Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Felipe II
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Felipe II 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de héroes e ilustres españoles. Este Trigésimo octavo trabajo recopilatorio, está dedicado al rey Felipe II, hijo de Carlos V, hermanastro de Don Juan de Austria y padre de Felipe III. Impulsor de la construcción del Monasterio del Escorial y otras grandes obras en las artes, la política y las armas. Es uno de los grandes monarcas que ha dado nuestra variopinta nación.

67635616qj2Felipe II. Rey de España y Portugal (Valladolid, 1527 - El Escorial, 1598). Era hijo de Carlos I y de Isabel de Portugal. Durante el reinado de su padre había asumido en varias ocasiones las funciones de gobierno -bajo la tutela de un Consejo de Regencia-, por ausencia del emperador, absorbido por los conflictos de los Países Bajos (1539) y Alemania (1543). En 1554 Carlos I abdicó en él Nápoles y Milán, al tiempo que la boda con María Tudor le convertía en rey consorte de Inglaterra; las abdicaciones del emperador se completaron con la entrega a Felipe de los Países Bajos, Sicilia (1555), Castilla y Aragón (1556). Austria y el Imperio fueron entregados al tío de Felipe, Fernando, quedando separadas las ramas alemana y española de la Casa de Habsburgo.

Felipe II modernizó y reforzó la administración de la Monarquía Hispana, apartándola de las tradiciones medievales y de las aspiraciones de dominio universal que había representado la Monarquía Católica de su padre. Los órganos de justicia y de gobierno sufrieron notables reformas, al tiempo que la corte se hacía sedentaria (capitalidad de Madrid, 1560). Desarrolló una burocracia centralizada, sobre la cual ejercía una supervisión directa y personal de los asuntos.

Pero las cuestiones financieras le sobrepasaron, dado el peso de los gastos militares sobre la maltrecha Hacienda Real; en consecuencia, Felipe hubo de declarar a la Monarquía en bancarrota en tres ocasiones (1560, 1575 y 1596). Alrededor del rey se disputaban el poder dos «partidos»: el del duque de Alba y el que encabezaron primero el príncipe de Éboli y más tarde Antonio Pérez; las luchas entre ambas redes se exacerbaron a raíz del asesinato del secretario Escobedo (1578), culminando con la detención de Pérez y el confinamiento de Alba. Desde entonces hasta el final del reinado, dominó el poder el cardenal Granvela, coincidiendo con la época en que, gravemente enfermo el rey, se alejó de los asuntos de gobierno y delegó en Juntas de nueva creación.

En política exterior, el reinado de Felipe II se inició con la liberación de la Corona de las responsabilidades imperiales (1556), el abandono del proyecto de unión con Inglaterra por la muerte de María Tudor (1558) y las victorias militares de San Quintín (1557) y Gravelinas (1558), que pacificaron temporalmente el recurrente conflicto con Francia (Paz de Cateâu Cambrésis, 1559).

En consecuencia, Felipe II pudo orientar su política hacia el Mediterráneo, encabezando la empresa de frenar el poderío islámico representado por el Imperio Turco; esta empresa tenía tintes de cruzada religiosa, pero también una lectura de política interior, pues Felipe hubo de reprimir una rebelión de los moriscos de Granada (1568-71), musulmanes de sus propios reinos que habían apelado al auxilio turco. Para conjurar el peligro formó Felipe la Liga Santa, en la que se unieron a España Génova, Venecia y el Papado. La resonante victoria que obtuvieron sobre los turcos en la batalla naval de Lepanto (1571) quedó reafirmada en los años posteriores con las expediciones al norte de África.

A finales de la década de 1570, distraída la atención de los turcos por la presión persa en el este, disminuyó la tensión en el Mediterráneo. Ello permitió a Felipe reorientar su política hacia el Atlántico, para atender a la grave situación creada por la sublevación de los Países Bajos contra el dominio español, alentada por los protestantes desde 1568; a pesar del esfuerzo militar que dirigieron, sucesivamente, el duque de Alba, Requeséns, don Juan de Austria y Alejandro Farnesio, las provincias del norte de los Países Bajos se declararon independientes en 1581 y ya nunca serían recuperadas por España.

La orientación atlántica de la Monarquía se acrecentó en 1581, al incorporar el reino de Portugal, aprovechando una crisis sucesoria en la que Felipe II hizo valer sus derechos al Trono mediante la invasión del país, que le convirtió en Felipe I de Portugal. En aquel momento alcanzó la Monarquía su mayor expansión territorial, añadiendo a sus dominios europeos las colonias españolas y portuguesas en América, África, Asia y Oceanía, hasta constituir un imperio en el que «no se ponía el sol».

Aprovechando las guerras de religión, Felipe se permitió también intervenir en 1584-90 en la disputa sucesoria francesa, apoyando al bando católico frente a los protestantes de Enrique de Navarra (el futuro Enrique IV), circunstancia que aprovechó para intentar sin éxito poner en el Trono francés a su hija Isabel Clara Eugenia (nacida del tercer matrimonio de Felipe, con la hija de Enrique II de Francia, Isabel de Valois).

La mayor presencia española en el Atlántico acrecentó la tensión con Inglaterra, manifestada en el apoyo inglés a los rebeldes protestantes de los Países Bajos, el apoyo español a los católicos ingleses y las agresiones de los corsarios ingleses contra el imperio colonial español (protagonizadas por Drake); todo ello condujo a Felipe a planear la invasión de la isla por la Armada Invencible, empresa que fracasó estrepitosamente en 1588, iniciando el declive del poderío español en Europa. Coincidió éste con la vejez y enfermedad de Felipe II, cada vez más retirado en el palacio-monasterio de El Escorial, que había hecho construir en 1563-84.

Al morir le sucedió Felipe III, hijo de su cuarto matrimonio (con Ana de Austria); el primer heredero varón que tuvo (el incapaz príncipe Carlos, hijo de su primer matrimonio con María Manuela de Portugal) había muerto muy joven encerrado en el Alcázar de Madrid y, según la «leyenda negra» que alentaban los enemigos de Felipe II, por instigación de su padre.

Espero que la información recogida sea de vuestro interés.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, Blas De Lezo; Literatura: Séneca; Religiosos: Bartolomé de Las Casas; Emprendedores: Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfias


felipeiisnchezcoello158ba1

Felipe II de Austria (o Habsburgo), llamado El Prudente (Valladolid, 21 de mayo de 1527 – El Escorial, 13 de septiembre de 1598), fue Rey de España[1] desde el 15 de enero de 1556 hasta su muerte, de Nápoles y Sicilia desde 1554 y de Portugal y los Algarves (como Felipe I) desde 1580, realizando una ansiada unión dinástica con Portugal, que duró 60 años. Fue asimismo Rey de Inglaterra, por su matrimonio con María I, entre 1554 y 1558.

Hijo y heredero de Carlos I de España e Isabel de Portugal, era nieto por vía paterna de Juana I de Castilla y Felipe I y de Manuel I de Portugal y María de Castilla por vía materna. Murió a los 71 años de edad el 13 de septiembre de 1598, tras pasar unos años en unas condiciones de vida malas debido a la enfermedad que padecía, y que se agravaba con el paso del tiempo.

Desde su muerte fue presentado por sus defensores como arquetipo de virtudes, y como un monstruo fanático y despótico por sus enemigos. Esta dicotomía entre la Leyenda Negra y la Leyenda Blanca o Rosa fue favorecida por el propio Rey Prudente, que se negó a que se publicaran biografías suyas en vida y ordenó la destrucción de su correspondencia personal con su confesor. Aún hoy en día, la historiografía anglosajona y protestante, representa a Felipe II como un ser fanático, despótico, criminal, monstruo imperialista y genocida. Sus victorias fueron minimizadas hasta lo anecdótico (salvo unos pocos ejemplos como la Batalla de Lepanto) y sus derrotas magnificadas en exceso, a pesar de que no supusieron grandes cambios políticos o militares, como la pérdida de una pequeña parte de la Grande y Felicísima Armada debido a un fuerte temporal, que además los historiadores anglosajones "transformaron" en una gran victoria inglesa.

Durante su gobierno, el Imperio español dirigió la exploración global y la extensión colonial a través del Atlántico y Océano Pacífico, convirtiéndose durante mucho tiempo en el principal país y potencia europea en todo el mundo. Su imperio, el Imperio Español se convirtió bajo su gobierno en el primer imperio global, porque por primera vez un imperio abarcaba posesiones en todos los continentes, las cuales, a diferencia de lo que ocurría en el Imperio Romano o en el Carolingio, no se comunicaban por tierra las unas con las otras.

0felipeiigregorioferro1ox6

Felipe II. Gregorio Ferro. 1776. Real Academia de la Historia. Madrid


Extensión de la Monarquía

Duque de Milán. La bandera con la Cruz de Borgoña es la más característica de las utilizadas por los Tercios Españoles.Tras la muerte, el 1 de noviembre de 1535, de Francisco II, último Sforza, el Ducado de Milán quedó sin soberano. Los reyes de Francia, emparentados con la familia Visconti, reclamaban el ducado. Esta fue una de las causas de las sucesivas guerras italianas. Francisco I vio en la muerte del duque de Milán una nueva oportunidad para hacerse con el territorio, originando una tercera guerra contra Carlos I de España, que acabó con la Tregua de Niza en 1538.

En 1540 el ducado seguía sin soberano, estando a cargo de un gobernador. En un primer momento, el propio Carlos I pensó nombrarse a sí mismo duque, ya que Milán era un Estado feudatario del Sacro Imperio Romano Germánico y, el emperador tenía potestad para conceder el título. Pero esto podría ser considerado un casus belli en Francia, y además, dañaría su imagen de libertador y no conquistador. Entonces decidió conceder el título al príncipe Felipe. El 11 de octubre de 1540 fue investido Felipe como duque de Milán. La ceremonia fue secreta y no se consultó con los príncipes electores para evitar problemas internacionales.

En 1542 estalló una nueva guerra entre Francia y España. Entre las condiciones de la Paz de Crépy, que puso fin a las hostilidades en 1544, se encontraba la boda de Carlos, duque de Orleans e hijo de Francisco I, con la hija de Carlos I, María de Habsburgo (y los Países Bajos y el Franco-Condado como dote), o con la hija del Rey de Romanos Fernando, Ana de Habsburgo (y Milán como dote). La elección fue Milán, pero en 1545 la muerte del duque de Orleans dejó sin validez los acuerdos. Nuevamente de forma secreta el príncipe Felipe fue investido Duque el 5 de julio de 1546.

En 1550 se hizo finalmente público el nombramiento de Felipe y, el 10 de febrero del mismo año, Ferrante Gonzaga, gobernador de Milán, le prestó juramento de fidelidad en su nombre y en el de la ciudad.


escudodefelipeiiyq0 Escudo de Felipe II


Rey de Nápoles

A finales de 1553 se anunció la boda de Felipe con su tía segunda María I de Inglaterra. Pero el problema era que Felipe era únicamente príncipe y duque, y era impensable el matrimonio de la reina con alguien de rango inferior. La solución de Carlos I fue renunciar al Reino de Nápoles en favor de su hijo.

El 24 de julio de 1554 Juan de Figueroa, enviado especial de Carlos I y Regente de Nápoles, llegó a Inglaterra con la investidura formal de Felipe como Rey de Nápoles y Duque de Milán. Al día siguiente se celebraron los esponsales.


felipe2fq9Medallón de Felipe II


Rey de Inglaterra

Rey de Inglaterra. El 25 de julio de 1554 Felipe se casó con la reina María I de Inglaterra. Al final de la ceremonia fueron proclamados:

Felipe y María, por la gracia de Dios, Rey y Reina de Inglaterra, Francia, Nápoles, Jerusalén, Irlanda, Defensores de la Fe, Príncipes de España y Sicilia, Archiduques de Austria, Duques de Milán, Borgoña y Brabante, Condes de Habsburgo, Flandes y el Tirol, en el primero y segundo año de su reinado.

Las cláusulas matrimoniales eran muy rígidas (equiparables a las de los Reyes Católicos) para garantizar la total independencia del Reino de Inglaterra.

Felipe tenía que respetar las leyes y los derechos y privilegios del pueblo inglés. España no podía pedir a Inglaterra ayuda bélica o económica. Además, se pedía expresamente que se intentara mantener la paz con Francia.

Si el matrimonio tenía un hijo, se convertiría en heredero de Inglaterra, los Países Bajos y Borgoña. Si María muriese siendo el heredero menor de edad, la educación correría a cargo de los ingleses. Si Felipe moría, María recibiría una pensión de 60.000 libras al año, pero si fuera María la primera en morir, Felipe debía abandonar Inglaterra renunciando a todos sus derechos sobre el trono.

Felipe, único Consorte Real con título de Rey en la historia de Inglaterra, actuó conforme a lo estipulado en el contrato matrimonial y no se entrometió en el gobierno de su esposa. Durante gran parte de su reinado estuvo ausente, especialmente a partir de 1556 cuando su padre abdicó en él la Corona de España.

El 17 de noviembre de 1558 María murió sin descendencia, dejando Felipe de ser Rey de Inglaterra.


0felipeiidespusdelavictem5

Felipe II después de la victoria de Lepanto ofrece al cielo al príncipe Don Fernando. Lienzo. 335 x 274 cm. Museo del Prado


Soberano de los Países Bajos y Duque de Borgoña

En 1555 Carlos I, anciano y cansado decidió renunciar a más territorios en favor de su hijo Felipe. El 22 de octubre del mismo año, Carlos abdicó en Bruselas como Soberano Gran Maestre de la Orden del Toisón de Oro. Tres días después, en una grandiosa y ostentosa ceremonia ante decenas de invitados, se produjo la abdicación como Duque de Borgoña y Soberano de la Países Bajos.

Carlos pensó que España defendiese desde esos territorios al Sacro Imperio Romano Germánico, más débil que Francia. A diferencia de Castilla, Aragón, Nápoles y Sicilia, los Países Bajos no eran parte de la herencia de los Reyes Católicos, y veían al monarca como un rey extranjero y lejano [cita requerida].

Los Estados del norte pronto se convirtieron en un gran campo de batalla, ayudados por Francia e Inglaterra, que explotaron la situación de rebelión constante de Flandes para debilitar a la Corona Hispánica.


0carlosabdicaensuhijosucb0

Carlos abdica en su hijo sus estados belgas


Rey de España, Sicilia y las Indias

El 16 de enero de 1556, Carlos I en sus habitaciones privadas y sin ninguna ceremonia, cedió a Felipe la Corona de los Reinos Hispánicos, Sicilia y las Indias.

Aunque durante su juventud vivió 12 años fuera de España en Suiza, Inglaterra, Flandes, Portugal, etc. Una vez convertido en Rey de España fijó su residencia en Madrid y potenció el papel de esta ciudad como capital de todos sus reinos.

En 1587 incorporó a la Corona la Orden de Montesa.


0elimperiohispanoportugof2

El Imperio Hispano-Portugués, tras la anexión de Felipe II de Portugal y sus colonias en 1580


Rey de Portugal

El 4 de agosto de 1578, tras la muerte sin descendientes del rey Sebastián I de Portugal en la batalla de Alcazarquivir, heredó el trono su tío abuelo, el cardenal Enrique. Durante el reinado de éste, Felipe II se convirtió, como hijo de Isabel de Avis, en candidato al trono portugués junto a Antonio, el prior de Crato, Caterina de Portugal y Ranuccio I Farnesio. Los principales aspirantes eran Felipe, con el apoyo de la nobleza y el alto clero, y Antonio, apoyado por la gran mayoría del pueblo llano.

A la muerte de Enrique I, Antonio se autoproclamó Rey de Portugal el 24 de julio de 1580. Ante tal hecho, Felipe II reaccionó enviando a un ejército al frente del duque de Alba para luchar contra el prior de Crato y reclamar sus derechos al trono. La batalla de Alcántara culminó una rápida y exitosa campaña militar que obligó a Antonio a huir y refugiarse en las islas Azores (de donde fue desalojado en 1583 tras la batalla de la Isla Terceira).

Una vez tomada Lisboa, Felipe II fue proclamado Rey de Portugal el 12 de septiembre de 1580 con el nombre de Felipe I y jurado como tal por las Cortes reunidas en Tomar el 15 de abril de 1581.

0felipeiielimperiohispaja8

Felipe II El Imperio Hispano-Portugués, tras la anexión de Felipe II de Portugal y sus colonias en 1580.


Cultura y Arte

El gobierno de Felipe II, coincide con la etapa conocida como Renacimiento. Aunque el cambio ideológico no es tan extremo como en otros países; no se rompe abruptamente con la tradición medieval, no desaparece la literatura religiosa, y será en el Renacimiento cuando surjan autores ascéticos y místicos; por ello se habla de un Renacimiento español más original y variado que en el resto de Europa.

La literatura religiosa está encabezada por escritores como: Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, fray Luis de Granada, San Juan de Ávila y fray Juan de los Ángeles.


1cervanteszq2

Miguel de Cervantes empieza a escribir sus primeras obras.

La poesía renacentista de este se dividió en dos escuelas: la Salmantina (Fray Luis de León) y la Sevillana (Fernando de Herrera).


1lopedevegato1

En el teatro destaca la figura de Lope de Vega, que aún acaparará más importancia en el reinado de Felipe III, al igual que Cervantes.

Entre los pintores más famosos destacan El Greco, Tiziano, Antonio Moro o Brueghel el Viejo. Alonso Sánchez Coello fue el pintor de cámara de Felipe II.


1latorredebabel1563yy6

La torre de Babel (1563). Pieter Brueghel el Viejo, (c. 1525 - 9 de septiembre de 1569) es uno de los más grandes pintores flamencos del siglo XVI.

Es el apogeo de los arquitectos españoles, entre los que destacan Juan de Herrera, Francisco de Mora o Juan Bautista de Toledo, que tiene como resultado la aparición de un nuevo estilo, que se caracteriza por el predominio de los elementos constructivos, la ausencia decorativa, las líneas rectas y los volúmenes cúbicos. Este estilo sería bautizado posteriormente como estilo herreriano. Construyeron edificios religiosos y mortuorios como el Monasterio del Escorial o la Catedral de Valladolid; civiles o administrativos como la Casa de la Panadería, o militares como la Ciudadela de Pamplona.

De hecho, a esta época, en la que existen escritores y dramaturgos de gran talla, y acaban de nacer los que destacarán bajo el gobierno de Felipe III, se le conoce como el Siglo de Oro o el apogeo de la cultura española.


0alegoradelaligasantagn3

Alegoría de la Liga Santa. El Greco. También conocido como "La Gloria de El Greco" o "El Sueño de Felipe II". 1577-1580. Óleo sobre lienzo. 140 x 110 cm. Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. El Escorial. Madrid


Política interior

Durante su reinado hizo frente a muchos problemas internos entre los cuales caben destacar: su hijo Carlos, su secretario Antonio Pérez y la guerra de las Alpujarras. También acabó con los focos protestantes en España, localizados principalmente en Valladolid y Sevilla.


0escudodelosaustriasvz7

Escudo de los Austrias


El príncipe Carlos (1545 a 1568) y el problema dinástico

El príncipe Carlos nació en 1545, hijo de su primera esposa María de Portugal con la que se casó dos años antes y la cual murió en el parto. Caracterizado por su desequilibrio mental, de muy posible origen genético pues tenía cuatro bisabuelos (en lugar de los ocho naturales) y seis tatarabuelos (en lugar de dieciséis), tuvo una complexión débil y enfermiza. Fue educado en la Universidad de Alcalá de Henares junto al hermanastro del rey, don Juan de Austria. Conspiró con poco disimulo con los rebeldes flamencos contra su padre. Tras asombrosos escándalos relacionados con esto, como el intento de acuchillar en público al Duque de Alba, fue detenido por su propio padre, procesado y encerrado en sus aposentos. Posteriormente fue trasladado al Castillo de Arévalo donde murió de inanición (se negaba a comer) y en total delirio 1568. Este terrible hecho marcó profundamente, y de por vida, la personalidad del monarca.

De su segundo matrimonio con María Tudor no hubo hijos, pero de su tercer matrimonio con Isabel de Valois tuvo dos hijas, con lo que al morir en 1568 Isabel de Valois y su primogénito Carlos, Felipe II se encontró con 41 años, viudo y sin descendencia masculina. Éste fue uno de los peores años para Felipe II: a la tragedia personal se unían la rebelión en los Países Bajos y las Alpujarras, el avance imparable de la herejía protestante y calvinista en Francia y Europa Central, la piratería berberisca y el resurgir de la amenaza otomana tras el fracaso del Sitio de Malta y la muerte de Solimán el Magnífico.


0felipeiitallerdetizianbb5

Felipe II. Taller de Tiziano. Lienzo. 103 x 82 cm. Museo del Prado

En 1570, Felipe II se casa por cuarta vez, con Ana de Austria, hija de su primo el emperador Maximiliano II, con quien tuvo cuatro hijos, de cuales sólo uno, Felipe (14 de abril de 1578 – 31 de marzo de 1621), futuro Felipe III, llegó a la edad adulta.

Quedando finalmente resuelto el problema de la descendencia, Ana de Austria moriría en 1580. Felipe II no volvería a casarse.


La rebelión en las Alpujarras (1568 a 1571)

En 1567 Pedro de Deza, presidente de la Audiencia de Granada, proclama la Pragmática bajo orden de Felipe II. El edicto limita las libertades religiosas, lingüísticas y culturales de la población morisca.

Esto provoca una rebelión de los moriscos de las Alpujarras que Juan de Austria reduce militarmente.


0rebelindelasalpujarrason5

Rebelión de las Alpujarras, principales focos de la rebelión.



La crisis de Aragón (1590 a 1591) y Antonio Pérez


0antonioprezelsecretariqr7

Antonio Pérez, aragonés, fue el secretario del rey Felipe II hasta 1579, Fue arrestado por el asesinato de Escobedo (hombre de confianza de don Juan de Austria) y por abusar de la confianza real al conspirar contra el rey.

La relación entre Aragón y la corona estaba algo deteriorada desde 1588 por el pleito del virrey extranjero y los problemas en el condado estratégico de Ribagorza. Cuando Antonio Pérez escapa a Zaragoza y se ampara en la protección de los fueros aragoneses, Felipe II intenta enjuiciar a Antonio Pérez mediante el tribunal de la Inquisición para evitar la justicia aragonesa. Este hecho provoca una revuelta en Zaragoza, que Felipe II reduce usando la fuerza.


0antonioprezelsecretaritu9

Antonio Perez Liberado por los Zaragozanos. Este enfrentamiento terminó con la ocupación militar de Aragón, en 1591. A continuación el monarca mandó asesinar, sin ningún tipo de juicio como solia hacer, al Justicia, el personaje más importante del reino, y quitó las libertades a los aragoneses, de las que tanto se enorgullecían.


0alegoranacimientodelinlf4

Alegoría: Nacimiento del infante Don Fernando, hijo de Felipe II. Michele Parrasío. Museo del Prado



Reformas administrativas


0carlosvacaballo1620vanio5

Carlos V a caballo. 1620. Van Dyck. Óleo sobre lienzo. 191 x 123 cm. Galería de los Uffizi. Florencia. Italia

Su padre Carlos I había gobernado como un emperador, y como tal, España y principalmente Castilla habían sido fuente de recursos militares y económicos para unas guerras lejanas, de naturaleza estratégica, difíciles de justificar localmente puesto que respondían a su ambición personal (y aún más, a las ambiciones de la Casa de Austria) y que se habían convertido en carísimas con las innovaciones tecnológicas bélicas. Todo mantenido con los fondos castellanos y con las riquezas americanas, que llegaban a ir directamente desde América a los banqueros holandeses, alemanes y genoveses sin pasar por España.

Felipe II como su padre, fue un rey absolutista, continuó con las instituciones heredadas de Carlos I, y con la misma estructura de su imperio y autonomía de sus componentes. Pero gobernó como un rey nacional, España y especialmente Castilla eran ahora el centro del imperio, con su administración localizada en Madrid. Felipe II no visitó apenas sus territorios de fuera de la península y los administró a través de oficiales y virreyes quizá porque temía caer en el error de su padre, Carlos I, ausente de España durante los años de las rebeliones comuneras; quizá porque, a diferencia de su padre (que aprendió muy mayor el castellano) Felipe II se sentía profundamente español.


0philipiiofspainwl0

Felipe II convirtió España en el primer reino moderno, realizó reformas hidráulicas (presa del Monnegre) y una reforma de la red de caminos, con posadas, con una administración (y una burocracia) desconocida hasta entonces, los administrativos de Felipe II solían tener estudios universitarios, principalmente de las universidades de Alcalá y Salamanca, la nobleza también ocupaba puestos, aunque en menor cantidad. es el siglo de oro de los arquitectos españoles, entre los que destacan Juan Bautista de Toledo o Juan de Herrera, durante el Renacimiento. Ejemplos reseñables de su meticulosa administración son:

En 1561, Felipe II decide trasladar la sede de la corte y convierte Madrid en la primera capital permanente de la monarquía española. Desde entonces, salvo un breve intervalo de tiempo entre 1601 y 1606, bajo el gobierno de Felipe III, en el que la capitalidad pasó temporalmente a Valladolid, Madrid ha sido la capital de España y sede del Gobierno de la Nación.

La Grande y Felicísima Armada, de la que se conocía hasta el nombre del ínfimo grumete, mientras que los ingleses no tienen noticia cierta ni siquiera de todos los barcos que participaron.

Los tercios eran las mejores unidades militares de su época. Creados por su antecesor, Carlos I de España, fueron decisivos para Felipe II en las victorias que obtuvo frente a los franceses, ingleses y holandeses en su reinado (ver apartados correspondientes). Eran expertos en tácticas como el asedio (Asedio de Amberes). Aparte de tener los mejores soldados, también disponía de los mejores generales de su época, tanto en tierra como en el mar. De estos destacan Duque de Alba, Alejandro Farnesio, Álvaro de Bazán y Juan de Austria entre otros.


0juandaustriahi6

Jeromín, conocido como Don Juan de Austria (24 de febrero de 1547 – 1 de octubre de 1578), Hijo de Carlos V y Bárbara Blomberg, por lo tanto hermanastro de Felipe II.


Innovaciones militares en todos los sentidos. Aparición de los arcabuceros y mosqueteros, que combatían junto con los piqueros y la Caballería. Asimismo se disponía de artillería: desde cañones de bronce o hierro colado, medioscañones, culebrinas hasta falconetes. En el aspecto táctico, destaca la utilización de ataques por sorpresa nocturnos (Encamisada). Si se trataba de un asedio, los Tercios realizaban obras de atrincheramiento para rodear la plaza y aproximar los cañones y minas a los muros. Uno de los escuadrones se mantenía en reserva para rechazar cualquier tentativa de contraataque de los sitiados.

En el mar, destacaba la utilización masiva de galeones, ya que su combinación de tamaño, velamen y la posibilidad de transportar armamento y tropas lo hacían idóneo para las largas travesías oceánicas, combinando así la capacidad de transporte de las naves de carga con la potencia de fuego que requerían las nuevas técnicas de guerra en el mar, permitiendo disponer de barcos de transporte fuertemente armados.


0carlosvretratoportiziavs1Carlos V. Retrato por Tiziano, 1532–1533.

Carlos I creó el 27 de febrero de 1537 la Infantería de Marina de España, convirtiéndola en la más antigua del mundo al asignar de forma permanente a las escuadras de galeras del Mediterráneo las compañías viejas del mar de Nápoles. Sin embargo, fue Felipe II el que creó el concepto actual de Fuerza de Desembarco, concepto que aún perdura en nuestros días.

Destinó gran cantidad de dinero para crear la mejor red de espionaje de la época. Es muy conocido el uso de la tinta invisible y de la escritura microscópica por parte de los servicios secretos de Felipe II. Bernardino de Mendoza, fue militar, embajador y jefe de los servicios secretos en diversas regiones del imperio español bajo Felipe II y durante este tiempo estuvo destinado como embajador español en París. Una de las acciones más importantes atribuidas a este antepasado de los actuales servicios secretos, fue el asesinato de Guillermo de Orange a manos de Balthasar Gérard.

Creación del Camino Español, una ruta terrestre para transportar dinero y tropas desde las posesiones españolas en Italia, hacia los países bajos españoles. El comercio con las colonias españolas estaba fuertemente controlado. Por ley, las colonias españolas sólo podían comerciar con un puerto en España (primero Sevilla, luego Cádiz). Los ingleses, holandeses y franceses trataron de romper el monopolio, pero este duró durante más de dos siglos. Gracias al monopolio, España se convirtió en el país más rico de Europa. Esta riqueza permitió sufragar sobre todo las guerras contra los protestantes del centro y norte de Europa. También causó una enorme inflación en el siglo XVI, lo que prácticamente destruyó la economía española.


elcaminoespaolfueutilizpk1

El «Camino Español», fue utilizado por primera vez en 1567 por el duque de Alba en su viaje a los Países Bajos, y el último ejército en circular por él lo hizo en 1622

Felipe II se comunicaba casi diariamente con sus embajadores, virreyes y oficiales repartidos por el imperio mediante un sistema de mensajeros que tardaba menos de tres días en llegar a cualquier parte de la península o unos ocho días en llegar a los Países Bajos.

En 1566 realizó una reforma monetaria con el fin de aumentar el valor del escudo de oro, y se pusieron en circulación diferentes especies de vellón rico.

En 1567 Felipe II encargó a Jerónimo Zurita y Castro reunir los documentos de Estado de Aragón e Italia y juntarlos con los de Castilla en el castillo de Simancas, creando uno de los mayores archivos nacionales de su tiempo.
El gobierno mediante Consejos instaurado por su padre seguía siendo la columna vertebral de su manera de dirigir el estado. El más importante era el Consejo de Estado del cual el rey era el presidente.

El rey se comunicaba con sus Consejos principalmente mediante la consulta, un documento con la opinión del Consejo sobre un tema solicitado por el rey. Asimismo existían seis Consejos regionales: el de Castilla, de Aragón, de Portugal, de Indias, de Italia y de Países Bajos y ejercían labores legislativas, judiciales y ejecutivas.

Felipe II también gustaba de contar con la opinión de un grupo selecto de consejeros, formado por el catalán Luis de Requesens, el castellano duque de Alba, el vasco Juan de Idiáquez, el cardenal borgoñés Antonio Perrenot de Granvela y los portugueses Ruy Gómez de Silva y Cristóbal de Moura repartidos por diferentes oficinas o siendo miembros del Consejo de Estado.

Felipe II y su secretario se encargaban directamente de los asuntos más importantes, otro grupo de secretarios se dedicaba a asuntos cotidianos. Con Felipe II la figura de secretario del rey alcanzó una gran importancia, entre sus secretarios destacan Gonzalo Pérez, su hijo Antonio Pérez, el cardenal Granvela y Mateo Vázquez de Leca.

En 1586 se crea la Junta Grande, formada por oficiales y controlada por secretarios. Otras juntas dependientes de ésta, eran la de Milicia, de Población, de Cortes, de Arbitrios y de Presidentes.


0felipeiiantoniomorotabdx5

Felipe II. Antonio Moro. Tabla. 41 x 31 cm. Museo del Prado


Finanzas

Durante su reinado, la Hacienda Real se declaró en bancarrota tres veces (1557, 1575 y 1596), aunque, en realidad, eran suspensiones de pagos, técnicamente muy bien elaboradas según la economía moderna, pero completamente desconocidas por entonces.

Felipe II heredó una deuda de su padre de unos veinte millones de ducados, y dejó a su sucesor una cantidad que quintuplicaba esta deuda. En 1557, al poco de entrar al poder, la Corona hubo de suspender los pagos de sus deudas. Pero los ingresos de la Corona se doblaron al poco de llegar Felipe II al poder, y al final de su reinado eran cuatro veces mayor que cuando comenzó a reinar, pues la carga fiscal sobre Castilla se cuadruplicó y la riqueza procedente de América alcanzó valores históricos. Al igual que con su predecesor, la riqueza del Imperio recaía principalmente en Castilla, y dependía de los avances a gran interés de banqueros holandeses y genoveses. Por otra parte, también eran importantes los ingresos procedentes de América, los cuales suponían entre un 10% y un 20% anual de la riqueza de la Corona. Los mayores consumidores de ingresos fueron los problemas en los Países Bajos y la política en el Mediterráneo, juntos, unos seis millones de ducados al año.


letrayfirmadefelipeiienxi8

Letra y firma de Felipe II en una carta de 1557. Con la edad, los problemas de las vista y el avance de la gota, su letra a partir de la década de 1580 ...

El estado de las finanzas dependía totalmente de la situación económica castellana. Así entrando Castilla en recesión en 1575, en ese mismo año se produjo una segunda suspensión de pagos. En 1577 se llegó un acuerdo con banqueros genoveses para seguir adelantando dinero a la Corona, pero a un precio muy alto para Castilla, que agravó su recesión. Entre 1576 y 1588 usó la intermediación financiera de Simón Ruiz, que le facilitaba pagos, cobros y préstamos a través de letras de cambio.

Anteriormente a Felipe II ya existían diversos impuestos: La alcabala, impuesto de aduanas; la cruzada impuesto eclesiástico; el subsidio, impuesto sobre rentas y tierras; y las tercias reales, impuestos a órdenes militares. Felipe II además de subir estos durante su reinado, implantó otros, entre ellos el excusado en 1567, impuestos sobre parroquias. De la Iglesia Felipe II consiguió recaudar hasta el 20% de la riqueza de la Corona, lo que supuso la crítica de algunos eclesiásticos.

En 1590 se aprueban en las Cortes los millones, consistentes en ocho millones de ducados al año para los seis siguientes años, éstos se dedicaron para construir una nueva Armada y para la sangrante política militar, esto terminó por arruinar a las ciudades castellanas y fulminar con los ya débiles intentos de industrialización que quedaban. En 1596 se produjo una nueva suspensión de pagos.


0milanofilippoiidoppia1wj1

Milano (Filippo II) Doppia 1594

A la ya malparada situación económica en Castilla que recibió de Carlos I, Felipe II dejó España al borde de la crisis. La vida de los españoles del tiempo era dura: La población soportaba una inflación brutal, p.ej. el precio del grano subió un 50% entre los últimos cuatro años del siglo; la carga fiscal tanto en productores como en consumidores era excesiva. Debido a la inflación y la carga fiscal, cada vez existían menos negocios, mercaderes y empresarios dejaban sus negocios en cuanto podían adquirir un título nobiliario (con su baja carga fiscal). En las últimas Cortes, los diputados protestaron efusivamente ante otra demanda de más dinero por parte del rey, urgiendo por una retirada de los ejércitos de Flandes, buscar la paz con Francia e Inglaterra y concentrar su formidable poder militar y marítimo en la defensa de España y su Imperio. En 1598, Felipe II firmó la paz con Francia, con Flandes no consiguió un acuerdo e Inglaterra no ponía las cosas fáciles con su constante piratería y hostilidad hacia España. La situación se agravaría con Felipe III debido a la reducción de ingresos procedentes de América y se comenzarían a oír aún más voces acerca de que Castilla no podía seguir soportando la carga de tantas guerras y de que el resto de miembros debían también contribuir al bien común.

La presión fiscal en la Corona de Aragón sin ser tan brutal a la de Castilla, no era mucho menor. Pero en este caso, la mayor parte de lo recaudado no iba a formar parte de la Corona española, sino que gracias a la protección de los fueros, pasaban a formar parte de la riqueza de la oligarquía y de la nobleza de esos reinos. El comercio en el Mediterráneo para Aragón (especialmente Cataluña) seguía muy dañado por el dominio turco y la competencia de genoveses y venecianos.

Los ingresos procedentes de otras partes del imperio: Países Bajos, Nápoles, Milán, Sicilia se gastaban en sus propias necesidades. La anexión de Portugal fue económicamente un gran esfuerzo para Castilla, pues pasó a costear la defensa marítima de su extenso Imperio sin aportar Portugal nada al conjunto.

La mayoría de historiadores coincide en subrayar que la situación de pobreza que sumió al país al final de su reino está directamente relacionada por la carga del Imperio y su papel de defensor de la cristiandad. Durante el reinado de Felipe II apenas hubo un respiro en el esfuerzo militar. Hubo de compaginar dos durante la mayor parte de su reino: el Mediterráneo contra el poder turco y los Países Bajos contra los rebeldes. Al final de su reino contaba con tres frentes simultáneos: Los Países Bajos, Inglaterra y Francia. La única potencia capaz de soportar esta carga en el siglo XVI era España, pero con unos beneficios discutibles y a un precio muy alto para sus habitantes.


estatuadefelipeiideespacp7

Estatua de Felipe II de España (1527–1598) en los Jardines de Sabatini de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Felipe de Castro (1711–1775) entre 1750 y 1753.



CONTINUA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 18 Febrero 2009, 12:43; editado 3 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Felipe II 
 
... CONTINUACIÓN



medallndefelipeiiplazadh

Medallón de Felipe II. Plaza de España. Sevilla


felipeiitiziano15501551jq5

Felipe II. Tiziano. 1550-1551. Óleo sobre lienzo. 193 x 111 cm. Museo del Prado


0labatalladelepantoporpzf8

La batalla de Lepanto por Paolo Veronese.


batalladelepanto1571wi4

Batalla de Lepanto (1571).



Política exterior


Caracterizada por sus guerras contra: Francia, los Países Bajos, el Imperio turco e Inglaterra.


Guerras con Francia

Mantuvo las guerras con Francia, por el apoyo francés a los rebeldes flamencos, obteniendo grandes victorias en San Quintín y Gravelinas (1558). La primera de ellas ocurrió el 10 de agosto de 1557, festividad de San Lorenzo, en recuerdo de lo cual hizo edificar el Monasterio de El Escorial, edificio con planta en forma de parrilla (1563–1584). En este monumental edificio, el más grande de su tiempo (y llamado entonces la octava maravilla del mundo), están enterrados desde entonces casi todos los reyes españoles.

En la Paz de Cateau-Cambrésis de 1559, Francia reconoció la supremacía hispánica, los intereses españoles en Italia se vieron favorecidos y se pactó el matrimonio con Isabel de Valois. Los problemas continuaron a partir de 1568 por el apoyo a los rebeldes flamencos de los hugonotes franceses.

Al término de las guerras italianas en 1559, la Casa de Austria había conseguido asentarse como la primera potencia mundial, en detrimento de Francia. Los estados de Italia, que durante la Edad Media y el Renacimiento habían acumulado un poder desproporcionado a su pequeño tamaño, vieron reducido su peso político y militar al de potencias secundarias, desapareciendo algunos de ellos.

En 1582 Álvaro de Bazán, el mejor marinero de la época, derrota a una escuadra de Corsarios franceses en la Batalla de la Isla Terceira, en la que se emplearon por primera vez en la historia fuerzas de infantería de tierra para la ocupación de playa, barcos y terreno, lo que se considera como «el nacimiento de la Infantería de Marina»


lvarodebaznmarqusdesantxu7

Álvaro de Bazán y Guzmán (Granada, España; 12 de diciembre de 1526 – Lisboa, Portugal; 9 de febrero de 1588), primer marqués de Santa Cruz, en referencia a la localidad manchega de Santa Cruz de Mudela, militar y almirante español, caballero de la Orden de Santiago.



Conflictos con los Países Bajos

Los Países Bajos fueron dejados a Felipe II en herencia por su padre, Carlos I, en unión del Franco Condado, para que España, la nación más poderosa del mundo, defendiera al Imperio de Francia. Por esta razón, era un punto a la vez estratégico y de debilidad para Felipe II. Estratégico pues a mediados del siglo XVI Amberes era el puerto más importante de Europa del norte, que servía como base de operaciones a la Armada española, y un centro donde se comerciaba con bienes de toda Europa y se vendía la lana castellana. Lana, de oveja merina, procesada en los Países Bajos que, vendida a precios razonables, llegaría manufacturada a España, con el correspondiente valor añadido, pero menor que si hubiera sido manufacturada en la península puesto que allí la mano de obra era más barata.

0distintossoldadosdelosaq5

Distintos soldados de los Tercios.

Una debilidad, pues para los Países Bajos no sólo supuso un cambio de rey sino también un cambio de «dueño», pasaron de formar parte de un imperio a formar parte del reino más poderoso de la época. A diferencia de Castilla, Aragón y Nápoles, los Países Bajos no eran parte de la herencia de los Reyes Católicos, y veían a España como un país extranjero. Así lo sentían los propios ciudadanos de los Países Bajos, pues veían, a diferencia de Carlos I a un Rey extranjero (nacido en Valladolid, con la Corte en Madrid, nunca vivía en aquellos territorios y delegaba su gobierno). A esto hay que añadir el choque religioso que se estaba gestando dentro de Flandes, y que sería azuzado por la posición de Felipe II en el plano religioso, las guerras de religión volvían al corazón de Europa después de la Guerra de los Treinta Años.

Gobernados por su hermana Margarita de Parma desde 1559, se encaró a los nobles rebeldes que pedían una mayor autonomía y a los protestantes que exigían el respeto a su religión dando inicio a la Guerra de los Ochenta Años. Sin embargo, Felipe II era de otra opinión. El Rey quería aplicar los acuerdos tridentinos, como había exigido a Catalina de Médicis en Francia contra la nobleza hugonota francesa.

0felipeiicaracterizadocju6

Felipe II caracterizado como Salomón (Lucas de Heere, 1559), Catedral de San Bavón en Gante.

Al conocer en los Países Bajos la decisión de aplicar los acuerdos tridentinos, las mismas autoridades civiles se mostraron reacias a aplicar las penas dictadas por los inquisidores y, fruto de un gran malestar, comenzó un ambiente de revolución. La baja nobleza se concentró en Bruselas el 5 de abril de 1566 en el palacio de la gobernadora, siendo despreciada como mendigos, adjetivo que tomarían los siguientes nobles en sus reivindicaciones, vistiéndose como tales. Los miembros del compromiso de Breda mandan a Madrid a Floris de Montmorency, Barón de Montigny, y luego al Marqués de Berghes, que ya no volverían.

Tras aumentar la tensión y los conflictos en Amberes, la gobernadora pidió al Guillermo de Orange que pusiera orden, aceptando éste de mala gana pero pacificando la ciudad.

El Príncipe de Orange, el Conde de Egmont y el Conde de Horn volvieron a pedir a Margarita de Parma más libertad. Ella se lo hizo saber a su hermano, pero Felipe II no cambiaba de opinión y avisaba de sus intenciones al Papa:

... podéis asegurar a Su Santidad que antes de sufrir la menor cosa en perjuicio de la religión o del servicio de Dios, perdería todos mis Estados y cien vidas que tuviese, pues no pienso, ni quiero ser señor de herejes...

Antes de que llegaran estas noticias, el 14 de agosto un grupo de incontrolados calvinistas asaltó la principal iglesia de Saint-Omer. Le siguió una rebelión generalizada en Ypres, Courtrai, Valenciennes, Tournai y Amberes.

Felipe II recibió a Montigny y le prometió convocar al Consejo de Estado. El 29 de octubre de 1566, el Rey convocó a los consejeros más allegados: Éboli, Alba, Feria, el Cardenas Espinosa, don Juan Manrique y el conde de Chinchón, junto con los secretarios de Estado Antonio Pérez y Gabriel Zayas. El acuerdo fue proceder de manera urgente, y, pese a las diferencias en la forma, el monarca optó por la fuerza. Así se acordó mandar al Tercer Duque de Alba a sofocar las rebeliones. Este hecho propició un enfrentamiento entre el Príncipe Don Carlos y el Duque de Alba, puesto que el heredero se veía desplazado de sus asuntos.

El 28 de agosto el Duque de Alba llega a Bruselas. El Duque de Alba —al frente del ejército— efectuó rápidamente una durísima represión ajusticiando a los nobles rebeldes, lo que propició la dimisión de Margarita de Parma como gobernadora de los Países Bajos, dimisión al punto aceptada por su hermano el Rey. Además, el 9 de septiembre, Egmont y Horn fueron prendidos, y degollados el 5 de junio de 1568.

Felipe II buscó soluciones con los nombramientos de Luis de Requesens, Juan de Austria (fallecido en 1578) y Alejandro Farnesio que consiguió el sometimiento de las provincias católicas del sur en la Unión de Arras. Ante esto los protestantes formaron la Unión de Utrecht.


0labanderaconlacruzdeboii6

La bandera con la Cruz de Borgoña es la más característica de las utilizadas por los Tercios Españoles

El 26 de julio de 1581, las provincias de Brabante, Güeldres, Zutphen, Holanda, Zelanda, Frisia, Malinas y Utrech, anularon en los Estados Generales, su vinculación con el Rey de España, por el Acta de abjuración, y eligieron como soberano a Francisco de Anjou.

Pero Felipe II no renunció a esos territorios, y el gobernador de los Países Bajos Alejandro Farnesio, inició la contraofensiva y recuperó a la obediencia del rey de España de gran parte del territorio, especialmente tras el asedio de Amberes, pero se parte de ellos se volvieron a perder tras la campaña de Mauricio de Nassau.

Antes de la muerte del Rey de España, el territorio de los Países Bajos, en teoría las diecisiete provincias, pasó conjuntamente a su hija Isabel Clara Eugenia y su yerno el archiduque Alberto de Austria por el Acta de Cesión de 6 de mayo de 1598.

0felipeiiporalonsosncheej7

Felipe II, por Alonso Sánchez Coello.


Problemas con Inglaterra  

Luchó contra la corona inglesa por motivos religiosos, por el apoyo que ofrecían a los rebeldes flamencos y por los problemas que suponían los corsarios ingleses que robaban la mercancía americana a los galeones españoles en la zona del Caribe a partir de 1560.[7] Así pues, los principales escenarios de los combates serían el Atlántico y el Caribe.

Se ha mostrado en varias obras literarias y especialmente en películas el agobio causado por la continua piratería inglesa y francesa contra sus barcos en el Atlántico y la consecuente disminución de los ingresos del oro de las Indias. Sin embargo, investigaciones más profundas[8] indican que esta piratería realmente consistía en varias decenas de barcos y varios cientos de piratas, siendo los primeros de escaso tonelaje, por lo que no podían enfrentarse con los galeones españoles, teniéndose que conformar con pequeños barcos o los que pudieran apartarse de la flota.

En segundo lugar está el dato según el cual, durante el siglo XVI, ningún pirata ni corsario logró hundir galeón alguno; además de unas 600 flotas fletadas por España (dos por año durante unos 300 años) sólo dos cayeron en manos enemigas y ambas por marinas de guerra no por piratas ni corsarios.

La ejecución de la reina católica de Escocia, María Estuardo, le decidió a enviar la llamada Grande y Felicísima Armada (en la Leyenda Negra, Armada Invencible) en 1588, la cual fracasó. El fracaso posibilitó una mayor libertad al comercio inglés y holandés, un mayor número de ataques a los puertos españoles —como el de Cádiz que fue incendiado por una flota inglesa en 1596— y, asimismo, la colonización inglesa de Norteamérica.A partir de estos hechos y hasta el final de la guerra, España e Inglaterra consiguieron victorias a la par en los combates navales librados por ambos reinos, tanto en la mar como en tierra. Con lo que la guerra se mantuvo en un empate de pérdidas de recursos para los países hasta el final. Mientras los ingleses saqueaban las posesiones españolas y no consiguieron nunca el objetivo de capturar una flota de Indias, la Armada española se preparó sin mucho éxito para invadir Inglaterra, repelió algún ataque inglés y los corsarios españoles capturaban toneladas de mercancías de barcos ingleses. Los ataques ingleses ( y de piratas o corsarios a sueldo suyo) solían acabar en fracasos con pérdidas nada desdeñables, entre los que destaca el fracaso de la Armada Inglesa o Contraarmada. La situación se equilibró, hasta que Felipe III firmó el tratado de Londres en 1604, con Jacobo I, sucesor de Isabel I. En algunas de las expediciones bajo su mando, se llegó a desembarcar en el sur de Inglaterra o en Irlanda (Carlos de Amésquita desembarcó en 1695 en el sur de Inglaterra).

0felipeiisofonisbaanguigh9

Felipe II. Sofonisba Anguisciola. Museo del Prado

Felipe II refuerza urgentemente su escuadra, encarga doce nuevos galeones y para 1591, la reconstituida columna vertebral de su armada ya dispone de diecinueve de estos buques, entre los que encontramos tres nuevos, dos capturados a los ingleses, y cuatro veteranos supervivientes de Portugal [...] Alonso de Bazán, hermano del fallecido Álvaro de Bazán, procede contra Thomas Howard con una flota de 55 velas, logrando atrapar a los ingleses entre Punta Delgada y Punta Negra [...] Los ingleses huyen , pero el galeón Revenge [...] es abordado y apresado. [...] En 1595 (los ingleses) preparan la definitiva toma e instalación de una base en Panamá [...] con una flota de 28 barcos. Pero las cosas no fueron bien para los piratas [...] Al mando de Drake, marchan a Panamá, y es allí donde concluye su existencia sir Francis [...] Después de diversas vicisitudes, tan sólo ocho barcos de la expedición lograron regresar a la patria. Tras la contraofensiva inglesa Carlos de Amezquita desembarca en las costas de Cornwall [...] Siembra el Pánico en Pezance y otras localidades cercanas y se retira. [...]

Víctor San Juan. La batalla naval de las Dunas. 2007. (págs. 66 y 67)

Además, un sistema sofisticado de escolta y de inteligencia frustraron la mayoría de los ataques corsarios a la Flota de Indias a partir de la década de 1590: las expediciones bucaneras de Francis Drake, Martin Frobisher y John Hawkins en el comienzo de dicha década fueron derrotadas.

0retratodefelipeiiporalfl3

Retrato de Felipe II, por Alonso Sánchez Coello (c. 1570). Óleo sobre lienzo, 88 x 72 cm Museo del Prado (Madrid).


Guerras con el Imperio Otomano

Turquía, que ya había sido contrincante de Carlos I de España, se vuelve a enfrentar al imperio español. Inicia el Sitio de Malta , en 1565, que será fallido y además es considerado como uno de los asedios más importantes de la historia militar y desde el punto de vista de los defensores, el más exitoso. Sin embargo, anteriormente, en 1560, la flota turca; que era una potencia de primer orden, había derrotado a los cristianos en la Batalla de Djerba.

En 1570, después de unos años de tranquilidad, los turcos inician una expansión atacando varios puertos venecianos del Mediterráneo Oriental. conquistaron Chipre a Venecia[10] con 300 naves y ponen sitio a Nicosia.

Venecia pide ayuda a las potencias cristianas, pero sólo el papa Pío V les responde. El Papa consigue convencer al rey de España para que también ayude, y se forma una armada para enfrentarse a los turcos. Esta armada se reúne en el puerto de Suda, en la isla de Candia (Creta). Turquía, que ya había sido contrincante de Carlos I de España, se vuelve a enfrentar al imperio español. Por si fuera poco, los barcos turcos y los piratas berberiscos atacaban a los barcos en todo el Mediterráneo y saqueaban las costas de los países cristianos.

Finalmente, se forma una coalición de reinos, conocida como Liga Santa, que se enfrenta a una flota turca en el golfo de Lepanto, el 7 de octubre de 1571, contra una flota turca, librándose la Batalla de Lepanto («la más alta ocasión que vieron los siglos»,) que acaba en una gran victoria de los aliados católicos.

Así la describe el Marqués de Lozoya:

Durante dos horas se peleó con ardor por ambas partes, y por dos veces fueron rechazados los españoles del puente de la galera real turca; pero en un tercera embestida aniquilaron a los jenízaros que la defendían y, herido el almirante de un arcabuzazo, un remero cristiano le cortó la cabeza. Al izarse un pabellón cristiano en la galera turca arreciaron el ataque las naves cristianas contra las capitanas turcas que no se rendían; pero al fin la flota central turca fue aniquilada. Después de este combate, los turcos rehicieron la flota de nuevo; la flota turca, otra vez aliada con los piratas berberiscos, seguía siendo la más potente del Mediterráneo.

Durante casi dos años la flota otomana evitó el combate, y no fue hasta después de la toma de Túnez y La Goleta por Don Juan de Austria, en 1573, cundo Selim II envió una fuerza 250 y 300 naves de guerra y un contingente de unos 100.000 hombres para reconquistar ambas plazas, labor en la perecieron cerca de 30.000 hombres, aunque con resultado satisfactorio. Fue la última gran batalla en el Mediterráneo.

Sin embargo, lo que no había resuelto las batallas y los combates, lo resolvió la diplomacia y las negociaciones internacionales, para beneficio de ambos imperios. Felipe II veía como se agravaba la guerra en Flandes, y Selim II, sucesor de Solimán el Magnífico, tenía que hacer frente a la guerra con Persia. Ambos se encontraban librando campañas militares en otras fronteras, y ninguno se sentía con la fuerza suficiente para continuar el conflicto. Convencidos de la distinta situación que ambos imperios vivían, decidieron firmar una serie de treguas que terminaron por alejar definitivamente la guerra en el Mediterráneo durante unos cuantos años.



Expansión por el Atlántico y el Pacífico

Continuó con la expansión en tierras americanas e incluso se agregaron a la Corona las islas Filipinas (Miguel López de Legazpi, 1565–1569), denominadas así en su honor. La colonización española de las islas codiciadas también por ingleses, holandeses y portugueses no se aseguró hasta 1565 cuando Miguel López de Legazpi, enviado por el Virrey de Nueva España construye el primer asentamiento español en Cebú. La ciudad de Manila, capital del archipiélago, se funda por el propio Legazpi en 1571. Una vez descubierto el circuito de corrientes oceánicas y vientos favorables para la navegación entre América y Filipinas, se establece la ruta regular de flotas entre Manila y Acapulco conocida como el Galeón de Manila.


1estatuadelegazpienciudil4

Estatua de López de Legazpi en Ciudad de Cebú, Filipinas

Florida fue colonizada en 1565 por Pedro Menéndez de Avilés al fundar San Agustín, y al derrotar rápidamente un intento ilegal del capitán francés Jean Ribault y 150 hombres de establecer un puesto de aprovisionamiento en el territorio español. San Agustín se convirtió rápidamente en una base estratégica de defensa para los barcos españoles llenos de oro y plata que regresaban desde los dominios de las Indias.

En el Pacífico sur, frente a las costas del actual Chile, Juan Fernández descubrió una serie de islas entre los años y 1563 y 1574.[14] Le puso su propio nombre a ese archipiélago, quedando finalmente conocidas como Archipiélago Juan Fernández.

Los primeros europeos en llegar a las islas que hoy son Nueva Zelanda lo hicieron en el probable viaje de Juan Jufré y de Juan Fernández a Oceanía, ocasión en la cual habrían descubierto Nueva Zelanda para España, a finales de 1576; éste suceso se basa en un documento que se presentó a Felipe II y en vestigios arqueológicos (cascos estilo español) encontrados en cuevas en el extremo superior de la Isla Norte.


0elarchipilagojuanfernneo1

El archipiélago Juan Fernández es parte del territorio de Chile. Lo componen las islas Robinson Crusoe (antiguamente conocida como Más a Tierra), Alejandro Selkirk (Más Afuera), el islote Santa Clara e islotes menores. Son famosas por la novela Robinson Crusoe . Su descubridor fue el marino español Juan Fernández (Cartagena, España 1528/1530- Santiago de Chile 1599), junto a Hernando de Lamero y Juan Jufré, fueron los marinos que concernieron al Reyno de Chile.


0pendevlezdelagomeraxk9

Peñón de Vélez de la Gomera. Es una península española (originalmente isla) situada en el norte de África, a 126 km al oeste de Melilla y a 117 km al sudeste de Ceuta, unida al continente por una estrecha franja de arena. Tiene una extensión de 19.000 m2 aproximadamente y una altitud máxima de 87 m sobre el nivel del mar. Su única población es la pequeña guarnición militar existente en el mismo, perteneciente al Cuerpo de Regulares.

Se ampliaron los dominios en África: Mazagán (incorporada al imperio por que era una colonia portuguesa), al igual que Casablanca, Tánger, Ceuta e Isla de Perejil. Se reconquistó a los árabes el Peñón de Vélez de la Gomera, en una operación a cargo de García Álvarez de Toledo y Osorio, marqués de Villafranca y Virrey de Cataluña.

Además, debido a la anexión de Portugal, también se añadieron las colonias que este territorio poseía en Asia: Macao, Nagasaki y Malaca.


0felipeiireydeespaabajodv4

Felipe II de España (21 de mayo de 1527 – 13 de septiembre de 1598).


0herenciaypatrimonioom2

Herencia y patrimonio



La familia de Felipe II


Hermanos

María de Austria
Juana de Austria
Juan de Austria (hermanastro de padre)


Padres


Carlos I de España y V de Alemania e Isabel de Avis


0retratodecarlosvsentadms9

Retrato de Carlos V sentado. 1548. Tiziano. Óleo sobre lienzo. 205 x 122 cm. Alte Pinakothek. Munich. Alemania


0retratodelaemperatrizils2

Isabel de Avis y Trastámara (Lisboa, 24 de octubre de 1503 – Toledo, 1 de mayo de 1539), también conocida como Isabel de Portugal, fue una infanta de Portugal, reina de España y emperatriz del Sacro Imperio fue esposa del rey Carlos I de España (emperador Carlos V). Retrato de La emperatriz Isabel de Portugal en 1548 por Tiziano, Museo del Prado.


Abuelos


000gc1

Felipe I de Castilla, el Hermoso y Juana I de Castilla, la Loca


Manuel I de Portugal y María de Aragón y Castilla


Matrimonio e hijos


0maradeportugalry1

Casó en primeras nupcias con María de Portugal (1527-1545) el 15 de noviembre de 1543. Tuvieron un único hijo:


0elprncipecarlos1545156hr2

Carlos de Austria (1545 - 1568), Príncipe de Asturias.


0maraideinglaterrant7

Felipe II. Casó en segundas nupcias con María I de Inglaterra, conocida como María Tudor (1516-1558), en Winchester el 25 de julio de 1554. No tuvieron hijos.


0isabeldevaloisdf4

El tercer matrimonio de Felipe II, fue con Isabel de Valois (1545-1568) tuvo lugar el 22 de junio de 1559. Tuvieron dos hijas:

Isabel Clara Eugenia (1566 – 1633), casada con su primo hermano, el Archiduque Alberto de Austria.
Catalina Micaela (1567 – 1597), casada con Carlos Manuel I, Duque de Saboya.


0anadeaustria15491580jv0

Felipe II, casó en cuartas nupcias con Ana de Austria (1549-1580), el 12 de noviembre de 1570. Tuvieron cuatro hijos y una hija:

Fernando (4 de diciembre de 1571 – 18 de octubre de 1578), Príncipe de Asturias.
Carlos Lorenzo (12 de agosto de 1573 – 30 de junio de 1575).
María (14 de febrero de 1580 – 5 de agosto de 1583).
Diego Félix (15 de agosto de 1575 – 21 de noviembre de 1582), Príncipe de Asturias.


0felipeiiino3

Felipe (14 de abril de 1578 – 31 de marzo de 1621), Príncipe de Asturias, futuro rey de España como Felipe III.



Semblanza


0felipeii1554leosobrelibu4

Felipe II. 1554. Óleo sobre lienzo. 185 x 103 cm. Galería Palatina. Palazzo Pitti. Florencia. Italia

En 1554, según el observador escocés John Elder, Felipe II era de estatura media, más bien pequeña, y continúa:

...de rostro es bien parecido, con frente ancha y ojos grises, de nariz recta y de talante varonil. Desde la frente a la punta de la barbilla su rostro se empequeñece; su modo de andar es digno de un príncipe, y su porte tan derecho y recto que no pierde una pulgada de altura; con la cabeza y la barba amarillas. y así, para concluir, es tan bien proporcionado de cuerpo, brazo y pierna, y lo mismo todos los demás miembros, que la naturaleza no puede labrar un modelo más perfecto.

Desde el annus horribilis de 1568, el monarca renacentista acentuó su severidad, y con el tiempo se fue asimilando al estereotipo de la Leyenda Negra, tan grave de gesto como de palabra. Era de carácter taciturno, prudente, sosegado, constante y considerado, y muy religioso, aunque sin caer en el fanatismo del que le acusaban sus enemigos. En 1577 se lo describe así:

...de estatura mediocre, pero muy bien proporcionado; sus rubios cabellos empiezan a blanquear; su rostro es bello y agradable; su humor es melancólico (...) Se ocupa de los asuntos sin descanso y en ello se toma un trabajo extremado porque quiere saberlo todo y verlo todo. Se levanta muy temprano y trabaja o escribe hasta el mediodía. Come entonces, siempre a la misma hora y casi siempre de la misma calidad y la misma cantidad de platos. Bebe en un vaso de cristal de tamaño mediocre y lo vacía dos veces y media. (...) Sufre algunas veces de debilidad de estómago, pero poco o nada de la gota. Una media hora después de la comida despacha todos los documentos en los que debe poner su firma. Hecho esto, tres o cuatro veces por semana va en carroza al campo para cazar con ballesta el ciervo o el conejo.

0felipeiijuanpantojadeljx5

Felipe II. Juan Pantoja de la Cruz. 1590. Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. El Escorial. Madrid

Su carácter psicológico era reservado y ocultó su timidez e inseguridad bajo una seriedad que le valió una imagen de frialdad e insensibilidad. No tuvo muchos amigos, y ninguno gozó completamente de su confianza, pero no fue el personaje oscuro y amargado que se ha transmitido en la historia a través de la leyenda negra.

Fue un hombre considerado como inteligente, muy culto y formado, aficionado a los libros, la pintura y el coleccionismo de obras de arte, relojes, armas, curiosidades, rarezas y muy especialmente a la arquitectura. Era un gran aficionado a la caza y la pesca.

La mayor parte de su vida su salud fue delicada. Padeció numerosas enfermedades, y durante sus diez últimos años de vida la gota le tuvo postrado. Llegó a perder la movilidad de la mano derecha sin poder firmar los documentos. Comulgó por última vez el 8 de septiembre, ya que los médicos se lo prohibieron a partir de ese momento por miedo a ahogarse al tragar la hostia. A las cinco de la madrugada del domingo 13 de septiembre de 1598 fallecía en El Escorial el monarca más poderoso de la tierra en aquel momento, en cuyos dominios nunca se ponía el sol. Tenía 71 años y su agonía duró 53 días, en los que sufrió todo tipo de enfermedades: gota,artrosis, fiebres tercianas, accesos y la hidropesía entre otras.


0sitiodegravelinasdondevy6

Sitio de Gravelinas, donde se produjo la Batalla de Gravelinas, con una victoria española sobre las tropas francesas que obligó al rey francés a firmar la paz, y desistir de su invasión de Italia. Esta batalla se produjo después de la batalla de San Quintín, y en honor a esta victoria, el rey Felipe II mandó construir el Monasterio del Escorial.



Monasterio de El Escorial


800pxelescorialdistantvzl1

El Monasterio de El Escorial conocido también como Monasterio de San Lorenzo El Real y Monasterio de San Lorenzo de La Victoria fue concebido por Felipe II y su Arquitecto Mayor, Juan Bautista de Toledo ... y luego por su sucesor en el cargo, Juan de Herrera-- como un gran complejo arquitectónico multifuncional, según el paradigma de La Traza Universal. Alberga el Palacio de Felipe II o Palacio de los Austrias; Palacio de los Borbones; la Cripta Real, Casa a Perpetuidad de La Familia Real; la Basílica; el Convento; el Museo; la Biblioteca Real; Colegio; Seminario; Hospital de Laborantes y Galería de Convalecientes; y la Botica.


fachadasurdelmonasterioeu0
 
Fachada este del Monasterio de El Escorial.

Información General. Desde La Ilustración, el Monasterio del Escorial pertenece al municipio de San Lorenzo de El Escorial. Carlos III, Casa de Borbón, permitió edificar en los alrededores del Monasterio de El Escorial y creó en 1782 la figura de Gobernador del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial. El 26 de septiembre de 1836, El Escorial de Felipe II deja de tener Alcalde Mayor y San Lorenzo de El Escorial tiene su primer Alcalde.
Al igual que en el Monasterio del Escorial coexisten armoniosamente el Palacio de Felipe II y el Palacio de los Borbones, en el Territorio Histórico Escurialense que define el Decreto CAM 52/2006 coexisten El Escorial de la Monarquía Absoluta (Felipe II y Carlos III)con El Escorial de la Monarquía Parlamentaria. En este contexto,según el Decreto 52/2006 de la Comunidad Autónoma de Madrid, el Territorio Histórico Escurialense, sería el Legado Irrenunciable e Impresciptible de la Corona a la Nación Española.
Por tanto, puede existir incompatiblidad jurídica entre el citado decreto y el Edicto de Subasta de La Granjilla: La Fresneda, La Casa de Campo de Felipe II en El Escorial, homóloga de La Casa de Campo de Madrid y del Palacio de Felipe II en Aranjuez. Todas ellas fueron diseñadas por Juan de Bautista de Toledo y Petre Janson, el especialista en obras hidráulicas que Felipe II trajo de los Paises Bajos.
Las municipalidades de El Escorial y San Lorenzo de El Escorial, están unidas urbanísticamente por el Parque de La Casita del Príncipe. Históricamente ambos municipios están vinculados de modo inalienable e imprescriptible.


fachadadelabaslicaes3

Fachada sur de la Basílica


Urbanísticamente forman un continuo habitado en el que se pueden diferenciar:

1.- Dos Reales Sitios y sus respectivos entornos naturales y culturales:

- La Granjilla, La Casa de Campo de Felipe II en La Fresneda de El Escorial. El entorno de La Granjilla está formado por las fincas que Felipe II anexionó al Villorrio La Fresneda: El Dehesón, Prado Nuevo, La Paloma, El Enebral Las Radas, Las Radas del Tercio y otras fincas históricas en el Entorno de La Cerca de Felipe II, hasta el Embalse de Valmayor.

- El Monasterio del Escorial. El Entorno del Monasterio de El Escorial está formado por La Primera y Segunda Casa de Oficios; La Casa de La Campaña, Universidad María Cristina; La Cachicanía; La Dehesa de La Herrería; La Casa de los Infantes; La Tercera Casa de Oficios; La Casita del Príncipe; La Casita del Infante; y La Silla de Felipe II.

2.- Cinco Ejes Histórico-Culturales:

- Eje Monasterio - Casita del Príncipe - Monasterio de Prestado - San Bernabé - La Granjilla de La Fresneda de El Escorial;
- Eje Monasterio - Casita del Infante - La Herrería - El Castañar - Silla de Felipe II - Las Machotas -San Benito - Santa María de la Alameda;
- Eje Monasterio - Abantos - Cordel del Valle de la Cañada Real Leonesa - Valle de los Caídos;
- Eje La Granjilla de La Fresneda - El Campillo - Monesterio.
- Eje La Granjilla de La Fresneda - El Dehesón - Las Radas - Las Radas del Tercio - Navalquejigo.

Patrimonio Mundial en peligro. El 2 de noviembre de 1984, celebración del IV Centenario de la colocación de la última piedra del Monasterio, el Comité del Patrimonio Mundial reunido en la ciudad argentina de Buenos Aires inscribió El Escorial, Monasterio y Sitio, en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Alegando que el Entorno Natural y Cultural del Monasterio del Escorial satisface los Criterios III y IV de la Convención para la Conservación del Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad el 26 de junio de 1998, el Gobierno Español solicitó a la UNESCO la ampliación de la inscripción del Monasterio del Escorial a El Escorial, Monasterio, Sitio y Entorno Natural y Cultural.

elarquitectojuandeherrewa0

El arquitecto Juan de Herrera reorganizó el proyecto del Monasterio de El Escorial, tras la muerte de Juan Bautista de Toledo.

Descripción general del edificio. Situado junto al monte Abantos en la Sierra de Guadarrama, este monumental complejo fue mandado construir por el rey Felipe II para conmemorar la victoria de la Batalla de San Quintín el 10 de agosto de 1557 sobre las tropas de Enrique II, rey de Francia y para servir de lugar de enterramiento de los restos de sus padres, el emperador Carlos V e Isabel de Portugal, así como de los suyos y los de sus sucesores. El rey confió el monasterio a la Orden de San Jerónimo. Actualmente lo regentan los agustinos.
El 2 de noviembre de 1984 la UNESCO declaró El Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial Patrimonio de la Humanidad.

Orígenes de su planta

La planta del edificio, con sus torres, recuerda la forma de una parrilla, por lo que tradicionalmente se ha afirmado que esto se hizo así en honor a San Lorenzo, martirizado en Roma asándole en una parrilla y cuya festividad se celebra el 10 de agosto, esto es el día que tuvo lugar batalla de San Quintín, de ahí el nombre del conjunto y de la localidad creada a su alrededor.
Fernando Chueca Goitia explicó la disposición general del edificio dando gran importancia a la comprobada intervención de la orden jerónima en las primeras trazas de la obra, de la que resultaría un núcleo conventual de la iglesia y el claustro principal. La principal contribución de Juan Bautista de Toledo habría sido integrar los palacios privados y públicos en un esquema simétrico renacentista. Este esquema de palacio real adosado a un monasterio tenía antecedentes en Santo Tomás de Ávila, Guadalupe, Poblet, Santa Creus y Yuste.


Las principales secciones en que se puede dividir el Real sitio son:


labibliotecake3

La Biblioteca. A la cual Felipe II cedió los ricos códices que poseía y para cuyo enriquecimiento encargó la adquisición de las bibliotecas y obras más ejemplares tanto de España como del extranjero, fue proyectada por el arquitecto Juan de Herrera que, además de la misma, se ocupó de diseñar las estanterías que contiene. Los frescos de las bóvedas fueron pintados por Pellegrino Tibaldi. Dotada de una colección de más de 40.000 volúmenes y de extraordinario valor, ubicada en una gran nave de 54 metros de larga, 9 de ancha y 10 metros de altura con suelo de mármol y estanterías de ricas maderas nobles primorosamente talladas. Arias Montano elaboró su primer catálogo y seleccionó algunas de las obras más importantes para la misma. En 1616 se le concede el privilegio de recibir un ejemplar de cada obra publicada aunque nunca se llegó a cumplir de una forma demasiado rigurosa.


bvedadelabibliotecadelrvn2  

La bóveda de cañón del techo de la biblioteca está decorada con frescos representado las siete artes liberales, esto es: Retórica, Dialéctica, Música, Gramática, Aritmética, Geometría y Astrología.

Cuando Felipe II designó al monasterio de El Escorial como el lugar para albergar la gran biblioteca de España no pensó precisamente en pequeño. Una vez se ha visto la evolución de la biblioteca –y, en especial, de su catálogo- es necesario pararse a analizar pormenorizadamente su esqueleto. Desde los griegos se considera tan importante el catálogo de una librería como su ubicación.

De hecho, Sexto Pompeyo Festo dijo que “para los griegos, como para nosotros [los romanos], las bibliotecas son tanto un número grande de libros, como el lugar en el que son colocados”.

La imagen que tiene, en general, todo turista que conozca la Real Biblioteca de El Escorial, es la del Salón Principal. Sin embargo, una biblioteca de éstas características no se queda forzosamente en una única sala, sino que cuenta con distintos cuartos. Primero se tratará, por su envergadura y representatividad, dicho salón, pero más adelante se trabajará sobre las demás estancias.


salnprincipalelcualsehacx0


Salón principal de la Biblioteca.  Se trata de la pieza principal, la joya de la corona, las fuentes hablan de ella como la “mayor y la más noble”, y por eso se la conoce como Salón Principal -aunque, por lo que luego veremos, también se la conoce como Salón de los Frescos-. Sus dimensiones son 54 metros de largo, 9 de ancho y nada menos que 10 de alto, siendo lo más impresionante, al menos visualmente, la bóveda de cañón que corona la sala.
La bóveda a la que se hace referencia en el párrafo anterior está dividida en 7 zonas, cada una de las cuales está ornamentada con pinturas al fresco que representan las siete artes liberales: el Trivium (Gramática, Retórica y Dialéctica) y el Quadrivium (Aritmética, Música, Geometría y Astrología). Cada una de las artes está representada por una figura alegórica de la disciplina, dos historias relacionadas con ella, una a cada lado (habitualmente sacadas de la mitología, la historia clásica, la Biblia y la historia sagrada).

Palacio de Felipe II. Formado por una serie de estancias decoradas con austeridad, fue el lugar de residencia del rey Felipe II. Situada junto al altar mayor de la Basílica, cuenta con una ventana que permitía al rey seguir la misa desde la cama cuando estaba imposibilitado a causa de la gota que padecía.

La Basílica de El Escorial es una iglesia que forma parte del amplio conjunto del Monasterio de El Escorial, que ocupa la parte central del complejo, teniendo su acceso a través del Patio de los Reyes. Tras ascender por una escalinata que abarca toda la fachada, se llega a un atrio flanqueado por dos torres.

zentradadeosreyestu1

Entrada de los Reyes. El templo es una basílica en sentido litúrgico, esto es, debido al privilegio papal que le permite ostentar dicho título; no obstante, no lo es en sentido arquitectónico, pues no posee planta basilical. Se trata de un cuadrado perfecto de 50 metros de lado con cuatro pilares dispuestos en posición central que dan lugar a la formación de tres naves en cualquiera de las direcciones. Toda la obra está realizada con sillería de granito. El pavimento es de mármol blanco y gris.


estatuadelreydavidjuntoay3
 
Estatua del rey David, junto a su hijo, el pacífico y sabio rey Salomón. Las estatuas de David y Salomón flanquean la entrada a la iglesia como recuerdo de la relación de El Escorial y el Templo de Salomón, mostrando el paralelismo con el guerrero Carlos V y el prudente Felipe II. Del mismo modo, el fresco de Salomón se sitúa en el centro de la biblioteca mostrando su imagen de mayor sabiduría: el famoso episodio con la Reina de Saba.


Fachada de la Basílica


zlosreyesdejudbisqb0

Los Reyes de Judá

La fachada, Al estar la basílica rodeada por otros cuerpos de edificación del complejo monástico, solamente queda visible la fachada occidental, la misma por la que se accede al interior. Ocupa todo un frente del Patio de los Reyes.
El plano de fachada no es único, diferenciándose dos niveles que se corresponden con los dos órdenes superpuestos de que consta. El superior, retranqueado, no presenta ningún elemento formal destacable, salvo el sencillo frontón carente de todo ornato.
El inferior, en cambio, es saliente y queda constituido por un tetrástilo dórico en cuyos tres intercolumnios se abren otros tantos huecos bajo arco de medio punto. Son seis las semicolumnas que lo forman, pues las de los extremos son dobles. En correspondencia con cada una de tales columnas se alzan sobre el entablamento seis pedestales que soportan las efigies en mármol de aquellos reyes de Judá que de alguna manera se relacionaron con el Templo de Salomón. En el centro, como insignes protagonistas, se encuentran las tallas de David y Salomón.

Ornamentación interior. Las bóvedas están pintadas al fresco por Luca Giordano en época de Carlos II. Contienen las siguientes representaciones:

- Delante del coro: El juicio final.
- Delante de la capilla mayor: Muerte, sepultura y asunción de la Virgen.
- En la nave derecha:

Alegoría sobre la Inmaculada.
Victoria de los israelitas sobre los amalecitas.
El juicio de San Jerónimo.

- En la nave izquierda:

La anunciación, la concepción, el nacimiento de Jesús y la adoración.
Los israelitas viajando por el desierto.
El triunfo de la Iglesia militante.
La bóveda sobre el coro está adornada con un fresco de Luca Cambiaso representando La Gloria.


altarmayordelabaslicaio1
 
Altar Mayor de la Basílica

La Capilla Mayor. Su bóveda exhibe un fresco de Luca Cambiaso que representa La coronación de la Virgen. El retablo de 30 metros de altura fue diseñado por Juan de Herrera y realizado en mármoles muy variados por Jácome Trezzo. Contiene pinturas de Pellegrino Tibaldi y Zuccaro y una serie de esculturas de tamaño superior al natural de Leone Leoni y de su hijo Pompeo Leoni realizadas en bronce dorado.


retablodelacapillamayorhc7

Retablo de la capilla mayor.

La Sacristía. Es una espaciosa sala de 30 x 9 metros cuya bóveda está pintada por Nicolás Granello y Fabricio Castello. En sus muros cuelgan cuadros como Cristo en la cruz y La agonía en el jardín de los olivos de Tiziano, Descendimiento de la cruz y La liberación de San Pedro de José de Ribera, Santa Eugenia y San Pedro de El Greco y otros de Luca Giordano y Francisco de Zurbarán. Especial mención merece el cuadro de Claudio Coello La sagrada Forma que sirve de retablo al altar de igual denominación que se encuentra en el interior de la sacristía; este altar está realizado en mármol con adornos de bronce dorado y en él se representa en forma de bajorrelieve la «Sagrada Forma» supuestamente profanada por los herejes y recuperada por Rodolfo II de Alemania, quien la entregó a Felipe II.

cimborrioycpuladelabaslpg9
 
Cimborrio y cúpula de la basílica


coroly0

Coro: Se encuentra sobre la entrada del Templo.


sacristayg3

Sacristía: Toda la estancia está adornada con bellos cuadros de primer orden. Los frescos del techo fueron pintados por Nicolás Granello y Fabricio Castello. El lateral derecho de la nave está cubierto por un mueble de dos cuerpos, de ricas maderas. En el sur de la sala está el altar, cubierto por el cuadro de "La Sagrada Forma", de Claudio Coello, que oculta la Custodia con la Sagrada Forma que fue regalada a Felipe II en el año 1592 por Rodolfo II, rey de Hungría.
Precedida por el Patio de los Reyes, verdadero núcleo central de todo el conjunto, en torno al cual se articulan las demás dependencias. También les sirve a los alumnos de este y otros colegios para celebrar las misas.


lasaladebatallascn8

La Sala de Batallas: En esta sala se representan pasajes de las más famosas batallas ganadas por los ejércitos españoles. Todas las pinturas son Frescos, incluida la Bóveda, de estilo Pompeyano. Los autores de las pinturas fueron: Granelo, Castello, Tavarón y Cambiasso. En 1890 se instaló la barandilla de hierro que recorre toda la Sala según dibujo de José Segundo de Lema.


Cripta Real


panteonreyesap1

Panteón de Reyes. Fue construido por Juan Gómez de Mora según planos de Juan Bautista Crescenzi. Consta de 26 sepulcros de mármol donde reposan los restos de los reyes y reinas que lo son por derecho propio (la única que lo ha sido en España desde el reinado de Felipe II, es doña Isabel II de Borbón) de las casas de Austria y Borbón, excepto Felipe V y Fernando VI, que eligieron La Granja de San Ildefonso y las Salesas Reales de Madrid respectivamente. Faltan también, por tanto, los restos de los reyes Amadeo I, de la casa de Saboya, y José I Bonaparte, enterrados en la Basílica de Superga de Turín y en Los Inválidos de París, respectivamente.
También reposan los restos de los consortes que son madres o padres de rey. Entre los consortes varones sólo se encuentra el rey consorte Francisco de Asís de Borbón, esposo de Isabel II.
Los últimos restos depositados en el panteón han sido los del rey Alfonso XIII. Su esposa la reina Victoria Eugenia de Battemberg, su hijo Juan de Borbón y Battenberg y su esposa María de las Mercedes de Borbón y Orleans, condes de Barcelona y padres del rey Juan Carlos I, permanecen aún en una estancia previa llamada Pudridero.
Existen dos pudrideros uno para el Panteón de Reyes y otros para el de Infantes y son estancias que sólo pueden ser visitadas por los monjes del monasterio. Su función es posibilitar que los restos mortales de los personajes reales puedan ser introducidos en una pequeña urna de plomo, que a su vez reposará en los sepulcros de mármol del panteón, después de que hayan pasado 50 años, tiempo que se estima necesario para que se concluya el proceso biológico de la reducción natural de los cuerpos.
Cuando los anteriores definitivamente reposen en el Panteón Real se harán excepciones sobre la tradición. La primera lo será en parte ya que los condes de Barcelona, Don Juan y Doña María de las Mercedes, no han reinado, si bien son padres de rey. La excepción se hace asimismo evidente en el caso de Victoria Eugenia de Battenberg, que aunque consorte de rey, no fue madre de rey. Con ellos se ocuparán todos los sepulcros del Panteón Real.

pantendelosreyeste5

Las paredes de mármoles de Toledo pulidos están decoradas con adornos de bronce dorado.

Toda la madera usada en El Escorial proviene de la llamada Costa de Oro de Cuba constituida por los antiguos bosques de Sagua La Grande en el centro-norte de la Isla.

1  -Isabel de Portugal (4/10/1503 - 1/5/1539) – (Esposa del Emperador Carlos V)
2  -Emperador Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico (24/2/1500 - 21/9/1558)
3  -Ana de Austria, Reina de España (2/11/1549 - 26/10/1580) – (Cuarta esposa del Rey Felipe II)
4  -Felipe II, Rey de España (21/5/1527 - 13/9/1598)
5  -Margarita de Austria, Reina de España (25/12/1584 - 3/10/1611) – (Esposa del Rey Felipe III)
6  -Felipe III, Rey de España (14/4/1578 - 31/1/1621)
7  -Isabel de Borbón, Reina de España (22/1/1602 - 6/10/1644) – (Primera esposa del Rey Felipe IV)

felipe4mausoleowx1

8  -Felipe IV, Rey de España (8/4/1605 - 17/9/1665)

9  -Mariana de Austria, Reina de España (24/12/1635 - 16/5/1696) – (Segunda esposa del Rey Felipe IV)
10 -Carlos II, Rey de España (6/11/1661 - 1/11/1700)
11 -Luis I, Rey de España (25/8/1707 - 31/8/1724)
12 -María Amalia de Sajonia, Reina de España (24/11/1724 - 27/9/1760) – (Esposa del Rey Carlos III)
13 -Isabel Farnesio, Reina de España (25/10/1692 - 11/7/1766) – (Segunda esposa del Rey Felipe V)
14 -Carlos III, Rey de España (20/1/1716 - 14/12/1788)
15 -María Luisa de Borbón-Parma, Reina de España (9/12/1751 - 2/1/1819) – (Esposa del Rey Carlos IV)
16 -Rey Carlos IV (12/11/1748 - 19/1/1819)
17- Fernando VII, Rey de España (14/10/1784 - 29/9/1833)
18 -María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, Reina de España (27/4/1806 - 22/8/1878) – (Cuarta esposa del Rey Fernando VII)
19 -Alfonso XII, Rey de España (28/11/1857 - 25/11/1885)
20 -Francisco de Asís de Borbón, Rey Consorte de España (13/5/1822 - 16/4/1902) – (Marido de la Reina Isabel II)
21 -Isabel II, Reina de España (10/10/1830 - 9/4/1904)
22 -María Cristina de Austria, Reina de España (21/7/1858 - 6/2/1929) – (Esposa del Rey Alfonso XII)

alfonsoxiideespaatn7

23 -Alfonso XIII, Rey de España (17/5/1886 - 28/2/1941)

24 -Victoria Eugenia de Battenberg, Reina de España (24/10/1887 - 15/4/1969) – (Esposa del Rey Alfonso XIII)
25 -Juan, Conde de Barcelona (20/6/1913 - 1/4/1993) – (Padre del Rey Juan Carlos I)
26 -María de las Mercedes de Borbón y Orleans, Condesa de Barcelona (23/12/1910 - 2/1/2000) – (Madre del Rey Juan Carlos I)

felipeiiconsusarquitctofk3

Felipe II con sus arquitéctos inspecciona El Escorial. Luca Giordano. Museo del Prado


vistaareadeelescorialnq5

Vista aérea de el Monasterio de El Escorial. Enlace para ver el trabajo completo: http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=5643



CONTINUA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Domingo, 22 Febrero 2009, 11:53; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Felipe II 
 
... CONTINUACIÓN



0felipeiilucasdeheeretayu8

Felipe II. Lucas de Heere. Tabla. 41 x 32 cm. Museo del Prado


0esquemadelpuentedealejta9

Esquema del puente de Alejandro Farnesio sobre el Escalda, construido durante el Asedio de Amberes en 1585. Este asedio, que mantuvo en vilo a toda Europa a la espera del vencedor, representó un derroche de medios e ingenio por ambas partes durante los trece meses que fueron necesarios para forzar la rendición de la que probablemente era la ciudad más rica y más populosa de Europa y cuya toma representaba la determinación de la corona española en recuperar los territorios perdidos y en el mantenimiento de la iglesia católica. Después de esta capitulación, se rindieron consecutivamente otras importantes plazas en manos de las Provincias Unidas.



Felipe III, su sucesor


4felipe3mw9

Felipe III de Austria (o Habsburgo) (Madrid, 14 de abril de 1578 — ibid. 31 de marzo de 1621), llamado El Piadoso, rey de España y Portugal desde el 13 de septiembre de 1598 hasta su muerte. Era hijo y sucesor de Felipe II y de Ana de Austria (1549-1580). En 1598 contrajo matrimonio con la archiduquesa Margarita de Austria-Estiria, hija del archiduque Carlos II de Estiria y de María Ana de Baviera, nieta del emperador Fernando I. Su reinado supuso una transición entre el apogeo de Carlos I y Felipe II y la decandecia que representarían Felipe IV y Carlos II.

Aficionado al teatro, a la pintura y, sobre todo, a la caza, delegó los asuntos de gobierno en manos de su valido, el duque de Lerma, el cual, a su vez, delegó en su valido personal Rodrigo Calderón; por influencia del duque, la corte española se trasladó temporalmente a Valladolid (1601), volviendo luego a Madrid (1606). Murió en Madrid, el 31 de marzo de 1621, a causa de fiebres y erisipela. Bajo su reinado la Monarquía Hispánica alcanzó su mayor hegemonía imperial y mayor expansión territorial [cita requerida], consecuencia denominada como Pax Hispánica. Aunque el imperio llegaría a alcanzar su cenit durante el reinado de Carlos III, en torno al año 1790.


0felipeiiijuanpantojadebe3

Felipe III. Juan Pantoja de la Cruz

Títulos. Don Phelippe, por la Gratia de Dios, Rey de Castilla, de Leon, de Aragon, de las dos Sicilias, de Hierusalem, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valentia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdena, de Cordoua, de Corcega, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algezira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y Tierra firme del Mar Oceano,  Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Brauante y de Milan, Conde de Habspurg,de Flandes, de Tirol y de Barcelona, Senor de Bizcaya y de Molina, &c.


4felipeiiisentadoch9

Política interior. La política del duque de Lerma se dirigió al mantenimiento de la paz internacional, a expulsar a los moriscos y a su deseo de enriquecimiento personal, tanto económico como político. A lo largo del reinado se sucedieron las reformas institucionales para solucionar los problemas de corrupción e inoperancia que aquejaban a la administración de la Monarquía: aparte de los cambios introducidos en el tradicional sistema de Consejos, se extendió cada vez más el recurso a las Juntas, órganos destinados a mermar el poder de aquéllos en favor de un gobierno más ágil y coherente, pero que no produjeron el resultado apetecido (Junta de Guerra de Indias, Junta de Desempeño, Junta de Hacienda de Portugal…). Los problemas financieros, que se arrastraban desde el reinado anterior, hicieron al rey dependiente de las Cortes, a las que hubo de reunir con más frecuencia que sus antecesores para que le otorgaran los recursos imprescindibles para mantener la acción exterior de la Monarquía (servicios de millones).

Los hechos más significativos de la política interior durante el reinado de Felipe III fueron: la expulsión de los moriscos de La Península y adopción de la moneda de vellón a gran escala para las transacciones en el interior de la Península.


3felipeiiideespaadiegovyn5

Felipe III de España. Diego Velázquez. 1634. Museo del Prado

Expulsión de los moriscos. En 1609 se decretó la expulsión de los moriscos de España por los siguientes motivos:

La actitud de cristianos poco convencidos, en un Estado defensor del catolicismo. Su posible alianza con los turcos y berberiscos que atacaban constantemente las costas de Levante. Su impopularidad entre la población. La necesidad del Estado de controlar sus riquezas y valores.

Entre 1609-1610 se llevó a cabo su salida de la península. Para esta operación fueron movilizados 30.000 soldados y la Armada fue la encargada de su transporte hasta Túnez o Marruecos. Se expulsó a unos 300.000 moriscos aproximadamente.

Esta medida afectó considerablemente al Reino de Valencia, a las vegas de Aragón y a las huertas de Murcia. La pérdida de mano de obra y de propietarios que pagasen rentas en esas zonas disminuyeron considerablemente. Los cultivos de azúcar y arroz tuvieron que ser sustituidos por la morera, la viña y el trigo. Al drama humano de miles de personas obligadas a abandonar sus casas, se le sumó la persecución sufrida más tarde en Marruecos. Además de la pérdida de muchos súbditos, la variedad cultural - conseguida por los Reyes Católicos - desapareció durante siglos.


4elduquedelermaporjuanpcm7

El duque de Lerma, por Juan Pantoja de la Cruz (hacia 1600). Destitución del duque de Lerma. En 1618 la corrupción alcanzó niveles intolerables en la corte de Madrid. El Rey destituyó al duque de Lerma y nombró como sucesor al hijo de éste, el duque de Uceda, que mandó detener a Rodrigo Calderón, figura emblemática del régimen de su padre.


Política exterior. Inglaterra

Con la llegada al trono de Jacobo I de Inglaterra, se convirtió en un sólido aliado para España. En agosto de 1604 se firmó la Paz de Londres, mediante el cual las relaciones comerciales y diplomáticas entre ambos países mejorarían.

Felipe II de España había legado estos territorios a su hija Isabel Clara Eugenia y a su marido, el archiduque Alberto, con la condición de que al morir sin herederos, éstos terrenos volverían a formar parte de la Corona española. La igualdad de fuerzas entre las provincias rebeldes del norte - protestantes luteranos- y los territorios meridionales - aliados de España-, el agotamiento tras la guerra y los buenos oficios de los nuevos gobernantes condujeron a la firma en 1609 de la Tregua de los Doce Años con las Provincias Unidas. Ésta supuso la independencia de facto para los holandeses y permitió el inicio de su expansión por el Caribe y las Indias Orientales.

Con la muerte de Enrique IV de Francia - partidario de la guerra contra España- se produjo una época de inestabilidad en el reino francés. La reina regente, María de Médicis, pidió ayuda a España en la lucha contra los hugonotes. Así la paz con Francia, que Felipe II de España había concertado en sus últimos momentos (Vervins, 1598) quedó consolidada en 1615, mediante sendos matrimonios del rey francés con una infanta española y del príncipe heredero de España (el futuro Felipe IV) con Isabel de Borbón.

El duque de Osuna, virrey de Nápoles, y el marqués de Villafranca, gobernador en Milán, dirigieron la política de la Monarquía hispánica en Italia, que encontró resistencia del reino de Saboya y de la república de Venecia. Para asegurar la conexión entre el Milanesado y los Países Bajos se abrió una nueva ruta a través de la Valtelina, en Suiza y en 1618 se produjo la conjuración de Venecia, en la que las autoridades emprendieron una persecución contra agentes pro-españoles.

3estatuaecuestredefelippl2

Estatua ecuestre de Felipe III en la Plaza Mayor de Madrid (J. Bolonia y P. Tacca, 1616).


Guerra de los Treinta Años (1618 a 1648)  Enfrentamiento entre católicos y protestantes en Bohemia.


Intervención de Felipe III de España (1618 a 1621). El emperador Fernando II de Habsburgo pidió ayuda a sus familiares españoles para hacer frente la rebelión de alemanes protestantes. España, aliada de Austria y de Baviera (que encabezaba a los príncipes alemanes de la Liga Católica), se enfrentó a los protestantes bohemios apoyados por el Palatinado (que encabezaba a los príncipes alemanes de la Unión Protestante). La victoria de las tropas españolas mandadas por Ambrosio de Spínola en el Palatinado, y de las tropas de la Liga mandadas por el conde de Tilly - Johan Tzerelae - en Bohemia - en la batalla de la Montaña Blanca en 1620 contra los checos- .

Con Felipe III, pese a ser en muchas ocasiones un rey denostado por la historigrafía tradicional, la Monarquía Hispánica alcanzó su mayor expansión territorial (con la adquisición de nuevos territorios tales como Finale, diversas plazas norteafricanas como Larache o La Mamora, además de las nuevas conquistas en tierras americanas), pero no solo eso, sino que durante su reinado tuvo su esplendor lo que se ha dado en llamar el Siglo de Oro español, ya que no hay que olvidar que durante estos años Miguel de Cervantes escribió El Quijote, Lope de Vega y Luis de Góngora comenzaron a escribir las que hoy se consideran obras maestras de la literatura universal,... Además pese a que muchos historiadores han querido ver en la famosa Pax Hispánica un gesto de debilidad por parte de la Monarquía, lo cierto es que ésta formaba parte de una gran estrategia que permitiría a España recuperar su fuerza militar y económica mediante engañosos señuelos a sus adversarios para apartarlos de sus empresas militares. De hecho tanto Felipe III como sus consejeros pretendían que la tregua durase sólo hasta que España pudiese reanudar sus luchas y derrotar así a sus enemigos. De hecho Felipe III ha sido juzgado mucho más severamente que lo han sido su hijo, Felipe IV, y el valido de éste, Olivares, más favorablemente que Lerma, algo que resulta sorprendente si se comparan los resultados de sus respectivos gobiernos. Por tanto, cabe afirmar que bajo el reinado del tercer Felipe España alcanzó su verdadero cenit.


3reydeespaaportugalnpolmt1

Felipe III. Rey de España, Portugal, Nápoles, Sicilia y Cerdeña, Duque de Milán



Matrimonio e hijos de Felipe III


4margaritadeaustriaya3

Margarita de Austria-Estiria


Felipe III y la reina Margarita de Austria-Estiria tuvieron ocho hijos:

Ana María Mauricia (22 de septiembre de 1601; † 20 de enero de 1666), reina consorte de Francia, esposa de Luis XIII.
María (*/† 1 de febrero de 1603).
Felipe (8 de abril de 1605; † 17 de septiembre de 1665), futuro Felipe IV casado con Isabel de Borbón.
María Ana (18 de agosto de 1606; † 13 de mayo de 1646), emperatriz del Sacro Imperio, esposa de Fernando III.
Carlos de Austria (15 de septiembre de 1607; † 30 de julio de 1632).
Fernando (16 de mayo de 1609 ó 24 de mayo de 1610; † 9 de noviembre de 1641), conocido como el Cardenal-Infante.
Margarita (*/† 24 de mayo de 1610).
Alfonso (*/† 22 de septiembre de 1611).


estatuadefelipeiiideespwo1

Estatua de Felipe III de España en la Plaza Mayor. Madrid. La estatua ecuestre de Felipe III que se encuentra en el centro de la Plaza Mayor fue comenzada por el escultor italiano Juan de Bolonia (Giambologna) y terminada por su discípulo Pietro Tacca en 1616. Fue regalada al rey español por el entonces Gran Duque de Florencia, estando inicialmente situada en la Casa de Campo. En 1848 la Reina Isabel II ordena su traslado desde su emplazamiento anterior a la Plaza Mayor. Actualmente, en el pedestal de la estatua, figura esta inscripción:


zzzit4

La reina doña Isabel II, a solicitud del Ayuntamiento de Madrid, mandó colocar en este sitio la estatua del señor rey don Felipe III, hijo de esta villa, que restituyó a ella la corte en 1606, y en 1619 hizo construir esta Plaza Mayor. Año de 1848.



El Duque de Lerma


4duquedelermail2

Duque de Lerma - Francisco Gómez de Sandoval Rojas y Borja (Tordesillas, 1553 - Valladolid, 1625) V marqués de Denia, I marqués de Cea, sumiller de Corps, caballerizo mayor, I duque de Lerma desde 1599, primer ministro y valido de Felipe III (1598-1621).

Don Francisco nació en Tordesillas siendo educado en la corte de Felipe II. Su abuelo materno fue Francisco de Borja (San Francisco de Borja). Pertenecía a una familia con tradición en el cargo de Adelantado de Castilla desde 1412.

Fue el hombre más poderoso del reinado de Felipe III. Se hizo inmensamente rico a costa de saber manejar el tráfico de influencias, la corrupción y la venta de cargos públicos. Por otra parte fue un verdadero mecenas en la ciudad de Lerma en Burgos, donde empleó gran parte de su fortuna en engrandecerla y embellecerla contratando a los más sobresalientes arquitectos y utilizando los mejores materiales.


4elduquedelermaporpedrono2

El duque de Lerma, por Pedro Pablo Rubens, 1603 (Museo del Prado).

Por su cargo de ministro del rey se convirtió en el hombre más cercano y de mayor confianza del monarca consiguiendo incluso que este trasladase la Corte de Madrid a Valladolid (1601). El duque efectuó una magistral operación inmobiliaria seis meses antes del traslado, comprando propiedades e invirtiendo en su propio beneficio. Es lo que modernamente se conoce como especulación. Algunas de estas propiedades, como la llamada Huerta de la Rivera, se la vendió años después al rey, pocos meses antes del regreso de la corte a Madrid. Compró también un palacio a don Francisco de los Cobos, edificio que vendió al año siguiente también al rey y que fue convertido en palacio real.

El regreso de la corte de Felipe III a Madrid en 1606 se hace también por la influencia y los consejos del duque de Lerma. Los historiadores piensan que este regreso estaba preparado de antemano y que el duque nunca tuvo la intención de abandonar por completo Madrid. Se sabe por los documentos que se conservan que ya en 1603 existen ciertas maniobras y acuerdos entre el alcalde de Madrid y el duque.

Francisco de Sandoval pertenecía a una familia de la nobleza española. Sus padres eran don Francisco de Sandoval, marqués de Denia, y doña Isabel de Borja, hija del duque de Gandía. Su tío el arzobispo de Sevilla, don Cristóbal de Rojas y Sandoval le educó en la corte madrileña de Felipe II y logró introducirle en el puesto de menino del príncipe Carlos, hijo de Felipe II y de su primera mujer María Manuela de Portugal...


4documentode1611enelqueku8

Duque de Uceda. Cristóbal Gómez de Sandoval-Rojas y de la Cerda, I duque de Uceda, II marqués de Cea, V marqués de Denia, caballero de la orden de Santiago (1581 - Alcalá de Henares, 31 de mayo de 1624), político español. Sucedió a su padre, el duque de Lerma como valido de Felipe III.


4palaciodeucedaodeloscodj7

Una de las obras más destacadas de su gobierno fue la construcción del Palacio de los Consejos o del duque de Uceda, diseñado por Francisco de Mora, aunque las obras las dirigiera Juan Gómez de Mora y Alonso Turrillo, de 1608 a 1613. Situado en pleno Madrid de los Austrias en la calle Mayor esquina con la calle Bailén, es un edificio representativo de la arquitectura palaciega del siglo XVII. Fue el palacio Ducal de Uceda, pero a su caída, fue adquirido a censo reservativo por la corona y en él vivió y murió la reina madre Mariana de Austria, cuyo retrato, con tocas de viuda, se conserva en una de sus salas.


Libros recomendados


elduquedehierroduquedeavj4

El duque de hierro (Duque de Alba) de Manuel Fernández Álvarez


carlos1biografiazr6

Biografia de Carlos I


1losgeneralesdeflandesdg1

Los generales de Flandes


1lagranestrategiadefelijz1

La gran estrategia de Felipe II


1lahistoriadeunaobsesinlu3

La Historia de una obsesión, Felipe II y su época


1felipeiipj7

Felipe II


5estatuaenbroncedelreyfmf2

Estatua en bronce del rey Felipe II de España (1527–1598). Realizada entre 1551 y 1553.. Realizadas por leone Leoni y su hijo Pompeo Leoni



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al Rey Felipe II. También espero haber contribuido con esta extensa recopilación, en la divulgación histórica de este gran personaje.


Fuentes y agradecimientos: wikipedia, biografiasyvidas, fuenterrebollo, ciudadpintura, acerosdehispania, provincia.fc,  artehistoria, webgalleryofart, cvcervantes, patrimonionacional, pasapues, ebrisa, tmola, artehistoria y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Felipe II 
 
Geoffrey Parker: "Felipe II gobernó el primer imperio global de la historia"


El historiador e hispanista británico presenta en El Escorial 'Felipe II. La biografía definitiva'


 01_1543335608_582329

Geoffrey Parker, escritor e historiador, fotografiado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en 2001

"A Felipe segundo le perdió la presunción de creer que lo sabia todo". Son palabras de Geoffrey Parker, hispanista de la Universidad de Ohio y gran experto mundial en el llamado rey prudente, que hoy presentó en El Escorial Felipe II. La biografía definitiva (Planeta). La nueva obra de Parker, de 1380 páginas, multiplica muy sensiblemente la extensión y la información del libro que él mismo había dedicado al rey español en 1984. Parker ha tenido esta vez acceso a archivos que se creían perdidos y a más de diez mil documentos escritos por Felipe II de puño y letra, así como a cartas y consejos enviados por su padre. De hecho, el emperador Carlos V fue el gran espejo en el que siempre se miró su sucesor: "Felipe II se midió con su padre y siempre tuvo la sensación de que no estaba a la altura", afirma Parker. "Solo tenia que conservar el imperio pero perdió en la guerra de Flandes lo que no quiso mantener en la paz".

Según Parker, el rey en cuyos territorios nunca se ponía el sol tuvo el gran acierto de conservar América frente a las revueltas de los Pizarro, el hijo de Hernán Cortés y López de Aguirre, pero no supo enfriar los ánimos de los protestantes flamencos. ¿La razón? Creer, dice Parker, que lo sabía todo. Por un lado tenía el mejor sistema de correo del mundo y la mayor red de espías y de embajadores. "En esto se parecía al presidente de una multinacional actual. Gobernó el primer imperio global de la historia", dice Parker. Que añade una última causa para la soberbia del monarca: creer que dios guiaba sus pasos. "Cuando crees que Dios está detrás de todo lo que haces crees también que no necesitas un plan b". ¿Hay algún personaje de la política contemporánea que se parezca a Felipe II? "Tal vez el presidente Bush que como sabemos decía tener con Dios la misma relación que Felipe II".


 02_1543335715_897861

'Felipe II. La biografía definitiva' de Geoffrey Parker. En esta biografía, que ya quedará como la definitiva de Felipe II, Geoffrey Parker ha utilizado toda la documentación que ha estado recopilando desde los años 70 del siglo XX y, sobre todo, la que salió a la luz en 1998 con motivo del IV centenario de la muerte del rey para pintar un retrato exacto, íntimo del individuo que tuvo un papel primordial en la formación del mundo moderno. Su incapacidad para confiar en alguien, su inflexibilidad, su negativa a llegar a un acuerdo con protestantes y musulmanes, sus obsesión con la religión, la magia, y las Artes, su apoyo a la Inquisición, y sus relaciones de familia aparecen aquí descritas con todo detalle.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Felipe II 
 
El bulo que intentó debilitar el reinado de Felipe II

Una "falsa nueva" difundida en 1564 aseguraba que el rey había sido asesinado de un "arcabuzazo"



 00_1543396766_622055
 
Retrato de Felipe II, realizado por Tiziano. MUSEO NACIONAL DEL PRADO

Nadie los llamaba “bulos” en el siglo XVI, pero el efecto de lo que en aquella época se denominaban “falsas nuevas” podía ser igual de devastador e incluso podía llegar a debilitar un imperio. Siglos antes de que se acuñara el término “posverdad” y de que la difusión de falsas informaciones acaparara el foco mediático, especialmente durante acontecimientos políticos decisivos como las campañas electorales, las también llamadas hace más de 450 años “nuevas sin fundamentos pretendían, al igual que los bulos, “sabotear, dañar o perjudicar a la monarquía o a otra institución o persona a la que fueran referidas”, explica María de la Almudena Serrano Mota, directora del Archivo Histórico de Cuenca.

Un ejemplo de la trascendencia que podían llegar a alcanzar estos bulos centenarios es una “falsa nueva” difundida en 1564, cuando “se hizo correr la noticia de que el rey español Felipe II había sido asesinado de un arcabuzazo”, añade Serrano Mota. Según detalla la historiadora en un correo electrónico, “nunca se supo de dónde partió”, en alusión a un documento de la época que literalmente señala que “no se avía podido saber el origen ni fundamento que avía tenido [sic]”. Pero “el peligro”, continúa Serrano Mota, “estaba en que la falsa nueva saliese de Madrid, cruzase los Pirineos y recalase en Flandes, Francia, Inglaterra o incluso los territorios americanos, ya que, ante la ausencia de autoridad, se podía suplantar el poder, organizar revueltas, someter a los soldados que estaban fuera de España o que estos desertasen”. Además, aquel rumor de asesinato podía dañar gravemente “la imagen del personal que cuidaba del rey”, por no haber protegido adecuadamente su vida.
 
“Y en una época en la que las comunicaciones eran lentas, donde los espías abundaban y los mercaderes eran agentes de negocios que contribuían, en muchos casos, a difundir rumores de puerto en puerto había que tener una red de información apropiada” para neutralizar cuanto antes aquellas mentiras, apunta la historiadora.

¿Qué hizo Felipe II en una época sin Internet, radio ni televisión? Cuando el rey, que estaba reunido en las Cortes que se estaban celebrando en 1564 en Monzón (Huesca), tuvo conocimiento de la información que se difundía sobre él “inmediatamente escribió de su puño y letra a los embajadores en Génova y Francia” a quienes hizo llegar dos veces la misma carta, tanto por tierra como por mar, para evitar las “fatales consecuencias de que un correo se perdiese o fuese interceptado”, rememora María de la Almudena Serrano Mota. Y en una de aquellas misivas, según los documentos a los que alude la historiadora, Felipe II escribió: “Todavía porque aquella carta va por Francia a la ventura, con un correo particular, he querido avisaros con este que va por mar de la falsedad desta nueva y cómo gracias a Nuestro Señor, yo quedo muy bueno y atendido a dar fin a estas Cortes”.
Más entradas de este blog
 
Pidió además el Rey que se remitieran “las cartas que van con esta para los duques de Saboya y Sessa, con estafeta propia, que son sobre lo mismo, pues veis quánto cumple que se sepa en todas partes los cierto”. “En esta última frase está la clave: la verdad debía conocerse cuanto antes”, analiza la directora del Archivo Histórico de Cuenca.

El supuesto asesinato de Felipe II no es el único ejemplo. En los archivos históricos de España hay bulos documentados “desde la Edad Media”, añade Serrano Mota. Otro caso de difusión de falsas informaciones, que señala la historiadora, ocurrió en el año 1648, cuando llegó a Sanlúcar de Barrameda un navío procedente de Caracas, que traía literalmente la información de “la voz que corría de lo de Filipinas, y se dijo que, no obstante el poco fundamento de lo que se hauía dibulgado, se quedaua tratando de apurar de dónde hubiese salido este rumor, y que de lo que resultase se daría quenta a Vuestra Magestad [sic]”. “Lo de Filipinas” era una supuesta sublevación contra la Corona española en el archipiélago asiático que resultó ser falsa.

También en 1882 un periódico publicó que había “una epidemia de cólera en México”. Según la directora del Archivo Histórico de Cuenca, lo inmediato fue “reunir a la Junta de Sanidad” para frenar la epidemia y, como medida previa, enviar un telegrama al cónsul de Veracruz, quien finalmente negó el rumor.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Felipe II 
 
000_1556214899_679930



España e Inglaterra, unidos contra el mito más grande jamás contado

El congreso internacional sobre la Gran Armada y la Contra Armada que se celebra estos días en Cartagena pretende limpiar de mentiras estos dos hechos históricos



 untitled_1556214743_832119

Sesión inaugural del I Congreso Internacional de la Armada española de 1588 y la Contra Armada inglesa de 1589 -

La frase más famosa atribuida a Felipe II al conocer la suerte de la Grande y Felicísima Armada es simplemente falsa. La cita «yo no mandé a mis barcos a luchar contra los elementos» apareció 40 años después de la malograda empresa. Lo cual no quita que la tormentas, y no los ingleses, causaran la gran mayoría de bajas de la mal llamada Armada Invencible. Ayer, los últimos restos de aquella empresa, sus cronistas, sufrieron de nuevo en Cartagena tempestades en forma de la gota fría que azota el levante español.

Con el cielo revuelto, se inauguró este martes el I Congreso Internacional de la Armada española de 1588 y la Contra Armada inglesa de 1589, que se celebra hasta el viernes en el Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena. Un encuentro internacional donde investigadores y expertos de numerosas naciones, la mayoría británicos y españoles, quieren poner en común los descubrimientos arqueológicos y documentales más recientes. «Nos reúne el deseo de hacer historia. Nada más y nada menos. Estamos ante uno de los casos más claros de alteración consciente de los hechos que ha sufrido la humanidad. No solo en el sentido de esconder la verdad, sino de contar algo distinto a la realidad», aseguró Iván Negueruela Martínez, director del Museo de Arqueología Subacuática de Cartagena, en la apertura del congreso.

En palabras de Negueruela, gran impulsor de estas conferencias, durante «siglos hubo una fractura letal entre las conclusiones de los investigadores españoles y los ingleses. Hoy, la consigna es clara: que lo que la guerra unió en 1588 no lo separe la historia. Viejos enemigos buscan esta semana derribar los últimos mitos persistentes que cobija la Guerra anglo-española (1585-1604).

«Ahora nos reunimos como amigos para la conquista de la verdad. Aquí no hay Brexit», apuntó en la sesión inaugural Colin Martin, que ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la búsqueda de los pecios de la Armada española en las costas escocesas e irlandesas y a conectar con «el lado humano y la agonía» que sufrieron aquellos náufragos. Este arqueólogo subacuático, que dio el salto por casualidad de la prensa al buceo científico, reconoce que de joven admiraba a Francis Drake, al que sigue respetando como personaje histórico, pero que con el tiempo y los datos ha terminado por rendirse ante las figuras de Martínez de Leyva y Martínez de Recalde, dos oficiales que «podían haber cambiado la suerte de la Gran Armada de estar al mando».

Colin Martin cuenta con un amplio respeto en el mundo académico internacional desde el descubrimiento de varios barcos españoles hundidos con prácticamente toda la munición intacta, lo que puso en cuestión el mito de que los españoles no habían podido disparar a los ingleses tras el encuentro en Gravelinas por falta de munición.


 00_1556214720_864702

Enfrentamiento naval entre España e Inglaterra de 1588


A vueltas con la munición

«Aparte de que la prioridad española no era disparar sino mantener la formación, parece que los barcos de Felipe II no tenían una adecuada correlación de sus municiones y su artillería», defendió ayer el escocés. Una interpretación que no todos los autores comparten: «El mito de que la Armada se quedó sin munición ciertamente es falso, como se ha visto en los documentos, pero tampoco se puede sostener que su artillería fuera diferente o deficiente», replicó Manuel Gracia Rivas, miembro del comité científico de este congreso.

Por su parte, el finlandés Mikko Huhtamies recordó que la partida no afectó solo a España, Inglaterra o Irlanda, sino a todo el Báltico. «El Rey sueco Juan III era un gran admirador de Felipe II, a pesar de que su país era protestante. Aprovechando que Suecia tenía cañamo y alquitrán, se convirtió en un aliado comercial fundamental para que tomara forma la Gran Armada, incluida una veintena de urcas», expuso Huhtamies. Así lo corrobora una investigación en marcha de Jorge Aguilera López, de la Universidad de Barcelona, que considera que «Felipe II vio una oportunidad entonces de alzarse como un árbitro en el Báltico».

María Gracia Ríos, profesora de la Pontificia Universitaria Católica del Perú, quiso recordar las numerosas e insospechadas implicaciones que tuvo la guerra en ambos lados del charco. «Los ataques de Drake en América calaron en el imaginario colectivo y dieron pie a consecuencias más allá de lo económico. Tras sus saqueos, los ingleses plantearon argumentos sobre la legitimidad de su presencia en el Nuevo Mundo e imitaron la imagen de los españoles recibidos como dioses», sostuvo Gracia Ríos. Porque, como en el acto inaugural recordó Negueruela, este no «está pensado como un congreso hecho por españoles y dirigido solo a españoles», sino como una obra tan global y colectiva como aquel imperio donde nunca se ponía el sol, salvo que las tormentas dijeran lo contrario.


abc.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Felipe II 
 
María Pita vengó a la Invencible

Un congreso desvela el pacto “patriótico” inglés para tapar un desastre naval mayor que el de la Gran Armada



 000_1556179890_984847
 
Trabajos de recuperación del galeón San Giacomo di Galizia, hundido frente a las costas de Ribadeo (Lugo) Christin Haemagi de Maritime Archaeology Ltd.

Apenas quedaban ya hombres con vida en aquella localidad costera de 4.000 habitantes. Así que María Mayor Fernández de la Cámara y Pita agarró el arma de un soldado muerto en combate y se lanzó desesperada contra el único alférez inglés que había conseguido sobrepasar los muros de A Coruña. Lo atravesó y despeñó su cuerpo junto a la escala por la que había ascendido. Era el 14 de mayo de 1589 y la escena que protagonizó María Pita forma parte de una historia prácticamente desconocida en España y en el Reino Unido: el desastre de la gigantesca armada (mayor que la Invencible) que la reina Isabel de Inglaterra envió a España tras el fracaso de Felipe II de invadir Inglaterra. Hasta ahora se creía que Pita había defendido su ciudad solo de los piratas. Un pacto "patriótico" entre el corsario sir Francis Drake y el comandante de la reina inglesa, John Norris, ocultó la historia 450 años. “De los 27.667 hombres que formaban la flota inglesa de 180 naves, solo volvieron a reclamar su paga 3.722”, explica el historiador Luis Gorrochategui, autor del libro Contra Armada y ponente del I Congreso Internacional La Armada Española de 1588 y la Contra Armada Inglesa de 1589, que se celebra desde el martes en Cartagena y organizado por el Ministerio de Cultura y Deporte.

Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo, almirante de Acción Marítima, cree que los españoles han terminado “aceptando nuestra leyenda negra”, pero sostiene que ya es tiempo de “sacar a luz la verdad”, que empieza poco tiempo después de que Felipe II diese por fallida su empresa de invasión. El grueso de los barcos españoles sobrevivió al desastre, y se refugiaron en Santander para ser reparados, un momento de debilidad que aprovechó Isabel para crear su propia Contra Armada. Al frente de la flota, colocó al corsario Drake y comandando el ejército al reputado militar John Norris.

El plan, a grandes rasgos, consistía en atacar los galeones españoles en reparación en Santander, saquear la ciudad, dirigirse a continuación hacia Lisboa, provocar la sublevación contra España, tomar una isla de las Azores para esperar la llegada de naves cargadas de oro de América y, posteriormente, invadir Brasil. Pero si algo podía salir mal desde el principio, esta vez ocurrió.
 

 00_1556179678_151486

'María Pita cargando contra os ingleses ' de Arturo Fernández Pita (1889). / Patrimonio Artístico Municipal de A Coruña

El 28 de abril de 1589, 180 barcos y 27.667 hombres —la Gran Armada española la componían 137 barcos y 25.696 hombres— zarpa de Plymouth hacia Santander. Pero el puerto castellano no era tan débil y Drake toma una decisión intermedia: atacaría la desguarnecida A Coruña, con muralla medieval, con un castillo en el islote de San Antón y con solo unos 500 soldados.

Los ingleses fondearon frente a la ciudad. El 5 de mayo, 1.500 soldados tomaron la playa de La Marina pillando por la espalda a los defensores. Los asediados se replegaron tras los viejos muros de la parte alta y los invasores comenzaron a excavar un túnel con la intención de volarlos. El gobernador militar, el marqués de Cerralbo, ordenó entonces a las mujeres que reforzaran el tramo minado. Se produjo una tremenda explosión, pero los gases no encontraron salida y buscaron escapatoria por la boca de entrada, donde se hallaban las tropas inglesas. La masacre fue absoluta, más de 300 muertos.
 

 01_1556179648_585714

Espada de lazo atribuida a la Armada Invencible hallada en el puerto de A Coruña. / Miguel San Claudio

Pero no quedaban hombres para la defensa. Las mujeres se encaramaron entonces a los muros y lanzaron piedras que reventaban los cráneos de los soldados. La lucha era a muerte. La flota inglesa decidió retirarse, pero volver a embarcar podría ser mortal. En el puente del Burgo, de más de 100 de longitud, a unos tres kilómetros de A Coruña, los españoles abatían a los ingleses que intentaban cruzarlo, hasta que lo mejor del ejército de la reina hizo huir a los defensores a los montes y aldeas. Los ingleses habían perdido más de 1.500 hombres y miles de heridos.

Vueltos a sus barcos, ponen rumbo a Lisboa, donde unos 5.000 soldados españoles profesionales los esperan. El 31 de mayo realizan una gran encamisada —una acción de comando nocturna que ocasionó centenares de bajas inglesas-; y, el 3 de junio, el virrey de Portugal aplastó el regimiento del coronel Brett, que murió en batalla. Al día siguiente, Norris intentó huir, pero fue descubierto y perdió dos banderas.
Posteriormente, el adelantado de Castilla, Martín Padilla, con galeras y brulotes –barcos incendiarios- remata a la flota de Drake en cabo Espichel, donde hundirá ente cinco y siete barcos. Norris, a su vuelta, está a punto de llegar a las manos con Drake y lanza un llamamiento al patriotismo: la misión será ocultada para siempre.

Se escribirán panfletos exculpatorios que, junto a la Leyenda de la Armada Invencible, extenderá William Cecil (1520-1598), barón de Burghley, mano derecha de Isabel I, y se ocultará la derrota. “Felipe II, en cambio, apenas hizo nada. Para él era una acción más, olvidando el desastre de los otros y aceptando una falsa leyenda. Las banderas que Norris perdió en combate han sido restauradas y lucen en la catedral de Sigüenza. Si Drake hubiese ganado, hoy no se hablaría español en América”, concluye Gorrochategui, que deja entrever una sonrisa en mitad del congreso ante la seriedad de los historiadores británicos que no dicen nada.



 02_1556179609_202649

Pecio de cañón hallado en cabo Finisterre. / Miguel San Claudio


Galeones frente a las costas gallegas
 
Miguel San Claudio, arqueólogo de las universidades de Lisboa y Texas, calcula que el número de naves históricas que guardan las costas gallegas se acerca a las 1.700. Las condiciones meteorológicas de esta parte del litoral –con fuertes vientos del noreste- hacía muy difícil la navegación a vela cuando se intentaba poner rumbo norte y muchos barcos se hundían.

Las consecuencias de estas condiciones permanecen en el fondo marino, pero suponen un verdadero tesoro científico para los expertos. A pocas millas de las costas, e incluso muy próximos a ella, descansan los pecios de cientos de galeones, urcas, galeras, fragatas... Como el de un galeón inglés de Drake, aún no identificado en las islas Cíes, en un saliente llamado Punta de Cañón. Los descubrimientos se repiten en Bares, Cariño, A Coruña –donde se hundió el galeón Regazona, cuyos cañones recuperados sirvieron para defender la ciudad de la Contra Armada-, Vigo, Camariñas…

“Es nuestra historia”, cuenta, al tiempo que se queja de la falta de especialistas y de una política decidida para extraer los yacimientos subacuáticos. “Le dices a los políticos que has encontrado los restos de una expedición y te responden que si llevan allí 500 años, no pasa nada porque sigan un poco más, que ahora no hay dinero”, y tuerce el gesto al recordarlo.


Vicente G. Olaya / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 0 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario