los científicos y de la administración diaria se comieron el espacio.

Los departamentos de gerencia y dirección y una zona en la que se acumulan microscopios y equipos de investigación actuales ocupan, desde la apertura del centro, el espacio que iba a ser destinado a la exposición. La mayoría de los 30.000 objetos de Cajal quedaron relegados así desde 1984 hasta 1997 en un sótano. “Los dibujos estaban en bolsas de plástico, que estropeaban la calidad. Sin mala intención, se les puso un sello en el anverso y se escribieron notas sobre el reverso, de forma que quedaron marcados para siempre. Los diplomas, antes de 1997, estaban doblados en carpetas en el sótano [ahora están en cajas especiales de PH neutro]. Fue un poco caótico”, cuenta Ricardo Martínez, vicedirector del Instituto Cajal.

En 1997, con Martínez como director del centro, el estado del legado mejoró: los objetos pasaron a la sala de reuniones, donde todavía se conservan con la temperatura, la luz y la humedad adecuadas. Desde 1997 hasta 2003 varias administraciones destinaron partidas económicas para trabajos de conservación y restauración. “También tenemos una zona expositiva en la biblioteca desde 1998, con una recreación de lo que sería el estudio de Cajal: está su mesa de trabajo, sus reactivos, sus gafas, la toga [que fue restaurada en 1998] y los cajones en los que estaban los preparados histológicos”, relata Martínez. A la biblioteca, sin embargo, no se puede acceder sin una solicitud previa, de manera que para ver la pequeña exposición, que también cuenta con fotografías y cámaras de principios del XX, hay que pedir una visita al centro.

“Las dos medallas más importantes, la del Nobel y la de Helmholtz, están guardadas en una caja fuerte del [Banco] Santander”, cuenta Martínez. De vez en cuando, el centro de investigación realiza exposiciones temporales con otras administraciones y se le da visibilidad a los enseres de Cajal. Algunas de las últimas, por ejemplo, se realizaron en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza y se está estudiante colaborar con universidades estadounidenses para la exposición de 80 dibujos. “También estoy pensando en hacer una muestra en la Complutense sobre Cajal que se centre en tres aspectos: ciencia, pensamiento artístico y pensamiento social”, adelanta Martínez.


 00_1445092768_511534

El diploma Nobel que recibió Ramón y Cajal en 1906. / ÁLVARO GARCÍA


Sin dinero para el museo

Como el diseño inicial del edificio contaba con un museo que al final no se abrió, en 2002 se terminó un programa museológico coordinado por el CSIC que nunca salió adelante. La solución pasaba por levantar un edificio contiguo que albergaría el museo en la primera planta y contaría con acceso directo desde la calle. “Lo que ocurrió fue que no hubo presupuesto y, por eso, no se construyó el inmueble”, explica un responsable del CSIC.

Otra posibilidad que se estudió para exponer el legado fue traspasar el Instituto Cajal al Instituto de Medicina Molecular Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares, un edificio que costó 40 millones de euros y tiene sus 30.000 metros cuadrados vacíos desde que se terminó su construcción en 2011. Sin embargo, el proyecto de cambio nunca se llevó a cabo.

El legado del premio Nobel de Medicina de 1906 es el buque de insignia del Instituto Cajal. “Los científicos no estamos dispuestos a perderlo. Nuestra investigación es importante y reconocida a nivel mundial, pero el legado de Cajal nos da prestigio. Cuando un investigador viene a nuestro centro, lo primero que quiere es verlo”, explica Martínez.

Para acercarse a los enseres, los investigadores tienen que ir a la sala de reuniones y visitar la biblioteca. Lo llevan haciendo así desde 1997 y, según un responsable del CSIC, lo seguirán haciendo más tiempo: “Mientras no haya un proyecto de museo, no trabajaremos en una solución para el legado Cajal, y en este momento no estamos trabajando en nada porque no hay dinero”.


Ramón y Cajal atrae a la NASA

El Instituto Cajal tiene en el legado del premio Nobel de Medicina de 1906, que se guarda en la sala de reuniones del edificio desde 1997, su mejor patrocinador. En 1998 la agencia espacial NASA participó con este centro en el proyecto Neurolab, que estudiaba los efectos de la microgravedad en el sistema nervioso.

“Se fijaron en nosotros porque somos un buen centro de investigación y querían darle un homenaje a Ramón y Cajal”, opina Ricardo Martínez, vicedirector del centro Cajal.

Desde la base de la NASA en Cabo Kennedy participaron en el proyecto dos científicos españoles del Instituto Cajal, Javier de Felipe y Luis Miguel García-Segura. “En el viaje espacial la NASA llevó 10 preparados histológicos en honor a Cajal”, recuerda Martínez.


elpais.com




 

Es una auténtica vergüenza que Ramón Y Cajal todavía no tenga un museo para venerar y reconocer al mejor científico español, premio Nobel de Medicina de 1906. Su legado lo merece, y más cuando hay por ahí museos insólitos dedicados a temas 'insustanciosos' o personajes con pocos y o ningunos méritos. Y lo peor es que muchos están financiados con fondos públicos... Lamentable y vergonzoso, que todavía un personaje tan brillante, no sea reconocido en su propio país como merece, y sin embargo en otros países occidentales lo respetan y homenajean con frecuencia.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Santiago Ramón Y Cajal 
 
.


Sede del Iustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid


 fachada_de_la_sede_del_iustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid

Fachada de la sede del Iustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Está ubicado en pleno centro de Madrid, concretamente en la Calle Santa Isabel, junto al Museo Reina Sofía.


 ram_n_y_cajal

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), Ramón y Cajalnacido circunstancialmente en Navarra (Petilla de Aragón), pero de ascendencia aragonesa, cursó estudios de medicina en la Universidad de Zaragoza y, tras obtener una plaza de médico en el cuerpo de sanidad militar es destinado a Cuba, donde enfermó de paludismo y solicitó ser repatriado. En la capital aragonesa inició sus tareas investigadoras a la vez que ejercía de médico, hasta que obtuvo la cátedra de anatomía descriptiva en la Universidad de Valencia (1883), para ocupar años después la de Histología en Barcelona (1887). Dos años más tarde presentó en el Congreso de la Sociedad de Anatomía Alemana, en Berlín, sus hallazgos acerca de las células nerviosas y las neuronas, que le abrieron el camino a la recepción, en 1906, del Premio Nobel de Medicina. En 1892 se hizo cargo de las cátedras de Histología y de Anatomía Patológica de la Universidad Central de Madrid, en la calle de Atocha, impartiendo clases en la que hoy se denomina Aula Cajal. En 1902 se crea el Laboratorio de Investigaciones Biológicas, donde pudo proseguir sus investigaciones y estudios y que, con su jubilación en 1922, pasó a denominarse Instituto Cajal, institución a la que dedicó sus últimos años de actividad profesional. - See more at: http://jornadasbibliosalud.isciii.e...h.5iIVNsp9.dpuf


 aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid_03

aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid

 aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid

 aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid_04

 aula_de_cajal_ilustre_colegio_oficial_de_m_dicos_de_madrid_madrid_06

Aula y placa de Cajal, Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid... Más info

Fotos: jornadasbibliosalud.isciii.es / himetop.wikidot.com /himetop.wikidot.com




 

Hace años, por motivos profesionales tuve el placer de asistir a un curso en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid, y además se celebró en la famosa aula donde impartía clase Don Santiago Ramón y Cajal. La verdad se me pusieron los pelos de punta, y francamente me pareció un lugar excepcional... al hilo de la noticia publicada más arriba, creo que el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid sería un sitio ideal para dedicarle un museo y utilizar parte de los 30.000 objetos del legado de Cajal que actualmente se acumulan en una sala de reuniones desde 1984.


  Ahí queda mi propuesta, aunque a buen seguro que a nadie interesará.

 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Santiago Ramón Y Cajal 
 
Cuando Ramón y Cajal iba en taparrabos

Una nueva biografía del premio Nobel es un elogio de la capacidad creativa y el pensamiento crítico



 000_1544365166_401092

Placa fotográfica de Ramón y Cajal (derecha) jugando con un amigo. LEGADO CAJAL

El aragonés Galo Leoz tuvo una de las vidas más largas de la historia. Vivió 110 años y 276 días. Antes de morir en 1990, relató una anécdota de casi un siglo antes, cuando era alumno de Santiago Ramón y Cajal. Mientras el maestro, con tizas de colores, dibujaba en la pizarra las impresionantes neuronas del cerebro que él mismo había descubierto, algunos de sus estudiantes jugaban a las cartas disimuladamente en los rincones del aula. Un día, uno de estos jóvenes, según rememoraba Leoz, se dedicó a pegar un papel de fumar en las alas de una mosca para que volase por la clase dando tumbos, pero el papelillo siempre se soltaba y terminaba en el suelo. Hasta que el viejo profesor, ya una eminencia, dejó de hacerse el tonto y proclamó: “A mí nunca se me caía”.

  Cajal se crió entre labradores analfabetos, fracasó en sus estudios juveniles y trabajó un año de zapatero remendón

Ese era Ramón y Cajal, un genio a la altura de Einstein y Darwin que brotó de la nada en el páramo científico de la España del siglo XIX. Nació en 1852 en la aldea de Petilla de Aragón, se crió entre labradores analfabetos, fracasó en sus estudios juveniles, trabajó un año de zapatero remendón, combatió en dos guerras y acabó estudiando Medicina, comprándose un microscopio de su bolsillo y descubriendo las neuronas, “las mariposas del alma”, cuyo hallazgo mereció el Premio Nobel en 1906.

Una nueva biografía, Cajal. Un grito por la ciencia (Next Door Publishers), escrita por los investigadores José Ramón Alonso y Juan Andrés de Carlos, recupera ahora la asombrosa vida del padre de la neurociencia mundial. Las fotografías que la ilustran, realizadas por el propio Cajal, sirven para demostrar episodios que leídos parecen inverosímiles, como su obsesión juvenil por el culturismo. “De aquella época de necio y exagerado culto al bíceps guardo dos enseñanzas provechosas: es la primera la persuasión de que el excesivo desarrollo muscular en los jóvenes conduce casi indefectiblemente a la violencia y el matonismo”, escribió el científico en sus memorias, Recuerdos de mi vida, publicadas en 1917. “Con las energías corporales ocurre lo que con los ejércitos permanentes: la nación que ha forjado el mejor instrumento guerrero acaba siempre por ensayarlo sobre las naciones más débiles”, reflexionaba.


 00_1544365120_699518

Cajal, en Zaragoza, hacia 1872. LEGADO CAJAL

Cajal se crió en los campos de Aragón, hijo de una madre tejedora, Antonia, y de un padre, Justo, que había sido un pastor analfabeto hasta los 16 años pero aprendió a escribir por su cuenta y terminó doctorándose en Medicina con más de 50 años. “Santiago fue díscolo, mal estudiante, causó continuos enfados a su padre y profesores, se metió en mil peleas con puños y piedras, y estuvo varias veces a punto de matarse (como cuando trepó a un risco para ver los polluelos de un águila y no encontraba la forma de bajar, o cuando saltó sobre el hielo en la balsa congelada de un molino y se hundió en el agua gélida sin encontrar la abertura desde debajo de la gruesa costra de hielo)”, señalan los autores de la nueva biografía.

El libro muestra imágenes de aquella época salvaje, con Cajal en taparrabos, musculado y armado con un arco y flechas fabricadas por él mismo. “Cazábamos con ellas pájaros y gallinas, sin desdeñar los perros, gatos y conejos, si a tiro se presentaban”, recordaba en sus memorias. Sus clases de latín, con 12 años, resumen su infancia: “Allí se alborotaba, se hacían monos, se leían novelas y aleluyas, se fumaba, se disparaban papelitos, se jugaba a las cartas [...]. Llegado el buen tiempo, surcaban el aire, arrojados por manos invisibles, pájaros y hasta murciélagos”.

El volumen de Alonso y De Carlos “quiere ser un homenaje a un hombre singular y un grito a favor de la investigación española”, pero es mucho más. Es, por ejemplo, un canto a la curiosidad en la infancia y a la imposibilidad de predecir el destino de un niño. “Cajal reniega de una educación basada en la memorización, impuesta a voces y repasada a golpes [...]. Cajal critica aquel sistema, que buscaba quebrar la individualidad de los alumnos, acabar con la espontaneidad del pensamiento y exterminar cualquier capacidad creativa y cualquier inicio de un pensamiento independiente y crítico”, subrayan los autores.


 01_1544365095_769290

Autorretrato familiar de Cajal con su esposa, Silveria, y sus hijos, hacia 1895. LEGADO CAJAL

El joven Cajal sentía pasión por el dibujo —"teniendo por varita mágica mi lápiz, forjé un mundo a mi antojo"—, pero sus padres lo consideraban “una distracción nefanda” y le forzaron a estudiar Medicina. Con 21 años, y la carrera ya terminada, se dispuso a cumplir el servicio militar obligatorio, en la tercera guerra carlista y en la guerra de Cuba. Aquella experiencia militar marcó su vida y su patriotismo regeneracionista. “¡Asombra e indigna reconocer la ofuscación y terquedad de nuestros generales y gobernantes, y la increíble insensibilidad con que en todas las épocas se ha derrochado la sangre del pueblo!”, lamentaba. “La media ciencia es, sin disputa, una de las causas más poderosas de nuestra ruina”.

  "Lo más desagradable del automóvil es el escamoteo del paisaje. La celeridad suprime el encanto de la contemplación", lamentaba Cajal hacia 1934

Debilitado hasta rozar la muerte por la malaria, Cajal regresó a España en 1875. Y, con los salarios de la guerra, se compró su primer microscopio. “Los distintos órganos del sistema nervioso [...] son campos de exploración en los que la sed de aventura de Cajal, no saciada en su experiencia juvenil ultramarina, busca compensación”, en palabras del historiador Agustín Albarracín. Cajal se lanzó a desentrañar el cerebro, “la enigmática organización del órgano del alma”, según relató en sus memorias. “Como el entomólogo a la caza de mariposas de vistosos matices, mi atención perseguía, en el vergel de la sustancia gris, células de formas delicadas y elegantes, las misteriosas mariposas del alma, cuyo batir de alas quién sabe si esclarecerá algún día el secreto de la vida mental”.

Hasta Cajal, la comunidad científica pensaba que el cerebro era una red tupida de células nerviosas conectadas entre sí, como una masa difusa. En 1888, el investigador español, por entonces catedrático de la Universidad de Barcelona, demostró la individualidad de cada célula y que la transmisión de los impulsos nerviosos, de los pensamientos, se hacía por contigüidad, no por continuidad. A estas comunicaciones entre neuronas independientes Cajal las llamó “besos”. El ser humano, adivinó el sabio, podía modelar estas conexiones con ejercicio: “Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”.


 02_1544365059_389394

Fotografía de Cajal de su club de amigos en Valencia, hacia 1887. LEGADO CAJAL

Cajal se convirtió rápidamente en una eminencia en España y en el mundo. “En 1925, la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) le ofreció la presidencia de la futura república federal. Cajal se negó, como hizo con los demás ofrecimientos de cargos estrictamente políticos”, señalan Alonso y De Carlos. Por entonces ya era un anciano pasmado ante la revolución tecnológica del siglo XX.

En su libro El mundo visto a los 80 años, publicado días después de su fallecimiento en 1934, Cajal criticaba “el delirio de la velocidad” de las nuevas generaciones, a lomos de coches, trenes y aeroplanos. “Lo más desagradable del automóvil es el escamoteo del paisaje. La celeridad suprime el encanto de la contemplación. Quienes aprendíamos geografía asomados a la ventanilla del tren, debemos resignarnos a ignorar el camino. Y viajar como fardos, entre nubes de polvo y desfiles de árboles amenazadores”, deploraba.

Cajal murió echando de menos el pasado. Su biografía muestra que fue un niño travieso, como casi todos, y un viejo sobrepasado por el progreso, como casi todos. Entre medias, descubrió “la fina anatomía del cerebro humano, con razón considerado como la obra maestra de la vida”.
Oda a los estudiantes fantasiosos

“A Cajal le gustaban los alumnos que habían sido como él, indisciplinados, románticos, inquietos, críticos, polifacéticos”, apuntan los autores de la nueva biografía. El propio investigador lo plasmó en su libro Los tónicos de la voluntad, publicado en 1899. “Harto más merecedores de predilección para el maestro avisado serán aquellos discípulos un tanto indómitos, desdeñosos de los primeros lugares, insensibles al estímulo de la vanidad, que, dotados de rica e inquieta fantasía, gastan el sobrante de su actividad en la literatura, el dibujo, la filosofía y todos los deportes del espíritu y del cuerpo. Para quien los sigue de lejos, parece como que se dispersan y se disipan, cuando, en realidad, se encauzan y fortalecen”, opinaba Cajal.

En sus memorias, recordaba su propia etapa como estudiante: “Mi cuerpo ocupaba un lugar en las aulas, pero mi alma vagaba continuamente por los espacios imaginarios. En vano los enérgicos apóstrofes del profesor, acompañados de algún furibundo correazo, me llamaban a la realidad”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Santiago Ramón Y Cajal 
 
Un Museo Cajal sin Cajal

El Colegio de Médicos de Madrid anuncia una exposición sobre el premio Nobel sin lograr un acuerdo con el CSIC, custodio del legado de 22.000 piezas del descubridor de las neuronas



 000_1550751617_192007
 
Un actor representa a Ramón y Cajal en el aula en la que impartió clase hasta 1922. / Julián Rojas

Uno de los santuarios de la medicina mundial se encuentra en el número 51 de la calle Santa Isabel, en Madrid. Allí, en una pequeña sala con bancos corridos de madera, impartió clases durante 30 años Santiago Ramón y Cajal, un genio internacional a la altura de Albert Einstein que ganó el Premio Nobel en 1906 por descubrir las neuronas del cerebro, “las mariposas del alma”.

Cuando se jubiló, el 1 de mayo de 1922, Cajal dejó en su aula una fotografía firmada que todavía hoy permanece en una pared del edificio madrileño, con esta dedicatoria: "Se ha dicho hartas veces que el problema de España es un problema de cultura. Urge, en efecto, si queremos incorporarnos a los pueblos civilizados, cultivar intensamente los yermos de nuestra tierra y de nuestro cerebro, salvando para la prosperidad y enaltecimiento patrios todos los ríos que se pierden en el mar y todos los talentos que se pierden en la ignorancia”.

  "Necesitamos que el Gobierno impulse un Museo Nacional”, apremia el médico Santiago Ramón y Cajal Agüeras

Casi un siglo después, la institución privada que hoy ocupa el edificio, el Colegio de Médicos de Madrid, ha anunciado que dedicará 1.500 metros cuadrados a la creación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal, con el aula casi intacta del premio Nobel como gran protagonista. El continente —un edificio monumental en el eje museístico de Madrid, junto al Reina Sofía— es espectacular. El enigma es el contenido.

El Colegio de Médicos no ha logrado un acuerdo con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el organismo público que custodia la casi absoluta totalidad del legado del padre de la neurociencia. Son 22.000 piezas —como dibujos, manuscritos, cartas y fotografías— que llevan desde 1989 almacenadas en cajas en una habitación del Instituto Cajal, un centro de investigación del CSIC situado cerca del estadio de fútbol Santiago Bernabéu. Si no hay avances en las negociaciones, el Museo Cátedra Ramón y Cajal será el espacio de Cajal sin la obra de Cajal.
 
“Necesitamos más ambición, que el Gobierno impulse un Museo Nacional”, apremia Santiago Ramón y Cajal, un patólogo del Hospital Universitario Vall d'Hebron, en Barcelona, que comparte nombre con el hermano de su bisabuelo. A su juicio, la sede del Colegio de Médicos —un edificio histórico de gestión privada pero propiedad del Estado— sería “un muy buen sitio” para ese proyecto. Sin embargo, el CSIC maneja otros planes. “El CSIC tiene ya avanzado el proyecto para poder exponer el Legado Cajal”, explica una portavoz del gabinete de la presidenta del organismo, Rosa Menéndez. Tras décadas de olvido y desidia oficial, Madrid podría tener de golpe dos museos dedicados a Cajal, fallecido en 1934.

  “Sería idiota tener más de un Museo Cajal en Madrid”, lamenta el investigador Juan Andrés de Carlos

“Sería idiota tener más de un Museo Cajal en Madrid”, lamenta Juan Andrés de Carlos, un investigador del Instituto Cajal que fue custodio del legado durante una década. “Pero el Colegio de Médicos no ha conseguido absolutamente nada de la presidencia del CSIC”, confirma. El presidente del Colegio, Miguel Ángel Sánchez Chillón, es más optimista: “Queremos que nuestro museo sea un agujero negro que atraiga el legado de Cajal y de su escuela”. Según asegura, cuenta con el compromiso verbal para exponer unas 6.000 piezas procedentes de colecciones familiares de los discípulos del neurocientífico, aunque el sobrino bisnieto puntualiza que “no hay nada cerrado todavía”.

Este miércoles, Sánchez Chillón y la directora general de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini, han presentado los planos del futuro museo. Las obras comenzarán en unas semanas, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, según la institución privada. El caserón de la calle Santa Isabel alberga el Colegio de Médicos desde 1973, pero primero fue la Facultad de Medicina de San Carlos, inaugurada en 1834. Con el legado del CSIC o sin él, la visita merece la pena. “Es como regresar al siglo XIX”, resume Sánchez Chillón. La institución privada ya organiza “visitas teatralizadas”, en las que un actor disfrazado de Cajal guía a los asistentes a través del aula del premio Nobel y del grandioso anfiteatro decimonónico de la antigua facultad.

“Desapruebo, en principio, las estatuas en vida”, afirmó Cajal en un discurso de agradecimiento a la erección de un monumento a su figura en el parque del Retiro, en 1926. “Para aquilatar la obra de un hombre es menester la perspectiva ideal del tiempo, de ese depurador implacable de prestigios y decantador de verdades”, añadió. En el caso de Cajal, el tiempo parece decantar dos museos en la capital.


 00_1550751700_277739

El gran anfiteatro del Colegio de Médicos de Madrid. / Julián Rojas


"Deberían formar un solo museo"

"Mi idea es que el Legado Cajal y los archivos de sus discípulos más importantes deberían formar un solo museo, que fuese un Museo Cajal y de la Escuela Neurológica Española, que ese museo estuviese en Madrid, que a ser posible tuviese la condición de Museo Nacional y que se emplazase en un lugar museístico", opina Fernando de Castro Soubriet, nieto y heredero del médico Fernando de Castro Rodríguez (1896-1967), último discípulo directo de Santiago Ramón y Cajal. "El Colegio de Médicos cumple con varios requisitos: es un lugar histórico, hay disposición, está en un lugar museístico que, además, es cajaliano hasta la médula", expone. De Castro, que además es investigador del Instituto Cajal del CSIC, destaca la "muy buena onda" con el Colegio de Médicos de Madrid, pero reconoce que todavía no han "entrado en los detalles de lo que sería un acuerdo definitivo" para llevar allí el archivo de su abuelo. A juicio de De Castro, el futuro museo debe ser moderno y activo, "no un simple repositorio más o menos bien montado, a la usanza del siglo XIX, con su llave y un diosito que lo controle a su antojo, como ha pasado a veces con el Legado Cajal".


elpais.com



 

Me parece muy mal que el CSIC no done el patrimonio que obra en su poder de Ramón y Cajal, para formar un museo único en el Colegio de Médicos de Madrid, donde impartió clases el premio Nobel. Además la ubicación es perfecta, al estar muy próxima al museo Reina Sofía, por tanto muy accesible para el gran público.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Santiago Ramón Y Cajal 
 
Solo 220 metros cuadrados para exponer la obra del mejor científico español de la historia

El CSIC exhibirá por fin parte de la obra de Santiago Ramón y Cajal, cuyo legado almacenó en 1989 en cajas de galletas y bolsas de plástico


 00_1567699051_306714
 
Una fotografía del Legado Cajal muestra al científico con su familia en Madrid en 1905. CSIC

Santiago Ramón y Cajal hizo un llamamiento a todos los profesores de España el 20 de diciembre de 1899, tras la pérdida de Cuba y Filipinas en el Desastre del 98. “Junto al microscopio, poned la bandera nacional que os recuerde constantemente vuestra condición de guerreros (porque función de guerra, y hermosísima y patriótica, es arrancar secretos a la naturaleza con la mira de defender y honrar a la patria)”, proclamó el investigador. Siete años después, Cajal ganó el Nobel de Medicina por revelar la individualidad de las neuronas, “las mariposas del alma”. Sin embargo, casi un siglo después, en 1989, su amada patria apiló el legado del mejor científico español de la historia en cajas de galletas y de vermú Cinzano en un sótano del madrileño Instituto Cajal, junto al animalario.

Tras tres décadas de olvidos y polémicas intermitentes, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) habilitará por fin una sala en su sede central de Madrid para exponer “la parte más relevante del Legado Cajal”, según confirma un portavoz de la institución a EL PAÍS. El archivo del padre de la neurociencia está compuesto por 22.000 piezas, sobre todo dibujos de células nerviosas, manuscritos, cartas y fascinantes fotografías. Cajal, nacido en 1852 en la aldea navarra de Petilla de Aragón, se veía a sí mismo como un “Robinsón Crusoe” que avanzaba con su microscopio por la isla salvaje del cerebro humano. Los sabios de la época, como el británico Charles Sherrington, tuvieron que aprender español para leer sus asombrosos descubrimientos. Igual que el explorador Américo Vespucio dio nombre a América, Cajal pudo dar su apellido a la neurona. “No se le ha hecho la justicia de darle su nombre”, reconoció Sherrington, ganador del Nobel de Medicina en 1932.

  El CSIC habilitará una antigua biblioteca en su sede madrileña de la calle Serrano

La nueva sala de exposición ocupará 220 metros cuadrados en la antigua biblioteca del Centro de Física Miguel Antonio Catalán, en la calle Serrano, 123, en la sede central madrileña del CSIC. Las obras empezarán a mediados de este mes, según detalla el portavoz del organismo, que prefiere evitar la palabra museo dada la obvia falta de ambición. Todas las fuentes de la institución consultadas admiten que el espacio no está a la altura de Cajal. “Es una buena idea, porque menos es nada”, opina Ricardo Martínez, actual director del Instituto Cajal, el centro del CSIC que gestiona el archivo. Cuando Martínez fue nombrado por primera vez responsable del lugar, en 1996, “el legado estaba en un estado lamentable, con los dibujos metidos en bolsas de plástico y la bata de Cajal colgada en una puerta metálica cerca del animalario”.
 

 01_1567699037_825451

Emplazamiento de la futura sala de exposición en la sede central del CSIC.

En la actualidad, los 22.000 objetos permanecen almacenados en una habitación del Instituto Cajal del CSIC, pero ya inventariados desde 2008 y con condiciones de humedad y temperatura controladas. La medalla de oro del Nobel y otros galardones valiosos están custodiados en una caja fuerte del Banco Santander. El Instituto Cajal es un centro de investigación en neurobiología situado a 15 minutos a pie del estadio de fútbol Santiago Bernabéu, pero el CSIC ha tomado la decisión de trasladarlo al Instituto de Medicina Molecular Príncipe de Asturias, un faraónico edificio de 30.000 metros cuadrados que está vacío desde que se construyó en 2011 en Alcalá de Henares. El resto del legado de Cajal se custodiará allí, según el plan del CSIC, presidido por la química Rosa Menéndez.

Alberto Ferrús, exdirector del Instituto, es muy crítico con el nuevo proyecto. “Una sala de 220 metros cuadrados para Cajal es ridícula. Es una vergüenza que no exista un auténtico Museo Cajal en Madrid”, lamenta.

  "Prefiero que el legado se exponga en una sala de 220 metros cuadrados a que esté embalado en cajas", opina una bisnieta

La última nieta viva del ganador del Nobel, María Ángeles Ramón y Cajal Junquera, falleció en marzo de 2018. En una nota publicada junto al Epistolario (La esfera de los libros) de su abuelo hace un lustro, Angelines se defendió de las acusaciones de haber “secuestrado a Ramón y Cajal” con sus batallas por la propiedad del legado. “Se equivocan aquellos que creen que su figura y memoria histórica, e incluso su nombre, es patrimonio nacional que pertenece a todos los españoles. Santiago Ramón y Cajal, como cualquier español, se pertenece a sí mismo y a sus descendientes”, advirtió la nieta, que llegó a acusar al CSIC de “delitos de apropiación indebida”.

Poco después de su fallecimiento, han nacido dos proyectos para exponer la maltratada obra de Cajal. A comienzos de este año, el Colegio de Médicos de Madrid anunció que dedicará 1.500 metros cuadrados de su sede a la creación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal. Allí, en el número 51 de la calle Santa Isabel, el neurocientífico impartió clase durante 30 años en un aula con bancos corridos de madera que permanece prácticamente intacta.

Ese emplazamiento —un edificio histórico monumental en el eje museístico de Madrid, junto al Reina Sofía— era ideal para un museo nacional dedicado a Cajal y sus discípulos, pero el CSIC ha preferido montar su propia sala de exposición. Tras décadas de olvido, Madrid tendrá de golpe dos museos incompletos consagrados a Cajal. “Esto es un insulto a la inteligencia”, opina Santiago Ramón y Cajal Agüeras, un patólogo del Hospital Universitario Vall d'Hebron, en Barcelona, que comparte nombre con el hermano de su bisabuelo. “Esos 220 metros cuadrados son un espacio totalmente insuficiente. Necesitamos un único museo nacional”, sostiene.

Teresa Ramón y Cajal, bisnieta del genio y oncóloga del hospital barcelonés de la Santa Creu i Sant Pau, es pragmática: “Prefiero que el legado se exponga en una sala de 220 metros cuadrados a que esté embalado en cajas. Ya es más de lo que se ha conseguido en 30 años”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Santiago Ramón Y Cajal 
 
El tesoro del Nobel que acabó a la venta por unos euros en el Rastro

Dos anticuarios compraron un centenar de objetos de Ramón y Cajal a una familia de chamarileros en el mercadillo de Madrid



 000_1567941855_327193

David Barrós y César Calavera posan con el maletín comprado en el Rastro y etiquetado con los apellidos Ramón y Cajal. Albert Garcia

Una mañana de un domingo otoñal de 2017, el anticuario David Barrós madrugó mucho para llegar de los primeros al Rastro de Madrid. Barrós, un barcelonés de 42 años con barba frondosa, gorra irlandesa y gafas de pasta, se quedó petrificado en su primer paseo. Una familia de chamarileros había descargado de su furgoneta cientos de libros de finales del siglo XIX y comienzos del XX, que se apilaban sobre la acera con el lomo hacia arriba. Barrós, nervioso, empezó a hojear los volúmenes. Uno de ellos, El abismo blanco, del uruguayo Miguel Becerro de Bengoa, incluía una dedicatoria del propio autor firmada en 1931: “Para don Santiago Ramón y Cajal, gloria del mundo y orgullo de España”. Aquellos libros tirados por el suelo del Rastro procedían de la biblioteca del hombre que ganó el Nobel de Medicina en 1906 por desentrañar el funcionamiento del cerebro humano.

“Fue emocionante, era como encontrar un tesoro a lo Indiana Jones”, rememora Barrós. Aquella mañana, los chamarileros también exponían dos retratos al óleo, del propio Cajal y de su esposa Silveria Fañanás, y otros objetos de apariencia decimonónica, como una chistera, un maletín de médico y un bastón de dandi. Al lado de Barrós, otro señor parecía interesado en los libros. “Había 500 o 600. Era algo especial. Tenían magia. Empecé a hacer una pila con los que estaban menos destrozados y compré todo lo que pude. Pagué unos 300 euros por 80 libros, muchos de ellos con anotaciones del propio Cajal”, explica. "No sabían lo que tenían entre manos".


 00_1567941835_243749

Libro dedicado a Cajal en 1931 por el escritor uruguayo Miguel Becerro de Bengoa. Calavera Barrós

Barrós y su socio César Calavera son “cazatesoros”. Recorren los mercadillos en busca de joyas despreciadas por ignorancia y luego las revenden por Internet, a coleccionistas o a museos. Tras los 80 libros cajalianos, negociaron un precio más alto por el resto del lote. Ya han revendido todo, excepto el maletín médico, etiquetado con los apellidos Ramón y Cajal y a la venta en la web Todocolección.net por 700 euros.

El antiguo palacete de Cajal está siendo troceado en pisos de lujo después de que sus herederos lo vendieran

La rocambolesca historia que acabó con cientos de libros y objetos de Cajal en el Rastro arranca en el número 64 de la calle Alfonso XII, donde el científico se hizo construir un palacete en el que vivió con su familia desde 1912 hasta su muerte en 1934. El edificio, majestuoso, también fue su laboratorio. En una ocasión, desde su ventana cayó un ojo de un feto con sífilis que el investigador había puesto a secar en el alféizar.

El palacete —en el que durante un siglo vivieron diferentes familiares y que acabó siendo propiedad de ocho herederos— era perfecto para levantar un museo estatal, similar al creado en el taller madrileño del pintor Joaquín Sorolla. Pero los ocho descendientes, muchos de ellos acuciados por inasumibles costes de mantenimiento, decidieron venderlo el 24 de noviembre de 2014. La promotora inmobiliaria Nuevo Concepto, tras un largo tiempo de cortesía para vaciar el edificio, empezó en 2017 las obras para trocear la mansión en seis pisos de lujo, a la venta por 3,2 millones de euros cada uno. Esta semana, los albañiles seguían trabajando en el inmueble.


 01_1567941814_152138

Fachada del palacete de Cajal el pasado 4 de septiembre, todavía en obras. M. A.

Teresa Ramón y Cajal, bisnieta del ganador del Nobel, vivió de niña en el palacete. Su padre, Santiago Ramón y Cajal Junquera, y su tía Angelines fueron los últimos nietos vivos del sabio y los últimos ocupantes del caserón. Los dos, octogenarios y enfermos, se acabaron peleando. Ella quería vender y él no. “Mi padre luchó con uñas y dientes para que no se vendiera, para nosotros fue muy triste”, afirma Teresa, oncóloga del hospital barcelonés de la Santa Creu i Sant Pau.

Santiago Ramón y Cajal Junquera murió a comienzos de 2017, tras una vida consagrada a la medicina. Aquel mismo año, el neurocientífico Ricardo Martínez, director del Instituto Cajal del CSIC, fue a visitar a Angelines, que estaba ingresada en una residencia. Era la única superviviente de su generación. Allí, la nieta de Cajal le contó que había dejado a su cuidadora ecuatoriana a cargo de vaciar el palacete y trasladar los últimos objetos a un piso antes de que comenzaran las obras. “Pásate y mira a ver si te interesa algo”, le dijo Angelines a Martínez, según recuerda él mismo. Fue inmediatamente para allá.


 02_1567941787_713905

Un retrato al óleo de Silveria Fañanás vendido en el Rastro (derecha) aparece también en una foto antigua de Angelines (izquierda), la nieta de Cajal, en su palacete. Calavera Barrós

“Cuando llegué al palacete, en la calle había dos contenedores de obra llenos de cosas: libros, muebles, otros objetos. Cinco o seis operarios habían comenzado ya las obras. Había un batiburrillo y pude salvar lo que pude cargar”, recuerda Martínez, cuya institución custodia las 22.000 piezas del llamado Legado Cajal, el grueso de su producción científica y artística.

Teresa Ramón y Cajal reconoce muchos de los libros y objetos que acabaron a la venta en el Rastro de Madrid. “Estaban en casa de mi tía Angelines”, confirma. En el palacete, la familia directa de Teresa ocupaba un espacio de 400 metros cuadrados, mientras que su tía, fallecida en 2018, vivía en una vivienda similar con puerta independiente. En los últimos años, el caserón estaba prácticamente en ruinas. “Llegaron a dormir vagabundos”, recuerda la bisnieta, que también menciona un misterioso robo en el otoño de 2015. “Mi propia madre encontró a un hombre en la escalera, le preguntó qué hacía allí y él le contestó que estaba cogiendo libros porque la puerta estaba abierta. En realidad, la puerta de Angelines estaba reventada”, afirma Teresa. “Nadie lo denunció a la policía”.



 03_1567941760_341495

Notas de Cajal en el libro 'Evolución y revolución', del francés Élisée Reclus. Calavera Barrós

El investigador Juan Antonio Fernández Santarén, de la Universidad Autónoma de Madrid, empezó en 2008 a buscar las cartas originales de Cajal. El resultado de sus pesquisas, un monumental Epistolario publicado en 2014 en La Esfera de los Libros, incluía una frase escrita por Cajal en un pequeño trozo de papel hallado en su palacete: “Si existe la inmortalidad para el sabio, debe de ser un tormento y llegará un día que le pedirá a Dios la muerte al ver los abusos, los robos que se cometen con sus descubrimientos”.

elpais



 

Una pena como han tratado el legado de Santiago Ramón y Cajal los herederos. Por otra parte en España es lamentable lo mal que se cuida la memoria y legados a sus ciudadanos más ilustres. En otros países por menos los llenan de reconocimientos y honores, pero en este puñetero pais se desprecian, como si estuviesemos sobrados de gente excepcional que darían ejemplo por sus brillantes méritos y sin embargo para mucha gente pasan sin pena ni gloria, eso sí, salvo cantantes, futbolistas y mangantes.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 0 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario