Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 4 de 4
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4
 
WIMBLENDON 2019
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WIMBLENDON 2019 
 
Djokovic tumba a Federer en la final más larga de la historia

El serbio venció al suizo, que tuvo dos bolas de partido en una final (4h:55) que se resolvió en el desempate del quinto set. Es su 16º título de Grand Slam.



 01_1563129368_572054

Novak Djokovic le cerró la puerta de nuevo a Roger Federer en Wimbledon con una victoria sintomática que le confirma de nuevo como el gran dominador del tenis mundial y deja al suizo de casi 38 años con la sensación de que quizá ya no podrá aumentar su cuenta de títulos de Grand Slam, que está en 20.

En una final preciosa y vibrante, el serbio (32) repitió título y suma ahora 16, cuatro menos que su rival y dos por debajo de Nadal (18): 6-7 (5), 6-1, 6-7 (4), 6-4 y 13-12 (3) en 4h:55. La final más larga de la historia tras las 4h:48 del Nadal-Federer en 2008. El hecho es que ha ganado cuatro de los últimos majors: Wimbledon 2018 y 2019, US Open 2018 y Australia 2019. En Londres levantó su quinto trofeo en siete finales ante un Federer que lo dio todo pero que terminó hincando la rodilla ante el actual rey por tercera vez en el duelo por título del grande británico. Fue su 48º enfrentamiento (26-22 para Nole), el 16º en el más alto nivel (10-6 gana el balcánico) en su quinta gran final (4-1 Djokovic).

El primer set, que duró una hora, de dirimió por pequeños detalles, quizá por algún error más de los que tocaban por parte de Federer (14), que sacó mejor y no aprovechó la única oportunidad de quiebre que tuvo en el cuarto juego. Djokovic no inquietó tanto al helvético al resto, pero se mantuvo frío y en el desempate fue capaz de levantar un 5-3 en contra, ganando los últimos cuatro puntos para adelantarse en el marcador global.

La tensión podía cortarse con un cuchillo. Roger no tenía motivos para estar demasiado disgustado por lo que le había ocurrido en el tie-break y atacó a muerte. Con dos quiebres de inicio en la segunda manga, puso tierra de por medio (3-0). Sus partidarios gritaron con furia y se escuchó varias veces un “¡Vamos!” en castellano y con el tono de Nadal desde la grada. No era el balear, claro, que ya descansa en casa. Federer, en trance, subió a 4-0 y no paró de percutir con clase y determinación y rompió una tercera vez el saque de Nole. El parcial era suyo en 26 minutos y con la moral recuperada.

Djokovic parecía estar grogui, pero no tanto como para irse a la lona. Federer siguió a lo suyo, revés por aquí, dejada por allá, valientes subidas a la red con plásticas voleas… Haciendo fáciles las cosas difíciles, como dijo Nadal tras perder contra él en semifinales. El número uno apretó para asegurar al menos sus saques. En un día nublado, el sol se abrió paso por momentos, como el juego del Genio de Basilea. El duelo se niveló otra vez, bueno para los intereses del tenista de Belgrado que, sin embargo, estuvo con el agua al cuello en el peor momento, cuando sacaba con 5-4 en contra. Tiró un par de derechas fuera y se comió un bote pronto maravilloso de su rival, pero con el saque y un fallo inesperado despejó una bola de break. Con toda su potencia en funcionamiento forzó luego otro desempate. Djokovic enganchó un 5-1 y, aunque Federer no se entregó fácilmente, volvió a ganarlo y a ponerse por delante.

Sir Roger perdió algo de energía tras este segundo contratiempo, un tanto azaroso, que encajó sin haber concedido hasta entonces ni una sola opción de quiebre a su oponente. Le quedaba orgullo para un poco más de baile, de saque y volea. Djokovic no tenía prisa. Las nubes habían vuelto a cubrir el cielo. Y en estas, resurgió el suizo, se desconcentró su adversario y él, sublime, se puso con 3-2 y saque, camino de la igualada, del set decisivo. Lo abrochó con otro break, el quinto, a pesar de perder después su servicio por primera vez. Mucho mérito.


 000_1563130732_151199

Djokovic confirma su dominio en una magnífica oda al tenis.


Último tramo memorable

Ya al límite, los dos titanes bajaron la cabeza y continuaron peleando con lo que tenían. Federer, animado por la cercanía de una nueva resurrección; Djokovic, por la continuidad de su más reciente dominio. Sólo podía ganar uno y se postuló primero el serbio, aliado con la red, que favoreció sus intereses en un par de roces: 15-40 y ventaja posterior, a las puertas de un 3-1 que no llegó por la grandeza de su rival. Se repitió la situación dos juegos después y está sí que acertó Nole. Con 4-2, no consolidó el break. El público estalló, porque más emoción ya casi no cabía

El espectáculo continuó y no decayó, se vino arriba. Federer rompió para el 8-7 y luego no fue capaz de aprovechar dos puntos de partido con su saque cuando el público, mayoritariamente a su favor, celebraba ya el triunfo. Tremendo. El sol apareció al final y jugó su papel molestando al que le tocaba la parte no sombreada. En el 22° juego, Federer estuvo a punto de arañar con su magia otro quiebre contra un 40-0, pero se llegó al 12-12 después de una exhibición de saque-red del helvético. Increíble. Histórico. Primer año en Wimbledon con desempate en el quinto set al llegar a ese tanteo y se da en la final. Djokovic cogió ventaja y presionó mucho. Parecía difícil que ganara un tercer tie-break en semejante partido, pero lo hizo atizando con su revés y puso fin a una final esplendorosa, que quedará para los restos como una de las mejores de siempre. Su celebración fue peculiar, agachado en la pista, mirando fijamente a la grada que había celebrado muchos de sus fallos, tocó la hierba y luego se golpeó el pecho. Había vencido contra todo y contra todos.


as.com / AGENCIAS




     

Djokovic venció a Federer. Ambos jugadores relizaron un partido épico de poder a poder. El número uno revalida título en el grande británico (7-6, 1-6, 7-6, 2-6 y 13-12) y se queda a cuatro Grand Slams del suizo en la carrera por ser el tenista más laureado de la historia.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WIMBLENDON 2019 
 
Felicitar a Djokovic por la victoria he podido ver el 5º set y ese 12 a 12 para jugárselo todo en el tiebreak, curioso que Djokovic ha ganado la final con 3 tiebreak.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WIMBLENDON 2019 
 
Federer: “No puedo creérmelo”

A sus 37 años, el suizo deja escapar una oportunidad de oro en una final de etiqueta que impulsa a Djokovic. El serbio (16), más joven, se queda a dos ‘majors’ de Nadal (18) y a cuatro de Federer (20)



 000_1563177495_915274

Federer, cabizbajo durante el partido contra Djokovic en Londres. En vídeo, declaraciones del serbio tras ganar su quinto Wimbledon. Pool REUTERS

Son tiempos de contradicción en el tenis. Paradójicamente se reclaman nuevas figuras que se resisten a llegar, pero en el fondo asusta imaginar una nueva época sin un tridente que está llevando el concepto de la competición hasta límites insospechados. Pese a que la raqueta ha fraguado históricamente rivalidades maravillosas, ninguna como la que han ido construyendo Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic a lo largo de las dos últimas décadas. Pugnan entre ellos, pero el trasfondo de la lucha tiene mayor profundidad y los tres se han quitado las caretas.

“Me encantaría ganar el máximo número de Grand Slams posibles. No creo que ninguno de nosotros esté jugando por diversión, sino por ser el mejor”, expone abiertamente el serbio, que revalidó el título obtenido el año pasado después de una final épica, convirtiéndose en el primer tenista que gana una adjudicándose tres tie breaks. Volvió a masticar la hierba de la central inglesa Djokovic, que asestó un golpe certero a la carrera hacia el infinito. Elevó su decimosexto trofeo del Grand Slam y privó a Federer de su novena sinfonía en Londres, del que hubiera sido el vigesimoprimer major del suizo.
Golpe duro para él, pues.


 01_1563177324_427617

Federer pasa al lado de Djokovic en la ceremonia de entrega del trofeo de Wimbledon.

“Siento que he perdido una oportunidad increíble, no puedo creérmelo”, admitió ante los periodistas RF, que en 2010 y 2011 ya cedió contra Djokovic en las semifinales del US Open, las dos veces, habiendo dispuesto de dos match points. “Quizá me siento triste, decepcionado, enojado... Sinceramente, no sé qué siento en este momento”, prolongó con una decepción muy evidente, reflejada también en el lenguaje corporal. “Soy el perdedor las dos veces, así que es la única similitud que encuentro...”, cerró con un leve toque de humor cuando se le planteó el paralelismo con la final perdida ante Nadal en 2008.

Durante el último lustro, Federer (37) regresó de las tinieblas y alzó tres grandes trofeos, pero contabiliza otras tres finales perdidas. Mientras tanto, después de otro periodo sombrío, Djokovic (32) activó el turbo hace exactamente un año y hay muy pocos que puedan ponerle freno. Se trabó en París en una cita tormentosa con Dominic Thiem, pero el resto de apariciones en los escenarios de máxima alcurnia las cuenta por victorias. Son ya cuatro majors desde el impulso cogido en Londres la temporada pasada, y en septiembre tendrá a tiro igualar sus estaciones más prolíficas, 2011 y 2015, cuando celebró tres en cada una.

Ese último año abrió una extraordinaria secuencia que tuvo un peligroso paréntesis tras conquistar por primera vez París, en 2016, y que le ha conducido a festejar nueve grandes títulos durante el último lustro. En esta franja tan solo se le escapó la final del US Open de hace tres años, frente a Stan Wawrinka. E intimida ahora con 16 majors, acechando peligrosamente a Nadal, este con 18. El mallorquín encuentra un seguro de vida en Roland Garros, pero más allá de las fronteras del Bois de Boulogne solo ha sido capaz de triunfar últimamente en Nueva York, hace dos ejercicios.


 02_1563177447_683734

Djokovic discute una decisión al árbitro Damián Steiner. Ben Curtis AP

Nadal sufrió un vacío significativo de 2014 a junio de 2017, pero después se repuso y en las tres últimas campañas se ha hecho con cuatro premios mayores. No obstante, queda ya lejano el triplete dorado de 2010, cuando se encumbró en Francia, Londres y Nueva York, esta última ciudad ya en el punto de mira de Djokovic, porque así lo exige el calendario. En la recta final del verano, el circuito viajará al cemento norteamericano y ahí dispondrá Nole de otra oportunidad para dar otro paso de gigante hacia su inmenso objetivo.

“Cuando era un niño solía hacer los trofeos con diferentes materiales en mi habitación”, contaba este domingo el de Belgrado sobre el césped de Wimbledon. “Mentalmente ha sido el partido más exigente que he jugado nunca. Físicamente, la final contra Nadal en Australia [2012] me exigió más, pero a nivel mental esto ha sido de otro nivel...”, puntualizó. “Esta final figura entre las tres mejores finales que he jugado, y además contra uno de los grandes de la historia de nuestro deporte. Es irreal ganar después de levantar dos pelotas de partido. Es extraño jugar un tie break en el quinto set… Todos estaban sufriendo, mis padres también, a los que agradezco que hayan venido”, prolongó Djokovic, que manda en los cruces particulares contra Federer por 26-22.


 00_1563177246_642962

Roger Federer se lamenta tras perder la final.

“Ha sido un partido que se recordará durante mucho tiempo, pero yo trataré de olvidarlo lo más pronto posible”, afirmó mientras el de Basilea, que ganó su primer Grand Slam en 2003, cómo no, en Londres. “Intentas olvidar y coger las cosas buenas de este partido que son muchísimas. Es como en 2008... Volveré a verlo y pensaré que no estuvo tan mal después de todo. Por ahora duele, como debería, como cualquier derrota aquí”, continuó en la sala de conferencias.

Sea como fuere, él, Djokovic y Nadal se han hecho con los 11 últimos majors, con 50 de los 58 más recientes. Tan solo Andy Murray (3), Wawrinka (3), Juan Martín del Potro (1) y Marin Cilic (1) han conseguido interferir en mitad de una soberanía fuera de lo normal en el deporte.


Los tenistas con más Grand Slams


 03_1563177831_709981



elpais.com / AGENCIAS




   

La verdad debe de sentar muy mal, después de tanto esfuerzo y tener dos bolas de partido: perder, pero así es el deporte solo puede ganar uno.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 4 de 4
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario